Open Natura se va a la Fundación Antonio Pérez

Desechos encontrados
Certamen Open Natura 2015
Fundación Antonio Pérez
C / Julián Romero, 20. Cuenca
Viernes 16 de octubre, a las 20.00h
Hasta el 29 de noviembre de 2015

La iniciativa Open Natura surge hace cuatro años desde la Galería Imprevisual, en Valencia (Russafa), de la mano de Arístides Rosell y José Juan Gimeno. Este año tiene como particularidad, el traslado de sus instalaciones artísticas, habitualmente en la naturaleza, a los espacios de la Fundación Antonio Pérez (Cuenca).

La exposición con el título Desechos Encontrados se inaugurará el 16 de octubre del 2015, a las 20 h. Las obras permanecerán expuestas hasta el 29 de noviembre para todas aquellas personas que quieran acercarse a disfrutar de esta extraordinaria fusión entre arte y el espacio que le rodea, Site-specific art.

Clorofila, de Inma Abarca. Open Natura 2015 en la Fundación Antonio Pérez. Imagen cortesía de la organización.

Clorofila, de Inma Abarca. Open Natura 2015 en la Fundación Antonio Pérez. Imagen cortesía de la organización.

En esta ocasión los artistas son retados por los extraordinarios patios y espacios de exposición de la Fundación Antonio Pérez. Artistas: Aracelí Carrión, Bichobola-Creativo, Dilena Díaz, Elena Martí, Ferrán Capilla, Inmaculada Abarca, Jordi Arnal, José Juan Gimeno, Mario Molins, Miguel Ángel Aranda, Vicent Marco y Arístides Rosell.

La filosofía de Open Natura, según su coordinador José Juan Gimeno: Open Natura arranca desde el respeto hacia el medio ambiente, pero afianza su intervención en la naturaleza de una forma fundamentalmente artística. Con el precepto de que la obra instalada dialogue con el paisaje o espacio que le rodea, su particularidad medioambiental y su contexto social.

Open Natura quiere invadir el espacio desde la individualidad artística, con una propuesta de grupo ecléctica y materiales variados, que en ningún caso perjudiquen el medio natural. Algunos de estos materiales, en ocasiones, se desintegran en el tiempo de exposición o, por el contrario, sus características crean un valor de descontextualización. Open Natura nace con el objeto de la creación fuera del atelier, vinculado a la galería Imprevisual y a la vocación altruista de los artistas participantes.

Las especiales características del Paraje Rural la Ermita en Paracuellos de la Vega, Cuenca, ha sido siempre el enclave idóneo, donde discurrieron sus tres primeras ediciones, albergando diferentes artistas de la geografía española y de fuera de nuestras fronteras. El momento estético de las instalaciones artísticas adquiere relevancia entre árboles, viento o lluvia, el contacto entre lo creado y la magnificencia de la naturaleza pone en claro si el trabajo es aceptado por el medio, cuando ocurre, la naturaleza acepta la obra integrándola para ella misma y la magia se apropia del lugar.

El huerto de la sabiduría, de Arístides Rosell. Open Natura 2015 en la Fundación Antonio Pérez. Imagen cortesía de la organización.

El huerto de la sabiduría, de Arístides Rosell. Open Natura 2015 en la Fundación Antonio Pérez. Imagen cortesía de la organización.

El proyecto monográfico, con el título Desechos Encontrados, retoma esta vez el ámbito del objeto reutilizado, donde lo residual y el desperdicio son reinterpretados por la vía del arte. Al reutilizar lo que parece inservible, los artistas participantes confieren otro valor a lo despreciado para recontextualizar el valor objetual del desecho en una nueva configuración artística. El objeto como desecho y su posterior intervención justifican el objetivo de dicho proyecto expositivo.

¿Qué es arte y qué no? La eterna controversia donde el significado de la obra de arte se desestructura según los criterios de quien critica, de quien cura, de quien dictamina las tendencias del mercado o de quien valoriza el objeto de arte. Siendo éste uno de los temas recurrentes en diferentes contextos donde la critica juega un papel decisivo para definir el concepto “arte”.

