60 recomendables discos del 2018

DISCO-VINILO-2018

Como viene siendo costumbre otro año más desde Makma no queremos que pase el 2018 sin volver a dejar de hacer una serie de recomendaciones discográficas por parte de quien ha estado durante todo el año escribiendo y publicando sobre el condumio musical de una notable cosecha la de esta añada, tanto por cantidad como por calidad.

Por encima de todo me gustaría remarcar a nivel internacional los dos debuts en solitario a nivel de álbum de Brent Cowles y Daniel McGeever, el primero tras su paso por You, Me And Apollo y el segundo dejando a un lado The Wellgreen con un álbum que aunque se publicó a mediados de diciembre del 2017 ha encontrado plena difusión durante el año que está a punto de concluir. Asimismo, en una vertiente enfocada al rock alternativo tenemos un trabajo de tendencias más acústicas y en solitario de J Mascis, lider de Dinosaur Jr, u otro más eléctrico de Car Seat Headrest con ese joven geniecillo al frente que es Will Toledo, etc.

A nivel español muy destacable el “Superfruit” con el que han sorprendido muy gratamente Carolina Otero y Mike Grau. También clásicos nacionales como Jose Antonio Garcia con el que es seguramente su mejor trabajo en solitario tras su paso por 091, los valencianos de Doctor Divago que nunca fallan, etc.

Pues eso, siempre difícil sintetizar lo más destacable en una añada a nivel musical. Con la parcialidad que ello implica por los gustos y, al mismo tiempo, con el propósito de ser ecuánime y neutral en la medida de lo posible por la experiencia de lo escuchado, aquí van 60 recomendaciones musicales del año 2018 dentro de un orden de preferencia muy subjetivo que tiene que ver con las sensaciones y emociones recibidas, en una adaptación para Makma de reseñas publicadas por un servidor en el Espacio Woody/Jagger con sus correspondientes links.

brent-cowles-how-to-be-okay-alone-1 daniel-mcgeever-cross-the-water-1 j-mascis-elastic-days-1

1 – BRENT COWLES – How to Be Okay Alone (Colorado, USA)
Intensidad y emoción entre el rhythm&blues, el soul y el folk.

2 – DANIEL McGEEVER – Cross the water (Edimburgo, Escocia)
Folk-rock emocional de reminiscencias setenteras.

3 – J MASCIS – Elastic Days (Massachussets, USA)
Más acústico y bucólico que con los Dinosaur Jr, pero igual de liberador.

car-seat-headrest-twin-fantasy-1 guttercats-follow-your-instinct-1 john-prine-the-tree-of-forgiveness-1

4 – CAR SEAT HEADREST – Twin Fantasy (Virginia, USA).
Espectacular remodelación de las canciones que Will Toledo grabó con 19 años.

5 – GUTTERCATS – Follow your instinct (París, Francia).
Música de culto romántica y rocanrolera entre glam, afterpunk, blues y new wave.

6 – JOHN PRINE – The tree of forgiveness (Illinois, USA).
Música de raíces profunda y hogareña. Una joya de todo un clásico.

isaac-gracie-album-2018-1 sara-shook-and-the-disarmers-years-1 john-paul-keith-heart-shaped-shadow-1

7 – ISAAC GRACIE – ‘Isaac Gracie’  (Londres, Inglaterra).
Melancolía y emoción, en la línea de Jeff Buckley.

8 – SARAH SHOOK & THE DISARMERS – Years (Carolina del Norte, USA).
Raíces de música americana con ciertas connotaciones de rebeldía.

9 – JOHN PAUL KEITH – Heart shaped shadow (Tennessee, USA).
Otra gran demostración de estilos americanos por el roots rocker.

charles-lloyd-lucinda-williams-vanished-gardens-1 chris-richards-and-the-substractions-peaks-and-valleys-1 Kellen-of-Troy-poshumous-release-1

10 – CHARLES LLOYD & THE MARVELS + LUCINDA WILLIAMS – Vanished garden (Memphis, USA)
El jazz más emocional junto a una incombustible musa del rock.

11 – CHRIS RICHARDS AND THE SUBTRACTIONS – Peaks and valleys (Detroit, USA).
Con la herencia de las mejores virtudes melódicas de Matthew Sweet.

12 – KELLEN OF TROY – Posthumous release (Granada, España).
Talento de una gran promesa. Pop, country alternativo y letras elaboradas.

hollow-hand-star-chamber-1 three-hour-tour-you-never-know-1 carolina-otero-mike-grau-superfruit-1

13 – HOLLOW HAND – Star chamber (Brighton, Inglaterra).
Sin ser puro revival sigue la tradición británica de Kinks, Donovan…

14 – THREE HOUR TOUR – You never know (Illinois, USA).
Powerpop melódico que cabalga entre influencias de Matthew Sweet y Replacements.

15 – CAROLINA OTERO & MIKE GRAU – Superfruit (València, España).
Poderío guitarrero con influencias de Pavement, Breeders, Pixies…

pete-astor-one-for-the-ghost-1 jose-antonio-garcia-lluvia-de-piedras-1tony-molina-kill-the-lights-1

16 – PETE ASTOR – One for the ghost (Londres, Inglaterra).
Jangle-pop con melodías exquisitas y fino sentido del humor.

17 – JOSÉ ANTONIO GARCÍA – Lluvia de piedras (Granada, España).
Fiereza y pasión en todo una insititución del rock nacional.

18 – TONY MOLINA – Kill the lights (San Francisco, USA).
Melodías muy breves y muy repletas de magia.

doctor-divago-complejo-alqueria-frailes-13-portada nap-eyes-i'm-bad-1 TwelveStringPortada-3

19 – DOCTOR DIVAGO – Complejo Alquería Frailes 13 (València, España).
Otra vez más exploran ese universo tan personal que poseen.

