Cultura residente y de mediación en el CCCC

Encuentro Cultura Resident València
Centre del Carme Cultura Contemporània (CCCC)
Museu 2, València
Sábado 14 de septiembre de 2019
De 11:00 a 21:00

Utilizar la creación contemporánea como elemento de mediación y motivar a la ciudadanía como agente activo de un proceso de creación, participativo y relacional es el objetivo que persiguen las residencias artísticas de mediación cultural que se desarrollan en el Centre del Carme Cultura Contemporània de València.

Tras seis meses de trabajo junto a varios colectivos de la ciudad, este próximo sábado, 14 de septiembre de 2019, los proyectos de Äther Studio (Audrey Lingstuyl y Michael Urrea) y Eva Fernández se muestran al público en el centro de arte para generar un intercambio de saberes con el resto de la población.

El Encuentro Cultura Resident València se desarrollará a lo largo de todo el día en el Centre del Carme, de 11 a 21 horas, con entrada gratuita.

El director del Centre del Carme, José Luis Pérez Pont ha manifestado que “desde el Consorci de Museus y desde el Centre del Carme entendemos la mediación cultural como un proceso de trabajo que trasciende el ámbito del museo con proyectos que se desarrollan en otros espacios como la escuela o en comunidad”.

“En este sentido, las residencias de mediación cultural permiten que otros sectores de la población que habitualmente no tienen un contacto directo con la cultura se sientan partícipes de la creación actual, favoreciendo su aproximación al arte contemporáneo y por tanto su apreciación, porque no se puede estimar aquello que no se conoce”, ha señalado Pérez Pont.

La directora general de Cultura y Patrimonio, Carmen Amoraga, ha recordado “el importante papel que desempeña el programa de residencias artísticas de la Generalitat Valenciana, Cultura Resident, en la profesionalización del sector cultural valenciano, con residencias que tienen lugar tanto en territorio valenciano como en el extranjero”.

Amoraga ha señalado como ejemplo la participación de Rosalía Banet en la apertura de la temporada cultural en Helsinki, o próximamente los Open Studio de Estelle Jullian y Javier Rodríguez durante sus residencias en Ginebra y en Praga, respectivamente, como artistas seleccionados en la convocatoria ‘Cultura Resident Internacional’.

Encuentro Cultura Resident València

En el Encuentro Cultura Resident València participan los dos proyectos en residencia desarrollados desde febrero en el Centre del Carme Cultura Contemporània: ‘Valentia, el nacimiento de una micronación’, de Äther Studio (Audrey Lingstuyl y Michael Urrea) y ‘Abundancia: contrato cultural y cuidado de la vida’, de Eva Fernández.

Instalación: ‘Valentia. Ensayo para una micronación’ / Claustro gótico

11:00-21:00

Esta instalación constituye la tercera y penúltima etapa del proyecto ‘Valentia, el nacimiento de una micronación’, realizado por Äther Studio en el marco de su residencia de mediación cultural en el Centre del Carme Cultura Contemporània. Las dos etapas anteriores del proyecto consistieron en la realización de una serie de actividades junto a visitantes del CCCC, estudiantes, niños, inmigrantes en riesgo de exclusión y personas refugiadas. Todas estas actividades estuvieron orientadas a reflexionar colectivamente sobre la constitución de las identidades nacionales y su repercusión en la comprensión de lo local y lo global, por lo que el objetivo de esta tercera etapa es llevar estas reflexiones al ámbito práctico.

La instalación ‘Valentia. Ensayo para una micronación’ es una acción artística que durante diez horas seguidas libera el Claustro Gótico del Centre del Carme. Como su nombre indica, esta instalación es un ensayo. Un espacio abierto a la prueba, al error, a la intención y a la expresión. A la vez, un laboratorio de naciones y una nación experimental.

Técnicamente, la instalación consiste en un espacio delimitado dentro del cual se ubica una cámara que transmitirá en vivo todo lo que allí suceda. Durante las diez horas de duración los visitantes son invitados a ocupar este espacio, sin ningún tipo de instrucción o previsión de uso más que las dispuestas en la declaración de intenciones de la micronación de Valentia.

Conversación: ‘Valentia. Una micronación en un mundo hipernacionalizado’ / Aula Capitular

16:00-18:00

Conversatorio abierto con la participación de diversos especialistas que han colaborado en la realización del proyecto, entre ellos la comisaria y coordinadora de proyectos culturales Alba Braza.

En medio del resurgimiento de los nacionalismos, este conversatorio propone pensar en la noción de micronación como estrategia de reflexión y subversión.

Äther Studio. Cultura Resident València. Fotografía cortesía del CCCC.