¿Puede un simple objeto ser una obra de arte? La duda fue aclarada cuando se acuñó por vez primera el término de “arte encontrado”, a partir de las intervenciones reveladoras de Marcel Duchamp, a principios del siglo XX. En francés “objet trouvé”, en inglés found art” o “ready-made”, éste se describe como el arte realizado mediante el uso de objetos que normalmente no se consideran artísticos, a menudo porque no tienen una funcionalidad artística.

Árbol de la vida, de Ferran Capilla. Certamen Open Natura 2015 en la Fundación Antonio Pérez. Imagen cortesía de la organización.

Árbol de la vida, de Ferran Capilla. Certamen Open Natura 2015 en la Fundación Antonio Pérez. Imagen cortesía de la organización.

Cuando este “arte encontrado” entra por primera vez a los cotos de las galerías y los museos, provoca una verdadera catarsis y encuentra enormes resistencias. Se trataba de una renovación conceptual que en el contexto de esa época era una impostura, una provocación “intolerable”. Concedía valor a lo que habitualmente no encontraba espacio en los ámbitos expositivos. Distinguía y dignificaba un objeto “sin ningún valor”. Y aunque despectivamente surgió un discurso crítico calificándolo de “no arte”, la realidad es que no se trata de una mera transposición o mudanza. Se trata de una relectura en la que interviene con intensidad la actitud creativa del artista. Lo modifica, lo utiliza para modelar nuevos discursos, y el “objeto encontrado” puede aparecer como sujeto, como actor en un contexto diferente o integrado en un conjunto donde se palpa de primera mano el trabajo artístico.

El paralelo que da título a la exposición Desechos encontrados, alude por similitud a la Fundación Antonio Pérez, que alberga la muestra. Su creador Antonio Pérez, precursor del Museo del objeto encontrado, constituye el referente insoslayable. La delgada línea que separa los conceptos tanto para el objeto como para el desecho en su sentido de búsqueda o de encuentro son los referentes para configurar esta muestra expositiva.

Obra de en Open Natura. Imagen cortesía de la organización.

Objeto inteligente, de Elena Martí. Certamen Open Natura 2015 en la Fundación Antonio Pérez. Imagen cortesía de la organización.

 

Lucía Peiró y 34 artistas en la diversidad

Juntos en la diversidad. Exposición colectiva
Galería del Palau
C/ Del Palau, 10. Valencia
Hasta el 14 de mayo

Con dos simples cucharas, que fue golpeando contra suelos y paredes al ritmo de su libre albedrío, Lucía Peiró abrió la exposición ‘Juntos en la diversidad’ de la Galería del Palau. Su performance giraba en torno al concepto de gastronomía. Por eso iba probando con esas cucharas lo que daban de sí las duras superficies del hall de entrada al recinto expositivo. Buscaba sensaciones, como se buscan al frente de un buen plato. Y, para ello, Peiró no dudó en poner todo el alma, incluido el cuerpo, entregado todo a él a tan exquisita como provocadora experiencia.

Lucía Peiró, en un momento de la performance que abrió la exposición 'Juntos en la diversidad' en Galería del Palau.

Lucía Peiró, en un momento de la performance que abrió la exposición ‘Juntos en la diversidad’ en Galería del Palau.

El público allí congregado fue dejando paso a la artista, a medida que ésta progresaba en su avance rítmico. Poseída por un apetito ajeno a la evocada gastronomía, Peiró fue dejando muestras de lo alejado que estaba su performance del carácter instrumental asociado a las cucharas. No buscaba alimento alguno; no, al menos, alimento orgánico. Más bien se trataba de poner en escena ese otro alimento espiritual encarnado en el movimiento del cuerpo a la búsqueda de inquietantes sensaciones.

Ayudándose de las cucharas fue finalmente amontonando sobre un plato de madera una especie de harina, sacada con cuidado de una bolsa de papel marrón. Luego se paseó entre el público agitando el plato al tiempo que la harina iba cayendo sin control, provocando una suerte de estampida. Finalmente, depositó el plato ya vacío rebañándolo enérgicamente con una de las cucharas. La deconstrucción gastronómica había tocado a su fin. Y, con ella, la interrogación acerca del acto alimenticio, ése que va de Ferran Adrià a la más ancestral depredación.

