‘The Wrong’, cita con el arte digital contemporáneo

Bienal Internacional de Arte Digital ‘The Wrong’
Centre del Carme Cultura Contemporània
Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana
Del 1 de noviembre de 2019 al 1 de marzo de 2020

El Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana presenta la Bienal Internacional de Arte Digital ‘The Wrong’, una propuesta que reúne una amplia selección de obras de arte digital dentro y fuera de internet, acogiendo a los artistas y comisarios del panorama del arte digital de ámbito internacional.

Tras celebrarse en más de 300 pabellones y 80 embajadas en lugares tan dispares y remotos como Siberia, Atenas, Melbourne, Zagreb, Moscú, Toronto, Nueva York, Berlín o Shanghai, ‘The Wrong’ aterriza en València en su cuarta edición y tendrá por primera vez una sede principal en el Centre del Carme Cultura Contemporània.

Classics on prostheses, de Aristarkh Chernyshev. Imagen cortesía del Centre del Carme.

La bienal, que se celebrará del 1 de noviembre de 2019 al 1 de marzo de 2020, se hará extensible también a grandes y pequeñas poblaciones de la Comunitat Valenciana, a través de la colaboración del Consorci de Museus.

‘The Wrong’ no es una bienal exclusivamente en internet, desde su primera edición el contenido se divide en ubicaciones online y offline por todo el mundo. Los pabellones online: espacios virtuales comisariados y accesibles al público donde se exhiben obras de arte digital. Las embajadas offline; espacios de arte como el Centre del Carme en València, galerías, instituciones en ciudades de todo el mundo que desarrollan proyectos temporales que incluyen actuaciones en vivo, talleres, charlas y exposiciones.

David Quiles Guilló, director de la bienal, explicado que “The Wrong es un evento global abierto, descentralizado y destinado a fomentar la cultura digital. Nuestro objetivo es crear, promover e impulsar el arte digital contemporáneo para todos los públicos, a través de un evento bienal que reúne una extensa selección internacional de exposiciones de arte digital”.

Gal Zone, de John Yuyi. Imagen cortesía del Centre del Carme.

El director del Consorci de Museus, José Luis Pérez Pont, señaló que , en su caso, estaban realizando “una apuesta fuerte para acercar esta experiencia de arte digital a toda la Comunitat. El arte digital que por su propia naturaleza no tiene fronteras y que puede llegar a un público exponencialmente mayor, a través de un dispositivo móvil o una tablet, es todavía una de las artes menos conocidas por el gran público”. 

“El arte digital es una de las expresiones artísticas genuinas del siglo XXI, el mundo digital ha transformado la escena artística y la forma de relación entre la obra y el público. ‘The Wrong’ pone a nuestro alcance el trabajo de artistas de diferentes ámbitos de la geografía mundial y nos sirve a su vez para dinamizar el entorno artístico de los pueblos y ciudades de nuestra Comunitat”, añadió. El Consorci de Museus ha abierto ya la convocatoria para que Ayuntamientos de toda la Comunitat Valenciana puedan sumarse a la Bienal como embajadas.

Interiors, de Stefan Saalfeld. Imagen cortesía del Centre del Carme.

‘Epicentre.xyz’ es el título de la muestra colectiva que se exhibirá de forma simultánea en instituciones, museos y espacios culturales por toda la Comunidad Valenciana, seleccionados mediante esta convocatoria pública. Los Ayuntamientos que deseen participar contarán con el apoyo y la colaboración del Consorci de Museus y pueden hacer su inscripción en la web de la institución (www.consorcimuseus.gva.es) hasta el 22 de julio.

La selección de los artistas y comisarios participantes en la bienal también se hace por convocatoria pública que se encuentra abierta a través de la plataforma ‘The Wrong’. Según Quiles, “para esta próxima edición ya hay más de 150 comisarios seleccionados y más de 70 embajadas y el proceso de selección sigue abierto hasta el mismo día de la inauguración. En ‘The Wrong’ cada comisario tiene total independencia para seleccionar los artistas y obras integrantes de su pabellón y/o embajada, y también para elegir cómo mostrar esas obras, por lo que el resultado es como mínimo inesperado”.

En su tercera edición ‘The Wrong’ (de noviembre de 2017 a enero 2018) registró 12 millones de visitantes, y participaron 1.621 artistas seleccionados por 124 comisarios. Su trabajo estuvo expuesto en 114 pabellones online, se organizaron 78 eventos en 38 embajadas por todo el mundo.

Hello Selfie Miami, de Kate Durbin. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Los vestigios de carbón oscuro de Manuel Rey Fueyo

‘Manuel Rey Fueyo. Pintura S.XXI’
Fundación Chirivella Soriano
Palau Joan de Valeriola
Valeriola 13, València
Hasta el 29 de septiembre de 2019

“La pintura por la pintura” es uno de los términos con los que se ha definido el trabajo de Manuel Rey Fueyo (La Felguera, 1950). “Un pintor de raza” lo califica Pilar Dolz, comisaria de su última exposición. El pintor asturiano, afincado en València, donde ha desarrollado toda su trayectoria, forma parte de ese grupo de artistas que en los años 70 se alejó de la pintura figurativa del momento y asumió el término ‘pintura, pintura’, referido a la abstracción pictórica, junto a otros de sus coetáneos como Broto o Teixidor, cada uno en su propio estilo.

La Fundación Chirivella Soriano y el Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana le dedican la muestra ‘Manuel Rey Fueyo. Pintura S.XXI’, una exposición que reúne una selección de sus trabajos durante los últimos 20 años, y que podrá visitarse en la sede de la Fundación, en el Palacio Joan de Valeriola, hasta el 29 de septiembre de 2019.

Obra de Manuel Rey Fueyo presente en la exposición. Fotografía cortesía de la Fundación Chirivella Soriano.

El presidente de la Fundación Chirivella Soriano, Manuel Chirivella, y el director del Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana, José Luis Pérez Pont, han presentado esta mañana la muestra, acompañados por el artista, Manuel Rey Fueyo, y por la comisaria, Pilar Dolz.

Manuel Chirivella, presidente de la Fundación Chirivella Soriano, ha destacado la importancia del acuerdo de la entidad con el Consorci de Museus en organizar muestras para “revalorizar a artistas valencianos”. En esta línea, Chirivella ha incidido en el característico trabajo de Fueyo con la luz dentro de sus pinturas. “La búsqueda de la luz es una tarea muy difícil y tú la has encontrado”, ha afirmado.

Pérez Pont, por su parte, ha señalado que “esta exposición reivindica la vigencia de la pintura en el siglo XXI y está en la línea de colaboración que mantenemos con la Fundación Chirivella Soriano de reconocer la figura y la obra de artistas valencianos de una generación que aún sigue en activo, tras una larga trayectoria, como es el caso de Manuel Rey Fueyo”. La exposición reúne 30 obras de gran formato que, como explica su comisaria, “invitan a entrar dentro del cuadro”.

“Esta es una exposición muy espiritual, casi mística. La pintura abstracta es una pintura alejada de anécdotas que no necesita contar nada y que es todo emoción”, ha manifestado Pilar Dolz.

Según Dolz, “esta exposición es una reafirmación de la pintura en la actualidad. Llevo 45 años en la galería Cànem, y en los últimos años hacemos todo tipo de exposiciones, de instalaciones, vi deoarte, etc., pero la pintura sigue emocionando, aunque haya gente que diga que está muriendo”.