Asamblea abierta y entrega del libro-libreta ‘Abundancia’ / Aula Capitular

12:00-14:00

A lo largo de estos seis meses, Eva Fernández ha trabajado en sesiones periódicas en formato asamblea con un grupo de mujeres. En estos encuentros, realizados en el Centre del Carme, el grupo ha puesto en común relatos de vida, memorias, identidades e historias familiares en el contexto sociohistórico de cada una. Partiendo de una libreta que la artista encontró con una reflexión de su abuelo, militante anarquista, preso tras la guerra pero haciendo planes de futuro al tiempo que afirmaba “ahora que estamos a tiempo”, e incitaba a enterrar odios y rencillas. Eva plantea que no hay derrota si en el contrato cultural apostamos por la vida. Hacer visible tanto contenido valiente y precioso que no está legitimado o no cabe en lo que abarca el contrato cultural más autorizado ha sido el objetivo de esta residencia de mediación.

Todas las mujeres que han participado de ‘Abundancia’ lo han hecho apostando por poner ahí lo más importante para ellas. Ese contenido es el que ahora se quiere devolver en forma de objeto: un libro-libreta, es decir, un libro que invita a seguir siendo escrito. Un libro-herramienta para que otras personas sigan produciendo. La entrega del libro-libreta será a las personas invitadas a la asamblea final, para que lo continúen escribiendo, animando a actuar desde la mediación en la cultura para que cada obra dé vida y cada vida, obre.

En palabras de la artista, “a un contrato cultural fecundo para la vida es a lo que nos convocaba ‘Abundancia’ y el libro-libreta es el dispositivo que nos hemos inventado para que las palabras e imágenes nos ayuden a conseguirlo”.

La presentación y última asamblea del proyecto será exactamente eso: una asamblea, “es decir, un círculo donde invitamos a todo el mundo que participe a nombrar lo importante y ponerse a la tarea de realizarlo de algún modo”, afirma la residente Eva Fernández. Esta última asamblea será abierta y contará con invitadas especiales: “hemos trabajado juntas produciendo lo más vital para nosotras mismas y confiando que sirva a otras y otros”.

Cultura Resident

Cultura Resident es un programa autonómico único y pionero en nuestro territorio que facilita a los creadores tiempo, espacio, acompañamiento y recursos económicos para el desarrollo de su trabajo, dando soporte a proyectos de todas las disciplinas artísticas, desde la creación visual, escénica, musical, literaria o audiovisual actual, hasta cualquier otro ámbito de pensamiento.

Äther Studio. Cultura Resident València. Fotografía cortesía del CCCC.

MAKMA

Estival y periférica comedia europea en el CCCC

Ciclo de cine ‘¿De qué nos reímos en Europa?’
Centre del Carme Cultura Contemporània (CCCC)
Museu 2, València
Programación del martes 20 al domingo 25 de agosto de 2019
A las 22:00

El Centre del Carme Cultura Contemporània, dentro de su ciclo de cine ‘¿De qué nos reímos en Europa?’, abre la puerta a la comedia griega con firma femenina con la proyección, el martes 20 de agosto, de ‘Attenberg’ (2010), dirigida por la cineasta Athina Rachel Tsangari.

Probablemente sea el cine griego el que está produciendo el cine más crítico y arriesgado de Europa. Este es el filme más celebrado de Athina Rachel Tsangari, quien produjo los primeros filmes de Yorgos Lanthimos. ‘Attenberg’ ofrece surrealismo punk en manos de sus dos jóvenes protagonistas, capaces, entre otras muchas cosas, de reproducir con gracia algunas piruetas de los Monty Python, las del sketch del ‘Ministerio de los Andares Tontos’. La Academia de Cine de Grecia la escogió para optar al Oscar a la mejor película extranjera.

‘Århus by night’ (1989), de Nils Malmros.

Otro de los platos fuertes de la semana se podrá ver el miércoles 21 de agosto. La comedia danesa ‘Århus by night’ (1989), de Nils Malmros, es aparentemente una versión nórdica de ‘La noche americana’ (1973), de François Truffaut, pero esta obra, inédita en España, resulta muy superior.

Que el cine puede ser una herramienta que ayuda a trascender nuestras propias limitaciones es lo que acaba contando este memorable filme de Nils Malmros. A diferencia del mítico filme francés, aquí el rodaje expuesto alude a una película que sí existe, ‘Dregen’ (Boys, 1977), que significó el tránsito de cineasta amateur a profesional cuando era el único que hasta entonces rodaba en su ciudad. En cada una de sus obras, este personalísimo cineasta danés va narrando su vida, siendo esta la más divertida.

El jueves 22, llega el turno de ‘Shik’ (‘El traje’, 2003), con dirección de Bakhtyar Khudojnazarov, una coproducción de Rusia, Alemania, Francia, Italia y Ucrania.

