‘Hasta que la boda nos separe’. Pura «dramedia»


‘Hasta que la boda nos separe, de Dani de la Orden
Cines Kinépolis Valencia
Avinguda de Francisco Tomàs I Valiente, s/n, 46980 Paterna, Valencia
6 de febrero de 2020

Los cines Kinépolis Valencia acogieron el 6 de febrero el preestreno de ‘Hasta que la boda nos separe’, la nueva comedia dirigida por Dani de la Orden (‘Barcelona nit d’estiu’, ‘El pregón’, ‘El mejor verano de mi vida’). La proyección estuvo presentada por dos de sus protagonistas: Álex García (‘La novia’, ‘No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas’, ‘Si yo fuera rico’) y Silvia Alonso (‘Es por tu bien’, ‘Durante la tormenta’, ‘Perdiendo el este’).

Silvia Alonso y Álex García en el preestreno de la película ‘Hasta que la boda nos separe’ – Fotografía: Irene Valdés.
  • ¿Cómo se consigue este elenco de actores y esa comedia coral, con tanta gente conocida en la gran pantalla? ¿Cómo surgió esta gran oportunidad? 

Álex García: “Cuatro meses antes, durante el rodaje de ‘Itus’, Dani de la Orden me dejó caer que funcionaría muy bien con Belén Cuesta. Fue pasar esos meses, y ya estaba en la sala de ensayos con ella y con Silvia Alonso, mi pareja de ficción oficial, ya desde hace 10 años’’.

Silvia Alonso: “También funcionó el azar, porque al ser una producción tan enorme, con Atresmedia y otras grandes productoras detrás, era de esperar que ese azar y esa magia diesen como resultado esta gran película. Fue así porque debía ser así, y ahora no me lo imagino de otra manera’’.

  • Antes habíais colaborado en varias series, pero no en cine, ¿cómo ha sido volver a trabajar juntos en la gran pantalla? 

AG: “Pues una experiencia fantástica, porque además estábamos en mi tierra, en Tenerife, yo en el rodaje me lo pasé genial. Había justicia poética, y a nivel personal estamos hablando de que me tocó trabajar con una actriz que conoce a mis padres, a mi perro. Silvia aparte de ser una gran compañera, es ese tipo de amiga que puede venirse a mi casa a dormir, con la que puedes tener conversaciones personales a diario, por eso los miedos los compartíamos, pero las risas más aún’’.

SA: “A mí cuando me llegó el guion no tenía nada claro. Sí que es verdad que conocía a mucha gente, muchos de ellos cercanos a mí. Además, es una maravilla porque cuando el alma es bonita, cuando lo disfrutas al máximo, cuando te lo pasas bien y conoces a los actores y se trabaja con ese “todos a una”, la comedia va sola.  Si la energía está ahí, es realmente una maravilla’’.

La actriz comenta que Álex y ella volverán a ser pareja en su próxima película. “Lo mejor es que nosotros ya tenemos una base, nos conocemos, sabemos lo que nos pasa, nos miramos y ya sabemos lo que piensa el otro. Pero, sin duda, lo que más me gusta de esta película es que sea de temática cómica’’, ya que, como dejó patente en una foto que publicó en redes sociales hace varios meses, quería interpretar una comedia, ya que ambos habían trabajado en dramas durante un largo tiempo, concretamente en ‘Tierra de lobos’ y ‘Tiempos de guerra’. 

Álex manifiesta que “Respecto al salto a la gran pantalla, hoy en día hay series que se ruedan mejor que la mejor película que has rodado, y películas que se ruedan peor que la peor serie que has hecho’’, por ello ambas plataformas se han unificado dando lugar a grandes producciones, ya se trate de series o de películas, ya que ambas tienen equipos espectaculares para su elaboración.

  • ¿Os sentís más cómodos en algún género en concreto? ¿En qué género creéis que funcionáis mejor?