Obra de Manuel Rey Fueyo presente en la exposición. Fotografía cortesía de la Fundación Chirivella Soriano.

‘Manuel Rey Fueyo. Pintura S.XXI’ refleja a la perfección los últimos años y el actual momento creativo de este artista que, manteniendo su origen asturiano, ha hecho toda su obra en València. Desde su primera exposición en 1973 hasta hoy, los críticos e intérpretes de la obra de Manuel Rey Fueyo se han encontrado ante un enigma insondable. Todos, de una manera u otra, han querido arrancar palabras de una obra y un autor que, con su actitud callada y reservada, se resiste a desvelar lo que hay detrás de su pintura. Se ha querido ver en él la pasión por el ocio pictórico, destacando sus cualidades técnicas y su preocupación por la forma, lo que tiene esta de nocturnidad, por lo que es necesario ejercer sobre ella una mirada de pupila dilatada.

Memoria del óxido

Se le ha asociado al carbón oscuro de la mina asturiana, de ahí que el crítico de arte Juan Manuel Bonet utilizara la expresión “memoria del óxido”. La oxidación crea el pigmento originario, el de los primeros trazos pictóricos del ser humano en grutas recónditas. Una pura materialidad sanguínea y negruzca que contrasta con la luminosidad mística de San Juan de la Cruz, uno de sus autores de referencia. Se le ha asociado a un susurro intimista y a la expansión explosiva, a la aparición de la luz y a su soledad.

El también crítico de arte Jesús Martínez Clara explica que “en todos los casos se intuye que hay universos inéditos no revelados, se le dice desde el principio que es un maestro de la combinatoria entre el orden y el caos, de la pasión y la razón, algunos incluso lo han asociado con el movimiento romántico en el que la emoción predomina siempre, unida a un sentimiento de nostalgia de su origen asturiano, la bruma celta conviviendo con la luz mediterránea.

Los que lo conocen hablan de un carácter retraído, y eso inevitablemente le conduce a utilizar el ‘menos es más’ de todo proceso místico que se refleja en su personalidad, pero también en su obra y en todo.

El artista Manuel Rey Fueyo durante un instante de la presentación su exposición. Fotografía cortesía de la Fundación Chirivella Soriano.

MAKMA

El Consorci de Museus, diploma de Buenas Prácticas

Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana
Diploma de Buenas Prácticas
Design for All Foundation de Cataluña
Septiembre de 2018

El Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana está llevando a cabo diversas medidas dirigidas a fomentar la reducción de las desigualdades en el ámbito de la cultura. Esta iniciativa, que engloba diversos proyectos incluidos dentro de su programación, ha recibido el diploma de Buenas Prácticas que otorga la Design for All Foundation, una entidad sin ánimo de lucro y de ámbito internacional fundada en 2001, con sede en Cataluña.

Además de este reconocimiento con el que ya cuenta el Consorci de Museus, desde el pasado mes de marzo la entidad museística ha sido seleccionada dentro de la 9ª edición de los premios internacionales Design for All Foundation a las ‘Mejores Prácticas’, que se decide el próximo viernes en Luxemburgo.

Logo Buenas Prácticas. Imagen cortesía del Consorci de Museus.

Logo Buenas Prácticas. Imagen cortesía del Consorci de Museus.

Un jurado internacional seleccionará las cinco ‘Mejores Prácticas’ para otorgarles el Premio Internacional Design for All Foundation a aquellas que destacan por su impacto y marcan el camino a seguir en el futuro para una mejor práctica del Diseño para Todos/Diseño Universal.

El objetivo de estos premios es reconocer todos los esfuerzos, grandes o pequeños, que han llevado a cabo empresas, entidades, administraciones y profesionales de todo el mundo para demostrar que toda aplicación del Diseño para Todos/Diseño Universal contribuye a mejorar la calidad de vida de las personas.

Se entiende por Diseño para Todos (Design for All) como la intervención sobre entornos, productos y servicios con la finalidad de que todas las personas, incluidas las generaciones futuras, independientemente de la edad, el género, las capacidades o el bagaje cultural, puedan disfrutar participando en la construcción de nuestra sociedad en igualdad de condiciones.

El Consorci de Museus opta a estos premios en la categoría de ‘Proyectos, propuestas, metodologías y estudios’ junto a otros seis proyectos procedentes de Argentina, Francia, y Nepal además de España. La propuesta de la entidad museística recoge las acciones, proyectos y actividades que se están impulsando con el fin de generar conocimiento y cultura para todos.

Taller contra el Alzheimer. Imagen cortesía del Consorci de Museus.

Taller contra el Alzheimer. Imagen cortesía del Consorci de Museus.

En este sentido, el director del Consorci de Museus, José Luis Pérez Pont, ha manifestado que “dentro de nuestro programa de Educación y Mediación, en los museos y centros de arte en los que trabajamos, tanto en Castelló, como en València y Alicante, buscamos generar procesos de trabajo sostenibles de mediación con diversos colectivos, basados en la experiencia artística como principio de un proceso de aprendizaje vital”.

Entre las medidas dirigidas a fomentar la reducción de las desigualdades que se están llevando a cabo desde el Consorci de Museus destacan proyectos como las convocatorias Altaveu para proyectos de inclusión y cohesión social; Reset, de relecturas de género y multiculturalidad; Resistències Artístiques, de producción artística en entornos educativos; Cercles, para proyectos de mediación cultural para jóvenes; el proyecto Empezamos de 0 (que incluye actividades para la primera infancia como Mus’n’ Babies o el Espai de Telles), los talleres ‘Refrito’ para jóvenes, ‘Necesitamos todo tipo de mentes, para personas con TEA (Trastorno del Espectro Autista), ‘Arte y cultura contra el Alzheimer’ (en colaboración con el Museo de Arte Contemporáneo de Alicante) ‘Esto no es una piedra, es una idea’ así como la mesa de trabajo para la implementación de mejoras en los talleres de expresión artística en los centros ocupacionales de València, para la integración social y cultural de personas con diversidad funcional.

Instalación 'Esto no es una piedra' en el Centre del Carme. Imagen cortesía del Consorci de Museus.

Instalación ‘Esto no es una piedra’ en el Centre del Carme. Imagen cortesía del Consorci de Museus.

Residencia para creadores en el Centre del Carme

Convocatorias públicas 2018-2020
Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana
Novedad: Cultura Resident

El Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana ha presentado la resolución de sus convocatorias públicas, en las que se han seleccionado 19 proyectos expositivos con alrededor de 70 artistas, para el periodo 2018-2020, junto a la nueva convocatoria de mediación dentro del programa de residencias para creadores ‘Cultura Resident’. Este último proyecto facilita a los creadores tiempo, espacio, acompañamiento y recursos económicos, para el desarrollo de su trabajo.

La convocatoria de mediación cultural pretende activar procesos de trabajo sostenibles de mediación con diversos colectivos, entidades, o agentes en contextos locales, generando entornos de colaboración. Pueden optar a la convocatoria profesionales de la antropología, sociología, educación o cualquier otro ámbito de trabajo que desarrollen su actividad en el campo de la mediación cultural. El objetivo es seleccionar dos proyectos, al menos uno para mediadores arraigados en la Comunitat Valenciana, para una residencia de seis meses, de abril a septiembre de 2018.