‘El traje’, de Bakhtyar Khudojnazarov.

Los protagonistas de ‘El traje’ tan solo buscan mejorar sus oportunidades, pero el éxito de este empeño puede resultar titánico en un país tan complejo como Rusia. Como ya demostró en ‘Luna Papa’, Bakhtyar Khudojnazarov imprime ese brío alegre que despide la poética de Emir Kusturica para aliñar el periplo ingenuo de sus tres protagonistas, ansiosos de obtener y compartir un precioso traje que debería cambiar sus grises vidas.

En medio de sus colaboraciones con Pier Paolo Pasolini, Mauro Bolognini presenta con ‘Arrangiatevi’ (1959), el viernes, 23 de agosto, una obra magistral que se origina a raíz del grave problema de la vivienda que se dio tras la II Guerra Mundial. Con un argumento muy propio de la época de su producción, ofrece un retrato mordaz de un país azotado por una ley, Merlín, y volcado en la elección de un papa que sucediera a Pío XII.

El sábado 24, la comedia alemana ‘Das leben ist eine Baustelle’ (‘La vida en obras’, 1997), de Wolfgang Becker, nos conduce hacia un viaje a lo desconocido, como lo definió su director “porque nunca sabemos qué nos depara el mañana”.

‘La vida en obras’, de Wolfgang Becker.

Muy propio del momento de su producción, este filme de culto de Wolfgang Becker tiene la habilidad de utilizar el caótico paisaje germánico que siguió a la caída del muro para generar una saludable y torrencial diversión. Todo un mérito para una comedia ligeramente romántica gestada cuando Eros y Tánatos estrechaban fuertes lazos, ese cine de los noventa que daba cuenta del azote temible que produjo el sida en las relaciones más personales.

Otra de las joyas de este ciclo se podrá ver el domingo 25. ‘Tandem’ (Francia, 1987) supuso el descubrimiento asombroso por parte de la crítica de Patrice Leconte, quien hasta entonces no pasaba de ser un cineasta comercial especialista en urdir comedietas y películas de acción. Esta road movie de aires claramente quijotescos oculta una historia íntima y sutil. En sus capas externas, disfrutamos de un argumento delicioso y amargo; en las más profundas, de una historia de amor entre hombres que, por supuesto, también palpitaba en la pluma compleja de Cervantes. Su primera secuencia no narrativa describe perfectamente qué es exacta y visualmente eso que llamamos cine. Según Daniel Gascó, “aparte de guionista y director, Patrice Leconte hizo de operador de cámara dando una lección magistral de cómo se escribe con la luz y las imágenes”.

‘Tandem’, de Patrice Leconte.

¿De qué nos reímos en Europa?

El Centre del Carme Cultura Contemporània refresca las noches de agosto con su ciclo de cine de comedia europea ‘¿De qué nos reímos en Europa?’. Hasta el próximo 30 de agosto de 2019, el ciclo presenta varios títulos producidos en el siglo XX y XXI pertenecientes a diversos puntos de la geografía europea. Clásicos poco vistos, obras maestras ignotas, filmes asombrosos que no llegaron a estrenarse en España comparten cartel con perlas imprescindibles de la comedia europea que hace mucho tiempo que no son exhibidas.

El CCCCinema del Centre del Carme se ofrece a las 22 horas, con entrada gratuita, cada noche de agosto, excepto los lunes. Las películas se proyectan en versión original, con subtítulos en español. Toda la programación se puede consultar en www.consorcimuseus.gva.es.

‘Attenberg’, de Athina Rachel Tsangari.

MAKMA

Cuestionando los límites espaciales

Something Happened, comisariada por Diana Guijarro
Daniel Jacoby, Nicolás Lamas, Zilvinas Landzbergas, Gabriel Lecup, Fran Meana
Centre del Carme
C / Museo, 2. Valencia
Hasta el 2 de septiembre de 2019

Gabriel Lecup se refiere a Jean Paul Sartre cuando alude a los tres personajes encerrados en el infierno, en su obra A puerta cerrada, que contiene la famosa frase “El infierno es el otro”. Lo dice para introducir su propuesta en el proyecto ‘Something Happened’, comisariado por Diana Guijarro, y en el que participan junto a él Daniel Jacoby, Fran Meana, Nicolás Lamas y Zilvinas Landzbergas. Cinco artistas interviniendo una de las salas del Centre del Carme, para poner en cuestión los límites espaciales, los efectos que dicho continente ejerce sobre su producción artística y las diatribas que tales relaciones suscitan en el propio espectador, al que pretenden incomodar. 