20 – NAP EYES – I’m bad now (Halifax, Canadá).
Entre influencias del Lou Reed más melódico, Dean Wareham, Feelies, Pavement…

21 – TWELVE STRING HIGH – The last jingle jangle adventure. Vol.3 (USA, UK y España).
Extraordinario recopilatorio de powerpop melódico por el sello “You Are The Cosmos”.

waxahatchee-great-thunder-1 oscar-briz-no-caure-es-que-m'agafes-de-les-mans-1 paul-zinnard-songs-for-a-better-past-1

22 – WAXAHATCHEE – Great Thunder (EP) (Alabama, USA).
Hay que rendirse otra vez más ante esta nueva diva del pop-rock alternativo..

23 – ÒSCAR BRIZ – No caure és que m’agafes de les mans (EP) (València, España)
Maravilloso artefacto musical sobre la amistad, el amor, la vida y la muerte .

24 – PAUL ZINNARD AND THE TROPIC – Songs for a better past (Mallorca, España).
Otra vez el mallorquín despliega brillantemente su sonido “americano”. the-jayhawks-back-roads-and-abandoned-motels-1 carolina-otero-lil-knife-as-i-fade-out-1 barrence-whitfield-savages-soul-flowers-of-titan-1

25 – THE JAYHAWKS – Back roads and abandoned motels (Minneapolis, USA).
Grandes melodías y una refinada producción.

26 – CAROLINA & LIL’ KNIFE – As i fade out (Valencia, España).
Conecta muy bien con lo más alternativo de finales de los 80′s y principios de los 90′s.

27 – BARRENCE WHITFIELD & SAVAGES – Soul Flowers of Titan (Florida, USA).
Otro artefacto de indómito rock ‘n’ roll, garage, rhythm&blues…

stephen's shore-september-love-1 luis-prado-plays-standards-vol-2-1 the-goon-sax-we're-not-talking-1

28 – STEPHEN’S SHORE – September love (Estocolmo, Suecia)
Jangle-pop- de armonías suaves y herederas de los Byrds.

29 – LUIS PRADO – Plays Standards Vol. 2 (Valencia, España).
Segundo episodio de extraordinario nivel con sus transformadas versiones al piano.

30 – THE GOON SAX – We’re not talking (Brisbane, Australia).
Grandes alumnos de la escuela australiana de Go-Betweens, The Clean, The Bats…

lanuca-remora-1 the-molochs-flowers-in-the-spring-1 seasick-steve-can-u-cook-1

31 – LANUCA – Rémora (València, España).
Sensibilidad, innovación, magia y calidad.

32 – THE MOLOCHS ‎- Flowers in the spring (Los Angeles, USA).
Fresquísimo cóctel de garage, folk, psicodelia y merseybeat sixtie.

33 – SEASICK STEVE – Can u cook? (California, USA).
Otro gran muestrario de blues renovador y modernista.

mike-farris-silver-and-stone-1 j-eastman-and-the-drunk-uncles-pleasing-some-of-the people-none-of-the-time-1 hotel-valmont-el-largo-viaje-1

34 – MIKE FARRIS – Silver & Stone (Tennessee, USA).
Amor y pasión entre el soul, el blues y el gospel.

35 – J EASTMAN AND THE DRUNK UNCLES – Pleasing some of the people none of the time (Ep) (Minneapolis, USA)
Rock alternativo americano a medio camino entre REM, Soul Asylum y Replacements.

36 – HOTEL VALMONT – El largo viaje (EP).  (Madrid, España)
Sabor americano con elaborada lírica en castellano.

the-limiñanas-shadow-people-1 the-essex-green-hardly-electronic-1 kurt-vile-bottle-it-in-1

37 – THE LIMIÑANAS ‎– Shadow people (Perpignan, Francia)
Pop psicodélico garagero con detalles del post-punk.

38 – THE ESSEX GREEN – Hardly electronic (Brooklyn, USA)
Jangle-pop de melodías y armonías inspiradas en sonidos sixties.

39 - KURT VILE – Bottle it in (Pensilvania, USA)
Mayor eclecticismo junto a abundantes arreglos y temas de impacto inmediato.

the-lemon-clocks-songs-from-another-time-1 kurt-baker-combo-let's-go-wild-1 the-bottle-kids-let-me-in-on-this-action-1

40 – THE LEMON CLOCKS – Songs from another time (Estocolmo, Suecia)
Powerpop, psicodelia y garage con influencias de Byrds, Kinks…

41 – KURT BAKER COMBO – Let’s go wild! (Portland, USA)
Powerpop de estribillos pegadizos en otro buen trabajo de este fenómeno.

42 – THE BOTTLE KIDS – Let me in on this action (Austin, USA)
Energético pop de guitarras, heredero de The Plimsouls, The Beat, The Knack…

radio-days-el-delfin-y-el-varano-ep-1 the-connection-wish-you-success-1 motel-mirrors-in-the-meantime-1

43 – RADIO DAYS – El delfín y el varano (EP) (Milan, Italia)
Se aproximan al surf, al beat más melódico y al punk ramoniano.

44 – THE CONNECTION – Wish you success (Portsmouth, USA)
Querencia hacia los primeros Stones, Ramones, Groovies, Paul Collins…

45 - MOTEL MIRRORS – In the meantime (Memphis, USA)
Soul, rockabilly y sensación a jam-session de swing.

dropkick-longwave-1 frank-atlas-2018-1 jim-riley's-blues-foundation-a-very-british-blues-explosion-1

46 – DROPKICK – Longwave (Edimburgo, Escocia)
Mucha calidad melódica de estos alumnos aventajados de los Teenage Fanclub.

47 – FRANK – Atlas (Donostia, España).
Exquisito lirismo y cuidadosas melodías.

