Cartografías de Óscar Carrasco

Cartografías del olvido, de Óscar Carrasco
Galería Luis Adelantado
C/ Bonaire, 6 Valencia
Hasta el 17 de noviembre de 2016

Se dice de la figura del artista que debe mantener su estilo, esa transmisión estética y conceptual que le haga reconocible. Al mismo tiempo no debe perder originalidad, ni tampoco contemporaneidad, la obra creada debería formar parte del momento histórico social, debería ser fruto de las preocupaciones, inquietudes o desvelos del creador. Plasmar estos deberes es un reto diarios que el artista debe salvar de manera continuada en su día a día. Las fotografías de Óscar Carrasco consiguen compaginar todos estos ‘deberes’ y darles una nueva significación.

La exposición ‘Cartografías en el olvido’ se puede observar de dos formas diferenciadas. Una primera en la que posicionarse en frente de la obra crea, gracias al reflejo, una extraña sensación de  inmersión. Al igual que el paisaje ha sido olvidado, el espectador se transforma en un intruso cuya presencia, humana, no acaba de encajar. El segundo modo de observar las cartografías presentadas, hoja de sala en mano, es la forma que permite identificar lugares y la mejor manera de excarbar, solo con saber su aproximación geográfica aproximada, en los recovecos de las estructuras fantasmales.

Club El Cisne Negro. Una de las obras que pueden verse en la exposición. Imagen cortesía Galería Luis Adelantado.

Club El Cisne Negro. Una de las obras que pueden verse en la exposición. Imagen cortesía Galería Luis Adelantado.

Una serie de elementos, como la arquitectura inundada de graffitis, basura y escombros, se repiten y dotan a la imagen de un carácter simbólico. Ese simbolismo se logra gracias a la creación de un muestrario ejemplar de la técnica fotográfica: buen encuadre, luz adecuada y puntos de fuga irreales. A pesar de esa realidad inherente en las piezas, volvemos a trasladarnos a una utópica y extraña materialidad. La fotografía, una vez más, se convierte en el medio que se extiende hacia una nueva dimensión, más allá de la captada por el ojo.

El propio Óscar Carrasco confiesa que le interesa “la ruina como crítica a la civilización y al poder devastador del ser humano, como recordatorio de su vanidad y fracaso ante el tiempo y el entorno”. Es casi inevitable analizar su visión de la sociedad, esa que realiza a través de nuestros vestigios actuales, al igual que los románticos del XIX buscaban respuestas en la pureza de paisajes furiosos. Una analogía dispar con un mismo resultado: la razón del ser humano, que toma forma de construcción aquí, se torna nimia ante la resistencia de la naturaleza.

Vista general de la exposición. Imagen cortesía Galería Luis Adelantado.

Vista general de la exposición. Imagen cortesía Galería Luis Adelantado.

María Ramis

El IVAM, ¿En Tránsito hacia dónde?

En Tránsito
Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM)
C / Guillem de Castro, 118. Valencia
Hasta el 31 de agosto

Basta deletrear el contenido de la primera exposición del nuevo equipo del IVAM dirigido por José Miguel G. Cortés para extraer suculentas lecturas. La primera de todas se halla en el título: ‘En Tránsito’. Dice el propio director: “Estamos de mudanza, vivimos tiempos de cambio, momentos fluidos que nos alejan de circunstancias, actitudes y comportamientos pasados”. Frente a la solidez y el muro creado alrededor de la controvertida figura de su antecesora en el cargo, Consuelo Císcar, Cortés aboga por lo fluido, cuya corriente le aleje de esas actitudes cerradas de comportamientos pasados.

Detalle de la obra de Qing Li en la exposición 'En Tránsito' del IVAM.

Detalle de la obra de Qing Li en la exposición ‘En Tránsito’ del IVAM.

E insiste: “No creemos en las certezas ni en las convicciones férreas. Apostamos por el movimiento, la mutación y la transformación constante”. Por eso pretende dejar “atrás las convenciones estáticas y las ideas fijas”, así como no temer “ni el cuestionamiento ni la incertidumbre”. ¿Acaso lo temía Consuelo Císcar? Así se desprende de esta declaración de intenciones, de ese querer alejarse de prácticas pasadas. “Iniciamos una etapa diferente en el IVAM”, una etapa que arranca con esa proclamación de hallarse “en tránsito”.

Obra de Bruce Nauman en la exposición 'En Tránsito' del IVAM.

Obra de Bruce Nauman en la exposición ‘En Tránsito’ del IVAM.

Y para ese primer recorrido, Cortés ha querido rodearse de “un conjunto de artistas y de obras que, si algo tienen en común, es su deseo de no permanecer impasibles ni quietos”. Artistas como Dara Birnbaum, Carmen Calvo, Nacho Criado, Robert Frank, Hamish Fulton, Juan Genovés, Dionisio González, Luis Gordillo, Richard Hamilton, Gary Hill, Cristina Iglesias, Ángeles Marco, Gordon Matta-Clark, Juan Muñoz, Bruce Nauman, Miquel Navarro, Cindy Sherman o José María Yturralde. Pintura, escultura, fotografía, video. Todos ellos “rompiendo barreras, asumiendo riesgos, desbordando fronteras, planteando preguntas”.

