Bodas de sangre arcoiris

Bodas de sangre, de Mariola Ponce
Sala Russafa
C / Dénia, 55. Valencia
Sábado 8 y domingo 9 de julio de 2017

Sala Russafa cierra la sexta edición de su Festival de Talleres de Teatro Clásico esta semana y las puertas del centro cultural hasta después del verano. La última propuesta en pasar por el escenario del teatro de Ruzafa esta temporada será de la compañía de Puerto de Sagunto Pezenleagua. Tras su paso por Rumanía, estrenan en Valencia su montaje de ‘Bodas de Sangre’ (el 8 y 9 de julio), que apuesta por la diversidad sexual.

Mariola Ponce dirige esta popular tragedia, escrita por Federico García Lorca en 1931, a partir de un hecho real ocurrido en Níjar unos años antes. Sobre las tablas se recrea una unión sustentada por las relaciones familiares, las imposiciones sociales y las apariencias. Un matrimonio que, como el título de la obra indica, se verá abocado a un trágico desenlace por culpa de un amor fuera de las convenciones, que en este caso protagonizan dos mujeres.

Con la vida y la muerte como temática central, personajes alegóricos como la parca o la luna se integran en un texto lleno de simbolismo y belleza que ha contado con numerosas versiones escénicas y algunas cinematográficas. Una de las piezas más representativas del teatro de Lorca, de profundo sabor andaluz. La actualización de todo un clásico en la que las sombrías pasiones y los celos conducen un intenso triángulo amoroso al que la homosexualidad aporta una nueva lectura.

Escena de Bodas de sangre. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Escena de Bodas de sangre. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Tras el verano, nuevas propuestas

Sala Russafa cierra su sexta temporada aumentando el número de compañías, con un total de 46 formaciones (26 valencianas y 20 nacionales) y así como de funciones realizadas, 198 en total (142 de teatro para adultos, 44 para público familiar y 12 espectáculos musicales).

“Estamos satisfechos con la calidad artística de las piezas de compañías nacionales y de las dirigidas al público familiar que hemos tenido este año. Han sido trabajos de artesanía escénica que en muchos casos van a un público más minoritario, pero que creemos que también merecen un espacio en los teatros”, afirma Juan Carlos Garés, responsable del teatro, quien ha destacado piezas como ‘Marx en el Soho’ (La Casa Escènica, Zaragoza), ‘Anna Karenina’ (Versus Teatre, Barcelona), ‘La otra mano de Cervantes’ (La Fundición, Sevilla) o ‘En la boca del Lobo’ (Titiriteros de Binéfar, Aragón). Todas ellas han formado parte de los 17 estrenos (14 en la Comunitat, 2 absolutos y uno en Valencia) que ha ofrecido Sala Russafa desde el pasado mes de octubre.

“Para la próxima temporada, queremos reforzar el ciclo de Compañías Valencianas, combinando la doble  vertiente de dar cabida a formaciones de nueva creación, con propuestas dramáticas más novedosas, junto a otras de mayor trayectoria”, avanza Garés, quien destacado como uno de los objetivos fundacionales de la Sala Russafa es la creación de nuevos públicos, incentivando el consumo cultural en la ciudad.

Una tarea en la que les gustaría contar con la complicidad de las administraciones pero también del resto de teatros de la ciudad. “En este momento, las salas privadas estamos reuniéndonos y viendo las potencialidades que tiene sumar esfuerzos porque es necesario avanzar en el proceso de regulación de la situación de los teatros en la ciudad. Me parece que esta experiencia debería de ir más allá y derivar en iniciativas conjuntas. Podemos crear sinergias para la promoción y atracción de espectadores, sería positivo para todos”, defiende Garés.

En su opinión, la diversidad y carácter propio de las salas privadas hace que cada una tenga su espacio y sus espectadores, “por lo que podría producirse un trasvase interesante de públicos entre unas y otras, que la gente abra un poco más su abanico de experiencias teatrales, enriqueciéndose la variedad de personas que pasen por las distintas salas y fomentándose el consumo de teatro en la ciudad”, apunta el responsable de Sala Russafa.