Obra de Lupe Godoy en la exposición 'Juntos en la diversidad' en Galería del Palau.

Obra de Lupe Godoy en la exposición ‘Juntos en la diversidad’ en Galería del Palau.

Lucía Peiró abría así la exposición ‘Juntos en la diversidad’, que reúne obra de 35 artistas en una especie de comunión mística. Leído a prisa, el título bien pudiera transformarse en este otro: juntos en la adversidad. Porque la Galería del Palau, siempre en la cuerda floja por culpa de la pegajosa crisis, parece haberse querido animar juntando a los artistas; haciendo piña con ellos. Como si apretando filas, el azote del IVA y otras inclemencias culturales pudieran llevarse mejor.

Obra de Silvina Beranguer en la exposición 'Juntos en la diversidad' en Galería del Palau.

Obra de Silvina Beranguer en la exposición ‘Juntos en la diversidad’ en Galería del Palau.

Y ahí están las pinturas y esculturas de artistas sin duda diversos, pero hermanados por su creatividad. En tiempos de trincheras y compartimentos estancos, valga esta exposición ampliamente colectiva como prueba de cohesión en medio de la agrietada cultura. En el redoble de tambores de la Galería del Palau participan: Amparo Almela, Api, Fernando Barrué, Silvina Berenguer, Pilar Blat, Mariona Brines, Dilena Díaz, Marcelo Díaz, Bartolomé Ferrando, Fuencisla Francés, Lupe Godoy, Pasqual Gomes, J. Guimaraes, Rafael Hernández, Teresa Herrera, Lucía Hervás, Supi Hsu, Eduard Ibáñez, Néstor López, Pierre Louis, Martí Quinto, Lola Mas, José Megías, Juan Diego Miguel, Antonia Mir, Eva Mus, Joan Patón, Lucía Peiró, Paqui Revert, Susana Roig, Martí Rom, Carmen Sánchez Oroquieta, Sendra Lull, Miquel Simó y Hans Dieter Zingraff.

Pieza de Amparo Almela en la exposición 'Juntos en la diversidad' en Galería del Palau.

Pieza de Amparo Almela en la exposición ‘Juntos en la diversidad’ en Galería del Palau.

Obra de Mariona Brine y Martí Rom en la exposición 'Juntos en la diversidad' en Galería del Palau.

Obra de Mariona Brine y Martí Rom en la exposición ‘Juntos en la diversidad’ en Galería del Palau.

Pieza de Hans Dieter Zingraff en la exposición 'Juntos en la diversidad' en Galería del Palau.

Pieza de Hans Dieter Zingraff en la exposición ‘Juntos en la diversidad’ en Galería del Palau.

Obra de Lucía Hervás en la exposición 'Juntos en la diversidad' en Galería del Palau.

Obra de Lucía Hervás en la exposición ‘Juntos en la diversidad’ en Galería del Palau.

Lucía Peiró, en un momento de la performance con la que se inauguró Juntos en la diversidad en Galería del Palau.

Lucía Peiró, en un momento de la performance con la que se inauguró ‘Juntos en la diversidad’ en Galería del Palau.

Salva Torres

La esencia de lo femenino a través de la naturaleza

Huellas In-ciertas. La esencia de lo femenino a través de la naturaleza. Exposición de arte colectivo entre cuyos artistas encontramos a Evarist Navarro, María Cukier, Dilena Díaz, Antonio Samo, Chiara Sgaramella, Pilar García-Huidobro, Nuria Ferriol, Julia Casesnoves, Josep Aparici y Estela de Frutos.
Comisaria: Sara Abad Catalán
Gestión cultural: Vanesa Abad Catalán
En la Sala de exposiciones de la Facultad de Sociales
C/ De Albalat dels Tarongers, 0. Valencia
Hasta el 10 de Enero de 2014.

