Explosión de arte en Buñol

VII Bienal de Arte y Diseño
Del 18 de octubre al 18 de noviembre
III Festival De Par en Part: ‘Cuando el arte se hace pueblo’
Del 25 al 27 de octubre de 2019
Buñol (Valencia)

Desde que en 2015 la Concejalía de Cultura de Buñol lanzara el Festival de Par en Part, esta peculiar apuesta por un formato de puertas abiertas al arte y la cultura, que reivindicaba fórmulas de mayor encaje nacional e internacional, no ha dejado de expandir y perfeccionar su oferta cultural.

La apuesta de este año en Buñol reúne a más de 150 artistas y exposiciones de ámbito local e internacional. Abre las puertas de 35 casas y propone tres días con una agenda de espectáculos, conciertos, performances, intervenciones artísticas, arte urbano y rutas culturales y gastronómicas. El festival se inscribe dentro de la VII Bienal de Artes Plásticas y Diseño, del 18 de octubre al 18 de noviembre, con unas seis exposiciones permanentes.

Cartel del Festival de Arte y Diseño de Buñol. Imagen cortesía de la organización.

De Par en Part convocó este año un concurso de escultura y otro de pintura rápida, que llenará la localidad de artistas retratando sus espacios. En esta edición, destaca la anunciada intervención paisajística de la artista belga Monique Bastiaans, con una obra enmarcada en la tendencia de Land Art, habitualmente de carácter efímero y llenas de contenido crítico y denuncia social.

Mural en Buñol. Fotografía de Amparo Navarro por cortesía del festival De Par en Part.

Del mismo modo, contará con varias exposiciones entre las que destacan la muestra colectiva ‘William Morris, creador por naturaleza’, en homenaje a este precursor del movimiento Arts and Crafts y en la que intervienen más de 50 artistas internacionales. Esta muestra, que antes estuvo en la Bienal de Diseño de la Habana y en Tailandia, cuenta con el apoyo de la Universidad de Nebrija, el Departamento de Dibujo de la Facultad de Bellas Artes de la Universitat Politècnica de València (UPV), la EASD Valencia y la Yarmouk University. Igualmente, destacan las muestras ‘Vulnerable’, de la multidisciplinar Elena Martí; ‘Tejido social’, de la artista chilena afincada en San Francisco Indira Urrutia-Zuñiga; ‘Naturalezas Invisibles’, del escultor Mario Molins; ‘La flor que habita’, de la pintora Marina Puche, y la exposición de Alexis Hernández Díaz ‘Periplos’.

Programación de la VII Bienal de Artes de Buñol. Imagen cortesía de la organización.

Solo basta ver en detalle su programa para corroborar que el festival amplía su proyección, adicionando un atractivo cultural mayor al diversificar sus propuestas con distintas disciplinas y la incorporación de creadores de diversas procedencias, muchos de ellos de reconocida trayectoria.

Buñol mira más allá de sus fronteras. Extiende su marco de influencia a otros ámbitos comarcales y de la Comunidad Valenciana. Esta proyección hace que este poblado no sea reconocido solamente por la Tomatina y sus parajes naturales, sino también por una amplia y diversa agenda cultural. Tal y como afirman las co-directoras del festival, Arantza Bonillo y Marta Guillén, «De Par en Part ha conseguido en sus dos últimas ediciones hacerse un hueco importante no solo en la agenda local, sino también en la agenda valenciana de eventos culturales». 

Una de las instalaciones del festival de Buñol. Fotografía de Amparo Navarro por cortesía del festival De Par en Part.

Mujeres y arte protagonizan De Par en Part

Festival de Par en Part
VI Bienal de Arte y Diseño
Diferentes espacios de Buñol (Valencia)
Del 26 al 29 de octubre de 2017

Las mujeres están en el punto de mira del Festival de Par en Part, en Buñol, que abrió sus puertas este 26 de octubre. La mayoritaria presencia femenina ha sido uno de los propósitos de la Concejalía de Cultura y la organización del festival que buscan dar protagonismo y visualizar el papel de la mujer en el arte y en la sociedad, según afirma Arantxa Bonillo, codirectora del evento.

La muestra ‘La ciudad de las mujeres. Fotografía, espacios y género», que reúne la obra del colectivo de mujeres fotoperiodistas Objectives, propone pensar la ciudad como espacio político desde una perspectiva de género, enfrentándose así a la persistente exclusión femenina de lo público y reivindicando la condición de ciudadanía que ellas han conquistado.