SA: “Todo parte de una base, de que en ambos géneros se trabaja de una manera muy parecida. El ritmo, las circunstancias y el código cambia, pero lo que tiene que ocurrir es que en las comedias aparezca mucho drama, y que en los dramas haya algo que te haga reír’’. La actriz expone que el punto de partida es el mismo, pero que es muy importante la recepción del público, “Ya que es el espectador quien dice: ¡ay! ¡Este actor siempre hace películas de comedia, películas dramáticas…! Pero al final yo creo que todos tenemos el impulso y el deseo de hacer ambos géneros, además yo disfruto mucho haciéndolos, y me encanta que me den la oportunidad de cambiar’’.

AG: “A mí me encanta estrenar comedias porque la gente sale con la cara que le brilla, y eso es una sensación maravillosa. Si la película es buena, si funciona el papel que has interpretado, notas una energía mucho más brillante y especial, levantas el ánimo de la gente, y quiero pensar que con esta peli pasará. También creo que el drama funciona bien, porque la gente sale tocada. Eso sí, aunque reflexionen y le den vueltas a lo que han visto, lo reciben de una forma más oscura que una comedia. 

En conclusión, podría decir que mi película ideal sería una “dramedia’’, en la que abordemos un verdadero conflicto social, pero con sentido del humor. Un ejemplo de esto sería lo que se quería conseguir Dani de la Orden en ‘Litus’, que es un drama con varios puntos de comedia, pero con conflictos mucho más desarrollados. La forma de trabajar es la misma siempre, teniendo en cuenta que lo que importa es cumplir no solo lo que quiere contar el director, sino también cómo lo quiere contar, y yo intento llevarlo al máximo siempre’’.

Silvia Alonso y Álex García en el preestreno de la película ‘Hasta que la boda nos separe’ – Fotografía: Irene Valdés.
  • ¿Os veremos en televisión próximamente? 

SA: “La verdad es que Álex lo pasó fatal y se quedó seco por la dieta y los hábitos que tuvo que llevar durante el rodaje de ‘Antidisturbios’, la serie que se estrenará próximamente, dirigida por Rodrigo Sorogoyen. Ya he patrocinado tu serie, ahora te toca a ti’’.

AG: “Pues ella va a estrenar una película con María León y Victoria Abril, y será una de las primeras incursiones que haga Silvia en el drama. Aunque esta película es un poco dramedia, como he dicho antes, creo que ver a estas actrices juntas debe ser simplemente un regalo’’.

  • ¿Alguna de las escenas que grabasteis fue arriesgada?

AG: “Pues mira grabamos varios días en un apartamento que sale en la película, totalmente real e increíble; yo no sabía que Tenerife tuviera tanto poderío económico, la verdad. Las vistas desde ese mirador eran espectaculares y la piscina, en la que, por supuesto me bañé, era brutal. Ahí grabamos una escena en la que me tenía que caer varias veces, pero bien’’.

“Como escenas de riesgo me quedo con la del barco. Sinceramente, fue un verdadero cuadro. Porque claro, ¿cómo manejas y metes a todo el equipo técnico en un barco tan pequeño? Pues Dani de la Orden tuvo solución: puso al equipo de producción a mover el barco con unas palancas enormes, como si de un barco pirata se tratase, mientras otros tiraban agua con una manguera. Muchos compañeros se marearon y estuvieron a punto de vomitar. Consiguieron un barco realmente asqueroso, enano, con telas y olor a pescado muerto, y para mí es una de las peores escenas que he rodado nunca. Yo que estaba en mi puerto, en mi isla, estaba en una situación surrealista, y mis compatriotas decían: ¡ay, marinero de agua dulce! Pero ¿qué pasa, que te mareas? ¿es que llevas mucho tiempo en la península, o qué? Solo te digo que estuvimos grabando esa escena tres días’’.