Lecup, además de referirse al espacio habitado por esos otros que resultan el infierno para uno mismo, aludió a ciertos peces asiáticos que, encerrados en una misma pecera, luchan entre sí hasta la muerte. Pecera que forma parte de su instalación, junto a un caleidoscopio metáfora de ese infierno y una pequeña pieza, con espejos a modo de ilusión óptica que abre un espacio ficticio por detrás. “Hay una puerta que se puede abrir, pero por la que los personajes no pueden salir, al estar ocupados en su lucha interna”, explicó Lecup. 

Pieza de Gabriel Lecup. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Si la pecera evoca en cierto modo a la película ‘Rumble Fish’ (La ley de la calle, de Francis Ford Coppola), por aludir a los peces luchadores de Siam, la pieza de cristal bien pudiera referirse a ‘El ángel exterminador’, de Luis Buñuel, en la que un grupo de burgueses invitados a una cena no pueden salir de una habitación, sin que nada se lo impida y por razones desconocidas. “Hice el video [de la pecera] antes de ver ‘Rumble Fish’. Es un trabajo autobiográfico, porque yo entrené a esos peces para la pelea y supone cierto arrepentimiento por lo que hice de niño”, señaló Lecup, igualmente interesado por la película de Buñuel y otras muchas relacionadas con esa dimensión espacial angustiante. “Somos parte de esa crueldad”, dijo, con respecto a esa contemplación morbosa de los peces que luchan hasta la muerte.

Daniel Jacoby, ausente durante la presentación, también indaga en el contexto claustrofóbico de tres personajes, dos hombre y una mujer, para construir cierta distopía en un cubículo. Guijarro se refirió a la “estética agobiante” y “atmósfera especial” que caracteriza el trabajo de Jacoby, vinculado en este sentido con el de Lecup, ambos dejando paso al de Fran Meana, que dijo conjugar tecnologías digitales y analógicas, llevando los materiales industriales “al límite”. Lo hace en la columna que separa dos espacios, mediante formas generadas en 3D por ordenador y que vienen a “replicar los crecimientos de hongos”, subrayó Meana. 

Pieza de Zilvinas Landzbergas. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Sus piezas están suspendidas con imanes en las aristas de la pared que divide dos espacios, y lijadas “para que reaccionen a los cambios atmosféricos de la sala”. No solo el cemento, sino los restos de la actividad industrial forman parte de su proceso productivo, al igual que la luz lo hace en el trabajo de Landzbergas. “El arte es un sistema de preguntas más que de respuestas”, apuntó el artista de origen lituano, que también se refirió al museo “como espacio de proceso y no de resultados”. Su luz, compuesta por diversas hileras de fluorescentes, se halla interrumpida por un gran mural de plástico a modo de pared surcada por diversas rasgaduras obtenidas del propio frotamiento previo contra el suelo.

“Revelar el espacio como algo construido”, de manera que el espectador sea “consciente de sus mecanismos”, está en la base de su propuesta. “Somos polvo de estrellas de una explosión original que produjo luz”, indicó Landzbergas, al tiempo que se refería al plástico del mural como “material de supervivencia extrema” utilizado, sin ir más lejos, por los refugiados. Espacios angustiosos, materiales llevados al límite y luces que dejan entrever ciertas sombras, dejan paso por último a la intervención de Nicolás Lamas, atraído por “lo liminal”, lo que sucede “entre dos estados, la vida y la muerte, lo nuevo y lo viejo”.

Instalación de Nicolás Lamas. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Un “estado intermedio” entre las ruinas tecnológicas y naturales, representadas por materiales desechables de ordenador y comunidades de avispas, en la que pone su atención Lamas: “Me interesa el ritmo estructural” que, a su juicio, desencadena el encuentro entre panales “que son comunidades de insectos heterogéneos que colisionan entre sí, en relación con elementos industriales y tecnológicos”. Ese choque disruptivo entre estructuras antagónicas es el representado en este último espacio repleto de diversos anaqueles llenos de elementos reciclables. 

‘Something Happened’ (Algo sucedió) es la tercera parte del proyecto ‘Totalidad e infinito’ de Diana Guijarro, que toma el título de un ensayo de Emmanuel Levinas, en el que viene a decir: “El ansia por trascender llega cuando la verdadera vida está ausente  y mi estancia en el mundo se piensa como una marcha”. Una marcha que, en el caso de los cinco artistas que intervienen el Centre del Carme, se tambalea entre la angustia del espacio cerrado y su apertura ambigua. Menos mal que Levinas echa una mano: “Es ahora cuando el arte y las palabras pueden convertirse en un médium de la verdad”.  