Con un presupuesto total de 43.400 euros, la dotación económica para cada proyecto es de 1.200€ mensuales en concepto de honorarios para los creadores; hasta 3.000€, para la realización del proyecto, hasta 600€ para su presentación y una bolsa de viaje de hasta 400€. La residencia se desarrollará en el Centre del Carme Cultura Contemporània de València, con el soporte del Colegio Mayor Rector Peset de la Universitat de València.

Obra de Maribel Domènech. Imagen cortesía del Consorci de Museus.

Obra de Maribel Domènech. Imagen cortesía del Consorci de Museus.

Para la valoración y selección de las solicitudes presentadas queda constituido un jurado integrado por Enric Mira Pastor, profesor de comunicación y psicología social de la Universidad de Alicante; Mª Susana García Rams, Directora del Master en Arteterapia de la Universidad Politécnica de València; Joan Andrés Traver Martí,  Vicedecano, y profesor titular del Departamento, Área Teoría e Historia de la Educación de la Universitat Jaume; Carmen Amoraga, directora general de Cultura y Patrimonio o persona en quien delegue y José Luis Pérez Pont, gerente del Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana. El plazo para presentar proyectos para ‘Cultura Resident. Mediación cultural’ finaliza el 5 de febrero de 2018.

El director del Consorci de Museus, José Luis Pérez Pont, explicó que las propuestas seleccionadas acercaban «diferentes corrientes de pensamiento en el ámbito contemporáneo a través de disciplinas como la performance, la instalación, el videoarte, el dibujo o la fotografía”, al tiempo que indicó que se habían presentado «un total de 228 proyectos a las cuatro convocatorias. En su mayoría proceden de la Comunitat Valenciana, ya que nuestro fin último es dar apoyo al sector creativo valenciano, también hay propuestas procedentes de otros puntos de la geografía española, especialmente de Madrid y de otros países como Reino Unido, Portugal, Colombia, Perú o Ecuador”.

Obra de Fuencisla Francés. Imagen cortesía del Consorci de Museus.

Obra de Fuencisla Francés. Imagen cortesía del Consorci de Museus.

En total se han aprobado seis proyectos para Excletxes, convocatoria de producción artística y apoyo a la investigación; otros seis para V.O. convocatoria de comisariado; la propuesta para 365 dies VLC, de comisariado de una sala del Centre del Carme, además de otros seis proyectos para la convocatoria Trajectòries de revisión de trayectorias artísticas, con una inversión total de 690.000 euros.

Pérez Pont destacó la presencia de mujeres entre los proyectos seleccionados, como en V.O, donde cinco de las seis propuestas están comisariadas por mujeres. Además la primera edición de la convocatoria Trajectòries que se pondrá en marcha en la Sala Ferreres del Centre del Carme, repasará el trabajo de las artistas Ana Teresa Ortega, Maribel Domènech, Teresa Cebrián y Fuencisla Francés junto a los proyectos de Xisco Mensua y del Grup de Reüll, un colectivo que, a lo largo de 30 años, se ha encargado de impulsar la creación artística en la Marina Alta de Alicante.

Asimismo, destaca también la participación de mujeres en la convocatoria de 365 dies VLC, en la que las seis propuestas presentadas han sido todas por parte de mujeres, siendo el proyecto de la alicantina Diana Guijarro, el seleccionado para el próximo ejercicio 2018-2019.

Obra de Xisco Mensua. Imagen cortesía del Consorci de Museus.

Obra de Xisco Mensua. Imagen cortesía del Consorci de Museus.

La convocatoria Escletxes de producción y apoyo a la investigación ha seleccionado los proyectos del colectivo Art al Quadrat ‘De coros, danzas y desmemoria’; y de los creadores Ernesto Casero ‘De rerum rurture’; Fermín Jiménez Landa ‘El apartamento’; Marla Jacarilla ‘Apuntes para una fuga’ y Andrea Corrales ‘La dimensión material de la imagen pornográfica’.

La convocatoria V.O de comisariado ha seleccionado los proyectos: ‘Llámame legión’ de la comisaria Emma Barsó, una muestra colectiva de los artistas Janez Janša, Janez Janša y Janez Janša; Reena Spaulings; Oliver Castel; Barbara Cleveland; Erica Scourt y Andrea Noni; el proyecto ‘Zoextropía. Lo bello posthumano’ de María Morata en la que participarán los creadores Suszanne Treister, Pinar Yoldas, Stan Brakhage, Anicka Yi, Renaud Marchand, Yvonne Roeb y Alan Warburto.

Por otra parte integran esta convocatoria las propuestas de Montserrat Pis sobre la obra del artista Jesús Madriñán titulada ‘Mil noches y una noche’; ‘Between debris and things’ comisariada por Antonio Ruiz Montesinos y compuesta por la obra de los artistas Jørund Aase Falkenberg, Elena Aitzkoa, Anaís Angulo Delgado, Lucia C. Pino, Alberto Feijóo, Albert Gironès, Christian Lagata, Juliá Panadés, Jesús Palomino y Julia Llerena;  y el proyecto ‘Artfulness. sentir-cuerpo-nosotros’ de la comisaria Nerea Ubieto con la participación de los creadores Elena Alonso, Paula Prats, Beatriz Castela, Damiá Vivés, Marta Fernandez Calvo, Jerónimo Hagerman, Leonor Serrano, Rosana Antolí y Olalla Gómez.

Obra de Ana Teresa Ortega. Imagen cortesía del Consorci de Museus.

Obra de Ana Teresa Ortega. Imagen cortesía del Consorci de Museus.

El proyecto de comisariado durante un año para la Sala Carlos Pérez del Centre del Carme será el propuesto por la comisaria alicantina Diana Guijarro Carratalá ‘Totalidad e infinito. Economías de la transferencia en otro (s) tiempo (s) para el arte’. El programa se estructura a lo largo de 3 exposiciones: ‘Fragmentos que representan al mundo’, Something happened’ y ‘Cuestión de fe / Cuestión de trozo’.

La convocatoria ‘Trajectòries’ de revisión de trayectorias artísticas ha seleccionado los proyectos de Josep Benlloch ‘Pasado y presente, la memoria y su construcción’ de la artista alicantina Ana Teresa Ortega; Rocío de la Villa sobre la artista valenciana Maribel Domènech ‘Acciones cotidianas’; Marisol Salanova que revisa la obra de la valenciana Teresa Cebrián ‘El largo viaje’; la propuesta de Pilar Tébar sobre Fuencisla Francés ‘Punto de fuga’; de Rafael Tormo y Sara Losada sobre el grupo De Reüll bajo el título ‘De Reüll 1987/2017. Tránsitos, resistencias e institucionalización’ y el proyecto de Laura Vallés y Nacho París ‘Habitar la pregunta’ sobre la obra de Xisco Mensua.

Teresa Cebrián

Obra de Teresa Cebrián. Imagen cortesía del Consorci de Museus.

15 proyectos con perfil educativo y social

Resistències artístiques, Tangent, Reset y Altaveu
Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana
De octubre de 2017 a marzo de 2018

El director del Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana, José Luis Pérez Pont, anunció la aprobación «de 15 proyectos artísticos con perfil educativo y social como resultado de las convocatorias públicas ‘Resistències artístiques. Producción artística en entornos educativos’; ‘Tangent. Convocatoria de proyectos de mediación cultural’; ‘Reset. Relecturas de género y multiculturalidad’ y ‘Altaveu. Convocatoria para proyectos de inclusión y cohesión social».