Escena de 'Distancia 7 minutos'. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Escena de ‘Distancia 7 minutos’. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Tras el paso por el teatro de la producción propia del Festival Russafa Escénica, en octubre empezará la próxima temporada regular que en su primer trimestre ofrece 12 propuestas nacionales.  Dentro de la programación para adultos, la formación sevillana Producciones Imperdibles estrenará en la CV una versión de ‘La Divina Comedia’, de Dante. Harán lo mismo los extremeños Guirigai con ‘Un encuentro con Miguel Hernández’, pieza que retoman con motivo del 75 aniversario de la muerte del autor.

También serán estrenos en la Comunitat Valenciana ‘La Teatropedia’ y ‘¿Hamlet… es nombre o apellido?’, de las formaciones madrileñas  Teatro de Fondo y Tarambana, respectivamente. Así como la versión teatral de la novela de Dulce Chacón, ‘La voz dormida’, de los toledanos Euroscena.

Escena de 'Sigue la tormenta'. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Escena de ‘Sigue la tormenta’. Imagen cortesía de Sala Russafa.

La programación para adultos se completa con el estreno en Valencia de la futurista ‘Distancia 7 minutos’, de los barceloneses Titzina Teatro. Y con la vuelta a la ciudad de ‘Sigue la tormenta’, del autor francés Enzo Cormann, en un montaje de los zaragozanos Tranvía Teatro.

En lo que respecta a la programación familiar de la próxima temporada, incluirá en su arranque a cuatro de las compañías más asentadas de la escena nacional, asiduas al teatro de Ruzafa. Serán estrenos en la Comunitat Valenciana ‘El caso del fantasma percursionista’, de La Gotera de Lazotea (Cádiz); el espectáculo musical ‘El primer concierto’, de La Fundición (Sevilla) y la propuesta para bebés de 0 a 5 años ‘El viajecito’, de La Barataria (Sevilla). Mientras que Teatro Paraíso (Vitoria) estrena en la ciudad ‘Lunáticus Circus’ y Teatro Arbolé (Zaragoza) volverá a Valencia con su versión con títeres de ‘Blancanieves’.

“En total, estamos hablando de diez estrenos, ocho en la Comunitat y dos en la ciudad, en apenas tres meses. Hacemos un esfuerzo importante por traer propuestas que, pese a su impecable factura escénica, no encuentran un hueco en nuestras carteleras. Pero nosotros creemos que este tipo de piezas puede interesar a un amplio espectro de espectadores, si el público valenciano tiene la ocasión de verlas”, afirma  Garés, quien emplaza al arranque de temporada, la primera semana de octubre, para dar a conocer el resto de novedades de la séptima temporada del Centre Cultural i Docent d’Arts Escèniques, Sala Russafa.

Bodas de sangre

Bodas de sangre. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Más ‘Bodas de Sangre’ en Flumen

Bodas de sangre, de Jose Saiz
Teatro Flumen
C / Gregorio Gea, 15. Valencia
Del 22 de octubre al 20 de noviembre de 2016

El Teatro Flumen se viste de gala con los nuevos estrenos. Tras el éxito de ‘Bodas de Sangre’ la pasada temporada, repone este espectáculo producido por Teatro Flumen bajo la dirección de Jose Saiz. El reestreno oficial fue el jueves 27 de octubre y se mantendrá en cartel hasta el 20de noviembre. Por otro lado, el viernes 28 de octubre inauguró un nuevo espectáculo de Saga Producciones bajo la dirección igualmente de Jose Saiz, ‘Dulce Condena – Historia no oficial de Los Rodríguez’, que estará en el Flumen hasta el 19 de noviembre.

Bodas de sangre, de Jose Saiz. Imagen cortesía de Teatro Flumen.

Bodas de sangre, de Jose Saiz. Imagen cortesía de Teatro Flumen.

‘Bodas de Sangre’ nos cuenta la tragedia poética de Lorca al compás del flamenco más puro. Esto es lo que dice la sinopsis: «Un pueblo andaluz. Una boda. Dos familias enfrentadas. La novia sigue enamorada de su antiguo novio Leonardo. Una vez celebrada la ceremonia, se entrega a él y huyen juntos apasionadamente. El esposo abandonado los persigue y, cuando encuentra al amante de su mujer, lo desafía a un duelo de navajas».

El sentido trágico de la vida, la muerte y la violencia que acompaña a los hombres durante toda su vida, se va manifestando a través de los presagios y el dolor de la madre en la reposición de ‘Bodas de sangre’.