Instalación de Zilvinas Landzbergas. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Salva Torres

Artfulness o la plenitud del arte

Artfulness, comisariada por Nerea Ubieto
Centre del Carme
C / Museo, 2. Valencia
Hasta el 17 de febrero de 2018

“Un arte de la conciencia plena”. Ése es el objetivo de la exposición Artfulness comisariada por Nerea Ubieto y que reúne en el Centre del Carme piezas de nueve artistas. La escisión entre el arte y la vida, que las vanguardias históricas quisieron disolver, prosigue su camino en la muestra de Ubieto, que pretende desdibujar “los dualismos cimentados en una ontología de la conciencia (interioridad-exterioridad, sujeto-objeto, alma-cuerpo, yo-otro) a favor de una filosofía del cuerpo y del nosotros ligada a la fenomenología de Merleau-Ponty”. He ahí la declaración de principios de la comisaria, que los nueves artistas evocan en sus respectivas instalaciones.

Ninguna distancia estética de por medio, sino la franca disolución de las formas que el espectador, más que contemplar, debe sentir como si fueran parte constitutiva de sí mismo. La exposición, dice la comisaria, “es una llamada a la escucha, a tomar conciencia de lo que sentimos –a través de nuestro cuerpo- al estar en contacto con el mundo, esa parte de nosotros que nos une irrefutablemente al otro”. Esa ligazón al otro y a las formas que vienen a ser su correlato, guarda relación con el movimiento romántico que antecedió a las vanguardias.

Elena Alonso

En primer plano, obra de Elena Alonso, al fondo, montaje de Paula Prats. Imagen cortesía del Centre del Carme.

De ahí que el recorrido expositivo esté planteado para guiar al espectador hacia el encuentro del otro, no alguien aislado, cuyas formas lo separan del conjunto, sino conformado por el plural nosotros que transmiten las obras. Un recorrido, por tanto, trazado “desde las sensaciones encarnadas en las piezas, hacia un pensamiento integrador en el que se entiende al otro como continuación del cuerpo propio”, señala Ubieto. Recorrido que la comisaria estructura en tres fases comunicadas entre sí.

Las instalaciones de Elena Alonso, Paula Prats y Beatriz Castela vendrían a representar, o más bien presentar, “la percepción como vía de apertura al mundo”, por utilizar las palabras de la propia Ubieto. Percepción de una sinuosa estructura que invita a ser tocada (Alonso), de unas fotografías de tamaño variable sobre aspectos diversos de la naturaleza (Prats) y del color que se transforma sin fin (Castela). “La muestra invita a desplazar el yo hago y yo pienso, por el yo siento”, de manera que cierto sentimiento oceánico se apodere del espectador en una especie de viaje psicodélico.

Everything is circular until is not, de Rosana Antolí. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Everything is circular until is not, de Rosana Antolí. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Una segunda fase remitiría al cuerpo “como pliegue entre realidades erróneamente separadas”, que vendrían de nuevo a enfatizar “la identificación entre ser y sentir”, y en la que estarían los trabajos de Damià Vivés, Marta Fernández Calvo y Jerónimo Hagerman. En esta fase, las pulsaciones juegan un papel fundamental, como lo revelan los sonidos captados por Vivés, las camas de olor de Hagerman y los latidos del corazón grabados por Fernández Calvo, tras correr durante horas por el propio Centre del Carme para medir el espacio a impulsos.

La tercera fase que cierra el conjunto expositivo evidencia, según la comisaria, “la corporalidad como un continuum de significaciones, que nos trascienden y posibilitan pensarnos desde lo común. Leonor Serrano, Rosana Antolí y Olalla Gómez son las artistas encargadas de transmitir esa ligazón del sujeto y el objeto, no exenta de sinuosidades (Serrano), misteriosos destellos lumínicos (Gómez) y la circularidad envolvente del juego del hula hoop (Antolí). Artfulness se postula “más allá de las fronteras del pensamiento”, abriéndonos “las puertas a un horizonte común”, concluye Ubieto. Un horizonte que evoca al imaginario Shangri-La.

Camas de olor, de Jerónimo Hagerman. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Camas de olor, de Jerónimo Hagerman. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Salva Torres

El Centre del Carme dobla su número de visitantes

Centre del Carme
C/ Museo, 2. Valencia
Cifras de visitantes y actividades de 2017

El Centre del Carme Cultura Contemporània despide el 2017 con un total de 182.658 visitantes, lo que supone un incremento del 140% con respecto al año anterior, más del doble que en 2016. De hecho en junio de 2017 el centro de arte valenciano ya había superado las cifras de todo el 2016. Una tendencia que se ha mantenido a lo largo del segundo semestre del año con cifras récord como en los meses de octubre y diciembre, con 24.469 y 22.212 visitas respectivamente, en el caso de diciembre casi cuatro veces más que en el mismo mes de 2016.