Los 13 monitores en cruz de Gary Hill, en la exposición 'En Tránsito' del IVAM.

Los 13 monitores en cruz de Gary Hill, en la exposición ‘En Tránsito’ del IVAM.

La división del conjunto expositivo en tres apartados, ‘Buceando entre escombros’, ‘Mutaciones’ y ‘Cartografías / Identidades fluidas’ ratifica esa pretensión de tránsito, de continua transformación, de deriva, tal y como apuntábamos en otro momento, relacionando este tiempo de cambio en el IVAM con la filosofía de la deconstrucción. De hecho, el apartado ‘Buceando entre escombros’ se abre con esta cita de Jacques Derrida: “Una deconstrucción, como su propio nombre indica, debe deconstruir desde un principio la propia construcción, su motivo estructural o constructivista, sus planes, sus intuiciones y sus conceptos, su retórica”.

Obra de José María Yturralde en la exposición 'En Tránsito' del IVAM.

Obra de José María Yturralde en la exposición ‘En Tránsito’ del IVAM.

Jesús González Requena, en ‘El texto y el abismo’, de reciente publicación, analiza el carácter perverso (en tanto lógica discursiva, sin connotación ofensiva ni terapéutica) de la deconstrucción, que pone en solfa todo sentido cerrado para abrirse a múltiples sentidos. Sin duda, es preferible que las obras de arte se abran indefinidamente, en aquello que Barthes denominó un “hojaldrado de sentidos”. Pero al hacerlo, emerge “la fantasía del texto de la libertad absoluta”. ¿A qué precio?, se pregunta González Requena. “A costa de descomprometerse con todo sentido. Si todo sentido es posible, entonces no hay ningún sentido que me ate. Y eso, claro, resulta una idea muy tentadora”.

Imagen del video de Dara Birnbaum en la exposición 'En Tránsito' del IVAM.

Imagen del video de Dara Birnbaum en la exposición ‘En Tránsito’ del IVAM.

Preferir esa fantasía deconstructora del “texto maravilloso que dice mil cosas”, permite “escapar de la cosa que realmente te dice. Ésa que es la que realmente te escuece” y que Requena sitúa en el centro de todo texto, de toda obra de arte. El centro que, precisamente por focalizar el nudo de especial densidad en la experiencia del sujeto, los discursos deconstructivos evitan. Escombros, mutaciones, identidades fluidas: he ahí el eco de esa falta de sentido por exceso de sentidos. Lógico, pues, que la “presencia del cuerpo como espacio en proceso continuo” se vincule metafóricamente “con el paisaje y el territorio”, tal y como se propugna en el apartado ‘Cartografías’. Un cuerpo abocado al cambio permanente y terriblemente confundido.

“El andar condicionaba la mirada, y la mirada condicionaba el andar, hasta tal punto que parecía que sólo los pies eran capaces de mirar” (Robert Smithson, abriendo el apartado ‘Mutaciones’). Pues eso.

Fotografía de Cindy Sherman en la exposición 'En Tránsito' del IVAM.

Fotografía de Cindy Sherman en la exposición ‘En Tránsito’ del IVAM.

Salva Torres

Anna Bella Geiger. Cartografías inestables

Anna Bella Geiger. Cartografías
NoguerasBlanchard
C/ Xuclà, 7. Barcelona
Hasta el 6 de noviembre de 2014

NoguerasBlanchard presenta Cartografías de la artista brasileña Anna Bella Geiger (Río de Janeiro, 1933). El espacio de la galería en Barcelona inicia con esta muestra una serie de exposiciones de artistas mujeres latinoamericanas con obras producidas entre la década de los setenta y los ochenta.

Anna Bella Geiger, con estudios en lengua y literatura anglo-germánicas, así como Sociología e Historia del Arte, nos ofrece una visión muy personal de este contexto histórico. Sus obras forman parte de colecciones internacionales y ha participado en numerosas exposiciones colectivas, como es el caso de distintas ediciones de la Bienal de Sao Paulo o en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid (Cartografías del Deseo, 2000).

Obra de Anna Bella Geiger para la exposición "Cartografías". Foto por Roberto Ruiz. Imagen cortesía de Galería NoguerasBlanchard.

Obra de Anna Bella Geiger para la exposición “Cartografías”. Foto: Roberto Ruiz. Imagen cortesía de Galería NoguerasBlanchard.

La obra de la artista está marcada por la exploración sobre lo brasileño relacionado con vivencias personales y el contexto socio-político en el que se ha desenvuelto. El trabajo en serie es fundamental en su obra pues le permite desarrollar variaciones y metamorfosis a partir de un tema central.

Dentro de la gran diversidad de medios que emplea, como son la escultura, la pintura, el grabado, los dibujos y el audiovisual, la exposición nos ofrece un conjunto de dibujos de la serie De Rerum Artibus (1978) junto a una selección de vídeos titulada Mapas elementares (1976) de finales de los años setenta.