Festival De par en part en Buñol. Imagen cortesía de la organización.

Festival De par en part en Buñol. Imagen cortesía de la organización.

Los siete proyectos sobrepasan el lenguaje fotográfico para descubrir otros como formas expresivas como la instalación audiovisual, el vídeo o la cartografía. Las autoras narran historias mediante diferentes mujeres y espacios: sus recorridos, sus acciones diarias, y se detienen para reflexionar sobre su papel en la vida política, la vida pública, su territorialidad y su representaciónen el espacio urbano.

Otro plato fuerte en De Part en Part es la exposición personal de la artista Elena Martí. Bajo eltítulo'»Frágil’, la muestra reúne un conjunto de obras de distintos formatos y técnicas con unelemento común, la fragilidad que nos transmiten los materiales con los que trabaja. Elena Martí elabora «paisajes» con elementos naturales y óxidos, regidos por la acción del tiempo y su efecto en la materia.

Festival De par en part de Buñol. Imagen cortesía de la organización.

Festival De par en part de Buñol. Imagen cortesía de la organización.

Las cinco intervenciones de arte urbano en el entorno de Buñol serán realizadas por mujeres, con muralistas como Julia Silla, conocida como Julieta XLF, una artista muy activa en la Comunidad Valenciana, con una amplia iconografía de marcado carácter infantil, cercana al arte oriental, con influencias del kawaii japonés y el pop psicodélico.

Las otras intervenciones de street art irán de la mano de la artista uruguaya Lucía Pintos, con la obra ‘Nulo’, Doa Oa, con ‘Reforestando’, un proyecto mural que hace una metáfora del resurgir de la vida, Raquel Rodrigo con ‘Arquicosturas’, una especie de «segunda piel» que se inserta enespacios urbanos y Alba Bla, con una obra lúdica entre el absurdo, la lógica y lo mágico de la vida.

De igual manera, destaca la mayoritaria presencia de artistas mujeres que presentan sus obras enlas 35 casas, locales y estudios abiertos al público durante los tres días de festival.

Festival De par en part. Imagen cortesía de la organización.

Festival De par en part. Imagen cortesía de la organización.

Arístides Rosell y Raimundo Díaz

130 artistas toman Buñol

De Par en Part
Festival de Arte y Diseño de Buñol
Diferentes espacios de Buñol (Valencia)
Del 20 al 29 de octubre de 2017

¿Qué sucede cuando el arte toma una urbe por asalto, cuando nada parece importar más que esa relación entre público y artistas? Hemos visto en los últimos años una avanzada de festivales en los que el arte deja de estar enclaustrado en su zona de confort: las galerías, los museos, estudios, y sale a la calle en busca de la gente, interesado en una mayor socialización, liberándose de sus misterios e intimidades. Como quien acude a una playa nudista.

Así asistimos -por segunda vez ya- a la VI Bienal de Arte y Diseño de Buñol, que para su renovación incluyó hace dos años el Festival De Par en Part, hijo directo de Russafart, otro evento que renovó en la Comunidad Valenciana la manera de interactuar con el público, abriendo los estudios de los artistas a la población.

Festival De Par en Part. Fotografía de Raquel Abulaila por cortesía de la organización.

Festival De Par en Part. Fotografía de Raquel Abulaila por cortesía de la organización.

El formato actualizado de «puertas abiertas» redimensionó en 2015 una Bienal, que había sido referente nacional e internacional para el mundo del arte y que casi por desidia había caído en el olvido. Ese año se consiguió atraer a más de 100 artistas hacia un Buñol interesado en salirse de los límites tradicionales de los eventos realizados en la comarca y abonar una vez más el terreno de la cultura. Todos ganaron.

Buñol comienza a visualizarse también como una plaza en la que cada dos años, pintores, escultores, grabadores, diseñadores asaltan los espacios urbanos con sus obras, se organizan concursos, talleres, exposiciones, nuevos grafitis invaden los muros. Todo con una complicidad indescriptible con la población local, que la mayor de la veces hace de juez y parte.

Las calles se convierten en un hervidero de ideas y proyectos que posicionan el arte local, nacional e internacional presentes en el evento. Los resultados son visibles. Se ha despertado un mayor interés por el arte. Este año, sus organizadores esperan la participación de unos 130 artistas y 35 casas de vecinos abren sus puertas a expositores.