‘Dulce Condena – Historia no oficial de Los Rodríguez’ permitirá revivir los grandes éxitos de Los Rodríguez, en este homenaje teatralizado como nunca antes se había visto. El espectáculo cuenta de manera extra oficial la vida y obra de este grupo mítico.

Madrid 1990. Julián Infante y Ariel Rot deciden volver a unirse tras ‘Tequila’. Para ello cuentan con Germán Vilella a la batería y traen desde Argentina a Andrés Calamaro. ¡Qué mejor forma de empezar nuestra historia!

Bodas de sangre, de Jose Saiz. Imagen cortesía de Teatro Flumen.

Bodas de sangre, de Jose Saiz. Imagen cortesía de Teatro Flumen.

 

‘Soñando Lorca’ y los Premios Russafa

V Festival de Talleres de Teatro Clásico
Soñando Lorca, de Iria Márquez (3-5 de junio)
Sala Russafa
C / Denia, 55. Valencia
Premios del Público
Domingo 5 de junio, 2016, a las 20.00h

Arranca la quinta edición del Festival de Talleres de Teatro Clásico de Sala Russafa, una muestra dedicada a reivindicar a los autores, temáticas, estilos y revisiones de piezas clave en la historia de las artes escénicas, con la que cada año el centro cultural de Ruzafa cierra su temporada. En esta ocasión, la programación se extenderá del 3 de junio al 10 de julio e incluye el estreno de cinco piezas para adultos y el reestreno de una obra para público familiar.

La primera propuesta es ‘Soñando Lorca’ (3-5 de junio), una obra creada y dirigida por Iria Márquez que abre una ventana a la vida de las mujeres y hombres soñados por el autor granadino. La propia Márquez firma este espectáculo en el que se entrelazan las tramas lorquianas de Doña Rosita la soltera, Yerma y Bodas de Sangre.

Cartel de 'Soñando Lorca', de Iria Márquez. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Cartel de ‘Soñando Lorca’, de Iria Márquez. Imagen cortesía de Sala Russafa.

El punto de partida es que, tras la muerte del poeta, sus personajes tienen la posibilidad de revivir uno de los días de su existencia. Pasando de la mañana a la noche, de la ilusión a la desesperanza y de la vida a la muerte, se va componiendo un retablo de vidas desoladas que reflejan la España de mediados del siglo XX, una sociedad castradora donde las limitaciones del rol de la mujer y de las relaciones matrimoniales han creado una herencia que el espectador podrá reflexionar si aún está vigente.

El montaje es fruto del trabajo realizado durante 8 meses en uno de los talleres de interpretación impartidos en Sala Russafa y le dan vida Roma González, Anabel Gonmerlo, Alicia Lozano, Amparo Sospedra, José Enrique Pérez, José Pérez, Laura Yáñez, Sara Soler, Viqui Cervera, Joana Börsch, Lucía Galdón,  Susana Almendros y  Jorge López.

Gatacienta, de Amparo Vayá y Chema Cardeña. Sala Russafa.

Gatacienta, de Amparo Vayá y Chema Cardeña. Sala Russafa.

También dentro de la programación del V Festival de Talleres de Teatro Clásico se encuentra ¡Gatacienta! (5 de junio), una propuesta para el público familiar que propone nuevo acercamiento al cuento popular La Cenicienta desde un punto contemporáneo y muy gatuno

En 2013 se presentó esta obra escrita por Amparo Vayá y Chema Cardeña que ahora se reestrena, adaptada para ser interpretada por los alumnos de 6 a 12 años del Taller de Teatro para Niños del centro cultural. Nuevos papeles y tramas conforman a esta  revisión del cuento clásico en la que la protagonista es una gatita muy curiosa y feliz, poco  dispuesta a renunciar a su libertad y a sus amigos para casarse con Gatopríncipe. La propia Vayà dirige este montaje en el que 12 actores alevines dan vida a multitud de gatitos y ratoncitos, una divertida comedia especialmente recomendada para espectadores entre 4 y 10 años.

Siguiendo con la programación del festival, en las próximas semanas se estrenarán los montajes de Julio César (9-12 junio) y Macbeth (23-26 junio), fruto del Taller de Interpretación para postgraduados que dirige Chema Cardeña, en homenaje al cuarto centenario de la desaparición de W. Shakespeare.