SA: “¡Madre mía! Esa escena…Hubo momentos en los que se tuvo que ir medio equipo técnico. A la ayudante de dirección la perdimos, se tuvo que quedar en reposo ocho horas de lo mala que estaba. Y claro, tú como actriz debes permanecer recta, sin moverte, para hacer la escena, pero claro…en ese barco era prácticamente imposible no moverse’’.

AG: “En el caso de otro director seguramente se habría cortado, pero no, Dani no. Dani es como que tiene una especie de coraza de titanio reforzado y si ve a un actor muriéndose, le dice: “¿podrás rodar mañana, Álex? Tú puedes, ¿no? Va, tú puedes con esto.’’ Te pone en tu propio tejado la pelota. Y así estuvimos toda la película: planteándonos situaciones imposibles y diciéndole que sí porque le queremos y porque queríamos hacer una película así de gamberra, pero la verdad es que tienes que tener un poco de inconsciencia para hacerla’’.

  • ¿Cuál sería el mensaje que querríais transmitir con esta película? Y en el amor, ¿uno debería guiarse por el corazón, o por la cabeza?

SA: “El mensaje sería: ¿eres capaz de ir al cine el 14 de febrero con tu pareja y hablar de una manera tranquila de los personajes? Esta película es una contraoferta al amor romántico’’.

AG: “Yo creo que el mensaje de la película sería: las historias de amor que nos han narrado de pequeños son una falacia, y lo que nos han contado del amor romántico de las películas Disney con princesas y dragones, no existe. Y si crees en ello, estás destinado al fracaso’’, pues esto es una comedia, pero al final lo dice Belén Cuesta: “La vida al final te da más tortazos que lo que has vivido… Esta peli puede abrir más los ojos que cualquier otra comedia romántica, porque puede hacerte encontrar el amor de verdad, con lo que ello conlleve’’.

Silvia Alonso y Álex García en el preestreno de la película ‘Hasta que la boda nos separe’ – Fotografía: Irene Valdés.
  • ¿Sois de bodas sencillas, o complicadas, como en la película? 

SA: “Yo es que yo no soy de bodas, directamente. Pero hemos estado en una muy potente, y es que yo creo que, si te casas, te casas a muerte, das todo y ya está. Con todo.

AG: “Esa boda en la que estuvimos fue una auténtica barbaridad. Una boda en la que habían alquilado un castillo para celebrarla allí. Bueno, pues os voy a contar una anécdota. En el castillo reservaron una habitación especial para los novios. Mi pareja se iba a las 7:00h de la mañana y tenía que mantenerme despierto. Yo duré demasiado. Los coches que nos llevaban y nos recogían, fueron saliendo, despedí a mi pareja y, al día siguiente había una chuletada. Bueno pues yo de repente me levanto…bueno, no, yo no. Me despertó uno del servicio en la suite nupcial de los novios, y yo sin saber dónde ni por qué estaba allí durmiendo. La boda era de un director de cine que nunca me ha contrarado, yo creo que no me lo perdonó y por eso nunca me llama. Pero vamos, que si te casas, lo haces a lo grande y tiras la casa por la ventana para que surjan anécdotas’’.

SA: “La boda fue maravillosa, nadie pudo comer. El novio tenía un altavoz enganchado a un cable, y en el segundo plato ya estaba mandándonos bailar a todos. La situación en la que te encontrabas era que mientras comías, bailabas, bebías. Bueno, yo solo te digo que a las 19:00h de la tarde yo ya estaba pedo y subida a una silla dándolo todo’’.

Silvia Alonso y Álex García en el preestreno de la película ‘Hasta que la boda nos separe’ – Fotografía: Irene Valdés.
  • Dani de la Orden tuvo muy buen ojo a la hora de la elección de los actores, se ve mucha química en pantalla, y eso se consigue con el éxito del director pero también con vuestro trabajo, ¿pensáis que es así?