Cartel del festival De Par en Part. Imagen cortesía de la organización.

Cartel del festival De Par en Part. Imagen cortesía de la organización.

Del 20 al 29 de octubre se programan un sinnúmero de actividades vinculadas a las artes plásticas y al diseño pero también conciertos, espectáculos de danza, conferencias magistrales. La inauguración, el viernes 20 de octubre, contó con la apertura de dos exposiciones en el Castillo de Buñol: la muestra fotográfica ‘Ciutat de les dones’, sobre el rol de la mujer en la sociedad contemporánea y que reúne la obra del colectivo de mujeres fotoperiodistas Objectives, y ‘Frágil’, de la artista Elena Martí, centrada en el ser humano y la naturaleza.

Ese día se presentó un espectacular «videomaping» interactivo del grupo multidisciplinario VitaminArt, en cuyas proyecciones fusiona la expresión artística con las últimas tecnologías, haciendo de sus presentaciones un sugestivo y deslumbrante espectáculo visual. La noche se cerró con el espectáculo de danza aérea ‘Célula’ del grupo Subcielo, pieza de tango bailada sobre pared.

El sábado 21, a la misma hora, se presentó un espectáculo del taller de danza comunitario TaiatDanza en la Sala Raga, mientras que el miércoles 25 en ese mismo espacio se proyectará el documental ‘Manuel Ballester, el llanto airado’, de Giovanna Ribes.

Vista de la exposición de Elena Martí. Imagen cortesía del festival De Par en Part.

Vista de la exposición de Elena Martí. Imagen cortesía del festival De Par en Part.

Los días intensos del festival

Durante el fin de semana, del 26 al 29 de octubre, se programan las jornadas más activas de la mano del Festival de Par en Part. Vecinos y visitantes podrá disfrutar de acciones plásticas de directo, murales, concurso de pintura rápida; talleres de modelado 3D y arquitectura para niños; conciertos; exposiciones y puertas abiertas de más de 30 casas con exposiciones por todo Buñol. Y para dejar un buen sabor de boca, la oferta se completa con una enriquecedora ruta de la tapa,iniciativa a la que se han sumado los bares y restaurantes que colaboran con el festival.

Aunque el festival De Par en Part se inaugura el 26 de octubre en la sala Raga a las 19.30 horas, desde las 10 de la mañana de ese día se podrán apreciar las intervenciones de muralistas como Julia Silla, conocida como Julieta XLF, una artista muy activa en la Comunidad Valenciana, con una amplia iconografía de marcado carácter infantil, cercana al arte oriental, con influencias del kawaii japonés y el pop psicodélico.

Vista de una de las exposiciones del festival De Par en Part. Fotografía de Raquel Abulaila por cortesía de la organización.

Vista de una de las exposiciones del festival De Par en Part. Fotografía de Raquel Abulaila por cortesía de la organización.

Otras intervenciones de street art irán de la mano de la uruguaya Lucía Pintos, con la obra ‘Nulo’, Doa Oa, con ‘Reforestando’, un proyecto mural que hace una metáfora del resurgir de la vida, Raquel Rodrigo con ‘Arquicosturas’, una especie de «segunda piel» que se inserta en espacios urbanos y Alba Bla, con una obra lúdica entre el absurdo, la lógica y lo mágico de la vida.

El 26 de octubre se inaugura en la sala Raga una exposición homenaje al artista buñolense Emilio Villar ‘Cuco’, con un conjunto de pinturas abstractas, mientras que el en mercado municipal se abre la muestra de esculturas ‘Martingalas’, de Luis Pascual Ferrer.

El 27 de octubre, entre las 17.30 y las 20.30, se abrirán al público las casas y talleres de Buñol, con visitas guiadas por especialistas del Ayuntamiento y explicaciones in situ en distintas exposiciones. Para las once de la noche tendrá lugar en Venta Pilar el concierto ‘PinteracciónJazz’, un espectáculo que mezcla jazz y pintura en directo.

Festival De Par en Part. Fotografía de Raquel Abulaila por cortesía de la organización.

Festival De Par en Part. Fotografía de Raquel Abulaila por cortesía de la organización.