48 - JIM RILEY’S BLUES FOUNDATION – A Very British Blues Explosion (Kent, Inglaterra).
Rhythm&blues sixtie y pub-rock británico de casta.

wilko-johnson-blow-your-mind-1 david-myhr-lucky-day-2018-1 los-radiadores-puño-en-alto-1

49 – WILKO JOHNSON – Blow your mind (Canvey Island, Inglaterra).
Vitalidad, optimismo y calidad pub-rockera de todo un clásico.

50 – DAVID MYHR – Lucky day (Estocolmo, Suecia).
Powerpop melódico, rock suave y música de cantautor.

51 - LOS RADIADORES – Puño en alto (EP). (Valencia, España)
Cuatro canciones con influencias de Joe Strummer y los Clash.

nick-lowe-tokyo-bay-1 lagartija-nick-el-testamento-del-sol-1 holy-tunics-butter-dish-1

52 – NICK LOWE – Tokyo Bay (Ep)  (Surrey, Inglaterra)
Auténtica joya para paladares selectos, en edición limitada.

53 - LAGARTIJA NICK – El testamento del sol (Ep) (Granada, España)
Con homenajes a Joe Strummer y a Jesús Arias.

54 - HOLY TUNICS – Butter dish (Brooklyn, USA)
Jangle-pop cercano a The Clean, The Feelies, Luna…

juan-aguilar-el-blues-del-arrabal-1 june's-kaleidoscope-brave-journey-into-the-english-1 tommy-lorente-stupefaction-1

55 – JUAN AGUILAR – El blues del arrabal (Valladolid, España).
Actitud, sinceridad e integridad con buenas letras en castellano.

56 - JUNE’S KALEIDOSCOPE – Brave Journey Into The English Sea (Ep). (Valencia, España)
Influencias desde Nick Drake a Natalie Merchant.

57 - TOMMY LORENTE – Stupefaction (Biarritz, Francia)
Powerpop vigoroso con estribillos pegadizos.

adrian-levi-unexpected-1 the-dustburds-summer-pleasures-1 love-birds-in-the-lovers-corner-1

58 – ADRIAN LEVI – Unexpected (Valencia, España)
Melancolía y atmósferas marca de la casa.

59 - THE DUSTBURDS – Summer pleasures (Lion, Francia)
Soul-pop con influencias cinematográficas como por ejemplo de Ennio Morricone.

60 - THE LOVE-BIRDS – In the lover’s corner (San Francisco, USA)
Diáfanas melodías entre Teenage Fanclub, Big Star, Pavement…

¡Feliz 2019 a todos los lectores y amigos de Makma!

Juanjo Mestre

Segrelles y Pinazo en la gran pantalla

Segrelles Il.lustrador universal
Pinazo. De la ignorància en l’art
Ignacio Estrela y Laura Grande

José Segrelles (1885-1969) no es el único artista valenciano que ha triunfado en Nueva York, pero sí uno de los que ha dejado una huella más profunda y perdurable al otro lado del Atlántico. Todavía hoy, casi un siglo después de su estancia en la Gran manzana, donde permaneció durante cuatro años a partir de 1928, creadores americanos de la talla de Guillermo del Toro reconocen el influjo del pintor de Albaida.

La huella americana de Segrelles es uno de los aspectos que trata Segrelles. Il·lustrador universal, un largometraje documental en fase de producción. Ignacio Estrela y Laura  Grande llevan un año dedicado a este proyecto que inicia este otoño su fase final. Con 80 minutos de duración la versión original será en valenciano y habrá una en castellano y otra en inglés.

Miss Cummings, la modelo americana de José Segrelles. Imagen cortesía de Ignacio Estrela.

Miss Cummings, la modelo americana de José Segrelles. Imagen cortesía de Ignacio Estrela.

La Casa Museo de Segrelles en Albaida ha sido el escenario de gran parte de las filmaciones ya realizadas en las que han sido entrevistados las máximas autoridades en el ilustrador: Bernardo Montagud, Susana Vilaplana y Mireia Ferrer autora del estudio,  ’Segrelles. Un pintor valenciano en Nueva York. 1929-1932′.  “En la Casa Museo existe una gran cantidad de material sobre Segrelles que era muy meticuloso y lo guardaba todo”, dice Estrela. “Eso es una ventaja pero también un inconveniente pues nos ha obligado a una rigurosa selección”.

Los autores  firmaron un contrato de colaboración con este centro cultural para registrar la correspondencia del artista, que guardaba tanto las cartas recibidas como una copia de todas las que mandaba. Una amplia correspondencia con  familiares, colegas y personalidades diversas. También se refleja su rico archivo fotográfico, recortes de prensa, sus trabajos inéditos o inacabados y los esbozos y apuntes que hacía antes de emprender una obra.

En los últimos años  grandes artistas del mundo del cine de Hollywood, sobre todo dentro del género fantástico como Guillermo del Toro, se han interesado por el arte de Segrelles y se declaran  influenciados por él, sus fans y coleccionistas. “Nuestro trabajo permitirá conocer qué obras hechas por el ilustrador de Albaida en la primera mitad del siglo XX han influido en películas actuales de fama mundial como El laberinto del Fauno”.

Dante, ilustración de José Segrelles. Imagen cortesía de Ignacio Estrela.

Dante, ilustración de José Segrelles. Imagen cortesía de Ignacio Estrela.

En la próxima fase el equipo se desplazará a California (Estados Unidos) para entrevistar a William Stout, Guillermo del Toro y John Howe, “aunque probablemente entrevistemos también a algún otro artista americano que sea coleccionista o esté influenciado por Segrelles”, apunta Estrela. “Estamos intentando cuadrar las agendas para hacer solamente un viaje en el mes de octubre, aunque dependemos de la disponibilidad de los entrevistados por lo que se podría retrasar hasta diciembre. Todos han mostrado alegría al saber de la producción de una obra audiovisual sobre Segrelles y creen que interesará en EEUU. Otros artistas del mundo del cómic americano también están muy ilusionados con el proyecto,  deseosos de conocer más ilustraciones de Segrelles. He alucinado de ver el respeto y admiración que tienen muchos de ellos con los que he contactado por Facebook”.