La programación se completará en julio con el estreno de ‘El enemigo del pueblo’, un texto de H. Ibsen que en esta ocasión dirige Iria Márquez (1-3 julio). Y del espectáculo ‘¿Diez y ocho?’, una muestra del taller de Danza-Teatro Inclusiva de Sala Russafa que dirige Silvia Valentín.

El centro cultural dispone de un abono para poder disfrutar de los cuatro espectáculos para adultos por 18€, mientras que las representaciones por separado tendrán un precio de 6€ cada una y de 3€ para la función familiar.

Soñando Lorca, de Iria Márquez. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Soñando Lorca, de Iria Márquez. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Premios del Público

Esta semana se entregan los Premios del Público de Sala Russafa (5 de junio), una iniciativa que cumple cinco años y con la que se quiere dar voz y voto a los espectadores para que escojan las propuestas que más les han gustado de la programación ofrecida por el centro cultural, excluyendo las producidas o coproducidas por la sala o por Arden Producciones, compañía ligada a la dirección del teatro.

Durante toda la temporada, tras cada representación, el público puede participar puntuando de 0 a 10 el espectáculo que acaba de ver y depositar su voto en una urna. Al acabar la programación regular, se recopilan las papeletas de votación y se hace una media de la nota obtenida por cada propuesta. Las mejor puntuadas son las que conforman el palmarés de unos premios que reconocen al Mejor Espectáculo Valenciano, al Mejor Espectáculo Nacional, al Mejor Espectáculo de Danza, al Mejor Espectáculo para Niños y Niñas, al Mejor Trabajo Escolar y Mejor Colegio de los colegios asistentes a la campaña escolar y al Mejor Directo Musical. Unos galardones con los que colaboran Urban, Makma, Picadilly, C.C. Nuevo Centro, Edicions Bromera, Mondo Sonoro y el Restaurante Lamaldo.

Además, el propio público recibe el Premio al Mejor Espectador, que viene de escoger una al azar entre todas las votaciones recibidas. En este caso, el ganador recibe una entrada para el estreno de la siguiente temporada y una cena en Lamaldo. En el resto de premios, los colaboradores aportan el galardón, que no es más que un pequeño símbolo del merecido homenaje a unos profesionales de las artes escénicas que en la Comunidad Valenciana carecen de reconocimientos institucionales desde la desaparición de los Premios de la Generalitat y de los Premis Abril, otorgados por la profesión.

 

Jaula de grillos en el Flumen

La jaula de grillos, de José Saiz
Teatro Flumen
C / Gregorio Gea, 15. Valencia
Hasta el 14 de abril de 2016

El Teatro Flumen acoge el espectáculo La Jaula de Grillos, una producción valenciana de gran formato basada en el texto original de Jean Poiret La Cage Aux Folles, adaptada por José Vicente Martínez Luciano y protagonizada por Alberto Vázquez y José Saiz, acompañados de un elenco de más de 20 artistas.

Tras el éxito de Bodas de Sangre, el Teatro Flumen apuesta por este espectáculo musical, cuyo montaje está a cargo de Saga Producciones. El montaje es completamente valenciano a excepción de Alberto Vázquez, que «ha sido adoptado», según explicaron los responsables de la pieza durante su presentación.

La obra arranca cuando la tranquila vida de Alvin, a quien da vida Vázquez, y César, interpretado por Saiz, una pareja homosexual dueños de un cabaret, se ve totalmente alterada ante la inminente boda de Josean, el hijo de César, con la hija de un senador ultraconservador. El político, que desea promocionar los valores tradicionales de la vida familiar, decide visitar a la familia del novio, sin saber con lo que se va a encontrar.

Imagen promocional de 'La jaula de grillos'. Imagen cortesía de Teatro Flumen.

Imagen promocional de ‘La jaula de grillos’. Imagen cortesía de Teatro Flumen.

Alberto Vázquez subrayó su satisfacción por participar en este trabajo: «Yo estoy feliz, es la F que le faltaba a la Factoría Flumen, la F de feliz». «Yo estoy acostumbrado a trabajar en espectáculos muy grandes de la Gran Vía de Madrid y estoy absolutamente sorprendido y feliz de lo que me he encontrado aquí. El equipo humano, artístico y la calidad y calidez que hay aquí, no tiene parangón», añadió.

