Jorge Oteiza y el ser estético

El ser estético, Oteiza
Fundación Museo Salvador Victoria
Rubielos de Mora (Teruel)
Hasta el 28 de febrero de 2015

La muestra es una colaboración entre la Fundación Museo Jorge Oteiza de Alzuza (Navarra) y la Fundación Museo Salvador Victoria de Rubielos de Mora (Teruel). El primer contacto entre ambas instituciones tuvo lugar en 2010, en un curso sobre la actualidad de los museos desarrollado por la Universidad de Zaragoza en Calatayud. Posteriormente, en el transcurso de las I Jornadas de Museos de Arte Contemporáneo en el Medio Rural, organizadas por el Museo Salvador Victoria en Teruel en 2013, se fraguó la posibilidad de abordar algunas actividades conjuntas, la primera de las cuales es esta exposición que ve ahora la luz, comisariada por los directores de ambos museos: Gregorio Díaz Ereño y Diego Arribas. Es la primera vez que se exhibe en Teruel la obra de Jorge Oteiza, pionero de la escultura contemporánea de nuestro país y padre de la Escuela Vasca de Escultura.

La exposición está integrada por 37 obras: seis esculturas y 31 originales sobre papel, entre dibujos, acuarelas y collages, datadas todas ellas entre 1950 y 1958, la década más fructífera en la producción artística de Oteiza. Durante ese breve periodo, el artista vasco despliega un intenso programa escultórico que va desde la aplicación del vacío a elementos figurativos, como los apóstoles de la fachada de la basílica de Aránzazu, hasta la experimentación espacial aplicada a la desocupación del cubo y la esfera, en la estela del suprematismo de Malevich y los constructivistas rusos. Es también el periodo de su reconocimiento internacional, al recibir en 1957 el Gran Premio Internacional de Escultura de la IV Bienal de Arte de São Paulo.

El ser estético, Oteiza. Imagen cortesía del artista

El ser estético, Oteiza. Imagen cortesía del Museo Salvador Victoria

Pese a todo ello, Oteiza dará por concluida su investigación escultórica en 1959, pasando a dedicarse con la misma intensidad a otras disciplinas como la arquitectura, la poesía o la antropología y la filología vascas.

En la muestra del museo de Rubielos de Mora, podrá verse precisamente esa apasionada búsqueda de un lenguaje espacial nuevo, radicalmente distinto, que plasmó en numerosas obras sobre papel, con sus anotaciones y observaciones correspondientes, que se presentan relacionadas con cada una de las esculturas en las que acabaron tomando forma.

En la década de los 80 comenzarán los reconocimientos a su dedicación artística. En 1985 recibe la Medalla de Oro de las Bellas Artes del Ministerio de Cultura y en 1988 el Premio Príncipe de Asturias. En 1986 su obra formó parte de una muestra internacional de escultura en el Centre Georges Pompidou de París y en 1988 la Fundació Caixa de Pensions organiza una gran retrospectiva de su obra en Madrid, Bilbao y Barcelona. Ese mismo año su obra representará a España en la Bienal de Venecia junto a la de Susana Solano.

El ser estético, Oteiza. Imagen cortesía del artista

El ser estético, Oteiza. Imagen cortesía del Museo Salvador Victoria

Oteiza fue un humanista, un intelectual que escribe, talla, diseña, construye e investiga. Un conversador apasionado y vehemente que dedicó su obra y su vida a la búsqueda de nuevos espacios para el hombre, el hombre de la esperanza, como él mismo lo definía, desde una concepción espiritual y metafísica del arte. Su obra ha sido fuente de inspiración para numerosos escultores y arquitectos, entre los que contó con grandes amigos con los que desarrolló proyectos conjuntos, como Daniel Fullaondo o Sáenz de Oiza, el autor del edificio de la Fundación Museo Jorge Oteiza en Alzuza (Navarra), que alberga su obra, inaugurado en 2003, el mismo año del fallecimiento del artista.

El ser estético, Oteiza. Imagen cortesía del artista

El ser estético, Oteiza. Imagen cortesía del Museo Salvador Victoria

¿Cuales son los usos del arte?

Primeras Jornadas «(los) Usos del arte_Usos de ida y vuelta»
Salón de actos del Vicerrectorado de Teruel
Ciudad Escolar, s/n. Teruel
Universidad de Zaragoza
7 de noviembre de 2013
De 10.30 a 19.00 horas

En innumerables ocasiones hemos escuchado mencionar la “muerte del arte” (Hegel[1]) habitualmente desde el marco del propio campo del arte (Bourdieu), así como la “inutilidad del arte”[2], habitualmente, en este caso, desde un marco social más amplio. En definitiva, parecería que el arte fuera un aditamento, un añadido prescindible, un resto de tiempos pasados donde verdaderamente éste era importante y cumplía sus funciones.