El presupuesto del documental es 180.000 euros y en las próximas semanas se concretarán las ayudas solicitadas al Ministerio de Cultura, CulturArts y la Radiotelevisión Valenciana. “El año pasado CulturArts prefirió subvencionar un documental sobre Sara Baras, una bailarina de Cádiz antes que mi proyecto de Segrelles”, se lamenta Estrela. “Así nos va a los valencianos, mientras no conozcamos y valoremos a nuestros artistas estamos perdidos. Es una pena y una vergüenza que nadie antes se haya interesado en hacer una obra audiovisual de este gran artista”.

Imagen de 'Pinazo. De la ignorància en l'art'. Cortesía de Ignacio Estrela.

Imagen de ‘Pinazo. De la ignorància en l’art’. Cortesía de Ignacio Estrela.

Estrela y Grande están produciendo también, junto a la productora madrileña Morena Films, un largometraje documental sobre el pintor Ignacio Pinazo. “El productor madrileño, Álvaro Longoria, ganador de un Goya, quiso coproducir conmigo este proyecto porque es tataranieto del pintor”, cuenta Estrela. Se llamará Pinazo. De la ignorància en l’art en referencia a su discurso de ingreso en la Real Academia y servirá para conmemorar el Año Pinazo declarado por la Generalitat en el centenario de su muerte, en 2016. “Es una gran responsabilidad para mí intentar que en estos largometrajes queden bien reflejadas sus vidas y sus obras. Espero que tanto CulturArts como la nueva televisión autonómica valenciana se interesen y apoyen los proyectos de Segrelles y Pinazo”.

Anteriormente, Estrela y Grande realizaron un documental  sobre el pintor José de Ribera, El Españoleto: El jove Ribera. “Tampoco se había hecho nada sobre él y hasta que no estuvo totalmente rodado no recibí ninguna ayuda ni interés por parte de las instituciones valencianas”, comenta Estrela. “Si fueran artistas catalanes ya les habrían dedicado varios proyectos allí. Diez productoras catalanas han querido coproducir conmigo el proyecto de Segrelles ya que vivió 20 años en Barcelona y muchos creen que era de allí. Al final si la cultura valenciana no apoya el proyecto tendré que vendérselo a los catalanes”, concluye Ignacio Estrela.

Imagen de 'Segrelles. Il.lustrador universal'. Cortesía de Ignacio Estrela.

Imagen de ‘Segrelles. Il.lustrador universal’. Cortesía de Ignacio Estrela.

Bel Carrasco

Cracker o el mejor rock de los últimos 25 años

Cracker en concierto
Sábado 5 de diciembre de 2015
Loco Club de Valencia
Calle Erudito Orellana nº 12

La esperada gira del grupo californiano Cracker por toda España está resultando un éxito a tenor de lo que nos han contado o hemos leído de su paso por Vigo, Gijón, Santander, Vitoria, Sevilla, Madrid y Barcelona.

Makma - Cracker  2

A fecha de hoy todavía quedan 4 citas , hoy 3 de diciembre en Zaragoza (Las Armas), 4 de diciembre en Murcia (12 y Medio Club), 5 de diciembre en Valencia (Loco Club) y 12 de diciembre en Bilbao (dentro del Fever Festival Wop) para confirmar definitivamente una vez más algo que no creo que se debiera dudar. Y es que nos hallamos ante una de las bandas más brillantes (si no la que más) de los últimos 25 años de la historia del rock. Se dice pronto. Por supuesto en dura pugna con nombres como Jayhawks, Black Crowes, Teenage Fanclub o Redd Kross entre algunos pocos otros más, aunque yo quizás me decantaría por los californianos debido a que en ellos se compagina mucha calidad, mucha cantidad y sobradísima regularidad en todo su legado discográfico. Si además tenemos en cuenta que sus directos son brillantes y demoledores los motivos para tener en un altar a esta banda de rock se incrementan considerablemente.

Makma - Cracker  3

Hagamos un poquillo de historia con Cracker. Entre 1985 y 1989 David Lowery lideró una de las bandas alternativas más interesantes de aquella década con un sonido independiente que oscilaba entre el folk y el rock experimental por definirlo de algún modo.

A principios de los años noventa el mencionado David Lowery se junta con un tal Johnny Hickman, guitarrista de San Benardino en California, y ambos fundan Cracker. Con el acojonante debut discográfico de 1992, el de la lata de sardinas, sorprenden a propios y extraños gracias a un espectacular cóctel de rock alternativo, country rock de raíces, roots rock y matices psicodélicos o de punk-rock.

No tardaría en publicarse su segunda obra maestra consecutiva, un año después “Kerosene hat”, quizás el disco que obtuvo mayor popularidad gracias a cortes como “Low” o “Euro-trash girl”. La brillante década noventera para Cracker se completaría con dos trabajos más, “The golden age” en 1996, un disco por el que siento especial devoción gracias al contraste de brillantes e intensas baladas junto otros cortes más cañeros con influencias del rock alternativo más en boga en aquellos momentos, y “Gentleman’s blues”, un dignísimo trabajo que no contenía ningún hit concreto pero que rezumaba homogeneidad.

Makma - Cracker  4

En la década 00 del nuevo siglo XXI los Cracker comenzaron con dos buenos discos que no obtuvieron excesiva repercusión, el “Forever” del 2002 y el disco de versiones (Hank Williams Jr., Bruce Springsteen, Dwight Yoakam,…) titulado “Countrysides”. En el 2006 y 2009 verían respectivamente la luz “Greenland” y “Sunrise in the land of milk and honey” dos magníficos discos en los que el dúo Lowery/Hickman y el resto de acompañantes demostaron que eran un grupo honesto, de largo recorrido y a tener siempre en cuenta.

