Bodas de sangre arcoiris

Bodas de sangre, de Mariola Ponce
Sala Russafa
C / Dénia, 55. Valencia
Sábado 8 y domingo 9 de julio de 2017

Sala Russafa cierra la sexta edición de su Festival de Talleres de Teatro Clásico esta semana y las puertas del centro cultural hasta después del verano. La última propuesta en pasar por el escenario del teatro de Ruzafa esta temporada será de la compañía de Puerto de Sagunto Pezenleagua. Tras su paso por Rumanía, estrenan en Valencia su montaje de ‘Bodas de Sangre’ (el 8 y 9 de julio), que apuesta por la diversidad sexual.

Mariola Ponce dirige esta popular tragedia, escrita por Federico García Lorca en 1931, a partir de un hecho real ocurrido en Níjar unos años antes. Sobre las tablas se recrea una unión sustentada por las relaciones familiares, las imposiciones sociales y las apariencias. Un matrimonio que, como el título de la obra indica, se verá abocado a un trágico desenlace por culpa de un amor fuera de las convenciones, que en este caso protagonizan dos mujeres.

Con la vida y la muerte como temática central, personajes alegóricos como la parca o la luna se integran en un texto lleno de simbolismo y belleza que ha contado con numerosas versiones escénicas y algunas cinematográficas. Una de las piezas más representativas del teatro de Lorca, de profundo sabor andaluz. La actualización de todo un clásico en la que las sombrías pasiones y los celos conducen un intenso triángulo amoroso al que la homosexualidad aporta una nueva lectura.

Escena de Bodas de sangre. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Escena de Bodas de sangre. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Tras el verano, nuevas propuestas

Sala Russafa cierra su sexta temporada aumentando el número de compañías, con un total de 46 formaciones (26 valencianas y 20 nacionales) y así como de funciones realizadas, 198 en total (142 de teatro para adultos, 44 para público familiar y 12 espectáculos musicales).

“Estamos satisfechos con la calidad artística de las piezas de compañías nacionales y de las dirigidas al público familiar que hemos tenido este año. Han sido trabajos de artesanía escénica que en muchos casos van a un público más minoritario, pero que creemos que también merecen un espacio en los teatros”, afirma Juan Carlos Garés, responsable del teatro, quien ha destacado piezas como ‘Marx en el Soho’ (La Casa Escènica, Zaragoza), ‘Anna Karenina’ (Versus Teatre, Barcelona), ‘La otra mano de Cervantes’ (La Fundición, Sevilla) o ‘En la boca del Lobo’ (Titiriteros de Binéfar, Aragón). Todas ellas han formado parte de los 17 estrenos (14 en la Comunitat, 2 absolutos y uno en Valencia) que ha ofrecido Sala Russafa desde el pasado mes de octubre.

“Para la próxima temporada, queremos reforzar el ciclo de Compañías Valencianas, combinando la doble  vertiente de dar cabida a formaciones de nueva creación, con propuestas dramáticas más novedosas, junto a otras de mayor trayectoria”, avanza Garés, quien destacado como uno de los objetivos fundacionales de la Sala Russafa es la creación de nuevos públicos, incentivando el consumo cultural en la ciudad.

Una tarea en la que les gustaría contar con la complicidad de las administraciones pero también del resto de teatros de la ciudad. “En este momento, las salas privadas estamos reuniéndonos y viendo las potencialidades que tiene sumar esfuerzos porque es necesario avanzar en el proceso de regulación de la situación de los teatros en la ciudad. Me parece que esta experiencia debería de ir más allá y derivar en iniciativas conjuntas. Podemos crear sinergias para la promoción y atracción de espectadores, sería positivo para todos”, defiende Garés.

En su opinión, la diversidad y carácter propio de las salas privadas hace que cada una tenga su espacio y sus espectadores, “por lo que podría producirse un trasvase interesante de públicos entre unas y otras, que la gente abra un poco más su abanico de experiencias teatrales, enriqueciéndose la variedad de personas que pasen por las distintas salas y fomentándose el consumo de teatro en la ciudad”, apunta el responsable de Sala Russafa.

Escena de 'Distancia 7 minutos'. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Escena de ‘Distancia 7 minutos’. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Tras el paso por el teatro de la producción propia del Festival Russafa Escénica, en octubre empezará la próxima temporada regular que en su primer trimestre ofrece 12 propuestas nacionales.  Dentro de la programación para adultos, la formación sevillana Producciones Imperdibles estrenará en la CV una versión de ‘La Divina Comedia’, de Dante. Harán lo mismo los extremeños Guirigai con ‘Un encuentro con Miguel Hernández’, pieza que retoman con motivo del 75 aniversario de la muerte del autor.

También serán estrenos en la Comunitat Valenciana ‘La Teatropedia’ y ‘¿Hamlet… es nombre o apellido?’, de las formaciones madrileñas  Teatro de Fondo y Tarambana, respectivamente. Así como la versión teatral de la novela de Dulce Chacón, ‘La voz dormida’, de los toledanos Euroscena.

Escena de 'Sigue la tormenta'. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Escena de ‘Sigue la tormenta’. Imagen cortesía de Sala Russafa.

La programación para adultos se completa con el estreno en Valencia de la futurista ‘Distancia 7 minutos’, de los barceloneses Titzina Teatro. Y con la vuelta a la ciudad de ‘Sigue la tormenta’, del autor francés Enzo Cormann, en un montaje de los zaragozanos Tranvía Teatro.

En lo que respecta a la programación familiar de la próxima temporada, incluirá en su arranque a cuatro de las compañías más asentadas de la escena nacional, asiduas al teatro de Ruzafa. Serán estrenos en la Comunitat Valenciana ‘El caso del fantasma percursionista’, de La Gotera de Lazotea (Cádiz); el espectáculo musical ‘El primer concierto’, de La Fundición (Sevilla) y la propuesta para bebés de 0 a 5 años ‘El viajecito’, de La Barataria (Sevilla). Mientras que Teatro Paraíso (Vitoria) estrena en la ciudad ‘Lunáticus Circus’ y Teatro Arbolé (Zaragoza) volverá a Valencia con su versión con títeres de ‘Blancanieves’.

“En total, estamos hablando de diez estrenos, ocho en la Comunitat y dos en la ciudad, en apenas tres meses. Hacemos un esfuerzo importante por traer propuestas que, pese a su impecable factura escénica, no encuentran un hueco en nuestras carteleras. Pero nosotros creemos que este tipo de piezas puede interesar a un amplio espectro de espectadores, si el público valenciano tiene la ocasión de verlas”, afirma  Garés, quien emplaza al arranque de temporada, la primera semana de octubre, para dar a conocer el resto de novedades de la séptima temporada del Centre Cultural i Docent d’Arts Escèniques, Sala Russafa.

Bodas de sangre

Bodas de sangre. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Los comentarios están cerrados.