La cultura explosiona en los mercados de Valencia

I edición del Bonic/A Fest
Fiesta en los mercados municipales de Valencia
Viernes 16 y sábado 17 de septiembre de 2016

Los mercados municipales de Valencia alimentarán este sábado 17 de septiembre a la ciudad con una programación cultural y gastronómica en la primera edición del BONIC/A FEST, una iniciativa que nace de la mano de la Regidoría de Comercio del Ayuntamiento, con el patrocinio de Amstel y la colaboración de Merca València, Ford, My Taxi y Grupo Aguas de València.

Cerca del 95% de los mercados municipales valencianos participan en esta fiesta que arranca un día antes, el viernes 16, con la inauguración de la muestra fotográfica Mercats, producida por el programador cultural Amstel Art y firmada por la fotógrafa valenciana Eva Máñez.

Cartel del Bonic/A Fest, por cortesía de la organización.

Cartel del Bonic/A Fest, por cortesía de la organización.

Una exposición en la que se recogen varios de los espacios más característicos de mercados municipales valencianos como el de Algirós, Cabanyal, Benicalap, Ruzafa o Central. Paradas que reflejan su carácter multicultural, la convivencia de tradiciones gastronómicas de diferentes rincones del mundo con los productos autóctonos.

Diez instantáneas de gran formato (3 x 2 metros) captan el proceso de adaptación y transformación experimentado por la ciudad en los últimos años, que tiene su reflejo en los mercados, uno de sus ejes vertebradores, donde se encuentran y abastecen sus vecinos.  Desde el 16 de septiembre y hasta mediados de noviembre puede visitarse gratuitamente esta muestra en la sede del Amstel Art situada en el edificio Veles e Vents.

El sábado 17 será el día grande del BONIC/A FEST con una programación que arrancará a mediodía y que durará hasta medianoche. Para tomar fuerzas, a las 14.00h se realizarán dos paellas populares en los Mercados de Benimàmet y Nazaret. Y a partir de las 20.00h arrancará la programación en el resto de mercados que participan: Castella-Av del Cid, Mercado de Jesús-Patraix, Jerusalem, Russafa, Mercado Central, Rojas Clemente, Mossén Sorell, Torrefiel, Mercat d’Algirós, Cabanyal, El Grau y Benicalap. En sus paradas, los tenderos ofrecerán tapas elaboradas con su materia prima y sus productos frescos. Además, habrá barras con cerveza Amstel y otras bebidas.

Imagen de uno de los puestos del mercado de Russafa. Fotografía de Eva Máñez por cortesía de Bonic/A Fest.

Imagen de uno de los puestos del mercado de Russafa. Fotografía de Eva Máñez por cortesía de Bonic/A Fest.

El pop-rock valenciano tendrá protagonismo gracias a la colaboración del concurso para bandas valencianas emergentes Sona La Dipu, impulsado por la Diputación de Valencia. Actuarán seis de los grupos que han quedado finalistas o han ganado sus últimas ediciones: L’home Brut (Mercado de Castella – Av. del Cid, 23h), La Hora del Té (Jesús- Patraix, 20h), Tardor (Jerusalem, 22h), Desayuno (Rojas Clemente, 23h), Carlos Zanetti (Algirós, 22h) y Octava Polar (Benicalap, 23h).

Otras opciones musicales serán el jazz de Veva’s Band (Mossen Sorell 21h), la música balcánica de la Trocamba Matanusca (Algirós, 20h), el Swing de Le Dancing Pepa (El Grau, 20h) o las versiones de rock mestizo de La Golfería (Grau, 22h). Completarán el cartel la banda 2 Animales (Torrefiel, 20h), Ximo Gómez (Torrefiel, 23h) y el grupo Recámara (Russafa, 20h).  Además, participan la Societat Musical de Peixcadors (Cabanyal 20h) y la Societat Musical de Benicalap (Benicalap, 20h).

Fotografía de la exposición 'Mercados', de Eva Máñez. Imagen cortesía de Bonic/A Fest.

Fotografía de la exposición ‘Mercados’, de Eva Máñez. Imagen cortesía de Bonic/A Fest.

En cuanto a los espectáculos, Amstel aportará demostraciones de baile con la formación Swing Black Bottom (Castella- Av. Del Cid, 20; Jesús, 22h; Mercado Central, 20h; Rojas Clemente, 20h; Torrefiel, 22h; Algirós, 21h; Cabanyal, 22h y Benicalap, 20h.) y la actuación de dos Karaoke Rock Band, que permitirán al público actuar con una verdadera y extravagante banda, cantando los grandes éxitos del rock nacional e internacional (Castella – Av. Del Cid, 21h; Jerusalem, 20h; Central, 22h y Mossén Sorell, 23h).