El 28 de octubre se desarrollará el concurso de pintura ‘Paisajes del Castillo’, las casas y talleres abrirán en horas de la mañana y tendrán lugar dos talleres, previa inscripción. El primero, de animación 3D impartido por Jaime Rehues en la sala Raga y el segundo, de arquitectura para niños en la sala de la Tomatina. Ese día se premiarán las obras participantes en el concurso de intervenciones efímeras del paisaje.

‘The Left (I) overs’ es el título de la conferencia que impartirá Basurama, a las 20.00 horas en la sala Raga. Basurama es un colectivo madrileño con alcance internacional que realiza intervenciones con desechos. La noche cierra con el concierto de los grupos Demoliciones constructivas, Punk Sailor y Vevas Band.

El concurso de pintura rápida será el plato fuerte en la jornada final del festival de Par en Part el domingo 29 de octubre, día en que los estudios y casas mantendrán sus puertas abiertas a los visitantes. De Par en Part apuesta fuerte por artistas internacionales y últimas tendencias en diseño, convirtiéndose así en uno de los festivales de arte de renombre en la Comunidad Valenciana.

Festival De Par en Part de Buñol. Imagen cortesía de la organización.

Festival De Par en Part de Buñol. Imagen cortesía de la organización.

Arístides Rosell y Raimundo Díaz

Buñol se abre ‘De part en part’

De part en part
II Festival de artes plásticas y diseño
Diferentes espacios de Buñol. Valencia
Del 26 al 29 de octubre de 2017

La segunda edición del festival de artes plásticas y diseño ‘De Par en Part’ arranca bajo el lema ‘Buñol activo y creativo’ y tendrá lugar del 26 al 29 de octubre, con la participación de unos 120 artistas y 35 casas abiertas.

De part en part. Imagen cortesía de la organización.

De part en part. Imagen cortesía de la organización.

El festival surgió hace dos años con la idea de retomar la bienal de artes plásticas de Buñol de una manera renovada, asumiendo un formato de puertas abiertas para fomentar el intercambio entre público y arte.

Como en la primera edición, ya se han convocado concursos de pintura rápida paisajística, intervención en el paisaje en el barrio del Castillo y escultura. También habrá talleres, exposiciones, conferencias, murales y ruta de la tapa.

Cartel del festival 'De part en part'. Imagen cortesía de la organización.

Cartel del festival ‘De part en part’. Imagen cortesía de la organización.

‘De Par en Part’ promueve soportes a los artistas locales para que puedan enseñar su trabajo, tanto a los residentes como a otros artistas, galeristas y demás profesionales del sector, con el fin de dar apoyo a aquellos creadores locales que deseen prosperar y profesionalizar su trabajo.

En esta segunda edición del festival de artes plásticas y diseño participarán artistas como Basurama, Julieta XLF o Vitamin arte. Si os gusta el arte no podéis perderos esta experiencia única en el pintoresco pueblo de Buñol.

De part en part. Imagen cortesía de la organización.

De part en part. Imagen cortesía de la organización.

Jugo de Tomatina

Días de rojo, de Pablo Argente
Libro autoeditado
Ilustraciones de Pablo Argente

Todos los últimos miércoles de agosto las calles de Buñol son escenario de una batalla campal a tomatazo limpio. Una batalla ‘sangrienta’ pero incruenta teñida de carmesí y bermellón y los demás tonos del rojo que, en forma de jugo, pulpa y carne se incrusta a pegotes en la piel de una multitud enardecida y medio desnuda. La Tomatina es una fiesta relativamente reciente, nació a mediados del pasado siglo, pero que goza de gran proyección internacional y compite con celebraciones míticas como los Sanfermines o las Fallas. ¿A qué se debe este éxito internacional que obligó al Ayuntamiento de Buñol a imponer un límite y un precio de entrada para garantizar la seguridad de los numerosos participantes? ¿Cuáles son los orígenes de la Tomatina y su evolución histórica? ¿Se trata de un derroche inaceptable en esta época de crisis o de una terapia de grupo ideal para dispersar la indignación generalizada y la mala leche?

A estas preguntas y otras más responde el fotógrafo valenciano Pablo Argente en Días de rojo, un libro ilustrado con sus propias fotografías y muy ilustrativo que analiza la Tomatina desde un enfoque antropológico e histórico. Autoeditado por Argente, con textos en castellano e inglés y el apoyo del Ayuntamiento de Buñol, que ha adquirido varios ejemplares, el libro se vende a 15 euros en Railowsky, París-Valencia, el MuVIM, la Beneficencia y otras librerías.