AG: “Para nosotros fue simplemente una suerte, porque si te toca un compañero egoísta o que va a lo suyo, eso que te pierdes en ese rodaje; pero si te toca un compañero disfrutón, generoso, que es lo que teníamos nosotros, compañeros geniales, es una gozada. Te voy a confesar que fuimos casi cada noche al karaoke de Tenerife, y Adrián Lastra cantó ópera, o sea que te puedes imaginar la química y feeling que teníamos entre todos nosotros…’’

SA: “La verdad es que no fue un rodaje nada fácil, ni físicamente, ni por las condiciones. En esa casa maravillosa que se ve en pantalla hubo mucha gente que se accidentó, era todo súper surrealista, y a nivel de producción era como que teníamos todas las papeletas para perder los nervios en todo momento, pero a pesar de todo eso, y gracias a que nos llevásemos tan bien y fuésemos “todos a una’’, yo estaba meada de la risa en ese barco mochambroso del que hemos hablado antes, e incluso queríamos repetir las escenas una y otra vez. Y eso es lo que surge como resultado cuando hay buen feeling’’.

Irene Valdés.

El instante decisivo de McKnight

Customs & Traditions. Instantes de los 70
Robert McNight
Librería Railowsky
C/ Grabador Esteve 34, Valencia
Hasta el 31 de agosto de 2016

Volvemos a viajar en el tiempo al entrar en la librería Railowsky para adentrarnos en el Gales de los años 70 con las fotografías de Robert McKnight. Nos recuerda el dueño de la librería que Railowsky tiene la ventaja de ser un espacio expositivo libre y que por ello se apuesta por dar a conocer, sobre todo, a artistas relacionados con la fotografía histórica.

Así es que Robert McKnight galo de nacimiento comienza, a mediados de los 70, a utilizar la fotografía para documentar la vida en su entorno rural británico. Cuenta en la presentación de la exposición que descubrió la fotografía por casualidad, o mejor, por curiosidad, ya que cuando estudiaba radiografía descubrió las posibilidades de la cámara oscura y se enamoró irremediablemente de la fotografía. A partir de ahí, comienza una serie de viajes que le llevaron a residir en nuestro país.

La exposición se desliza a través de 40 fotografías realizadas entre 1975 y 1979, donde se muestran auténticos instantes que parecen irrepetibles. De ahí viene la acertada comparativa con el “instante decisivo” de Cartier Bresson, pues McKnight afirma sentirse “como un cazador” cámara en mano. Trata de pasar desapercibido y de ser rápido para así “captar una imagen que habla por si sola”. La representación de bodas, fiestas populares, desfiles, paisajes rurales y vida cotidiana en general a través de breves momentos, nos permiten introducirnos en la sociedad rural de la época.

Vista general de las fotografías de Robert McNight. Fotografía: María Ramis.

Vista general de las fotografías de Robert McNight. Fotografía: María Ramis.

En cuanto a la realización de las fotografías a modo anecdótico nos retrata el artista que “tenía que hace autostop para ir de pueblo en pueblo” y poder realizar sus fotografías, por lo que “no tenía una cámara cara” aunque en ello no desmerezca la calidad de las mismas. Todas ellas en blanco y negro, son copias de época, es decir, copias realizadas en los años 70 con lo que aumentan su valor considerablemente. Con una conservación perfecta, dice Robert McKnight que el truco para que duren tanto es lavarlas bien.

Es precisamente otra de las características de todas las fotografías el tono humorístico británico, ese que se desprende del propio fotógrafo sin siquiera quererlo. Dejó la fotografía en los 80 y hace solo 6 meses se compró una nueva cámara digital con la que ha estado recorriendo la ciudad de Valencia. Estas imágenes, proyectadas durante la inauguración, repiten los motivos de las captadas en los años 70: bodas, urbanismo y sociedad. Esta vez la disposición geográfica más al sur hace que aparezca la luz en contraste con la niebla vista en trabajos anteriores. El elaborado trabajo sobre la luz impide creer que la imagen haya surgido de un disparo rápido pero la expresión y la postura de las personas indican lo contrario. Denota una clara tendencia a fotografiar las fiestas populares y religiosas, como si, al mismo tiempo que la sociedad se reúne para salir a la calle, McKnight saliera con otra intención diferenciada, la de captar el instante, la expresión y la mirada.