El tiempo comenzó a pasar rápido sin ninguna nueva alegría en estudio para los que siempre nos hemos declarado imperecederos fans de esta banda de rock. Por fortuna una brisa campestre como regalito pre-navideño trajo consigo un nuevo galletazo de los californianos a finales del pasado 2014. Así, a primera vista “Berkeley to Bakersfield” no parecía estar a la altura de sus mejores obras. Error, este doble álbum con marcado carácter conceptual crece y crece con ese retorno a lugares, vivencias y sensaciones californianas de los dos compositores antes citados. Un inmenso disco, de lo mejorcito de la pasada añada, al que el que suscribe dedicó unas líneas publicando un artículo en esta Revista Makma (véase enlace pinchando “De ruta por California con Cracker“).

Makma - Cracker 5

Y es ahora, casi un año después de que viera la luz, cuando estamos dispuestos a disfrutarlo como plato fuerte de una gira que raro será el privilegiado al que defraude. Es el momento de crackerizarse. Apuesto porque el tiempo y la historia pondrá su nombre en el sitio que merece, como el mejor grupo de rock de los últimos 25 años, ¿y por qué no?

JJ Mestre

Guillermo Polo destaca en el Oeste

On the border, de Guillermo Polo
Cortometraje seleccionado en varios festivales de USA, España, Colombia

El cortometraje On the border, del valenciano Guillermo Polo, ha sido seleccionado en los festivales Joshua Tree International Film Festival (USA), Daroca&Prision (España) y FICMA (Colombia). Se trata de un western en el que un vaquero herido y perseguido se encuentra a una chica con las manos cubiertas en sangre que no habla inglés en medio del desierto. Al poco tiempo, un extraño amenazante aparece de la nada y reclama llevarse a la chica. El vaquero se ve forzado a tomar una difícil decisión.

Guillermo Polo, director de 'On the border'. Cortesía del autor.

Guillermo Polo, director de ‘On the border’. Cortesía del autor.

El actor principal de On the border, Ray Trickitt, tuvo papeles pequeños en The lord of the Rings (tercera parte) y Children of Men. El equipo de Grips, tanto el jefe como sus ayudantes, son los Grips de Madmen (Grips son los que trabajan, montan y mueven grúas, travellings y los encargados de la iluminación que no está conectada a corriente, rebotar luz natural, etc). Además, la diseñadora de vestuario es la ayudante de vestuario del diseñador de las películas de Paul Thomas Anderson, con quien trabajó en su último film, Inherent Vice.

On the border fue igualmente seleccionado para Los Angeles Cinefest y el IFS Beverly Hills Film Festival(USA). A este festival fueron seleccionados e invitados los directores David Cronenberg y Paul Thomas Anderson, así como las actrices Julian Moore y Andie MacDowell.

Fotograma de 'On the border', de Guillermo Polo. Cortesía del autor.

Fotograma de ‘On the border’, de Guillermo Polo. Cortesía del autor.

Guillermo Polo ha sido también director de foto de la segunda unidad y operador de cámara de la película Appetites que se estrenó a principios de 2015. La película está producida por Daniel Frisch, co-productor de Grindhouse y The Hostel. Fue operador de cámara en el cortometraje Aquél no era yo, nominado a los Óscar 2014 y ganador del Goya 2013, aparte de más de 50 festivales entre nacionales e internacionales.

Ahora mismo, Guillermo Polo se halla inmerso en el guión de su primer largometraje que tiene pensado mover entre finales de año y principios del siguiente para conseguir financiación y rodarlo en 2016, con producción (todavía por confirmar) de Daniel Frisch.

En noviembre le han ofrecido hacer la dirección de fotografía de una película llamada Underneath que se rodará en EEUU por el director Joel Novoa, director de Esclavo de Dios y recientemente ha rodado ID2: Shadwell Army película sobre hooligans en Inglaterra y producida por Patrick Cassavetti (productor de Miedo y asco en Las Vegas y Brazil) y Sally Hibbin (productora de las películas de Ken Loach).

Fotograma de 'On the border',  de Guillermo Polo. Cortesía del autor.

Fotograma de ‘On the border’, de Guillermo Polo. Cortesía del autor.

 

15.000 valencianos a la conquista del Oeste

Barras y Estrellas. Los valencianos y los USA
Museu Valencià d’Etnologia
C / Corona, 36. Valencia
Hasta el 24 de mayo de 2015

“A principios del siglo XX un valenciano de la comarca de la Safor o de la Marina, vivía en un contexto socioeconómico desde el que la percepción de lo ‘norteamericano’ resultaba cuanto menos exótica”. Lo dice Joan Seguí, director del Museu Valencià d’Etnologia. Luis García Berlanga se hizo eco de ese mismo exotismo en su genial ‘Bienvenido Mr. Marshall’. Eran tiempos de penuria en España, que miraba hacia América como la “tierra de oportunidad” tantas veces mostrada en las películas del Oeste. Y hacia allí se fueron, hace un siglo, los 15.000 valencianos de los que se hace eco la exposición ‘Barras y estrellas. Los valencianos y los Estados Unidos’.

Algunos de los objetos incluidos en la exposición 'Barras y estrellas. Los valencianos y los USA'. Museu Valencià d'Etnologia.

Algunos de los objetos incluidos en la exposición ‘Barras y estrellas. Los valencianos y los USA’. Museu Valencià d’Etnologia.

El “99’9%” de los que emigraron regresó tiempo después, porque como apuntó Robert Martínez, comisario de la muestra junto a Sunció García, el viaje tenía como objetivo lo que Woody Allen sintetizó en una de sus obras: “Coge el dinero y corre”. La tierra de oportunidad americana consistía en eso, algo que también recoge Dos Passos en su emblemático ‘Manhattan Transfer’: “Quiero llegar a algo en este mundo. Europa está podrida, apesta. En América uno puede abrirse camino”.