Obra de Anna Bella Geiger para la exposición “Cartografías”. Imagen cortesía de la galería NoguerasBlanchard.

En esta primera serie hay un juego constante de mapas y cartografías, imaginadas o modificadas, un reflejo del interés de Anna Bella Geiger por incluir en su obra un diálogo con el contexto y la reflexión sobre la inestabilidad social vivida en aquellas décadas en Latinoamérica.

Obra de Anna Bella Geiger para la exposición “Cartografías”. Imagen cortesía de Galería NoguerasBlanchard.

Una de las artistas pioneras del video arte conceptual brasileño. Examina el clima artístico, político y social del Brasil de los años setenta. Su serie Mapas elementares se forma por vídeos que constituyen poemas visuales en los que la artista alude a estereotipos y mitos atribuidos a culturas procedentes de América Latina. La relación entre el carácter antropomórfico de la topografía del Cono Sur y el juego semántico que establece con las palabras convierte a este territorio en un amuleto representante del misticismo.

Desde su reciente exposición en el MoMA (On the Edge: Brazilian Film Experiments of the 1960s and Early 1970s, 2014) y tras su muestra en la Galería Aural de Alicante, la galería NoguerasBlanchard nos acerca a Geiger, una artista que reflexiona sobre un mundo cambiante, en constante adaptación, de ahí su valiosa contribución al arte que emerge en el pasado y se reafirma en el presente.

Obra de Anna Bella Geiger para la exposición "Cartografías". Foto de Roberto Ruiz. Imagen cortesía de la galería NoguerasBlanchard.

Obra de Anna Bella Geiger para la exposición “Cartografías”. Foto:  Roberto Ruiz. Imagen cortesía de la galería NoguerasBlanchard.

Atlas oculto de pueblos pasados por agua

Atlas oculto. Anne-Laure Boyer

Instituto Francés

C / Moro Zeit, 2. Valencia

Hasta el 28 de junio

El agua es un bien preciado. Y la construcción de embalses encaminados al abastecimiento de ese agua, también. Por tanto, no conviene hacerlos a la ligera, sino proyectarlos con racionalidad y teniendo en cuenta los beneficios que reportará su construcción, tanto como las pérdidas irreparables que pueden acarrear. España es un país pródigo, desde los tiempos del extinto Franco, en la inauguración de pantanos que, en muchos casos, han traído funestas consecuencias medioambientales y, lo que es más importante, innumerables tragedias personales.

Atlas oculto, de Anne-Laure Boyer. Instituto Francés de Valencia

Atlas oculto, de Anne-Laure Boyer. Instituto Francés de Valencia

La joven artista francesa Anne-Laure Boyer, durante su estancia en la Facultad de Cuenca, concibió un mapa de esos lugares pasados por el agua de artificiales pantanos. El resultado de aquella investigación es el Atlas oculto que ahora se puede ver en el Instituto Francés de Valencia. A base de recortes de prensa, fotografías, una mesa luminosa con copia sobre plexiglás y una serie de cartografías, Boyer recorre todos esos pueblos españoles desaparecidos bajo el agua y que la artista señala en un gran mapa colgado de la pared.

Atlas oculto, de Anne-Laure Boyer. Instituto Francés.

Atlas oculto, de Anne-Laure Boyer. Instituto Francés.

Y del mismo modo que el hundimiento de esos pueblos supuso una tragedia para muchas familias, Boyer toma buena nota de ello mediante crónicas de esos mundos perdidos en un inquietante viaje al fondo del agua. Lo hace con recortes de prensa y un montaje en panel cuya sucesiva fragmentación y collage remite al desgarro existencial producido por tan cruentas construcciones. La escritora Ana María Matute ya dejó constancia de tamaña herida, tras el hundimiento de Mansilla, su pueblo riojano natal. La nostalgia de sus palabras está en consonancia con la memoria líquida que dejó aquella desaparición de calles, lugares y rincones impregnados de un emotivo pasado. 

Atlas oculto. Anne-Laure Boyer. Instituto Francés

Atlas oculto. Anne-Laure Boyer. Instituto Francés

Atlas oculto es una cartografía de territorios sepultados bajo el agua, que Anne-Laure Boyer rescata del olvido mediante sus observaciones y trabajos. La exposición, que permanecerá en el Instituto Francés hasta el 28 de junio, reúne fotografías, mapas y documentos que vienen a ser testimonio del drama por el que tuvieron que pasar muchas personas, obligadas a abandonar los pueblos de toda su vida. Quienes proyectan la construcción de embalses deberían tenerlo muy cuenta. Porque si de racionalizar el agua se trata, primero habría que sopesar las pérdidas que se producen en la red pública de abastecimiento. No vaya a ser que controlando tamaño despilfarro, se pudieran evitar dramas innecesarios. El Atlas oculto de Anne-Laure Boyer saca a la superficie esos dramas, para que sean tenidos en cuenta, antes de hundir pueblos enteros bajo el agua.

Atlas oculto, de Anne-Laure Boyer. Instituto Francés de Valencia

Atlas oculto, de Anne-Laure Boyer. Instituto Francés de Valencia

 Salva Torres