Por su parte, José Saiz apuntó entre risas que una de las premisas de la dirección artística era «que no se distinguiese quiénes eran hombres y quién mujeres», ya que se juega con la ambigüedad. Las coreografías del espectáculo están a cargo de Lina Martínez, la dirección musical es de Fernando Barber y Paco Iváñez, canciones adaptadas al castellano por Juanan Lucena, y el vestuario a manos del Fidel David. Los músicos están presentes en toda la obra, tocando los 16 números en directo. La intención es hacer una «gira importante» con este espectáculo cuando termine su exhibición en el Teatro Flumen, avanzó la sala valenciana en un comunicado.

Imagen promocional de 'La jaula de grillos'. Imagen cortesía de Teatre Flumen.

Imagen promocional de ‘La jaula de grillos’. Imagen cortesía de Teatre Flumen.

 

Bodas de sangre flamencas en Flumen

Bodas de sangre, de Federico García Lorca, bajo la dirección de José Sáiz
Saga Producciones
Teatro Flumen
C / Gregorio Gea, 15. Valencia
Estreno: jueves 15 de octubre, a las 21.00h
Hasta el 29 de noviembre de 2015

La terrible historia que en su día escribiera Lorca, tras quedar impresionado al leer la noticia en un periódico, del cruento suceso acaecido en El Cortijo del Fraile de Nijar (Almería), el 22 de Julio de 1928, representada en el Teatro Flumen de Valencia.

Bodas de Sangre, dirigida por José Saiz, reproduce los versos de Lorca al compás del flamenco más puro, donde el amor y la traición, la tradición y el instinto, el honor y la muerte se conjugan en una noche sin luna. Con esta obra Lorca consigue hacer uno de sus mejores trabajos con la tragedia como base, ya que todos los protagonistas mueren o viven sin motivo, guardando sus penas en su interior. En Bodas de Sangre se viven sentimientos tan fuertes como el amor, el deseo y los celos, capaces de cegar la razón y hacer añicos la cordura.

Bodas de sangre, de Federico García Lorca, bajo la dirección de José Saiz. Imagen cortesía de Teatro Flumen.

Bodas de sangre, de Federico García Lorca, bajo la dirección de José Saiz. Imagen cortesía de Teatro Flumen.

Es la mañana de una boda. Leonardo es el primero en llegar a la casa de la novia y habla con ella, recordándole el pasado. Leonardo ha amado a la hermosa novia y ha sido correspondido; pero rechazado por el padre debido a la dudosa moralidad de su familia, se ha casado con otra mujer, prima de ella; sin embargo, en ambos ha quedado latente la primera pasión y él sigue asediándola con su deseo. La novia, llena de orgullo y despecho, ha aceptado un matrimonio que le significa liberación, pero no siente amor por el que será su esposo.

El recuerdo del pasado se hace tan apremiante entre ambos que, celebrada la ceremonia nupcial, la recién casada huye con su antiguo pretendiente. El novio persigue a la pareja fugitiva. Cae la noche. La luna, desde arriba, contempla la huida y la persecución. Se producen el encuentro y el duelo entre los dos hombres, en el que ambos mueren. La novia sobrevivió de milagro a las manos de mujer que la intentaron estrangular.

Es también una historia de viejas rencillas familiares, la familia del joven novio había sido víctima de la pérdida del padre y el hijo mayor en manos de la familia del joven Leonardo, lo cual engendra en la madre un rencor-odio hacia todo lo relacionado con dicha familia, y un temor-odio hacia cualquier arma que atente contra la vida del hombre.

La novia, que siente que ya no tiene motivo por el que vivir, visita a la madre, no para pedirle perdón sino para que le quite la vida a ella también. La madre, por su parte, no es capaz ni de tocarla, aunque le gustaría hacerlo hasta acabar con ella, no tiene fuerzas para hacer nada, ya que acaba de perder a lo único que le quedaba; su hijo.

Con esta obra, Lorca consigue hacer uno de sus mejores trabajos a base de la tragedia, ya que todos los protagonistas mueren o viven sin motivo, guardando sus penas en su interior. El amor, el deseo, los terribles celos que nacen de las mismas entrañas y abrasan el corazón, cegando la razón que hace añicos la quebradiza cordura. Este es el auténtico catalizador que libera la furia aletargada en el interior de las pasionales personas.

