Al coronavirus le salen 50 creadores críticos

Coronacrisis y cultura: Propuestas de creadores valencianos
Sala Acadèmia de La Nau de la Universitat de València
Universitat 2, València
Hasta el 29 de noviembre
Miércoles 30 de septiembre de 2020

La filósofa Adela Cortina, aludiendo a la sociedad del riesgo de la que hablaba el sociólogo alemán Ulrich Beck, dice que lo que tal peligro nos demuestra “es que los riesgos o se asumen mundialmente o vamos a quedar desarbolados”, añadiendo que “los independentismos y los nacionalismos que cortan los lazos unos con otros son verdaderamente desafortunados”. Cortina es uno de los 50 pensadores a partir de cuyos textos otros tantos creadores valencianos, del ámbito del diseño y la ilustración, han reflexionado gráficamente y de forma crítica en torno a los desafíos que plantea la irrupción de la pandemia por el coronavirus.

A esa visión general del problema mundial causado por la covid-19 y la respuesta a la que nos conmina, la filósofa valenciana ha denominado “hospitalidad cosmopolita”. Una hospitalidad que La Nau de la Universitat de València refleja en la Sala Acadèmia, reuniendo a ese medio centenar de artistas tan bien avenidos como disparmente entregados a la causa crítica de mostrar por dónde chirría esa sociedad del riesgo, ahora expuesta a la letalidad de un virus invisible.

coronavirus
Diseñadores e ilustradores valencianos participantes en la exposición ‘Coronacrisis y cultura’, en una foto de grupo. Imagen cortesía de La Nau.

Marisa Gallén, Premio Nacional de Diseño 2019 y comisaria de la exposición ‘Coronacrisis y cultura: Propuestas de creadores valencianos’, puso el dedo en la llaga cuando señaló que uno de los objetivos de la muestra era “concienciar sobre los desafíos que tenemos como especie”, en estos momentos de incerteza por la pandemia. “Hay que crear una nueva arquitectura política universal, porque la humanidad está amenazada como especie en su totalidad”, añadió.

Gallén insistió en que somos una especie “en peligro de extinción, que lo ha dominado todo y ha destrozado sus condiciones de vida”, para terminar remarcando que el mayor desafío ahora mismo era el de “permanecer vivos”. “Esto no va de la Comunidad Valenciana, de Europa o de África. Va de todos”, resaltó. Por eso Antonio Ariño, vicerrector de Cultura, habló en todo momento de “reinventar la vida, a partir de un hecho existencial que nadie imaginaba, al menos en Occidente”.

Vista de la exposición ‘Coronacrisis y cultura: Propuestas de creadores valencianos’, en la Sala Acadèmia de La Nau. Foto: MAKMA.

La nómina de creadores que críticamente someten esa sociedad del riesgo a debate es tan amplia como ilustre, destacando, por citar algunos, los nombres de Pepe Gimeno, Paula Sanz, Yinsen, Dani Nebot, Xavier Monsalvatge, Iban Ramón, María Herreros, Mariscal, Sandra Figuerola, Boke Bazán, MacDiego, Cento Yuste, Paco Roca, Carla Fuentes, Dídac Ballester, Ana Penyas o Escif. Y entre los pensadores, autores como Maite Larrauri, Richard Sennett, Daniel Innerarity, Edgar Morin, Joan Romero, Jane Goodall, Alicia Puleo, Byung-Chul Han, Juan Luis Arsuaga, Noam Chomsky, Ai Weiwei o la propia Cortina.

Seis ejes temáticos van agrupando por pares las obras y los textos de los respectivos creadores y pensadores: Sociedad y vida; valores y cultura; política; ecología; ciencia y tecnología, y economía. Hay ilustradores como Elías Taño que se las han tenido que ver con textos acalorados como el de Naomi Klein: “Necesitamos estar indignados, muy indignados. Necesitamos inspirarnos por el tipo de movimientos de masas que han derrocado a los gobiernos en momentos de crisis anteriores”. Indignación que, como ya dijera el filósofo Daniel Innerarity en otro contexto (su libro precisamente titulado ‘La política en tiempos de indignación’), hay que tener mucho cuidado con ella porque suele dejarlo todo perdido de lugares comunes.