Las propuestas, que suponen una inversión por parte del Consorci de Museus de 86.800 €, se sumarán a la programación de este año 2017 y se desarrollarán entre octubre de 2017 y marzo de 2018, tanto en València como en Castelló y Alacant.

Pérez Pont, que estuvo acompañado por algunos de los artistas, mediadores, educadoras y colectivos seleccionados en las convocatorias, señaló que “en el proceso creativo así como en su divulgación, además del artista y del museo hay toda una serie de agentes culturales que trabajan para que el mensaje cultural llegue a la sociedad. Estas convocatorias buscan tanto la profesionalización del artista y del comisario como poner en valor el trabajo de esos otros profesionales que desarrollan su labor dentro sector cultural, especialmente de la Comunitat Valenciana”.

El director del Consorci de Museus explicó que “los diferentes jurados han seleccionado aquellas propuestas que se mueven en la intersección entre educación y cultura. Estas convocatorias pretenden acercar a los artistas al terreno educativo y, al mismo tiempo, llevar a los educadores hacia la búsqueda del ámbito creativo como herramienta pedagógica”.

A las convocatorias han concurrido un total de 84 proyectos (38 Resistències Artístiques; 18 Tangent; 11 Reset y 17 Altaveu) procedentes de las tres provincias a propuesta, en su mayoría, de mujeres. Pérez Pont subrayó la alta participación registrada, siendo la primera vez que se publican unas convocatorias tan específicas e innovadoras. Asimismo, destacó “tanto la participación de muchas mujeres artistas cuya obra vamos a tener la oportunidad de disfrutar gracias a estas propuestas, así como la variedad de proyectos de carácter social que han llegado a través de colectivos como ‘Rebombori Cultural’ que busca visibilizar la diversidad cultural sacando el arte a diferentes puntos de la ciudad, ‘la Dula’ con un proyecto sobre la memoria del pueblo gitano, ‘Sant Joan de Déu, Servicis socials’ sobre las personas sin hogar o el proyecto de Pilar Devesa sobre las personas con VIH. Desde el punto de vista social estas propuestas van a suponer un revulsivo para sensibilizar a la sociedad valenciana en el respeto hacia la multiculturalidad a través del arte”.

Resistències artístiques.

Resistències artístiques.

Resistències Artístiques

El jurado de la convocatoria de ‘Resistències artístiques. Producción artística en entornos educativos’ ha seleccionado los proyectos ‘Cartografia de l’entorn’ del colectivo Cràter formado por las artistas Verónica Soria-Martínez y Neus Lozano-Sanfelix que se realizará en los centros educativos de Castelló; ‘I tú qué pintes?’ de Anna Peris Tierno para los centros de València; y la ‘Passió dels comuns: un projecte de creació col•lectiva en dansa en secundària’ de Miguel Romero y Anna Pellicer que se prevé realizar en Alacant.

El Consorci de Museus publicará en breve la convocatoria dirigida a los centros educativos de las tres provincias para escoger el colegio que participará en cada proyecto.

Tangent

Tangent

Tangent

Los proyectos seleccionados para Tangent, convocatoria de proyectos de mediación cultural han sido: ‘Del autorretrat al selfie’ de Ángeles Cozar y Nayra López que se realizará en el Museu de Belles Arts de Castelló, ‘Trobades per aprendre i desaprendre’ de Elisa M. Matallín para el Centre del Carme de València; ‘Here together now’ de Diana Guijarro para el Museo de Arte Contemporáneo Alicante.

Reset

Reset

Reset

En cuanto a las propuestas para la convocatoria ‘Reset’ de relecturas de género y multiculturalidad’ se han seleccionado los proyectos ‘4G #4 lecturas desde el género’ de Sofía Albero Verdú que toma como base las colecciones del Museu de Belles Arts de Castelló y el proyecto ‘De objeto a sujeto: género y arte en Alicante desde el siglo XIX’ del colectivo Género y Cultura Visual que se propone paliar la representación femenina en la colección del Museo de Bellas Artes de Alicante.

Altaveu

Altaveu

Altaveu

El jurado de Altaveu, convocatoria para proyectos de inclusión y cohesión social ha escogido los proyectos ‘Tots som Valentia’ de Rebombori Cultural; ‘Transitar Espais. Memorias del pueblo gitano’ de La Dula, ‘Ventanal de la ciudadanía’ de Helena Estela Baeza; ‘Casa Hogar’ del colectivo Sant Joan de Déu, Servicis Socials, con la colaboración de la artista valenciana Raquel Rodrigo; ‘Hijos del jardín’ de Kairi Jemli y la Asociació de jovens artistes precaris, el proyecto ‘Creixem al Carme’ que presenta Jodie Dinapolie junto a varias asociaciones del barrio del Carme e ‘Historias de VIHda- VIHsibles’ de Pilar Devesa y el Comité Antisida de València.

Seleccionados de las convocatorias del Consorsi de Museus de la Generalitat Valenciana. Imagen cortesía del Consorci.

Seleccionados de las convocatorias del Consorci de Museus de la Generalitat Valenciana. Imagen cortesía del Consorci.

Quatre noves convocatòries de Consorci de Museus

Convocant: Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana
Dotació: 86.800 euros
Mode de presentació: vía e-mail
Termini d’admissió: fins al 12 de maig de 2017

Consulta ací totes les quatres convocatories

El Consorci de Museus trau a concurs públic quatre noves convocatòries per a projectes amb perfil educatiu i social. Es tracta de les convocatòries ‘Resistències artístiques’, de producció artística en entorns educatius; ‘Tangent’, convocatòria de projectes de mediació cultural; ‘Reset’, relectures de gènere i multiculturalitat; i ‘Altaveu’, convocatòria per a projectes d’inclusió i cohesió social.

El conseller d’Educació, Investigació, Cultura i Esport, Vicent Marzà, ha presentat aquest matí les convocatòries acompanyat pel director del Consorci, José Luis Pérez Pont i la directora general de Cultura i Patrimoni, Carmen Amoraga.

El responsable de Cultura de la Generalitat, Vicent Marzà, ha volgut destacar que “em pareixen especialment importants aquestes convocatòries perquè són una mostra del magnífic mestissatge de dues àrees clau del nostre govern, cultura i educació. Utilitzar la cultura com a eina d’educació per a fomentar la creativitat, l’esperit crític de l’alumnat, la igualtat social i de gènere o la multiculturalitat són grans objectius del Govern del Botànic i aquestes convocatòries són un bon element del treball en aquest sentit”.

Amb un pressupost total de 86.800 €, la institució museística seleccionarà 16 projectes que segons Pérez Pont “completaran el nostre programa d’educació i mediació a més de contribuir a la professionalització del sector artístic valencià” i ha afegit: “Les tres primeres convocatòries estan dirigides tant a artistes que desenvolupen el seu treball en el camp de les pràctiques participatives o pedagògiques com a educadors i educadores de la Comunitat Valenciana”.

Sobre ‘Resistències artístiques’, Pérez Pont ha destacat que “se seleccionaran tres projectes que es realitzaran en els mateixos centres escolars i involucraran tota la comunitat educativa, ja que entenem que l’art és una eina essencial en el procés d’aprenentatge. D’altra banda, ‘Tangent’ busca donar suport a l’educació artística com a eina de comprensió dels codis de la cultura visual mitjançant la realització d’activitats intergeneracionals”.