Con influencias como la de Bresson, la de Tony Ray Jones, también fotógrafo inglés centrado en retratar las rarezas del pueblo británico, o la primera época Martin Parr, no es de extrañar la fuerza de las fotografías de McKnight. Por esta calidad y sobre todo por manera de transmitir la pasión de la fotografía, esperamos que, habiendo retomado recientemente la fotografía, Robert McKnight vuelva a ofrecernos alguna sorpresa inesperada, algún instante desapercibido para el ojo pero inmortalizado por su cámara.

Brecon. 1978. Robert McKnight. Imagen cortesía librería Railowsky.

Brecon. 1978. Robert McKnight. Imagen cortesía librería Railowsky.

María Ramis

Estreno en Valencia de Globe Story

Globe Story, de Jorge Padín
Produce: El Perro Azul (La Rioja)
Sala Russafa
C / Dènia, 55. Valencia
Sábado 25 (20.30h) y domingo 26 de abril (19.00h).

Esta semana, Sala Russafa acoge el estreno en la Comunitat Valenciana de ‘Globe Story’, un sorprendente homenaje al cine mudo que tiñe de color sepia el escenario y al que acompaña la música creada por la pianista Elena Aranoa para contar con ternura y mucho humor una historia de amor sencilla, alejada de artificios, que navega entre las emociones de lo cotidiano.

Esta propuesta de la compañía riojana El Perro Azul comienza en el instante en que surge el flechazo al conocerse Greta y Max. A partir de entonces, el espectador asiste en primera persona a los momentos más importantes de su vida en común: se casan, se van en crucero de luna de miel, tienen un hermoso bebé, bailan, ríen, lloran… Y todo ello sin una sola palabra, pero con una rítmica y pegadiza melodía de piano que se convertirá en la banda sonora de sus vidas.

Imagen de Globe Story, de Jorge Padín, producción de El Perro Azul. Sala Russafa.

Imagen de Globe Story, de Jorge Padín, producción de El Perro Azul. Cortesía Sala Russafa.

Echando mano de una cuidada estética ambientada en los principios del siglo XX y de un impactante lenguaje gestual, sello de la compañía riojana, la puesta en escena es capaz de emocionar y hacer reír a carcajadas a espectadores de todas las edades.

Jorge Padín escribe y dirige esta pieza llena de creatividad, en la que con dos escaleras, un baúl y un montón de globos, los actores Gema Viguera y Fernando Moreno transportan al espectador a playas, océanos, montañas y jardines para vivir la emoción, la diversión y la aventura que supone enamorarse (y mantenerse enamorado).

Escena de Globe Story, de El Perro Azul. Sala Russafa

Imagen de Globe Story, de El Perro Azul, dirigida por Jorge Padín. Cortesía Sala Russafa.

The Hole 2. Un agujero rosa picante

‘The Hole 2’, producido por Let’s Go Company
Textos de Alex O’Dogherty y dirección de Víctor Conde
Teatro Olympia
C / San Vicente Mártir, 2. Valencia
Hasta el 29 de marzo

‘The Hole 2’ llega al Teatro Olympia de Valencia, donde estará hasta el 29 de marzo, con el mismo espíritu que su antecesor y para volver a hacer reír al público con esa mezcla de circo, humor y burlesque. Como apuntó Alex O’Dogherty cuando presentó el espectáculo en el Olympia, «la gente tiene necesidad de divertirse» y puede hacerlo disfrutando de un montaje «fresco y provocador».