Detalle de la obra de Lalalimola (Sandra Navarro), en la exposición ‘Coronacrisis y cultura: Propuestas de creadores valencianos.

Innerarity nos recuerda, ahora en el texto incluido en la exposición y del que se hace cargo gráficamente Fase Estudio, que “en medio de la inmaterialidad de la inteligencia artificial, el transhumanismo y temas similares que estábamos estudiando, de repente un modesto virus nos recuerda nuestra condición corporal, nos devuelve al cuerpo, a la finitud, a la vulnerabilidad”. Y añade: “Y otro tipo de aprendizaje que vamos a hacer, bajo mi punto de vista, es que se pone de manifiesto lo poco que somos capaces de protegernos y lo mucho que somos capaces de autoamenazarnos con nuestra movilidad, con nuestra forma de consumo…y el poco esfuerzo que hemos hecho para encontrar unas protecciones equivalentes”.

Carmen Amoraga, directora general de Cultura y Patrimonio, que junto al Ayuntamiento de Valencia colabora en la exposición, aludió a la reflexión que precisamente desde la cultura se hacía con respecto a esa fragilidad humana delatada por la pandemia. Reflexión crítica, porque, como apuntó Ariño, la muestra tiene un “contenido crítico, porque sin crítica no puede haber esperanza”. “Huimos del buenismo”, aseveró.

Obra de Escif en la exposición ‘Coronacrisis y cultura: Propuestas de creadores valencianos’.

La politóloga Seyla Benhabib, cuyo pensamiento evoca gráficamente Juarez Casanova, se hace eco de la contradicción humana, sin duda objeto del arte allí donde éste se interroga más allá del corsé ideológico, poniendo el énfasis en la tensión entre la interconexión y la separación: “De repente, el mundo parece haberse hecho más pequeño, porque el virus está en todas partes; al mismo tiempo, todos estamos más separados, en la cuarentena de nuestros espacios privados”.

Los 50 creadores valencianos, utilizando estilos diferentes ya sea desde el diseño o la ilustración, hurgan en esa contradicción humana, a veces de una forma poética y en otras de una manera más palmaria, por aquello de servirse de las recurrentes mascarillas con resultados variopintos. Los hay más textuales, abstractos y figurativos, líricos o directamente políticos, humorísticos o más serios, pero en todo caso, plenos de una inventiva y cualidad artística sin duda proclives a contagiar sanamente ese mundo que se quiere hospitalario y que, en ocasiones, deviene agreste, cuando no insulsamente mágico.

“A la ciencia ahora de pronto se le atribuyen las cualidades de la religión, incluyendo la inmortalidad. Es decir, vamos a tener energía limpia, de todo, gratis, y además vamos a ser inmortales. ¿Y quién lo va a hacer? “La ciencia”. Eso es pensamiento mágico”, señala el paleontólogo Juan Luis Arsuaga, al que Dídac replica gráficamente. Esa mezcla de discursos acogedores, en contraposición con esos otros más ásperos e inclementes, junto a ilustraciones igualmente amables u optimistas, enfrentadas a otras de mayor carga explosiva, dibuja el perfil poliédrico de una exposición que hasta el 29 de noviembre acoge La Nau.

Y como el debate “sigue abierto”, subrayó Gallén, no parece descabellado pensar en su itinerancia. “Hay algunas universidades interesadas”, reconoció Ariño, como por ejemplo la de Castilla La Mancha, algunos de cuyos responsables vendrán a verla. “Pueden incorporar artistas de su territorio para que siga creciendo. El efecto de bola de nieve”, apostilló Ariño. Creatividad a raudales para combatir lo real de un virus que está provocando fértiles reflexiones, no exentas de estériles discusiones.

Vista de la exposición ‘Coronacrisis y cultura: Propuestas de creadores valencianos’. Imagen cortesía de La Nau.