Esta exposición colectiva de arte propone una reflexión y una mirada dialogada en torno al vínculo entre Naturaleza y lo Femenino, entendiendo este último a través de conceptos clave como proceso, presencia, instante, cuerpo, receptividad, ecología, imaginación e instinto. A su vez las conexiones con elementos del entorno natural como paisaje, atmósfera, materiales o biología del medio establecerán claves de interpretación y apropiación de significados ocultos más allá de los valores culturales o sociales asociados. Se busca en este recorrido disociar lo femenino del género, en una sociedad que en muchos aspectos, todavía lo vincula a cuestiones de determinismo biológico.

Obra de Maria Cukier. Fotografía de Carlos Settier. Imagen por cortesía de la sala.

Obra de Maria Cukier. Fotografía de Carlos Settier. 

HUELLAS IN-CIERTAS recoge múltiples significados en sí, que viene a mostrar lo esquivo de esta esencia. Ese mostrar es abriendo, dejando a la vista lo que normalmente se queda oculto en lo visible e interpretando indicios a modo de huellas. (Huellas) refleja la memoria de lo que no está, la presencia de una ausencia, algo que hay que desvelar pararse a mirar, buscar e investigar porque no es evidente a primera vista. (In-Ciertas) apunta a la confrontación que se establecerá entre lo que se destila más allá de lo cultural, político o social, a través de esta mirada de lo biológico enraizado en el medio natural y lo que de hecho la conciencia colectiva construida respecto a lo femenino muestra en sí, despertando así valores que quedan ocultos en las sociedades contemporáneas (In), que a la vez han sido o son negados (In), (Ciertas) por entenderlas como esenciales y formando parte de un todo, e (Inciertas) por la ambigüedad también del concepto en sí, en su afirmación-negación presente en los valores sociales y culturales así como por su presencia en la conciencia subjetiva y psicológica individual en constante cambio y mutación.

Obra de Evarist Navarro. Fotografía de Carlos Settier. Imagen por cortesía de la sala.

Obra de Evarist Navarro. Fotografía de Carlos Settier.

De esta manera, se pretende mostrar en estas relaciones con la naturaleza y sus elementos señales que nos aproximen a una de-construcción y posterior re-construcción del concepto de lo femenino para revisar, ampliar o cuestionar los significados atribuidos e independizarlos del concepto de género. Con medios de expresión artística como la escultura, la instalación, la fotografía, el dibujo, el audiovisual y la performance haremos un recorrido por el diálogo propuesto. A este itinerario a través de la obra artística se le añade la voz del pensamiento, la de los mismos artistas, que acompañan su obra con una breve cita propia, que aumentará la conciencia reflexiva en torno al enfoque propuesto.

Obra de Estela de Frutos. Fotografía de Carlos Settier. Imagen por cortesía de la sala.

Obra de Estela de Frutos. Fotografía de Carlos Settier. 

La conquista del espacio

Galería Del Palau

Dilena Díaz

Valencia

C/Palau, 10

Inauguración: miércoles 27 de febrero, a las 20.00 horas

Hasta el 27 de marzo

No es por la originalidad de su técnica. Ni por su particular combinación de materiales orgánicos e inorgánicos. Tampoco es porque en su obra se fusionen de forma singular los cuatro elementos naturales. Ni siquiera porque nos invite a profundizar en las sensaciones derivadas de nuestros sentidos. Dilena Díaz “habita” sus obras, eso es lo que las hace únicas, las identifica.

Desde siempre influida por el Land Art y sus ramificaciones, la evolución de esta artista es resultado de su necesaria interacción con el entorno, en el que imprime su huella. La naturaleza es humana. Los paisajes muestran su rastro primigenio. El arte es el hábitat. Su obra fusiona géneros y funde técnicas, escultura, música, teatro, arquitectura, poesía, pintura, cine mudo y sonoro. Cualquier manifestación genuinamente artística sirve a esta polifacética creadora para intervenir el espacio, dramatizándolo y abriéndolo a la inmensidad. El tiempo se detiene, se habita el instante.

En esta exposición se muestra un recorrido existencial por la obra de esta reconocida y premiada artista, que además presenta en exclusiva tres intervenciones escultórico-arquitectónicas realizadas para este singular espacio en el centro de la capital valenciana. Una vea más Dilena nos habla de sus principios y líneas, interviene el entorno y nos corresponde a nosotros, visitantes, habitarlo.