Vuelve ‘La aventura del pensamiento’

La aventura del pensamiento
Museo Valenciano de la Ilustración y la Modernidad (MuVIM)
C / Quevedo, 10. Valencia

El Museu Valencià de la Il.lustració i la Modernitat (MuVIM) reabre la exposición permanente ‘La aventura del pensamiento’ tras unos mínimos ajustes técnicos realizados para su puesta a punto que, tal y como manifestó el diputado de Cultura de la Diputación de Valencia, Xavier Rius, no justificaban su cierre.

“No encuentro justificación para el cierre, fue innecesario y supuso quitar a la ciudadanía la oportunidad de disfrutar y acceder a la exposición permanente del museo que invita a reflexionar sobre el pensamiento de nuestra sociedad, algo muy necesario en este momento para poder avanzar como colectividad”, señaló Rius.

El diputado de Cultura presentó la reapertura de la exposición, junto al director del museo, Rafael Company, para hablar sobre la decisión de reabrir de inmediato ‘La aventura del pensamiento’, una propuesta que durante su periodo expositivo, desde julio de 2001 hasta el verano de 2014, ha sido visitada por cerca de 400.000 visitantes.

Imagen de la exposición permanente 'La aventura del pensamiento'. Cortesía del MuVIM.

Imagen de la exposición permanente ‘La aventura del pensamiento’. Cortesía del MuVIM.

Próxima reforma

Xavier Rius avanzó que la exposición está pendiente de una reforma para darle un aire de más modernidad y ajustar algunos flecos en las partes iniciales y finales del recorrido. El director del MuVIM, Rafael Company mostró su satisfacción por cumplir con una de las primeras declaraciones de intenciones tras su toma de posesión. “Anunciamos que abriríamos a la mayor brevedad posible y así lo hemos hecho, porque era una de nuestras opciones estratégicas y condición ‘sine qua non’ al asumir el reto”, destacó.

También señaló el director del MuVIM que la apertura de la exposición “significó una inversión estructural muy importante para la Diputación de Valencia, en junio de 2001, y su discurso sigue vigente”.

El director del museo explicó que el cierre de la permanente “ha afectado de manera dramática a las cifras de público del museo, porque las visitas a La aventura del pensamiento eran también un polo de atracción para las exposiciones temporales”.

Una demanda del público

Tal como confirmaron el diputado de Cultura y el director del MuVIM, es el público quien también ha demandado la reapertura de la exposición, y ya hay reservas realizadas para los próximos meses. Las fiestas navideñas son también una buena oportunidad para acercarse a conocer ‘La aventura del pensamiento’, un recorrido de unos 50 minutos de duración por los cambios históricos y sociales que convulsionaron el mundo a raíz de la irrupción del movimiento filosófico ilustrado.

Si bien el público escolar es el mayoritario en las visitas reservadas -la muestra ofrece una sintética panorámica de la historia contemporánea adecuada para estudiantes de los últimos años de Secundaria y de Bachillerato- la exposición es también una opción para el público familiar y el tejido asociativo y cívico.

‘L’aventura del pensament’ propicia al visitante la recreación del universo cultural, social y político del movimiento ilustrado y su influencia hasta la actualidad. Con la complicidad de la tecnología y del ingenio técnico, el montaje expositivo facilita la contextualización y lectura de la propuesta, organizada a modo de teatro invertido: escenografías fijas y público en movimiento a través de ellas.

Rafael Company (izda) y Xavier Rius, en la exposición permanente 'La aventura del pensamiento'. Imagen cortesía del MuVIM.

Rafael Company (izda) y Xavier Rius, en la exposición permanente ‘La aventura del pensamiento’. Imagen cortesía del MuVIM.

Tres mimos y 15 espacios expositivos

Tres mimos -un monje, una dama ilustrada y un científico contemporáneo- acompañan al público por los 15 bloques temáticos que recorren los acontecimientos de los últimos cinco siglos mostrando su evolución hasta la actualidad.

La propuesta comienza con una introducción y una presentación audiovisual y continúa con diferentes salas centradas en temas diversos: Sala del Scriptorium medieval, Sala de la Imprenta, Sala de la Revolución cosmológica de los siglos XVI y XVII, Sala dedicada a Descartes, los empiristas británicos, Newton y el materialismo de Julien Offray La Mettrie, Sala de las Tres puertas dedicada a las Creencias religiosas e ilustración, Sala de la Europa Ilustrada, Sala urbana con la maqueta a escala de la ciudad de Praga -concretamente la histórica calle Celetná-, Salón ilustrado decorado con pinturas del XVIII, Sala de la Ilustración valenciana y española, Sala de las luchas ideológicas del XIX, Templo de la ciencia, Sala del caos de la postmodernidad y por último, un espacio dedicado a la mejor cara de la humanidad en Occidente.