Salva Torres

La UPV y Las Naves rinden tributo a Jane Goodall

II edición de los murales de ‘Mujeres de Ciencia’
Tributo a la etóloga Jane Goodall
UPV y Las Naves del Ayuntamiento de València
Miércoles 10 de junio de 2020

La Universitat Politècnica de València (UPV) y el centro de innovación del Ayuntamiento de València, Las Naves, han renovado su convenio de colaboración para llevar a cabo una segunda edición de los murales de ‘Mujeres de Ciencia’. Este proyecto tiene como objetivo visibilizar y homenajear a investigadoras de referencia, con murales de grandes dimensiones, y cuenta con la colaboración de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) del Ministerio de Ciencia e Innovación. 

Para esta nueva edición, el proyecto arrancará en BIOPARC València, donde la UPV y Las Naves rendirán tributo a la etóloga británica Jane Goodall, con cuyo Instituto colabora la Fundación BIOPARC desde hace años en proyectos de conservación. El resto de murales se pintarán en centros de educación –primaria, secundaria y bachillerato. De este modo, el proyecto quiere contribuir a acercar a los niños y jóvenes la figura de grandes investigadoras -valencianas, nacionales e internacionales- referentes en el mundo de la ciencia. 

Jane Goodall con el rescatado chimpancé LaVielle en el Tchimpounga Chimpanzee Rehabilitation Center in the Republic of the Congo. Imagen de Fernando Turmo por cortesía de The Jane Goodall Institute.

Entre otras, el proyecto de murales Mujeres de Ciencia homenajeará en esta segunda fase a referentes históricos como Concepción Aleixandre, Marie Curie o Lise Meitner, y actuales como Nuria Oliver. Sus murales llenarán de ciencia y color los muros de centros educativos, entre los que ya están confirmados el IES Sorolla (València), el CEIP Lluís de Santàngel (El Saler, Valencia) y el IES Ramón Muntaner (Xirivella, Valencia). El resto se pintarán en otros centros de diferentes barrios de la ciudad de València. 

Y en todos los casos, este homenaje pictórico llevará el sello también de destacadas artistas murales del panorama nacional e internacional. Sin ir más lejos, el mural de Jane Goodall con el que arrancará esta segunda fase del proyecto será pintado por la gallega Lidia Cao. 

El concejal de Innovación del Ayuntamiento de València, Carlos Galiana, explicó “que la innovación tiene que mejorar la vida de las personas, y visibilizando el papel de las científicas en la calle, en el día a día, podemos ayudar a que las niñas y jóvenes de València tengan referentes en los cuales inspirarse, y que se pueda romper esa brecha de género cuando hablamos del número escaso de mujeres que cursan carreras STEM”. Las Naves, dentro de sus objetivos de Desafío Stem y Juventud Inclusiva, aborda este proyecto como un nuevo campo de oportunidad social y laboral desde la ciencia y sectores emergentes.

Jane Goodall. Fotografía de Anouk Nitsche por cortesía del Instituto Jane Goodall España.

Por su parte, el rector de la Universitat Politècnica de València, Francisco Mora destacó que este proyecto conjuga cultura científica, género, arte y nuevas tecnologías, para contribuir a visibilizar a la mujer investigadora, de una forma innovadora y permanente. “Los muros de nuestros barrios se han convertido en museos al aire libre en los que todos podemos descubrir –o redescubrir- a algunas de las científicas más destacadas de la historia y también referentes actuales de la investigación nacional e internacional. Con esta segunda fase queremos seguir poniendo en valor el papel de la mujer en grandes avances disruptivos en el campo de la ciencia y la tecnología y acercarlos, más si cabe, al público más joven. Por ello, estos nuevos murales llenarán de ciencia y color a partir del próximo curso las paredes de diferentes centros educativos tanto de la ciudad como de la provincia de Valencia”, agregó el rector de la UPV. 

La primera fase del proyecto se ejecutó en 2019, con un total de ocho murales. Las homenajeadas fueron Margarita Salas, Hipatia, Jane Jacobs, Katherine Johnson, Valentina Tereshkova, Josefina Castellví, Anna Lluch y Hedy Lamarr. Y las artistas elegidas para rendir homenaje a cada una de ellas fueron, respectivamente: Lula Goce, Milu Correch, Hyuro, Gleo, Alba Trench, CacheteJack, Dafne Tree & Ana Langeheldt y Carla Fuentes.