Detalle del cartel de The Hole 2. Teatro Olympia.

Detalle del cartel de The Hole 2. Teatro Olympia.

El género burlesque con el que regresa a Valencia aúna cabaret, teatro y circo, aunque en esta ocasión se fusiona con la Revista de los años 70-80 para plantear una reflexión sobre el amor con música en directo, crítica social de noticias de la actualidad diaria y nuevas acrobacias.

‘The Hole 2’ empieza dos años después de donde nos dejó el primero. La vida ha cambiado para la antigua Maestra de Ceremonias, ahora inmersa en una época donde la cultura, la música y la diversión están en crisis. Tras una horrorosa depresión post-party, la anfitriona decidió salir del Agujero, sentar la cabeza y casarse con un abogado de bien, dejando de lado el desenfreno y la diversión para llevar una vida ‘normal’. Lo que no contaba es que en su despedida de soltera la fueran a llevar de vuelta al Agujero donde se reencuentra con su pasado.

El actor Álex O’Dogherty, que ya en la gala de los Goya dejó muestras de su versatilidad como músico, es el maestro de ceremonias -en alternancia con Edu Soto y Víctor Massán- y autor del texto, junto al productor, Iñaki Fernández. De hecho, O’Dogherty tocará con su banda ‘La Bizarrería’ en Valencia, alternando su actuación en ‘The Hole 2’.

Imagen extraída del video promocional de The Hole 2. Cortesía de Teatro Olympia.

Imagen extraída del video promocional de The Hole 2. Cortesía de Teatro Olympia.

O’Dogherty confesó en su momento que se emocionó cuando le plantearon la posibilidad de hacer ‘The Hole 2’, después de varios años conduciendo su primera parte, un show que ha funcionado tan bien que ha creado ‘marca’. Como autor de los textos de este segundo ‘show’ le preocupaba «estar a la altura del primero sin copiar» y para ello ha abandonado la época de los años 20 para adentrarse en el ambiente de la Revista de los 70.

En esta ocasión, se añade además música en directo y la historia que se relata es «más coherente» de principio a fin. Se puede entender sin necesidad de haber visto ‘The Hole’, aunque aquellos que vieran el origen de la peculiar historia de amor con una rata observarán ahora que «el tiempo ha pasado» y que se cuestiona ahora «si el amor es para siempre».

Álex O'Dogherty en una imagen promocional de The Hole 2. Teatro Olympia de Valencia.

Álex O’Dogherty en una imagen promocional de The Hole 2. Teatro Olympia de Valencia.

Si en el ‘agujero’ anterior se basaba en «pasarlo bien y divertirse», éste reflexiona sobre el amor y se «plantea la viabilidad de una pareja hoy en día», tal y como señaló el autor del texto. El espectáculo tiene dosis de erotismo, es «provocativo, provocador y algo faltón, pero para nada ofensivo». «Siempre ha insinuado más que enseñado, a veces me parece de Walt Disney», bromeó el actor.

Entre las novedades, habrá también «crítica social» y se comentarán noticias de la actualidad diaria. En este sentido, el espectáculo se mantiene «vivo» y podrá incluir comentarios sobre informaciones del mismo día de la función. Además, el público participará activamente, destacando momentos como el sorteo de un jamón, algo que ha ido adquiriendo entidad propia según ha ido avanzando la gira de ‘The Hole 2’.

Álex O’Dogherty recordó que lo que le llevó a escribir ‘The Hole 2’ fue la decisión del Gobierno de implantar el IVA cultural de 21% y que se calificara la cultura como entretenimiento. Entonces él escribió en un tweet ‘¿Quién necesita divertirse?’ y recibió una respuesta tan abrumadora que le motivó para escribir esta historia.

Imagen extraída del video promocional de The Hole 2. Cortesía de Teatro Olympia.

Imagen extraída del video promocional de The Hole 2. Cortesía de Teatro Olympia.