El Centre del Carme ha aumentado sus visitantes en cada uno de los meses de 2017 con respecto al 2016. Destaca asimismo el último trimestre del año en el que ha recibido un total de 63.944 visitantes.

Visitantes en la Sala Ferreres del Centre del Carme.

Visitantes en la Sala Ferreres del Centre del Carme.

Estas cifras ponen de manifiesto el respaldo del público al nuevo proyecto para el Centre del Carme como centro dedicado a la cultura contemporánea. En total el centro valenciano ha acogido este año 30 exposiciones con la participación de 767 artistas y más de 300 actividades culturales, entre encuentros, conciertos, talleres, proyecciones y otras acciones.

Su director, José Luis Pérez Pont, accedió al cargo en abril de 2016 y los frutos de este nuevo proyecto han comenzado a verse en 2017. Fue en el mes de febrero cuando el centro valenciano presentaba su nueva etapa con la exposición ‘Discursos premeditados’ compuesta por los fondos de arte contemporáneo de la Colección CAM que custodia el Museo de Arte Contemporáneo de Alicante (MACA). La exposición recibió más de 30.000 visitantes en dos meses.

Por otra parte, en el mes de mayo, coincidiendo con la celebración del Día Internacional de los Museos, se inauguraron las exposiciones resultantes de las primeras convocatorias públicas (Escletxes de producción y apoyo a la investigación, V.O de comisariado y 365 dies VLC, de comisariado de una sala del Centre del Carme durante un año) comenzando así un nuevo modelo de gestión para el centro de arte valenciano.

Espai de Telles del Centre del Carme.

Espai de Telles del Centre del Carme.

Previamente, en noviembre de 2016, abrió sus puertas el ‘Espai de Telles’ el primer espacio permanente dedicado a la primera infancia en un centro de arte español. La nueva sala de experimentación para bebés, de 0 a 3 años, ha influido también en el perfil del público visitante al Centre del Carme, siendo cada vez más familias las que se acercan al centro de arte, atraídas por este espacio que refuerza la función cotidiana de los lugares de la cultura. Casi 10.000 niñas y niños lo han disfrutado a lo largo de este año.

El director del Centre del Carme, José Luis Pérez Pont, ha expresado su agradecimiento por la respuesta del público y de los agentes culturales activos, manifestado que “trabajamos para prestar un servicio público de calidad, a la altura de las necesidades de una sociedad que requiere de forma urgente encontrar en la cultura y en el conocimiento herramientas útiles para la construcción de nuevos trayectos personales y colectivos. El Centre del Carme es ahora un espacio de agitación cultural puesto a disposición de la ciudadanía, con la complicidad del sector cultural. Un lugar en el que la vida cotidiana converge con la cultura viva”.

Durante 2017 se ha puesto en marcha el modelo del nuevo Centre del Carme, renovando su imagen a todos los niveles: desde su gestión, el 80% de su programación expositiva es el resultado de diferentes convocatorias públicas; hasta su imagen corporativa con una nueva imagen gráfica y un nuevo sitio web, que ha recibido la visita de cerca de 200.000 usuarios únicos, así como activando su presencia en redes sociales; pasado por la reorganización de sus salas, dando sentido a cada uno de los espacios que componen este conjunto monumental, aprovechando todo su potencial.

Atendiendo a las estadísticas, por género, un 53% de los visitantes al Centre del Carme son mujeres y un 47% hombres. En cuanto a la edad se observa una gran diversidad: con un 59% de adultos y un 13% mayores de 65 años, destaca asimismo que el 21% de su público son jóvenes y más del 7% son menores de 14 años.

El programa de educación y mediación ha desarrollado un papel muy importante en el flujo de nuevos públicos. En este sentido, la cifra de participantes en las actividades educativas del Centre del Carme supera los 9.500 asistentes, habiéndose realizado un total de 240 acciones.

Atractivo turístico

A la ingente actividad que ha generado el Centre del Carme, con más de 300 actividades que han dinamizado la vida cultural de la ciudad, no es desdeñable la relevancia patrimonial que constituye el antiguo convento, uno de los enclaves más singulares de la Comunitat, con elementos representativos de la arquitectura de distintas épocas. El diálogo entre la creación contemporánea y el monumento histórico le confieren un interesante atractivo turístico.

De este modo, otra de las cifras que llama especialmente la atención es la cada vez mayor afluencia de público extranjero que representa ya el 36% de las visitas, frente al 55% de visitantes procedentes de la Comunitat Valenciana, que sigue siendo el conjunto más numeroso, y un 8% del resto del Estado español. Durante 2017 se han registrado visitantes de 121 nacionalidades distintas. Los italianos son los visitantes extranjeros más numerosos en el Centre del Carme, con un 19%, seguido de los holandeses con un 17%, además de los franceses, ingleses y alemanes, con una destacada presencia de público procedente de Estados Unidos y Rusia.