El grupo de investigación H70 “(los) Usos del arte” explora las posibilidades que ofrecen las transformaciones de estos usos y usuarios del arteEl grupo está compuesto por doctores, personas del ámbito de la gestión cultural, de la investigación y de la creación artística, y docentes de diversas universidades y procedencias. Formado desde el Departamento de Expresión Musical, Plástica y Corporal de la Universidad de Zaragoza, actúa en la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas, siendo sus miembros efectivos profesorado de la Titulación de Bellas Artes del campus de Teruel. El grupo se plantea cuatro líneas principales de investigación.

La primera de ellas pretende centrarse en el estudio y análisis de los debates actuales en torno a los usos críticos del arte. En ese sentido, sus objetivos serían actualizar las reflexiones acerca de los usos posibles del arte, así cómo plantear la cuestión de qué uso/s se hacen, o pueden hacerse, del arte, y sondear el estado de la cuestión. Cabe destacar, en este sentido, el desarrollo de las Primeras Jornadas sobre “(los) Usos del arte_Usos de ida y vuelta”, que tendrán lugar el próximo jueves 7 de noviembre, en el Salón de actos del Vicerrectorado del Campus de Teruel.

La segunda línea se interesa por las intervenciones en el territorio, el contexto y el espacio público que se llevan a cabo desde el arte.  Así, se trata de llevar a la práctica algunos de los usos del arte, intervenir desde el conocimiento propio del arte en ámbitos interdisciplinares, en procesos de producción, o de transformación o conflicto social de modo contextual, revitalizando y fortaleciendo de este modo el tejido empresarial, social, educativo, imaginario, simbólico, identitario o productivo.

La tercera tiene por objeto el arte como creación y, desde esa perspectiva, se trata de llevar a cabo experiencias y búsquedas creativas interdisciplinares en las prácticas artísticas.  Así, se pretende renovar el flujo de información, las temáticas, los sistemas de producción, etc., que, proviniendo de otros ámbitos de la sociedad, confluyan hacia el arte, llevando a término una actualización de una de las principales premisas heredadas de las vanguardias en el sentido de la unión entre arte y vida.

La cuarta línea pone el foco sobre las múltiples y diversas conexiones que pueden establecerse en torno al arte y la educación. Así, por una parte, pretende investigar modos de acercar de manera actualizada el conocimiento propio del arte y sus procesos al ámbito educativo. Y, por otra, pretende equiparar y poner en valor el conocimiento artístico -y sus saberes y modos de hacer- respecto de la forma de conocimiento científico y reivindicar su importancia y posibilidades de transformar, tanto a los sujetos como a la sociedad.

PROGRAMA 1as. Jornadas. (usos de ida y vuelta)

10.30h_PRESENTACIÓN
Grupo de investigación H70 (los) Usos del arte.
Departamento EMPC. Universidad de Zaragoza.

11.00h_CONFERENCIA
“Los usos del arte en el espacio público”
José Luis Pérez Pont. Comisario y crítico independiente.

Descanso

12.30h_MESA 1
(en torno al) USO SOCIAL/INSTITUCIONAL
Miguel Molina. Catedrático de escultura de la UPV.
Pepe Miralles. Director de la Cátedra “Arte y Enfermedades” y profesor de la UPV.
Diego Arribas. Director del Museo Salvador Victoria y Profesor de la UZ.
Gloria G. Durán. Investigadora dep. antropología de la UNED y crítica independiente.
Silvia Martí Marí. Profesora de la UZ.

17.00h_MESA 2
(en torno al) USO INTERNO
Alex Francés. Artista.
Monique Bastiaans. Artista.
Holga Méndez. Artista y Profesora de la UZ.

No existe una pretendida esfera del arte separada, pura y ajena al resto del sistema en el que estamos inmersos. Además, todas esas diferentes actitudes y usos ocurren sincrónicamente de modo que, con respecto al arte, múltiples visiones, acciones y vivencias, que pertenecen a concepciones y periodos históricos diferentes, tienen lugar en un mismo momento. Se tratará de ser capaces de generar una “poética de los usos” (usos de ida y vuelta).

(extractos del texto de Silvia Martí Marí, profesora contratada doctor del Área de Escultura del Departamento de Expresión Musical, Plástica y Corporal de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas de Teruel, Universidad de Zaragoza)

www.usosdelarte.unizar.es



[1] Hegel habla de que el arte, para nosotros, es una cosa del pasado, en el sentido de que no parece estar ya relacionado con alguna clase de trascendencia.

[2] Particularmente se observa esa actitud, en comentarios del tipo “las asignaturas artísticas no son importantes” o en recortes en asuntos ‘prescindibles’ (educación y cultura…).