Jane Goodall en Gombe National Park, Tanzania. Fotografía de Morten Bjarnhof por cortesía de GANT.

La Cabina se duplica por obra de Lawerta

Cartel del Festival Internacional de Mediometrajes La Cabina 2016
Autor: Jorge Lawerta
Presentado en La Fábrica de Hielo
C / Pavia, 37. Valencia
Viernes 22 de julio de 2016

Carlos Madrid, director de La Cabina – Festival Internacional de Mediometrajes de Valencia, y el ilustrador Jorge Lawerta presentaron el viernes 22 de julio el cartel de la novena edición del festival en La Fábrica de Hielo. La imagen representa una escena del mediometraje dirigido por Antonio Mercero en 1972, protagonizado por José Luis López Vázquez y cuyo título ha tomado el festival, La cabina.

El cartel del festival es, desde hace unos años, un acontecimiento en sí mismo. En las últimas ediciones, artistas y diseñadores de la talla de Paula Bonet, Luis Demano, Escif o Carla Fuentes (Littleisdrawing) han sido los encargados de llevarlo a cabo. Para esta novena edición, que se celebrará del 3 al 13 de noviembre, La Cabina ha contado con el ilustrador valenciano Jorge Lawerta.

Madrid destaca del cartel que “integra perfectamente todos los elementos dentro de la imagen” y que “es muy dinámico en cuanto a los colores utilizados por Lawerta que representan las tres secciones del festival: Sección Oficial, Amalgama e Inèdits”. Además, añade que “es una buena reinterpretación de la película de Mercero, aunque en nuestro cartel José Luís López Vázquez aparece encantado de estar encerrado en la cabina, al igual que esperamos que el público esté encantado de encerrarse con nosotros los días del festival”.

Lawerta está titulado en Bellas Artes por la UPV, ha sido Director de Arte en agencias como CuldeSac™: Espacio Creativo, Comunicación, Experience o Global Works y ha colaborado en El País, Eleven Magazine, ICON – EL PAÍS o Panenka entre otras publicaciones. Además, ha realizado diseño de marca para clubes como el Valencia CF y el Levante UD. Esta faceta deportiva de su trabajo se manifestó recientemente en su primera exposición –Amor por los colores– en la galería Pepita Lumier art&shop.

Cartel de La Cabina 2016, obra de Jorge Lawerta. Imagen cortesía del festival La Cabina.

Cartel de La Cabina 2016, obra de Jorge Lawerta. Imagen cortesía del festival La Cabina.

Jorge Lawerta diseñará La Cabina

Jorge Lawerta, ilustrador y diseñador
Festival Internacional de Mediometrajes La Cabina
Del 3 al 13 de noviembre de 2016

Jorge Lawerta diseñará el cartel de la novena edición del Festival Internacional de Mediometrajes La Cabina, que se celebrará en Valencia del 3 al 13 de noviembre del presente año.

Lawerta toma el relevo de Escif, quien realizó el cartel de la pasada edición. Son los más recientes de una lista que ha incluido a Paula Bonet, Carla Fuentes (Littleisdrawing), Luis Demano, Estudio Menta, Julia Valencia, Mireia Pérez y Gloria Vilches.

Obra de Jorge Lawerta, diseñador del cartel de La Cabina 2016.

Obra de Jorge Lawerta, diseñador del cartel de La Cabina 2016.

Jorge Lawerta (Valencia, 1983) es ilustrador desde 2011. Después de haber trabajado como diseñador gráfico y director de arte en diferentes agencias, empezó su proyecto personal enfocado en la ilustración y el lettering, un trabajo que mezcla lo digital con texturas y trazos más informales convirtiéndolo en una obra cercana e informal.

Apasionado del fútbol y la música, utiliza estos mundos como inspiración intentando siempre contar una pequeña historia en cada uno de sus trabajos.

El cartel del Festival La Cabina 2016 se presentará en el mes de junio.

Ilustración de Jorge Lawerta, diseñador del cartel de La Cabina 2016.