Imagen promocional de Bodas de sangre, de Federico García Lorca, dirigida por José Saiz. Imagen cortesía de Teatro Flumen.

Imagen promocional de Bodas de sangre, de Federico García Lorca, dirigida por José Saiz. Imagen cortesía de Teatro Flumen.

 

Ver visiones: la problemática ambiental

Ver visiones. Reinterpretando el presente
Centro del Carmen
C/ Museo, 2. Valencia
Comisariado por Álvaro de los Ángeles y José Luis Pérez Pont
Hasta el 13 de julio de 2014

Josep Ginestar (Galería Isabel Bilbao) / Damià Jordà (Galería Misterpink)
CIS: Los problemas medioambientales

Josep Ginestar. Refugi, 2006. Sarmientos, hilo de algodón blanco y luz negra en su interior. 200 x 140 cm. Imagen cortesía del artista y Galería Isabel Bilbao.

Josep Ginestar. Refugi, 2006. Sarmientos, hilo de algodón blanco y luz negra en su interior. 200 x 140 cm. Imagen cortesía del artista y Galería Isabel Bilbao.

Lamentarse por la degradación ambiental o por los desastres ecológicos ya no tiene sentido. El proceso de cambio sólo puede llegar desde la transformación radical de nuestras relaciones con el medio, asentadas en una conciencia antropológica y social. Porque el problema ecológico no sólo nos afecta en nuestras relaciones con la naturaleza, sino también en nuestra relación con nosotros mismos. En este sentido Edgar Morin afirma que “la reivindicación de la naturaleza es una de las reivindicaciones más personales y más profundas”. Va implícito en ello nuestro sentido de supervivencia primaria, pero también de identidad.

Damià Jordà. Molinos de viento, 2012. Vídeo DV Pal color. 4' 28''. Imagen cortesía del artista y Galería MisterPink.

Damià Jordà. Molinos de viento, 2012. Vídeo DV Pal color. 4′ 28». Imagen cortesía del artista y Galería MisterPink.

Las lecturas que recrean nuestro pasado cultural desde la perspectiva del entorno, incorporan la intimidad y la memoria como códigos para alcanzar, desde el espacio común y reconocible, aquello que por su cercanía puede conmover y, paradójicamente, convertirse en extraordinario. En este tipo de análisis, los trabajos artísticos de Josep Ginestar y Damià Jordà ahondan en los conceptos del ritual social, y nos revelan algunas imágenes del ayer remoto que fueron descar­tadas para reelaborar y sostener así los discursos actuales establecidos desde lo inmediato. El acercamiento al pasado implica la proximidad a la naturaleza, y de esta forma ambos autores, desde discursos y soportes plásticos diferentes, abren caminos que nacen y/o confluyen en ella. La mirada de Josep Ginestar desarrolla espacios de reflexión, elaborados con elementos de la naturaleza y vinculados a modelos ancestrales a partir de su experiencia interior. La investiga­ción de los materiales, formas y símbolos integran la presencia del ser humano en la vida de sus composiciones desde un plano espiritual, donde se evidencia la proximidad hacia la historia com­partida con nuestros antepasados. Y siguiendo con esta narrativa, será la obra “Refugi” (2006) la encargada de reunir algunas de estas ideas. Apoyándonos en el análisis de Gastón Bachelard, la pieza, como icono descriptivo de la casa, alcanza las virtudes originarias, “aquellas donde se revela una adhesión, en cierto modo innata, a la función primera de habitar”.1 El símbolo de la cabaña o la choza, elaborada con sarmientos y atada con hilo de cáñamo, representa por un lado el testimonio vivo de los primeros modos constructivos sobre la superficie de la tierra, y que los historiadores de arquitectura situarían en la tradición mediterránea. Pero Ginestar también su­braya el sentido de protección y aislamiento, cuando el espectador comprueba que ese refugio no tiene vanos. Este tipo de composiciones aparece también en otros trabajos del artista como “Natura Protegida” (2011), “Paisatge II” (2011) y “Tancat II” (2004), éstos últimos trenzados con alambre, como ecos de barreras defensivas. Sin embargo, con “Refugi” nos acerca al con­cepto de coraza, donde la naturaleza cubre al ser humano, formando un espacio de meditación expandido desde la luz tenue y el silencio.