Així mateix ha destacat que “amb ‘Reset’, per primera vegada una institució cultural promou una relectura de la història de l’art amb perspectiva de gènere a partir de les col·leccions dels Museus de Belles Arts d’Alacant i Castelló. Aquesta convocatòria fomenta la igualtat de gènere i també la multiculturalitat”.

Finalment, Pérez Pont ha recordat que “a través de la convocatòria Altaveu obrim els centres culturals als col·lectius i associacions del nostre territori oferint huit produccions a través de les quals mostrar la seua labor a la societat, a fi de contribuir a fomentar el treball col·laboratiu i d’integració”.

El director del Consorci de Museus ha recordat que cada convocatòria compta amb un jurat específic, integrat per professionals del sector d’acord amb el Codi de Bones Pràctiques de la Cultura Valenciana, la qual cosa garanteix la seua independència i la transparència en els processos de selecció.

El termini de presentació de sol·licituds per a les quatre convocatòries finalitzarà el 12 de maig de 2017.

En general, els projectes començaran a realitzar-se a partir de l’últim quadrimestre de l’any.

Amb aquestes són ja 8 convocatòries les que ha tret a concurs el Consorci de Museus en menys d’un any, des de l’arribada de la nova direcció (‘Escletxes’, convocatòria de producció artística i suport a la investigació, ‘V.O. convocatòria de comissariat’, ‘365dies VLC’, que ja estan resoltes i els primers projectes de la qual es podran veure a partir de maig; a més de ‘365dies ALC’, per a la Llotja del Peix d’Alacant, el termini de les quals també finalitza el 12 de maig).

‘Resistències Artístiques’

Aquesta convocatòria busca crear entorns de treball col·laboratius que unisquen art i educació. L’objectiu és incorporar els llenguatges de la creació contemporània en els processos d’aprenentatge ampliant l’àmbit professional dels creadors mitjançant la producció de tres projectes artístics col·laboratius en tres centres escolars de la Comunitat Valenciana, un per província.

Els projectes hauran d’involucrar la comunitat educativa, considerant tant estudiants com professors, agents actius del procés creatiu. Podran optar a la convocatòria artistes, a títol individual o col·lectiu, nascuts o residents a la Comunitat Valenciana, que desenvolupen el seu treball en el camp de les pràctiques participatives/relacionals/col·laboratives i pedagogies crítiques.

La dotació per a cadascun dels projectes és de 8.000 €, dividits en 5.000 € destinats a la producció i 3.000 € d’honoraris per als/les artistes.

Els centres escolars participants seran seleccionats pel Consorci de Museus mitjançant una convocatòria oberta per províncies, després de l’elecció dels projectes artístics.

Depenent de les necessitats de cada projecte, el Consorci de Museus compta amb la col·laboració del Museu d’Art Contemporani d’Alacant, i de l’Espai d’Art Contemporani de Castelló, a més del Centre del Carme de València.

‘Tangent’

Aquesta convocatòria fomenta l’educació artística com a eina d’anàlisi i reflexió, tant de la cultura visual com de la creació artística actual, a més de donar suport al treball de professionals que desenvolupen el seu treball en l’àmbit de l’educació i la mediació cultural.

Es busquen projectes que prenguen com a camp de treball la cultura visual i la creació artística actual mitjançant activitats intergeneracionals.

Poden optar a la convocatòria educadores o educadors i mediadores o mediadors culturals, a títol individual o agrupats en col·lectius, que desenvolupen la seua activitat a la Comunitat Valenciana.

La convocatòria planteja seleccionar tres projectes, un per província, a desenvolupar al Museu d’Art Contemporani d’Alacant, el Museu de Belles Arts de Castelló i al Centre del Carme de València.

Els projectes, amb un període de duració de 6 mesos, estan dotats amb 6.600 € cadascun (5.400 € d’honoraris i 1.200 € per a despeses de material).

‘Reset’

A fi de reforçar el principi d’Igualtat en l’àmbit de la cultura i de la creació artística, l’objecte d’aquesta convocatòria és seleccionar dos projectes, que basant-se en l’educació artística, oferisquen una perspectiva de gènere i atenguen la diversitat cultural en les col·leccions dels museus de Belles Arts de Castelló i Alacant per a avançar cap a una museologia més inclusiva i crítica.

Poden optar a la convocatòria educadores o educadors i mediadores o mediadors culturals, a més de persones dedicades a la investigació, a títol individual o bé agrupats en col·lectius, que desenvolupen la seua activitat a la Comunitat Valenciana.

Amb l’objecte de completar la narració històrica, generalment realitzada sota una perspectiva masculina i etnocèntrica, es busquen projectes que conten l’altra meitat de la història, aquella construïda per les dones i invisibilitzada al llarg del temps, però també projectes que treballen altres desigualtats.

Els projectes tindran un període de 6 mesos de durada, i dotats amb 5.500 € cadascun (3.500 € per a honoraris i 2.000 € per a despeses de material).

‘Altaveu’

La convocatòria ‘Altaveu’ pretén donar visibilitat a iniciatives de caràcter social que fomenten el treball en xarxa amb la ciutadania, obrint la porta a un altre tipus d’accions culturals, basades en el treball comunitari i col·laboratiu.

La convocatòria busca donar suport a treballs que promoguen l’interés per la cultura, la participació i activació social i que, a més, puguen ser dinamitzadores de sinergies socials.

Poden optar a la convocatòria col·lectius, entitats o agents socials que desenvolupen la seua activitat a la Comunitat Valenciana.

Es triaran huit projectes amb una dotació de 4.000 € cadascun (3.000 € per a col·laborar en la producció del projecte i 1.000 € per a despeses de l’exposició que es mostrarà a la sala Contraforts del Centre del Carme, però que podrà itinerar a altres espais d’Alacant i de Castelló).

Antonio Fillol y su naturalismo radical

Antonio Fillol (1870-1930). Naturalismo radical y Modernismo
Museo de Bellas Artes Gravina (Mubag)
C / Gravina, 13-15. Alicante
Hasta el 25 de septiembre de 2016

El Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana presenta la exposición ‘Antonio Fillol (1870-1930) Naturalismo radical y Modernismo’ que se podrá ver en el Museo de Bellas Artes Gravina de Alicante (Mubag) hasta el próximo 25 de septiembre.

El director del Consorci de Museus, José Luis Pérez Pont, explicó que “con esta exposición el Consorci quiere pone en valor la figura y la obra de Antonio Fillol, uno de los artistas valencianos más particulares del entresiglos. Fillol fue el principal representante del realismo social valenciano de su tiempo”. Pérez Pont añadió que con la muestra presentada se hacía «justicia a un artista que fue muy apreciado en su tiempo y que ha estado relativamente olvidado en la actualidad”.

Antonio Fillol es uno de los artistas valencianos más particulares y atípicos de su generación. La casi totalidad de su obra es fruto de la cultura del naturalismo del fin de siglo, indagando en factores sociológicos y psíquicos con la idea de hacer de la pintura un documento verídico y de análisis de las pasiones humanas.

Fillol cultivó con brillantez diferentes géneros pero fueron la pintura social y la de género las que mayores éxitos y prestigio le proporcionaron, siendo también un agudo y profundo retratista, así como un refinado paisajista. Fillol es un artista atraído por la representación del mundo popular y folklórico.

El sátiro, de Antonio Fillol. Museo de Bellas Artes Gravina de Alicante.

El sátiro, de Antonio Fillol. Museo de Bellas Artes Gravina de Alicante.