Ilustración de Jorge Lawerta, diseñador del cartel de La Cabina 2016.

Ilustración de Jorge Lawerta, diseñador de La Cabina 2016.

Ilustración de Jorge Lawerta, diseñador del cartel de La Cabina 2016.

 

Cuando el algodón engaña

Viento, cuadriláteros, amor, peines y flechas (cómo capturarlos), de Carla Fuentes
Pepita Lumier
C / Segorbe, 7. Valencia
Hasta el 14 de febrero de 2016

Tiene aspecto angelical. Incluso el nombre artístico que usa, Littleisdrawing, apela al frasco pequeño que contiene la esencia de su liviana figura. Hasta ahí, diríase que Carla Fuentes es una especie de campanilla que bate sus alas para dibujar una realidad amable. Sin embargo, nada más lejos de la verdad. Verdad que bien pudiera estar más cerca de lo que Wyndham Lewis, citado por ella en su serie sobre ciclismo, afirma: “La función del artista es crear, hacer algo; no hacerlo bonito, como suponen las viudas, los soñadores y los marchantes de arte de aquí. En cualquier síntesis del universo debe incluirse lo grosero, lo hirsuto”.

Por eso con Carla Fuentes, el algodón engaña. Lo pasas, pensando encontrar ese aspecto amable que arroja su figura, e incluso un primer vistazo de su obra, y lo que te encuentras es la aspereza del mundo. “Me gusta que se vea el material más crudo”. De ahí, prosigue la artista, que sus trazos negros “cuanto más negros mejor”. Y concluye: “No busco la perfección ni la armonía”. Busca trasladar a sus dibujos aquello que le choca “a nivel estético”. Y lo que le choca, y acoge en la galería Pepita Lumier de Valencia, son las historias que tienen que ver con el ciclismo, el boxeo, todo lo que rodea a la conquista del Oeste, más lo relacionado con los peluqueros africanos y los moteles de Estados Unidos.

Obra de Carla Fuentes. Imagen cortesía de Pepita Lumier.

Obra de Carla Fuentes. Imagen cortesía de Pepita Lumier.

Para seguir aproximándonos a sus anhelos creativos, escuchemos lo que dice Eduardo Arroyo acerca del boxeo que tanto impactó a la propia Carla Fuentes, y que ella recoge en su exposición: “El pintor es un hombre solo. El boxeador es un hombre solo. El ring es un cuadrado blanco, marcado por la sangre, sudor, lágrimas. El sudor, la sangre y la resina donde se representa el drama”. Un drama que Carla Fuentes hace suyo bajo apariencia amable, mostrando a base de sus famosas líneas en el rostro, lo crudo de la experiencia humana.

Serie Moteles, de Carla Fuentes. Imagen cortesía de Pepita Lumier.

Serie Moteles, de Carla Fuentes. Imagen cortesía de Pepita Lumier.

No es casual que se inspire, precisamente, en artistas descarnados como Lucien Freud o desgarrados por el color como David Hockney. Viento, cuadriláteros, amor, peines y flechas (cómo capturarlos), tal es el largo título de su exposición, es un compendio de esa misma trabazón entre lo áspero y lo colorista para dar fe del drama existencial sin necesidad de grandes batallas. El viento del ciclismo, los cuadriláteros del boxeo, el amor de los moteles, los peines de esas asombrosas peluquerías y las flechas indias del salvaje Oeste, se van sucediendo en acrílico, color y grafito sobre papel capturados al vuelo por Carla Fuentes, quien subraya: “Trabajo muy intuitivamente”.

Creación de Carla Fuentes para la firma Bimba y Lola.

Creación de Carla Fuentes para la firma Bimba y Lola.

Lo mismo sucede en sus trabajos de moda para firmas como Bimba y Lola, Pull&Bear, Women’s Secret o Naguisa. Bajo la apariencia fresca y amable de una blusa, una chamarra, unas botas, unos zapatos o una ropa interior, emerge la contestación juvenil en forma de rostro poco cabal o de complemento chirriante. “No es el 100% de lo que muchas veces te gustaría hacer, pero la verdad es que las marcas me dan bastante libertad”. Libertad que es total en el caso de las cinco series de trabajos que presenta en Pepita Lumier. “Me apetecía que se vieran, más allá de las redes sociales”.