Acción de Yves Klein, homenajeado en el Festival Nits d'Aielo del Centre del Carme.

Acción de Yves Klein, homenajeado en el Festival Nits d’Aielo i Art. Centre del Carme.

Un nuevo escenario

Como centro de cultura contemporánea el Centre del Carme se ha abierto a distintas manifestaciones de la creación actual y ha dado cabida a propuestas que no contaban hasta el momento con un espacio específico para desarrollarse, como la música experimental, el videoarte, el arte urbano o el arte de acción, que se han sumado a otras actividades como el teatro en espacios no convencionales o la danza contemporánea, además de encuentros de pensamiento, grupos de lectura, charlas y talleres.

Estas actividades, tanto las vinculadas con exposiciones como otros encuentros, de carácter educativo o artístico, han supuesto el 28% de los visitantes del Centre del Carme.

Así, el Centre del Carme se ha convertido en un nuevo escenario que ha albergado distintos festivales o encuentros, muchos de ellos de carácter internacional, lo que le ha permitido darse a conocer y abrirse a nuevos públicos y experiencias culturales.

En este sentido destacan el Festival Internacional de Música Contemporánea ENSEMS, el Festival Nits d’Aielo i Art, el Festival Músiques de Nova Creació o el Deleste, en cuanto a música; en cuanto al ámbito audiovisual, el festival Cinema Jove, Docs, o el Festival Internacional de Mediometrajes La Cabina, además del festival internacional de videocreación ‘Under de subway video art night’; en artes escénicas el festival Tercera Setmana, o el Cicle Migrats y como encuentros de pensamiento el Pechakucha Night València o Tedx València Ciutat Vella, entre otros, además de los festivales de artes visuales Intramurs y Ciutat Vella Oberta; destaca asimismo el programa artístico en defensa de los derechos de los animales y que ha cerrado el año, ‘València Capital Animal’.

Visitantes en la exposición Valencia Capital Animal. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Visitantes en la exposición Valencia Capital Animal. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Más de 3.200 post-it intervenidos artísticamente

I Posquin You
Centre del Carmen
C / Museo, 2. Valencia
Hasta el 7 de enero de 2018

Posquin es un neologismo que significa post-it intervenido artísticamente. En 2017 el proyecto ‘I Posquin You’ cumple cinco ediciones y lo celebra con una exposición en el Centre del Carme Cultura Contemporània, que podrá visitarse desde el 15 de diciembre hasta el 7 de enero de 2018. Son tres semanas intensas en las cuales se podrá contemplar más de 3.200 obras de 243 artistas. Con diferentes estilos y técnicas, las piezas siguen el formato común: 7’5 x 7’5 cm. de nuestros post-it más cotidianos. Ilustraciones, fotografías, collages, acuarelas, textos y caligrafías, e incluso, pequeñas instalaciones se reúnen en la muestra.

El proyecto ‘I Posquin You’ pretende establecer puentes entre los diferentes actores del mercado artístico, responder a una crisis económica que ha asfixiado el mundo de las artes, abrir las puertas a nuevos ilustradores que no habían tenido ocasión de exponer. Al mismo tiempo, se busca ofrecer a los creadores un apoyo ágil, económico y cotidiano, para vehicular su producción artística.

I Posquin You. Imagen cortesía del Centre del Carme.

I Posquin You. Imagen cortesía del Centre del Carme.

La comisaria del proyecto María Carballo manifestó que “este proyecto surge para ayudar a los artistas que están empezando y que tienen muchas dificultades para encontrar una galería para exponer y al mismo tiempo animar al público a que pierdan el miedo y se acerquen a las galerías y a los espacios artísticos en general”.

En la exposición se pueden ver obras de los pintores Miguel Ángel Aranda y Jordi Gamón Blanch; del fotógrafo Raúl Dap; de las artistas plásticas Anna Roig Llabata, Susana Roig, Judith o de Paco López Mayor; ilustradores como Toni Cabo, Ada Sinache, Verónica Leonetti, MAI o Alba Bla; de artistas urbanos como Eduardo Bermejo o David de Limón, de artistas multidisciplinares como Malaimé, Antonio Barroso y José Saborit además de Juan Sebastián, artista de la Galería Weber-Lutgen.

I Posquin You. Imagen cortesía del Centre del Carme.

I Posquin You. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Este proyecto empezó en 2013 en Ontinyent y, a partir de su segunda edición, se trasladó a València, ciudad en la cual se han celebrado las convocatorias de 2014, 2015 y 2016. La muestra pretende establecer una conexión entre el arte contemporáneo y el público en general, a través de unas obras abiertas a la participación, fáciles de adquirir, fáciles de transportar, y óptimas para adaptarse a cualquier propuesta y técnica creativa.