Las visitas a L’aventura del pensament, con una capacidad de 20 personas por pase, se ofrecen en cuatro idiomas: castellano, valenciano, francés e inglés. De martes a domingo se realizan cinco por la mañana, cada media hora, desde las 10:30 hasta las 12:30. Y por la tarde hay cuatro pases de martes a sábado, desde las 16:30 hasta las 18:00.

Imagen de la exposición permanente 'La aventura del pensamiento'. Cortesía del MuVIM.

Imagen de la exposición permanente ‘La aventura del pensamiento’. Cortesía del MuVIM.

Europa, cabaret del desencanto

Europa, cabaret del desencant
Escena Erasmus
Centre Cultural La Nau de la Universitat de València
C / Universidad 2. Valencia
Sábado 4 de julio 2015, a las 22.30 horas

En el verano de 1932, Federico García Lorca y Eduardo Ugarte, con el apoyo del gobierno de la Segunda República, pusieron en marcha La Barraca, un grupo ambulante de actores universitarios  que llevaban el teatro clásico a las zonas más deprimidas de la península Ibérica. En 2009,  surgió en la Universitat de València Escena Erasmus, un proyecto que recoge el testigo de aquella iniciativa cultural pero con un contenido más amplio, pues los actores y actrices que participan proceden de distintos países de Europa con el único requisito de estar disfrutando una beca Erasmus.

Aunque la crisis económica redujo su radio de acción, no logró enterrar esta singular iniciativa que ha sido copiada por otras universidades europeas como la de Cagliari, Padua, Marburg y Ankara. Cada curso se elige una pieza específica, casi siempre un clásico adaptado a los tiempos actuales, sobre la que los alumnos y actores trabajan.

Escena Erasmus y su Europa, cabaret del desencant. Imagen cortesía de la Universitat de València.

Escena Erasmus y su Europa, cabaret del desencant. Imagen cortesía de la Universitat de València.

Este año una pieza informal y desenfadada con un toque musical al estilo cabaret sirve para poner en solfa las políticas de austeridad imperantes en Europa. Europa, Cabaret del Desencant, es el grito esperanzado de unos jóvenes convencidos de que es posible forjar un futuro mejor, aunque la Europa que habitan incite al desencanto. Desde su perspectiva personal cuentan las miserias de su país en un espectáculo con muchos contrastes cuyo formato es un alegre cabaret berlinés. Destapa el lado más acre de la realidad europea: la austeridad, la crisis, la inmigración, la desigualdad, la injusticia, etcétera.

Aparte de la puesta en escena y representación teatral propiamente dicha, Escena Erasmus supone una inmersión de los estudiantes y actores en la vida de los pueblos que visitan. Un estimulante intercambio entre los jóvenes europeos y los habitantes de distintas zonas rurales que favorece a ambas partes. Por otra parte, se da una sinergia con la escena teatral valenciana como demuestra la colaboración de dramaturgos de la tierra que participan este año en la escritura de los textos.  Son: Maribel Bayona, Xavier Puchades, Guada Sáez, Patri Pardo, Eugenia Sancho, Pasqual Alapont, Javier Sahuquillo, Josep Lluís Sirera y Daniel Tormo.

Europa, cabaret del desencant. Imagen cortesía de la Universitat de València.

Europa, cabaret del desencant. Imagen cortesía de la Universitat de València.

Once actores, seis pueblos

El pasado fin de semana se inició en Gátova la gira estival de Escena Erasmus en la que participan once actores y actrices de diversos países europeos. Nueve son mujeres, las más exóticas una de Bulgaria y otra de la República Checa, y por una vez no hay italianos entre los estudiantes e intérpretes. Con una obra crítica sobre la actual política de austeridad, Escena Erasmus recorrerá seis municipios valencianos: Alcublas (28 de junio), L’Eliana (1 de julio), Ontinyent (2 de julio), Cullera (3 de julio) y Montesa (5 de julio). En el Centre Cultural La Nau se representará el día 4 de julio, a las 22.30 horas, dentro del Festival Serenates 2015.

Esta iniciativa es posible gracias al apoyo de la Universitat de València y del Área de Cultura de la Diputación de Valencia. Desde 2010, más de 20.000 personas han visto los espectáculos en las distintas giras en las que han participado a lo largo de la geografía española. Desde hace tres años recorren municipios valencianos. Hasta la actualidad se han llevado a cabo más de 40 representaciones en la provincia de Valencia que han sido vistas por 8.000 espectadores.
Además de la implicación de distintos vicerrectorados de la Universitat de València (Cultura e Igualdad, Internacionalización y Cooperación, Participación y Proyección Territorial), el proyecto cuenta con el patrocinio de la Fundació General de la Universitat de València y la colaboración de la Fundación SGAE.

Escena Erasmus. Cortesía de la Universitat de València.

Escena Erasmus y su Europa, cabaret del desencant.  Cortesía de la Universitat de València.

Bel Carrasco