Una de las imágenes pertenecientes a la exposición 'Barras y estrellas. Los valencianos y los USA'. Museu Valencià d'Etnologia.

Una de las imágenes pertenecientes a la exposición ‘Barras y estrellas. Los valencianos y los USA’. Museu Valencià d’Etnologia.

Y para abrirse camino, esos 15.000 valencianos no dudaron en cruzar el Atlántico y, a través de Ellis Island, entrar en los Estados Unidos en busca del sueño que destilaba tan exótico territorio. Comparado con otras migraciones, la valenciana fue como “una milésima parte de una gota de agua”, si, como apuntan los comisarios siguiendo al historiador James D. Fernández, las demás oleadas representan “una gota en un océano”.

Barras y estrellas. Los valencianos y los USA. Museu Valencià d'Etnologia.

Barras y estrellas. Los valencianos y los USA. Museu Valencià d’Etnologia.

El Museu Valencià d’Etnologia recoge la huella de su paso minúsculo por aquel inmenso país, mediante fotografías, cartas y diversos objetos personales, entre los que se encuentran visados, monedas, el baúl de Concha Piquer o multitud de gorras (“allá donde dejo mi sombrero, allá es mi casa”, como dice un proverbio anglosajón señalado por los comisarios). El montaje de la exposición tiene un marcado carácter escenográfico, lo que permite entroncar ese viaje de ida hacia el exotismo de los Estados Unidos, con el posterior retorno y la influencia de aquella cultura en la sociedad valenciana.

Instalación perteneciente a la exposición 'Barras y estrellas. Los valencianos y los USA'. Museu Valencià d'Etnologia.

Instalación perteneciente a la exposición ‘Barras y estrellas. Los valencianos y los USA’. Museu Valencià d’Etnologia.

La segunda parte de la exposición ‘Barras y estrellas’ supone una reflexión acerca de esa “apabullante influencia cultural” (Seguí) de los Estados Unidos en nuestra sociedad más próxima. “Un reflejo poliédrico en el cual encontramos desde la emulación hasta la crítica, pero nunca la indiferencia”, destacan Robert Martínez y Sunció García. De la emulación se encargan los numerosos objetos que, a modo de iconos, representan aquella cultura del rock, el cómic, el cine y la televisión. Hay chapas de Coca-Cola y Pepsi, referencias a Elvis Presley, carteles con frases alusivas al universo mediático (“siempre nos quedará París”), la famosa sopa Campbell y hasta una Harley Davidson.

Pieza de José Sanchis en la exposición 'Barras y estrellas. Los valencianos y los USA'. Museu Valencià d'Etnologia.

Pieza de José Sanchis en la exposición ‘Barras y estrellas. Los valencianos y los USA’. Museu Valencià d’Etnologia.

Y como reverso, la crítica acerada contra esa cultura tan omnipresente como avasalladora. Hay piezas de Equipo Crónica, de Josep Renau o de Rafael Calduch, dando paso a una instalación con disfraces tipo Superman y otra con hueveras, un sillón y diversas series de televisión, desde Mad Men a Equipo A. De manera que el viaje de aquellos 15.000 valencianos se torna agridulce. Aquella cultura exótica, de la que muchos regresaron con los bolsillos vacíos y una vieja maleta, dejando paso al seductor encanto de unas imágenes con el The End interminable sobre una pantalla.

Obras de Josep Renau en la exposición 'Barras y estrellas. Los valencianos y los Estados Unidos', en el Museu Valencià d'Etnologia.

Obras de Josep Renau en la exposición ‘Barras y estrellas. Los valencianos y los Estados Unidos’, en el Museu Valencià d’Etnologia.

Salva Torres

De ruta por California con Cracker

Berkeley to Bakersfield, de Cracker
Diciembre de 2014
429 Records

Un lustro esperando. Esperando sin desesperar. La puerta solamente se quedó entornada. Sin una causa de fuerza mayor más pronto o más tarde volvería a abrirse, y con ello lo normal sería que, salvo catástrofe o raro estado de baja forma, apareciese esa magia rocanrolera de la chistera de los Cracker como solamente ellos saben hacer con absoluta regularidad.

Y abracadabra por fin la puerta se abrió en diciembre del 2014 con un ilusionante regalito prenavideño para los suficientes. Y esa brisa campestre tan saludable de los Cracker cruzó el umbral. Mis íntimos, e incluso bastantes de los que no son tanto, conocen mi auténtica devoción por esta banda, a la que considero (algunos me tildan de ‘exagerao’, cosa que asumo con dignidad) la más grande de los últimos 25 años por calidad y muy especialmente por la regularidad de un legado donde todas y cada una de sus obras, desde la “lata de sardinas” de 1992 hasta la última “Sunrise in the land of milk and honey” del 2009 circulan entre el notable alto, el sobresaliente o la matrícula de honor, algo de lo que pocos se pueden jactar en una discografía de largo recorrido y siempre teniendo en cuenta que esto es una opinión subjetiva sin ánimo de ser compartida.

Sea como fuere, subjetiva o no tanto, son esos argumentos del párrafo anterior los que me inducen a elucubrar de que estamos ante un ejemplo atípico de envejecimiento sin arrugarse gracias, quizás, a ese baño de leche pura sin conservantes ni edulcorantes, la de la vaca de hermosas e ingentes ubres que ha sido alimentada con la mejor hierba fresca de los prados. Porque yo cuando escucho a los Cracker me vienen siempre a la mente vacas pastando en laderas cántabras, estas cosas pasan sin consumir alucinógenos, tampoco hay que darle mayor importancia.