Para María Carballo la oportunidad de exponer en un espacio museístico de referencia como es el Centre del Carme Cultura Contemporània, ha aumentado, considerablemente, las expectativas, y se han recibido piezas de diferentes partes del mundo como Francia, Inglaterra, México, e incluso desde Taiwan… lo que constituye toda una muestra internacional. También artistas y obras de las ciudades más importantes del Estado español como Madrid, Sevilla, Málaga, Barcelona o Bilbao.

I Posquin You

I Posquin You. Imagen cortesía del Centre del Carme.

El Centre del Carme más animalista

València Capital Animal
Centre del Carme Cultura Contemporània
C / Museo, 2. Valencia
Del 27 de septiembre de 2017 al 8 de enero de 2018

La plataforma València Capital Animal, formada por activistas culturales en defensa de los derechos de los animales, ha sido creada en València para organizar el mayor evento contra el maltrato animal que haya entrado nunca en un museo de esta ciudad.

Coorganizado junto al Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana, el evento València Capital Animal, se celebrará del 27 de septiembre de 2017 al 8 de enero de 2018, en el Centre del Carme Cultura Contemporània. Cientos de artistas, pensadores y activistas unirán su creatividad y alzarán su voz para decir No Al Maltrato Animal.

El director del Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana, José Luis Pérez Pont, ha manifestado que “el Centre del Carme está abriendo la puerta a la iniciativa social y cívica de la Comunitat Valenciana y, con este proyecto, también del resto del Estado español. Capital Animal es una plataforma con un gran mensaje social y ecológico en defensa de los animales. Su pensamiento transmite valores como el respeto y la convivencia con todos los seres de nuestro planeta”.

Ilustración de El Roto. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Ilustración de El Roto. Imagen cortesía del Centre del Carme.

València Capital Animal contará entre su extensa programación con la exposición inédita ‘Antitauromaquias’ del artista Andrés Rábago – El Roto, que presentará los dibujos originales creados para el libro del mismo nombre, que recoge los textos publicados por el escritor Manuel Vicent en el diario El País a lo largo de 20 años. Así mismo, una exposición individual rendirá homenaje al artista Paco Catalán, cuya obra está llena de compromiso y amor hacia los animales. Todos los días de su vida el artista realiza una viñeta animalista que siguen miles de personas en Facebook y Twitter.

Capital Animal es un evento que se fundó y realizó por primera vez en Madrid en el año 2016 de la mano de las periodistas Ruth Toledano y Concha López, junto con el comisario de arte Rafael Doctor. La plataforma ha sido creada para proponer y gestionar proyectos con los que se pretende informar, sensibilizar y concienciar sobre la realidad de los animales en nuestra sociedad para, de esta forma, facilitar el debate crítico y definir posibles soluciones que construyan una sociedad más justa para todos.

Ilustración de Paco Catalán. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Ilustración de Paco Catalán. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Sus fundadoras, Ángela Molina (artista y comisaria de arte) y Ángela Montesinos (doctora en filosofía y experta en arte y tecnología) explican que “nuestra herramienta principal es la creatividad y, desde ese lugar, queremos trabajar para que la cultura sea el vehículo desde el que aproximar a la ciudadanía las diferentes líneas en las que se está desarrollando el debate animalista, y poder reflexionar sobre todos sus aspectos”.

Molina manifiesta que “no podemos progresar como seres evolutivos si no somos capaces de respetar a otras especies. Vivimos en una sociedad de la explotación de muchos para el beneficio de unos pocos y los animales son el eslabón más bajo de esta cadena. Por eso, queremos apelar a la belleza, al pensamiento crítico, a la razón, al arte y a todo acto que respete la génesis de la creatividad: la vida misma, sin exclusiones”.

Ilustración de El Roto. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Ilustración de El Roto. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Así pues, Capital Animal es algo más que un evento, una exposición o unas conferencias: es un espacio multidisciplinar de consciencia y cambio social que nos acerca al conocimiento de otras realidades no especistas. Un espacio donde no existe la discriminación de los individuos por criterios arbitrarios, como es el hecho de no pertenecer a nuestra misma especie.

El espacio elegido para el proyecto expositivo ha sido la Sala Ferreres y la Sala Goerlich del Centre del Carme Cultura Contemporània, que junto a las columnatas de los claustros gótico y renacentista y el Aula Capitular, donde se desarrollarán numerosas actividades, acogerán a cientos de personas preocupadas por los derechos de los animales.

Ilustración de Paco Catalán. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Ilustración de Paco Catalán. Imagen cortesía del Centre del Carme.