Portada del libro Días de rojo, de Pablo Argente.

Portada del libro Días de rojo, de Pablo Argente.

El enorme poder de convocatoria de la Tomatina, que atrae a ciudadanos de todo el mundo, se debe en gran parte a que responde a un patrón universal. Al modelo de celebración originaria como pretexto para transgredir por un tiempo el orden establecido y dar rienda suelta a los impulsos, habitualmente constreñidos por el corsé de la sociedad, reflexiona Argente. Esta función terapéutica, liberadora, entronca con las celebraciones paganas como las fiestas dionisiacas, las saturnales y otros muchos rituales enraizados en el Mediterráneo, ligados a la religión o a los ciclos de la naturaleza.
Un hecho curioso es que la Tomatina carece en origen de estos vínculos. Surgió de forma espontánea, en agosto de 1945, cuando una disputa intrascendente entre jóvenes festeros desató la primera batalla a base de intercambio de tomatazos. La experiencia resultó tan placentera que los protagonistas quisieron repetirla el año siguiente, pero fueron reprimidos por las autoridades que, en 1957, prohibieron la manifestación popular incluso con penas de prisión. En 1959, se logró por fin la venia del poder y con ello cierta domesticación de la eclosión festiva. En 1972, se organizó por primera vez la distribución de la hortícola munición en camiones y, en 1983, la Tomatina dio el salto a través de la televisión. Las impactantes imágenes en rojo les valió a los buñoleros el título de Interés Turístico Nacional, en 2002, y a partir de esa fecha la magnitud del evento creció de tal forma que se ha impuesto el número clausus por razones de seguridad en esta época de masificación. Pagar una entrada, aunque sea económica, chirría con el concepto de fiesta popular, pero en cierta manera es el precio del éxito. El uso de un espacio público pero limitado y el bien de todos justifica la adopción de tal medida.

Imagen de la fiesta de la Tomatina en Buñol, Valencia. Fotografía: Pablo Argente

Imagen de la fiesta de la Tomatina en Buñol, Valencia. Fotografía: Pablo Argente

La Tomatina no es la única fiesta que utiliza algún producto comestible como vehículo de interacción, recuerda Argente. En la Pobla del Duc de Valencia se celebra una batalla con uvas de baja calidad y en la localidad alicantina de Ibi, los enfarinats, una pelea a base de harina y huevos. Los habitantes de Ivrea, un municipio italiano, son más bravos y usan naranjas como munición. En India o Nepal se celebra en la primavera el Holi, una fiesta callejera y multitudinaria en la que la gente se lanza unos a otros polvos de colores y agua.
Gamberra y guarra: sin duda. Pero teniendo en cuenta que en España muchas fiestas se basan en el maltrato, tortura y muerte de animales que en ocasiones reportan también la muerte de humanos, la Tomatina bien merece la indulgencia si no la aprobación de todos. ¡Y que viva el tomate!
Pablo Argente (1977) es licenciado en Historia del Arte por la Universidad de Valencia, estudió fotografía en la escuela EFTI y Postgrado en Fotoperiodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona. Ha trabajado en el estudio Cresphoto, Vila Ediciones, Diario Valencia Hui y ha realizado colaboraciones para 20 Minutos o la Agencia France Press.
Como freelance ha desarrollado diferentes reportajes gráficos en el ámbito de la antropología social: hinduismo, kumbh Mela, bous al carrer, grandes premios de motociclismo, etcétera. Nació y creció en Valencia, pero siente una gran conexión con Buñol, donde pasó gran parte de su infancia y adolescencia y residen muchos de sus amigos y familiares.
Días de rojo, fruto del orgullo y pasión que el autor siente hacia su pueblo y hacia la Tomatina, le llevó durante varios años a dedicar parte de su trabajo como fotoperiodista a inmortalizar y tratar de comprender esta fiesta. A través de su obra intenta transmitir la catarsis que viven las calles de Buñol cada último miércoles de agosto.

Imagen de la fiesta de la Tomatina en Buñol, Valencia. Fotografía: Pablo Argente

Imagen de la fiesta de la Tomatina en Buñol, Valencia. Fotografía: Pablo Argente

Bel Carrasco