CRACKER - BERKELEY TO BAKERSFIELD MAKMA 3 “Berkeley to Bakersfield”, el décimo galletazo de estos californianos, podría ser catalogado de álbum conceptual, con el mérito que tiene a estas alturas de la vida realizar un disco donde todos los tiros van en una misma dirección. Por ello, porque hemos tenido que esperar bastante tiempo y porque son los Cracker me parece de lujo que sea un disco doble, y lo dice alguien al que generalmente le agobian más de doce cortes en un mismo disco.

De Berkeley a Bakersfield, en líneas generales, se podría considerar también como un viaje de retorno a lugares, a vivencias y a sensaciones que tuvieron cierta importancia en la evolución de sus principales compositores, los señores David Lowery y Johnny Hickman. Hablamos de 444 kilómetros de distancia, de cuatro horas más o menos en coche de norte a sur, ubicándonos en la parte septentrional por debajo de Sacramento, la capital de California, y en la parte meridional algo más arriba de la ciudad californiana más poblada, Los Angeles.

Comenzar desde Berkeley, situada en la bahía de la ciudad de San Francisco, nos proporciona algunas claves del sonido de esta banda americana. No en vano es una ciudad de populares referencias musicales de punk-rock como por ejemplo Green Day, pero sobre todo por ser la región embrionaria de un gran clásico como es la Creedence Clearwater Revival, probablemente una de las referencias más influyentes de la banda que nos ocupa. El resultado de este cóctel es una música de bares donde las raíces americanas y el honky tonk tienen el principal protagonismo pero donde no se hace ascos a la actitud punk o a sonidos de rock alternativo. En definitiva, una especie de country-alt a la medida del sonido personal y carismático que los caracteriza.

Cierta actitud contestararia en la “zona Berkeley” se vislumbra en el tema que abre este trabajo, “Torches and pitchforks”, melodía que musicalmente podría evocar a Simon & Garfunkel pero que en realidad es una llamada a luchar en las calles, en los valles y donde haga falta contra los corruptos y contra los poderes fácticos que se aprovechan de la honestidad y buena fe de los ciudadanos, con un coro contagioso que induce a repetirlo una y otra vez: “so la da da, da da da da da da, la da da”.

CRACKER - BERKELEY TO BAKERSFIELD MAKMA 2La crítica mordaz continúa en “March of the billionaires” donde nuevamente un estribillo pegajoso con ramalazos bolanianos oculta unos reproches irónicos, na na na y tres hurras por los millonarios, la misma mierda de siempre o su pobreza sería el progreso del resto. Con “Beautiful”, en cambio, nos encontramos el arrebato punk-rockero por antonomasia del disco donde las pistolas sexuales se lanzan a la calle, sencillamente porque ella es hermosa (y la canción también).

Y ese humor sarcástico que siempre encuentra algún momento adecuado reaparece. “El Comandante” es solamente una bolsa de hierba, me encanta como vocaliza Mr. Lowery en esta digna heredera de los mejores Camper van Beethoven. También en esa rica línea podría estar “El Cerrito”, brillante homenaje urbano a la ciudad donde se gestó la mítica Creedence de los hermanos Fogerty, localidad ubicada un poquillo más al norte de Berkeley y también en la bahía. Y de ahí al Metro de San Francisco, en “Reaction”, con una charla en el andén bien acompañada de desparpajo powerpopero con sabor setentero.

Ya metidos en harina, ahora más hard-rockera, “You got yourself into this” no deja de lado el sonido marca de la casa tal y como sucede también en la metropolitana “Life in the big city”. Y tras ella la primera grandísima perla a mi gusto de este trabajo, toda una declaración de amor que nos suena a tantas gloriosas canciones de los Cracker y que lleva por título “Waited my whole life”. Con ella ya hemos recorrido la mitad del trayecto desde que salimos de Berkeley.

Avanzamos, vamos en la buena dirección. Entre campos de petróleo estamos en el desierto de California de la mano de Johnny Hickman y por eso, lógicamente, suena como suena “California country boy”, temazo country del copón bendito donde los haya. Cruzando campos de algodón unos maravillosos coros femeninos acompañan al chico que retorna a casa tras perder a su familia, proporcionando poderío a un tema como “Almost grove” antes de hacer parada en “King of Bakersfield”, quizás mi canción preferida de este discazo, un tema que apuesto recibiría la más calida bendición del gran Enrique Urquijo si llegase a sus oídos porque en cierto modo se halla en la frontera de sus “secretos” y de sus “problemas”.

CRACKER - BERKELEY TO BAKERSFIELD - 2

Cogemos aire, hemos entrado a mi gusto en la mejor zona de este artefacto musical, la de la recta final. Desamor, qué bonitas son las canciones de Cracker en estas profundidades donde la botella no siempre sirve de ayuda debido a la mucha nostalgia por el amor perdido. Aquí, con “Tonight i cross the border”, uno que suscribe no puede evitar acordarse del antiguo impacto que le supuso aquella maravilla titulada “Big dipper”, una de las baladas más alucinantes de la vida, de la mía, esa que circulaba entre cigarrillos, referencias a Monterey o a Jack Kerouac en los tiempos de “la edad de oro”.

Ya queda menos trayecto. Con la fenomenal “Get on down the road” cualquier fan de Cracker sabe que estamos dispuestos a disfrutarlos hasta el final. Y en un atajo, o quizás en una senda paralela, se cuela “I’m sorry baby”, otra de mis preferidas, una de esas canciones que solamente podría ser de Cracker y donde Lowery explota todas sus virtudes, que no son pocas.

En este recorrido californiano hacemos una escapada ahora un poco más hacia el sur, a 265 kms. desde Bakersfield, hasta la ciudad de San Bernardino. Hemos cruzado Los Angeles y cual si estuviésemos en un rodeo Johnny Hickman vuelve a coger la sartén por el mango en “The San Bernardino boy”. Después el sonido Cracker, el puro y duro, el que nos toca tanto la fibra sensible regresa con “When you come down”, otra puta (o santa, a gusto del consumidor) maravilla.