Hair Salon, de Carla Fuentes. Imagen cortesía de Pepita Lumier.

Hair Salon, de Carla Fuentes. Imagen cortesía de Pepita Lumier.

Con la sorpresa del boxeo se encontró en Los Ángeles mientras acompañaba al grupo Polock durante su gira, grupo para el que trabaja en la ilustración de sus discos. “Vi un combate y me pareció muy crudo”. A partir de ahí se interesó por las historias de Jake LaMotta, Sugar Ray Robinson, Panama Al Brown o Cassius Clay, a los que pinta con esa mezcla de pop y art brut que refleja esa doblez de lo crudo y lo cocido; del glamour y lo grosero. Lo mismo ocurre con las historias en torno al ciclismo y sus figuras: Eddy Merckx, Jacques Anquetil, Felice Gimondi, Luis Ocaña. Historias de la conquista del Oeste, con sus caballos, su cowboys e indios (“aquí la parte de los indios la tuve que dejar por falta de espacio”). Historias de las peluquerías y peluqueros africanos, con sus hilarantes cortes de pelo, sus carteles y tipografías. E historias de moteles norteamericanos que a Fuentes le impactaron por su “estética kitsch”.

Le Tour, de Carla Fuentes. Imagen cortesía de Pepita Lumier.

Le Tour, de Carla Fuentes. Imagen cortesía de Pepita Lumier.

Viento, cuadriláteros, amor, peines y flechas (cómo capturarlos) sorprende por esa manera que tiene Carla Fuentes de pasarle el algodón a la vida. Una vida aparentemente amable, con destellos de cierto glamour, color y ambiente fashion, tras el cual se esconden sombras repartidas por el rostro a modo de cicatrices. Huellas del áspero mundo en combate con las luces del oropel que, a primera vista, engaña. ¡Cuidado con Littleisdrawing!

Ali en el coche, de Carla Fuentes. Imagen cortesía de Pepita Lumier.

Ali en el coche, de Carla Fuentes. Imagen cortesía de Pepita Lumier.

Salva Torres

Las capturas intempestivas de Carla Fuentes

Viento, cuadriláteros, amor, peines y flechas (Cómo capturarlos), de Carla Fuentes
Galería Pepita Lumier
C / Segorbe, 7. Valencia
Inauguración: viernes 15 de enero de 2016, a las 20.00h

Viento, cuadriláteros, amor, peines y flechas (Cómo capturarlos) se presenta en Pepita Lumier como una conexión de los últimos trabajos de Carla Fuentes: los ciclistas, los moteles, las peluquerías africanas, así como varios trabajos de ilustración originales y que han sido realizados para trabajos concretos y una serie nueva de cowboys. Todo ello en diversos formatos, desde grandes a pequeños, y algunos con sus consecuentes adaptaciones a producto.

“Las cosas importantes sólo se pueden capturar de dos maneras: con una red tupida o con un lápiz muy afilado. La primera de ellas no es muy recomendable, pues algunas de esas cosas, las más temperamentales, se hieren al intentar zafarse de la celada. Un abrazo se rompió una vez en siete pedazos cuando quiso liberar sus alas, que habían quedado dramáticamente enredadas. Un abrazo roto no sirve de nada», explica Toni García a modo de introducción a la obra de Carla Fuentes.

Obra de Carla Fuentes. Imagen cortesía de Pepita Lumier.

Obra de Carla Fuentes. Imagen cortesía de Pepita Lumier.

Y prosigue: «El segundo método para atrapar un concepto es más eficaz, pero sumamente difícil. Carla Fuentes lo prefiere. La ilustradora valenciana confiesa que tuvo serias dificultades para dejar el aire a un lado y las bicicletas en otro, y que dedicó más de dos semanas a hablar con los puñetazos y negociar con los héroes que pedalean contra el viento. Se pactaron colores, perspectivas e intenciones. También gestos y señales.Todas esas cosas, ya cautivas, incluso los huidizos moteles y las veloces peluquerías, dejan de moverse durante diez días en la sala Pepita Lumier. Dicen cosas. Muchas cosas. Pero no se mueven. Carla Fuentes las ha capturado”, concluye García.