A través de una selección de 40 piezas la exposición recoge la obra más significativa del artista y presenta por primera vez al público los lienzos restaurados por CulturArts IVC+R ‘El sátiro’ y ‘Y el mar siempre azul’. Ambos lienzos de gran formato, constituyen dos de las piezas más representativas del pensamiento de este pintor.

Según Pérez Pont, “tras la exposición, la obra ‘El sátiro’ quedará en depósito en el Museo de Bellas Artes de Valencia y la pieza ‘Y el mar siempre azul’, se depositará en el Consorci de Museus que a su vez cederemos para su exposición aquí en el Museo de Bellas Artes Gravina de Alicante, para que pueda ser disfrutada por los alicantinos durante un periodo de dos años”.

“Por tanto esta exposición no sólo da a conocer la obra de Antonio Fillol en Alicante y después en Castellón sino que con ella estamos recuperando el patrimonio artístico valenciano y poniéndolo al servicio de la sociedad”, matizó el director del Consorci quien aseveró que “desde el Consorci de Museus tenemos el firme compromiso de hacer que la cultura llegue a todas las personas y que todos la sintamos como propia. A partir de ahora, los proyectos culturales se decidirán no sólo desde el centro, desde Valencia, sino también de norte a sur, y desde el sur, desde Alicante, hacia el resto de la Comunitat”.

“Territorializar la cultura, hacerla accesible y sentirla como propia son tres de los objetivos del Consorci de Museus para 2017 que sólo conseguiremos creando sinergias entre todas las instituciones que formamos parte del Consorci en igualdad de condiciones”, concluyó.

La bestia humana, de Antonio Fillol. Museo de Bellas Artes Gravina de Alicante.

La bestia humana, de Antonio Fillol. Museo de Bellas Artes Gravina de Alicante.

Las creaciones de Antonio Fillol brillan con luz propia dentro del panorama de la pintura social de su tiempo y resisten la comparación con la de cualquier otro artista europeo; creaciones polémicas y controvertidas, como fue el caso de ‘La bestia humana’ (1897) o ‘El sátiro’ (1906), que hablan con claridad de una conciencia social y sentido crítico que hacen de la pintura un arma de estímulo y reflexión.

La crudeza y radicalidad de algunos de sus temas establecen un vivo contraste con el naturalismo edulcorado y sentimental que prácticamente desarrollaron la mayoría de los artistas de ese período. Si en pintura puede hablarse con propiedad de un “naturalismo radical”, más o menos afín o equivalente al que se desarrolla en el terreno literario, pocos lo representan mejor que Fillol. Los flujos entre su pintura y la literatura de Blasco Ibáñez son muy intensos en esta época. La exposición presenta un retrato del literato elaborado por Fillol.

Varios artistas valencianos de la misma generación se desplazaron a Madrid para asistir al taller de Sorolla (Benedito, Mongrell, Andreu), Fillol permanece en Valencia, y desde aquí comienza a desplegar una intensa actividad y planificación expositiva, pues fue muy activo en su proyección exterior, participando en muestras de todo tipo y viajando por distintas países como Francia e Inglaterra.

Como buen naturalista busca que sus obras sean verdaderos análisis sociológicos, llevando su influencia al terreno psíquico y fisiológico con el fin de investigar la realidad y los mecanismos de las pasiones humanas, ideando grandes composiciones donde aborda temas tan de actualidad como la prostitución, el abuso de menores, la miseria, la violencia, el abandono, la ignorancia o la superstición.

Algunos de sus cuadros fueron motivo de escándalo, como sucedió en 1906 con ‘El sátiro’, que ahora se puede ver por primera vez restaurado. Obra pintada para la Exposición Nacional de Bellas Artes, fue retirada por el jurado dada la crudeza del tema representado, y que desde esa fecha no se ha vuelto a contemplar ya que su autor lo guardó contrariado por la polémica que suscitó el cuadro.

Y el mar siempre azul, de Antonio Fillol. Museo de Bellas Artes Gravina de Alicante.

Y el mar siempre azul, de Antonio Fillol. Museo de Bellas Artes Gravina de Alicante.

Buenas prácticas: nombrarlas no significa aplicarlas

SOBRE EL COMITÉ DE EVALUACIÓN DEL CONSORCIO DE MUSEOS

Desde la Consellería de Cultura de la Generalitat Valenciana se ha hecho pública la composición de la comisión evaluadora que se encargará de la selección del órgano de dirección del Consorcio de Museos. Desde AVVAC exponemos nuestra disconformidad con la selección de este comité evaluador, puesto que en él se percibe una forma de gestión y organización continuista y anclada en políticas del pasado que no hacen honor a la declaración de intenciones de su Código de buenas prácticas.

A pesar del énfasis que desde la Consellería se ha puesto en la equidad de la distribución de los porcentajes que componen este comité (33,3% sector profesional, 33,3% sociedad civil, y 33,3% administración), desde AVVAC recordamos que una de las reivindicaciones fundamentales que el sector del arte viene haciendo es la desvinculación del poder político de la cultura para garantizar de esta forma su independencia ideológica. Por esto, no entendemos que se plantee un comité evaluador con un 33,3% de miembros políticos ligados a la administración compuesto por Vicent Marzà, Conseller de Cultura; Carmen Amoraga, Directora general de Cultura y Patrimonio; Xavier Rius, diputado provincial de Cultura de la Diputación de Valencia. Desde nuestro punto de vista el sector político debe tener representación en estos comités con voz pero sin voto. La Administración tan solo debería velar por el buen funcionamiento de dicho comité, y asegurar así su profesionalidad y neutralidad.

La toma de decisiones debe quedar reservada exclusivamente a los profesionales o expertos en la materia que deberían ser siempre de reconocido prestigio. Además cabria esperar la designación de profesionales que aportaran nuevas visiones y criterios renovados que propiciarán el cambio demandado en esta nueva etapa. En este sentido nos sorprende la elección de algunos miembros vinculados a anteriores gobiernos y formas pretéritas de administrar la cultura. Es el caso de Manuel Muñoz representando a la Academia de San Carlos y especialmente de Felipe Garín, anterior director de la institución, apartado de su cargo por la propia Consellería y ahora encargado de valorar a su sucesor. Esta designación nos parece esperpéntica, dado que desde los primeros encuentros que las asociaciones profesionales hemos mantenido con los órganos de gobierno, se reclamó su destitución por la opaca y controvertida gestión de los recursos al frente del Consorcio de Museos.

Atendiendo a la diversidad que el proyecto del Consorcio supone, no termina de entenderse el solapamiento de perfiles vinculados fundamentalmente a la historia del arte y a la gestión del patrimonio en relación a la ausencia de miembros dedicados a la gestión de la producción cultural contemporánea. La presencia de una experta en Sorolla (su biznieta) Blanca Pons Sorolla, de una restauradora y experta en patrimonio Victoria Vivancos, Sebastià Miralles de la Universitat Politècnica de València; Susana Lloret, directora de la Fundación Por amor al arte y de dos expertos como Garín y Manuel Muñoz ligados a las políticas culturales del anterior gobierno. Además contrasta con la ausencia de profesionales con experiencia en la gestión de alguna institución foránea y de prestigio similar al Consorcio.