Recalamos finalmente en “Where have those days gone” y casi sin darnos cuenta hemos hecho un viaje por California para recordar, principalmente, lugares de los viejos tiempos que se fueron. Podría ser California o podría ser… Se llaman Cracker, qué grandes, juro por mi sagrada satisfacción que siempre estaré agradecido a estas rodajas musicales que recorren las vidas, las ciudades y el pasado, en este caso lo que podría ser algo similar a la ruta de recuerdos de una panda de amigos que descubrieron a Cracker en sus inicios, que los convirtieron en su banda fetiche y que juntos se hicieron mayores a su compás. Está clarísimo, si tenemos que esperar cinco años más lo haremos, esperemos sin desesperar estar vivos y presentes en la próxima, ojalá siempre penúltima genialidad de los Cracker.

JJ Mestre

* Publicado también en http://www.woodyjagger.com/2014/12/cracker-2014-berkeley-to-bakersfield.html

Jose Cámara y sus ciudades entreveradas

Viatges prestats, de Jose Cámara
Sala de exposiciones de la Societat Coral El Micalet
C / Guillem de Castro, 73. Valencia
Hasta el 11 de abril

Es una especie de Doctor Frankenstein: coge trozos de imágenes dispares, para construir fotografías cuya vida nace de fragmentos sutilmente ensamblados. Pero un Frankenstein que, lejos de producir un monstruo dejado de la mano del diablo, lo que hace es fabricar una obra repleta de alegres vivencias, ocurridas en diferentes lugares, en tiempos distintos y por personas que, aunque tremendamente allegadas, disfrutaron por separado y a miles de kilómetros de cuanto la existencia viajera les ofrecía. Jose Cámara expone tan virtuosa mezcla de fotografías realizadas a imagen y semejanza del doctor Frankenstein, en la sala de exposiciones de la Societat Coral El Micalet.

Fotografía de Jose Cámara en la exposición 'Viatges prestats', en la Societat Coral El Micalet. Imagen cortesía del autor.

Fotografía de Jose Cámara en la exposición ‘Viatges prestats’, en la Societat Coral El Micalet. Imagen cortesía del autor.

El conjunto lo ha titulado Viatges Prestats, sin duda acertado para explicar esa íntima relación entre las imágenes sacadas del álbum familiar de sus padres y las de su archivo personal. Con la minuciosidad del orfebre que va incrustando piezas armoniosamente, Cámara también construye sus imágenes tomando elementos de acá y de acullá para difuminar las partes a favor de un todo singular, preciso y cuya miscelánea desdibuja los límites fronterizos de los espacios allí representados.

Fotografía de Jose Cámara en la exposición 'Viatges prestats' de la Societat Coral El Micalet. Imagen cortesía del autor

Fotografía de Jose Cámara en la exposición ‘Viatges prestats’ de la Societat Coral El Micalet. Imagen cortesía del autor

El espectador, interrogado por la mezcla de elementos, ciudades y viajes, realiza así su propio trayecto en busca de las costuras que Jose Cámara ha hecho desaparecer fruto de su gran pericia en el hilado de imágenes tan dispares. “Es un viaje compartido”, dice el artista. Compartido porque, como apunta el título de la exposición, Cámara ha tomado prestados los viajes de sus padres, para unirlos a los suyos. Pero compartido igualmente con el espectador, que imagina las conexiones entre ciudades tan diversas como Valencia, Orense, Tenerife, Miami, Las Vegas, Chicago, Estambul, Venecia o Berlín, sin solución de continuidad, ofreciéndole la posibilidad de un nuevo viaje a partir de sus propias sensaciones.

Fotografía de Jose Cámara en la exposición 'Viatges prestats' de la Societat Coral El Micalet. Imagen cortesía del autor

Fotografía de Jose Cámara en la exposición ‘Viatges prestats’ de la Societat Coral El Micalet. Imagen cortesía del autor

Hay muchos trayectos en esos Viatges Prestats de Jose Cámara, pero se pueden reducir a tres. Primero, el recorrido a cierto pasado a través de esas imágenes del álbum familiar, en tanto documento de época. Luego está el viaje, más técnico, por la brillante reproducción de esas fotografías, cuyo perfecto ensamblaje le ha llevado al artista “meses escaneando”. Y, por último, están los propios viajes prestados, cuya combinación de elementos produce esa “invención” de la que habla el propio Cámara. Invención que deriva en esa cualidad artística que terminan destilando muchas de las imágenes, sobre todo las más explícitamente intervenidas, con las huellas del negativo a modo de brochazo plástico.

Fotografía de Jose Cámara en la exposición 'Viatges prestats', en la Societat Coral El Micalet. Imagen cortesía del autor.

Fotografía de Jose Cámara en la exposición ‘Viatges prestats’, en la Societat Coral El Micalet. Imagen cortesía del autor.

Y volvemos al doctor Frankenstein, porque en las fotografías de Jose Cámara hay ese punto de extrañeza que revela todo cuerpo sometido a cierta cirugía. Por muy invisibles que sean las costuras de tan sutil zurcido fotográfico, lo cierto es que conmueve pensar en los misteriosos puentes que unen las vidas de unos padres con su hijo, tan alejados generacionalmente como de pronto compartiendo un mismo viaje fruto del trabajo artístico. Y del mismo modo que Woody Allen, manipulando ciertas imágenes, se puso en la piel de ciertos personajes históricos en su película Zelig, también Jose Cámara, en sus Viatges Prestats, se acerca como jamás hubiera sido posible al itinerario existencial de sus padres. Un viaje sin duda compartido fruto de la invención artística.

Fotografía de Jose Cámara en la exposición 'Viatges prestats' en la Societat Coral El Micalet. Imagen cortesía del autor.

Fotografía de Jose Cámara en la exposición ‘Viatges prestats’ en la Societat Coral El Micalet. Imagen cortesía del autor.

Salva Torres