Vista de sala con obra de Josep Ginestar en Ver visiones. Imagen cortesía del artista y Galería Isabel Bilbao.

Vista de sala con obra de Josep Ginestar en Ver visiones. Imagen cortesía del artista y Galería Isabel Bilbao.

Damià Jordà. Molinos de viento, 2012. Vídeo DV Pal color. 4' 28''. Imagen cortesía del artista y Galería MisterPink.

Damià Jordà. Molinos de viento, 2012. Vídeo DV Pal color. 4′ 28». Imagen cortesía del artista y Galería MisterPink.

Por su parte, los proyectos de Damià Jordà desarrollan investigaciones antropológicas que po­nen el acento en la construcción social, mediante imágenes que descubren los vínculos con nuestro entorno, la comunicación y los rituales contemporáneos. En ocasiones su cámara re­trata la cotidianeidad como un episodio inédito. Y, de manera próxima al discurso de Ginestar, el artista realiza una conquista de la intimidad que aspira a fundirse con lo colectivo. En su obra “Molinos de viento” (2012) Jordà retrata los paisajes de La Mancha desde una secuencia que transita con un recorrido veloz, cuya dinámica se interrumpe por las raíces del pasado: los pue­blos y aldeas, los habitantes que celebran la llegada del primer tren y los molinos. Imágenes de los años cincuenta o extraídas de archivos del NO-DO que dibujaron la ‘España profunda’. La composición se completa con la voz de Rafael Alberti que, recitando los versos de “Bodas de Sangre”, recuerda la aridez de los secanos y el vínculo de García Lorca con la tierra. El concepto del paisaje y su proceso de transformación convergen así en un retrato que describe la realidad ambiental junto a la historia de su proceso antrópico.2

Damià Jordà. Molinos de viento, 2012. Vídeo DV Pal color. 4' 28''. Imagen cortesía del artista y Galería MisterPink.

Damià Jordà. Molinos de viento, 2012. Vídeo DV Pal color. 4′ 28». Imagen cortesía del artista y Galería MisterPink.

Las representaciones desarrolladas por ambos artistas trazan un potente simbolismo, dentro de un lenguaje universal. De esta forma, la significación territorial y el valor escenográfico que con­tienen las dos piezas, permite al observador identificarse con la sostenibilidad ambiental desde un concepto “respetuoso con el espacio e históricamente informado”. 3 Así, los discursos plásticos de “Refugi” y “Molinos de viento” (dos elementos originarios de la cultura mediterránea) integran narraciones que no detallan ni descifran el proceso de la composición, abordando un resultado que genera el propio espectador desde su experiencia y sus recuerdos. Los autores establecen una conciencia crítica que exhibe ante nuestros ojos lo que somos, a partir del profundo respeto de lo que fuimos. Como resultado, la poética de las obras reconcilia al ser humano con la naturaleza desde una perspectiva que también denuncia su degradación. Según las palabras del escritor Tahar Ben Jelloun, “El planeta se parece cada vez más a nuestra cara” por lo que, necesariamente, sólo nos queda la firme tarea de reconocernos.

Damià Jordà. Molinos de viento, 2012. Vídeo DV Pal color. 4' 28''. Imagen cortesía del artista y Galería MisterPink.

Damià Jordà. Molinos de viento, 2012. Vídeo DV Pal color. 4′ 28». Imagen cortesía del artista y Galería MisterPink.

Maite Ibáñez

1 BACHELARD, Gaston, La poética del espacio, Fondo de Cultura Económica, Madrid, 2000, p. 34.
2 En la actualidad algunos colectivos están abordando un marco de protección jurídica sobre los paisajes existentes, así como la creación de un inventario de los paisajes culturales. E incluso, como caso único en Europa, el artículo 9 de la Constitución italiana establece que el paisaje es un derecho constitucional.
3 FOLCH, Ramón, “Territorio y paisaje en el ámbito del Mediterráneo”, ‘Ecología y cultura’, Quaderns de la Medi­terrània, n. 16, IEMed, Barcelona, 2011, p. 217.

Damià Jordà. Molinos de viento, 2012. Vídeo DV Pal color. 4' 28''. Imagen cortesía del artista y Galería MisterPink.

Damià Jordà. Molinos de viento, 2012. Vídeo DV Pal color. 4′ 28». Imagen cortesía del artista y Galería MisterPink.