En este sentido otra propuesta de AVVAC que ha sido obviada, es la necesidad de una diversidad geográfica de los miembros de la comisión. Al menos dos tercios deberían ser de fuera de la comunidad, al objeto de procurar la máxima independencia posible en cuanto a vínculos personales o intereses profesionales con los candidatos. En este punto queremos destacar que todos los miembros propuestos por Conselleria pertenecen al ámbito valenciano, por lo que se corre el riesgo de que su decisión esté más ligada a afinidades personales con los participantes que a un criterio profesional, justo y ecuánime.

Por otro lado lamentamos la escasa presencia en el comité de selección de miembros que ejerzan su labor en las provincias de Castellón y Alicante, limitando la presencia en representación de la administración a Rosa María Castells, registro y conservación de MACA. Al segregar a las provincias de Castellón y Alicante de la comisión evaluadora no se ha tenido cuenta el carácter autonómico de la propia institución.

A estos diez nombres propuestos desde la administración, se suman los representantes de AVVAC y AVCA, quedando en inferioridad numérica el voto que representa al sector profesional.

Queremos subrayar que las premisas que han determinado las propuestas que desde AVVAC hemos barajado, han sido la independencia y el rigor profesional. Es por esto por lo que se decidió invitar a Iñaki Martínez Antelo, director del MARCO de Vigo desde el 2005, y primer director de museo de este país designado a través de un concurso público. Se trata de un defensor de las buenas prácticas tal y como lo demuestra su gestión al frente de los distintos centros que ha dirigido: Centro Galego de Arte Contemporánea de Santiago de Compostela (1996-1998), coordinador de exposiciones en el Auditorio de Galicia (1998-2002) y coordinador de actividades culturales en Casa Asia, Barcelona (2002-2003). En febrero de 2011 fue elegido presidente de la Asociación de Directores de Arte Contemporáneo de España. La gestión de Martínez Antelo se caracteriza ante todo por un marcado perfil actual, y una apuesta constante por el arte emergente.

Creemos que la fórmula planteada desde la administración no es la más adecuada y dificulta la profunda renovación de una institución fallida y obsoleta como el Consorcio de Museos, creada para Consuelo Ciscar. Urge la necesidad de generar desde las administraciones nuevos modos de funcionar en red, trabajar en estrategias que faciliten recursos y dotar de autonomía a los diversos espacios, para que sus contenidos se gestionen desde la libertad e independencia.

Los nuevos planteamientos políticos, no pueden desarrollarse sin profundizar en el carácter público de convocatorias y concursos, un derecho que hasta ahora se había arrebatado a la sociedad. Por ello, desde las asociaciones profesionales, nos afanamos en exigir el rigor necesario en los procesos, imparcialidad y respeto territorial. Desde AVVAC exigimos a los representantes políticos que velen por la profesionalidad de este comité, y lleven a cabo un riguroso proceso de baremación que estudie con la debida profundidad y atención cada una de las propuestas presentadas, para que la decisión que finalmente se tome se traduzca en progreso y enriquecimiento cultural.

Artistes Visuals de València, Alacant i Castelló

¿Qué haremos ahora con el Centre del Carme?

Aunque somos conscientes del momento de desarrollo y cambios que está viviendo culturalmente la ciudad, no podemos resistirnos a cuestionarnos algunos planteamientos que nos avanzan desde los medios de comunicación. Recientemente, leíamos en el artículo de Alfons García un titular anunciando que el Centre del Carme se convertirá en un espacio de creación para jóvenes artistas.1 Sin embargo, el contenido del texto dejaba entrever otros detalles que podrían convertirse en preocupantes si repiten la deriva que ha vivido el centro en los últimos años.

Para situarnos en el punto actual es necesario hacer una rápida revisión de la propia trayectoria del monasterio del Carmen que, construido en 1281, representa el muestrario de la arquitectura local a lo largo de siete siglos. Convertido en escenario museográfico desde la Desamortización hasta la actualidad, gracias a la Academia de Bellas Artes de San Carlos que lo conservó como Museo Provincial, fue posteriormente sede de la Facultad conservando así su sentido de investigación, docencia y experimentación plástica.2 Desde el año 1989, una vez afianzado en la programación del IVAM, el Centre del Carme se integraba dentro de los llamados espacios alternativos que enlazan con la tipología arquitectónica conocida como kunsthalle. De esta forma, el lugar expositivo en los noventa quedaba establecido a partir del refectorio del siglo XIV o sala del Embajador Vich, la galería moderna trazada entre 1900 y 1913, conocida como sala Ferreres y el claustro renacentista construido en el siglo XVII. Estos tres escenarios permitieron articular discursos flexibles combinando espacios abiertos, jardines, pasillos, galerías blancas o góticas y convirtieron al edificio en “uno de los ejemplos más llamativos de adaptación arquitectónica con que contaba Europa”.3

Por lo tanto, la estructura implantada en el IVAM desde su inauguración hasta 2002 estuvo generada por una doble actuación: la construcción de un centro de nueva planta que renovaría la imagen de la ciudad, y el uso de un centro antiguo cercano a éste como sala de exposiciones experimentales. La estrategia nacida de esta dualidad del museo junto a su política expositiva permitió a un centro joven plantear y adelantarse a un nuevo concepto de escenario artístico que después seguirían otros museos españoles e internacionales (MACBA en Barcelona, Museo Serralves de Oporto, MoCA de Los Ángeles, etc.) Asimismo, gracias a las connotaciones arquitectónicas del lugar, los artistas pudieron abordar la investigación de sus trabajos a partir de montajes ex profeso, en un momento en el que España carecía de espacios de arte contemporáneo que potenciasen el montaje de instalaciones y el llamado site-specific.4 Las características del Centre del Carme se orientaron desde un doble enfoque, como continente y como contenido, para comprender la singularidad de su disposición arquitectónica y de su programación de actividades.

centro-del-carmen

Sin embargo, la calidad y reconocimiento dentro del contexto artístico no fueron suficientes para conservar este modelo museográfico. Todos recordamos las voces críticas y las manifestaciones en contra de su cierre, así como la creación de la plataforma ex -Amics del IVAM (actualmente desaparecida). El Instituto Valenciano de Arte Moderno perdería en ese momento un espacio experimental que ya nunca ha recuperado.

A partir de entonces, el Centre del Carme barajó varias soluciones cuyo eje central protagonizaba el futuro museo del siglo XIX. La reapertura de sus puertas se realizó en 2011 con una nueva fase de rehabilitación concluida, donde se subrayaba el claustro gótico y la exposición “Los retratos de la Belle Epoque”. Durante los últimos años algunos proyectos han destacado en su recorrido, como el montaje de muestras colectivas, festivales como “10 Sentidos” o los trabajos de investigación vinculados al contexto social de Joaquín Sorolla. Sin embargo, actualmente, revisar el conjunto de su trayectoria nos conduce a calificar la programación como un cajón de sastre, donde la singularidad o el atractivo de las exposiciones puntuales no pueden abalar la construcción de una programación basada en un discurso claro y definido. Tampoco la diversidad de espacios ha sido sinónimo de ordenación de proyectos, y como resultado hemos contemplado en ocasiones una especie de mestizaje caótico. La práctica de estas soluciones nos llevan a visitar exposiciones en salas que hoy presentan una muestra sobre “Los Ángeles Músicos de la Catedral” y mañana esculturas e instalaciones contemporáneas. En el mismo lugar una muestra de pintura del XIX dará paso a un montaje de arte actual. Esta relación de ejemplos no nos encamina a cuestionar el propio proyecto, sino la articulación dentro del tejido del centro. Es decir, el argumento no es tanto qué se expone, sino cuál es su coherencia en el discurso de la programación que define el espacio.