Carla Fuentes, Licenciada en Diseño de Moda por el EASD y en Bellas Artes por la Universidad San Carlos de Valencia, es la ilustradora más joven de entre todos los artistas que recoge Taschen en el volumen 5 de Illustration Now y entre sus exposiciones destaca su participación en la muestra Ilustradores Españoles organizada por la Red de Centros Culturales de España AECID y la Embajada de España en Berlín, La ciudad ilustrada en 101 imágenes y Obey Icon Tour organizada por el artista Shepard Fairey.

Cartel de la exposición de Carla Fuentes en la galería Pepita Lumier.

Cartel de la exposición de Carla Fuentes en la galería Pepita Lumier.

Lleva trabajando desde muy temprano para diferentes firmas como Pull & Bear, Women´secret, Absolut,  Jorge Juan, Kling, Bread n Butter (Hong Kong), Gandía Blasco, Culdesac, Honda, Amnistía Internacional, Avalon: Jim Jarmusch – Kusturika, Nike, Coca-Cola, Rochas, Sony, Swarovski o Lladró, entre muchas otras.

Es colaboradora habitual de grupos como Polock y ha realizado trabajos para Russian Red, La Habitación Roja o Jero Romero, entre otros. Sus trabajos en prensa son habituales en medios como Vanidad, Vogue, Esquire y El País Semanal. También en medios y prensa de países como Japón (Union Mag, Nero), Australia (Yen Mag o Frankie Magazine), Francia (Le Monde), Brasil (NMagazine) y Méjico (Nylon).

Obra de Carla Fuentes. Imagen cortesía de Pepita Lumier.

Obra de Carla Fuentes. Imagen cortesía de Pepita Lumier.

La Cabina ilustrada por Escif

Festival Internacional de Mediometrajes La Cabina
Del 5 al 15 de noviembre de 2015

Alrededor de 200 personas arroparon la noche del viernes 11 de septiembre en Las Naves Centro de Creación Contemporánea la I Fiesta de Presentación de La Cabina-Festival Internacional de Mediometrajes de Valencia, organizado por el Aula de Cinema de la Universitat de València.

Un gran éxito de público que, además de asistir a la proyección de dos mediometrajes y una sesión de CinemaScupe, vio en primicia el cartel de esta VIII Edición firmado por Escif, que muestra a una niña a lomos de un pony. Un cartel en principio sencillo pero que encierra un gran significado (como todas las obras de Escif) y promulga la idea que defiende La Cabina en cada Edición: “El mediometraje es una obra completa, no es la mitad de una película, al igual que el pony no es medio caballo, es un animal completo”.

Presentación de La Cabina en Las Naves. Imagen cortesía de la organización del Festival Internacional de Mediometrajes de Valencia.

Presentación de La Cabina en Las Naves. Imagen cortesía de la organización del Festival Internacional de Mediometrajes de Valencia.

El cartel sigue la línea rompedora del Festival, que cada año apuesta por el diseño y la ilustración de artistas valencianos como Littleisdrawing (Carla Fuentes), Paula Bonet o Luis Demano. Este año ha sido el turno de Escif que “aceptó desde el principio trabajar con nosotros”, asegura Carlos Madrid. Escif es uno de los artistas valencianos más internacionales y que últimamente ha sido noticia por exponer varias obras en el Dismaland de Banksy, versión satírica del parque temático Disneyland.

A la hora de escoger a un artista, Carlos Madrid comenta que lo que se busca es que apoye los valores de La Cabina, que son “inquietud, innovación, que diga algo nuevo y explorar, al igual que hace el mediometraje, nuevas fronteras y conceptos”.

“En La Cabina buscamos cambiar la imagen y la técnica en cada edición”, asegura el director. “Un festival de cine no tiene por qué centrarse sólo en cine. Nuestro público es un público que aprecia la cultura en general, el cine y el diseño, y nos gusta contribuir a mostrar diferentes técnicas y artistas. Hemos tenido collage, acuarela, etc., y ahora creíamos que le tocaba el turno al arte urbano y tenemos la suerte de tener en nuestra ciudad a un gran referente en esta disciplina: Escif”.