Por esta razón y llevados a la lectura referenciada al comienzo, la posibilidad que apuntan los responsables de convertir el Centre del Carme en contenedor de “muestras desviadas por las otras instituciones que, además de la autonómica, forman parte del Consorci: las diputaciones provinciales y los ayuntamientos de las capitales”, nos pone en alerta sobre el propio sentido de la programación en un centro de estas características.

Con sus ocho salas y 7.500 metros cuadrados, el significado multidisciplinar debería implicar también una orientación coordinada desde la diversidad. Las posibilidades que ofrece el espacio son inmensas y quizás esta interpretación o ‘relectura’ podría favorecer ciertas mejoras en la comunicación ya que, hoy por hoy, la trayectoria museística del Carme se presenta en gran parte invisible para el público: Ni la web del IVAM, ni la del Centre del Carme contienen la información completa. En el primer caso sólo encontramos referencias a las exposiciones posteriores al año 1999, y en la divulgación del Consorci de Museus en red aparecen desde 2011. Todo lo demás nos conduce a textos sobre la historia de su arquitectura, pero no de sus exposiciones.

Las líneas futuras para este espacio deberían apoyarse en objetivos definidos (programación, identidad, marco de actuación para los artistas jóvenes, proyección, etc.). Muchas de estas cuestiones se abordarán desde las directrices que obtenga el resultado del concurso público anunciando en breve. A esto se sumará la decisión que conllevan las fases de rehabilitación pendientes, así como la conexión del edificio con el resto de centros artísticos, el barrio del Carmen y, en definitiva, con el propio desarrollo de la ciudad. No estamos hablando, por lo tanto, de un centro más. La pregunta abierta sobre qué haremos ahora con el Centre del Carme implica directamente apoyar (o no) un modelo cultural.

Maite Ibáñez

1 GARCÍA, Alfons, “Cultura convertirá el Centre del Carme en un espacio de creación para jóvenes artistas”, Levante, 24/11/2015, p. 58

2 “El Convento del Carmen representa el primer y único hito de la historia de la museística en la Comunidad Valenciana en el siglo XIX. Su propia subsistencia hoy la debemos a ese trascendental hecho, es decir, a la enérgica actuación de la Academia de San Carlos que lo convierte en Museo de la Desamortización”. ESTEBAN CHAPAPRÍA, Julián, “Impostación del patio del Embajador Vich en el ex convento del Carmen”, Valencia, Loggia: Arquitectura y restauración, nº 12, Universidad Politécnica de Valencia, 2001, p. 26.

3 HOLO, Selma, Más allá del Prado, Akal, 2002 p. 145 (Lo más interesante de la presencia de la arquitectura del Carme implicaba una resemantización a partir de una nueva función comunicativa que la desvinculaba de su origen)

4 Gracias a las connotaciones arquitectónicas del centro, los artistas pudieron abordar la investigación de sus trabajos. Algunos de los autores que exponen por primera vez en España fueron presentados de la mano de este lugar como: Pier Kirkeby, Fischli/Weiss, Robert Wilson, Hamish Fulton, Michael Craig-Martin e Isamu Noguchi. Las salas también introdujeron las primeras retrospectivas en España de Gilberto Zorio, Tony Cragg, Signar Polke o Matt Mullican, entre otros. Consecuentemente, algunos de los proyectos de estos autores formaron parte de las adquisiciones para la colección del museo, construyendo la historia de los fondos que ahora conocemos. (Destacamos las obras de Bruce Nauman, Richard Serra, Allan McCollum, Cristina Iglesias, Juan Uslé, Carmen Calvo, Juan Muñoz, etc.)

Miran al pasado, mientras el presente agoniza

La falta de perspectiva en la interpretación de los acontecimientos –provocada por la dinámica del cortoplacismo electoral- fomenta la toma de decisiones que hoy parecen una fuente de ahorro, cuando en realidad son una hipoteca más que habremos de acarrear. Una hipoteca en forma de una menor cualificación de las personas y, por lo tanto, de una mayor dificultad para que éstas alcancen sus objetivos vitales. Es ahora, en momentos de crisis económica, cuando con más énfasis conviene recordar que la cultura y la educación no son un lujo, sino aspectos de primera necesidad para construir la realidad presente y un futuro mejor. Quienes ostentan responsabilidades públicas deben de ser conscientes de que el arte contemporáneo no es un aderezo, ni un ornamento, y que su exhibición es algo más que un acto social: es una forma de transmisión de conocimiento, un modo de estímulo de la inteligencia colectiva.

Los creadores de hoy, con su trabajo, están ya escribiendo una historia que será valiosa para interpretar nuestro tiempo, démosles la posibilidad de cumplir con su servicio. ¿A qué modelo de sociedad y de ciudadanos aspiramos? Los excesivos recortes en cultura, justificados recurrentemente por la crisis, no solo dejarán entre nosotros una merma de oportunidades, sino que dará lugar a generaciones venideras sin la posibilidad de acceder a la riqueza cultural que nos es propia.

El camino por el que han optado algunas instituciones culturales públicas supone echar mano a colecciones propias y ajenas para cubrir sus programaciones expositivas, bajo la premisa del ahorro presupuestario. No estoy seguro de que esos movimientos garanticen una ventaja al respecto, pues suelen llevar aparejados otros compromisos económicos. De lo que no me cabe duda es que los recursos destinados a ese fin no están sirviendo para impulsar a los agentes artísticos y culturales que operan en la actualidad, que son quienes necesitan de los recursos y el apoyo público para sacar adelante sus investigaciones.

centro-del-carmen

Recientemente se presentó el programa de exposiciones del Consorcio de Museos de la Comunitat Valenciana, en el que se agrupan por epígrafes las distintas propuestas a desarrollar durante el presente ejercicio. Lo llamativo del asunto es el volumen de proyectos dedicados a mirar al pasado, bajo la categoría de exposiciones conmemorativas, homenajes, exposiciones históricas, recuperación de artistas, retrospectivas, etc., que suponen alrededor del 75% de las exposiciones programadas. El interés desmedido de la institución por referirse a un tiempo pasado, ese que para algunos siempre fue mejor, lleva implícita la decisión política de estrangular el presente.

Por importante que fuera –que lo es- la aportación artística y cultural realizada por Sorolla, Benlliure, Pinazo o Blasco Ibáñez, con su constante regodeo expositivo y el caudal de recursos que las instituciones públicas han destinado en esa dirección desde hace unos años, nos obliga a advertir que en un momento de carencias como el actual se hace urgente racionalizar el empleo de los presupuestos públicos para poder dar soporte a los creadores de hoy. Pues son éstos, los vivos, los que con mayor premura necesitan apoyo para sacar adelante sus creaciones artísticas e intelectuales.

En los períodos de crisis económica se tiende cíclicamente a la confección de programaciones expositivas mucho más conservadoras, que vuelven su mirada a los creadores del pasado e invitan a abstraerse del presente para revivir glorias pretéritas. Con ello se produce una situación grave, pues por una parte la escasez de recursos hace que se produzcan generaciones “perdidas”, y por otra parte la sociedad queda empobrecida a largo plazo, por haber renunciado hoy al patrimonio resultante de esos creadores a los que no se ha brindado el debido apoyo.

Mirando en exceso al pasado, hacen que nuestro presente agonice. Ese será su legado.

José Luis Pérez Pont