Cartel de Escif para la VIII edición de La Cabina. Imagen cortesía de la organización del Festival Internacional de Mediometrajes de Valencia.

Cartel de Escif para la VIII edición de La Cabina. Imagen cortesía de la organización del Festival Internacional de Mediometrajes de Valencia.

 

La Cabina diseñada por Luis Demano

VII edición de La Cabina – Festival Internacional de Mediometrajes de Valencia
Cartel diseñado por Luis Demano
Del 6 al 16 de noviembre de 2014

El artista valenciano Luis Demano ha sido el encargado de diseñar el cartel de la VII Edición de La Cabina – Festival Internacional de Mediometrajes de Valencia, que ya inunda las calles de Valencia. Con su personal y reconocible estilo ha querido homenajear al mediometraje del que toma nombre el Festival: La Cabina (1972) de Antonio Mercero, del que Demano se confiesa “fan absoluto desde pequeño”.

Como cada año, un ilustrador de valenciano es quien se encarga de diseñar el cartel del Festival. Ya han pasado por anteriores ediciones las manos de la popular Paula Bonet o Carla Fuentes (Littleisdrawing), quien recientemente ha sido seleccionada por la prestigiosa editorial Taschen como una de las jóvenes ilustradoras más influyentes del mundo.

Cartel de la VII edición de La Cabina - Festival Internacional de Mediometrajes de Valencia. Imagen cortesía de La Cabina.

Cartel de la VII edición de La Cabina – Festival Internacional de Mediometrajes de Valencia. Imagen cortesía de La Cabina.

“Nos sentimos muy orgullosos de poder contar con estos grandes artistas”, reconoce Carlos Madrid, director del Festival, y añade: “llevábamos tiempo queriendo fichar a Luis Demano, uno de los más destacados ilustradores del panorama valenciano y nacional, y por fin lo hicimos. Nos gustaban mucho los trabajos que realizó para Swan Club y para El Mundo. Creo que es un ilustrador que piensa muy bien en el concepto y es muy detallista a la hora de componer la imagen.”.

Demano confiesa haber disfrutado con este trabajo ya que ha gozado de una gran “libertad creativa”. El cartel lo compone una cabina de teléfono a modo de edificio y, en palabras del artista, “fue surgiendo en mi cabeza la posibilidad de incluir muchos más referentes cinematográficos que me hacen enloquecer: Fitzcarraldo, Harold and Maude, Jacques Tati, Billy Wilder, Monty Phyton, etc.”. Una vez hubo acabado el diseño y tocó el turno de la observación detenida para valorar el resultado, se dio cuenta de “la mayor de las influencias que había intervenido de manera inconsciente: aquellas historietas de 13 Rue del Percebe de Francisco Ibáñez que tantas y tantas horas me había pasado copiando de pequeño. ¡Algo que me llenó de alegría infinita!”.

Ésta ha sido la primera ocasión en la que Demano ha realizado un trabajo para un festival de cine ya que la mayor parte de cartelería que había realizado hasta la fecha se centraba en el ámbito musical.

Carlos Madrid valora la implicación que Demano ha tenido con el proyecto “supervisando cada una de las adaptaciones que hemos hecho del cartel”, y puntualiza: “el hecho de que le haya gustado tanto el proyecto ha hecho que su implicación haya ido más allá de lo profesional”.

Los carteles ya están a la venta en gran formato (5 €) y en pequeño formato (3 €). Se pueden adquirir en La Nau (C/ Universitat, 2), en horario de 12h. a 14h., y también en la Filmoteca (Plaza del Ayuntamiento, 17) durante el Festival que se celebrará del 6 al 16 de noviembre.

Detalle del cartel del VII Festival Internacional de Mediometrajes La Cabina realizado por Luis Demano. Imagen cortesía de La Cabina.

Detalle del cartel del VII Festival Internacional de Mediometrajes La Cabina realizado por Luis Demano. Imagen cortesía de La Cabina.