También se impartirá un taller de hierbas medicinales (El Grau, 21h), habrá demostraciones de bailes de salón (Mossén Sorell, 20 y 22h) y malabares (Jerusalem, 21h y Central, 23h). Como en toda fiesta, habrá charanga y animación (Jesús- Patraix, Torrefiel y Cabanyal). Además, el humor y la música se unirán en el espectáculo Chimichang Comedy Band, de JuJa Teatre (Jesús – Patraix, 23h). Y la moda estará presente en la pasarela Mercafashion, un desfile en el que colaboran los diseñadores valencianos Dolores Cortés, Presen Rodríguez, Lululucía, Andra Cora y Miquel Suay (Russafa, 21h).

Todas las actividades y actuaciones son de acceso gratuito. Se harán hueco en los pasillos y plazas, entre las paradas de productos frescos y sus tenderos, para animar una fiesta que ocurrirá simultáneamente en 14 focos de la ciudad con el objetivo de señalar en el mapa la red de mercados municipales del Ayuntamiento de Valencia. Una jornada para que los vecinos puedan acercarse a conocer y disfrutar de uno de los espacios más vivos de la ciudad: sus mercados.

Black Bottom. Imagen cortesía de Bonic/A Fest.

Black Bottom. Imagen cortesía de Bonic/A Fest.

Callejero ilustrado

Valencia Se Ilustra
Cafetería Llépol
C / Navellos, 10. Valencia

Que Valencia es tierra de artistas no es ninguna novedad, pero la cantera de dibujantes, pintores y creadores plásticos en general nunca fue tan rica y variada como ahora. Aprovechando esa ebullición creativa que se plasma en el mundo del cómic, de la novela gráfica y la publicidad, Espai Rambleta, en colaboración con Cervezas Alhambra, ha lanzado un desafío al colectivo de ilustradores. Representar su visión personal de algunos de los hitos más característicos de la ciudad, bien sean barrios, monumentos o lugares de interés. Valencia Se Ilustra se concibe como un callejero o plano en imágenes con un toque artístico subjetivo y original.

La Casa Judía, de Pepitagrilla. Imagen cortesía de Espai Rambleta.

La Casa Judía, de Pepitagrilla. Imagen cortesía de Espai Rambleta.

Las obras que se presenten se darán a conocer vía on line a través de Instagram y mediante una serie de exposiciones de periodicidad trimestral que culminará el próximo verano con una muestra conjunta de todos los artistas participantes.

La primera entrega de este callejero iconográfico ya se puede visitar en la cafetería Llépol (Navellos, 10). Las seis primeras firmas son: Lawerta, María Rodilla, Pablus, Laura Castelló, Atypical Valencia y Pepitagrilla. En una efusión de colorido e imaginación recrean sobre el papel los populares barrios de Benicalap y el Cabanyal, edificios emblemáticos como Alcosa, Rambleta o La Casa Judía y tótems urbanos como la Estació del Nord. Una visión nueva y refrescante de la ciudad que todos conocemos y que adquiere una dimensión calidoscópica.

Obra de Jorge Lawerta. Imagen cortesía de Espai Rambleta.

Obra de Jorge Lawerta. Imagen cortesía de Espai Rambleta.

Nuevos talentos

Por otra parte, en Espai Rambleta se ha puesto en marcha las residencias de doce jóvenes, cuatro de ellos valencianos, seleccionados por el proyecto europeo Under 25, Alternative routes to ripen through theater. Los elegidos, de entre 18 y 24 años disfrutan  las residencias y laboratorios  impartidos por profesionales: Roger Bernat, Cristina Blanco, Bea Fernández (La Poderosa), Agost Produccions y La Dula. Este proyecto consiste en un proceso de convivencia, creación y crecimiento de estos nuevos artistas  que concluirá en una muestra colectiva el próximo 28 de julio. Finalizará la estancia en Valencia, continuará en Torres Vedras (Portugal) y en Manchester (Gran Bretaña).  Todo el proceso será contado por los propios alumnos a través de un  blog y una cuenta de Instagram creadas para la ocasión.

“El objetivo de Under25 es facilitar la emergencia de nuevas voces, discursos y producciones únicas y contemporáneas, así como promover el intercambio cultural y lingüístico entre los países participantes, siempre con el fin de estimular la creación de nuevos públicos y trabajo con las audiencias”, señalan los organizadores.

Espai Rambleta, la Escuela del Actor  e Inestable son la representación valenciana de esta iniciativa que, mediante los laboratorios, dibujarán algunas de las líneas motoras del proyecto. La investigación en nuevos lenguajes y nuevas dramaturgias, nuevas audiencias y relaciones con los espectadores, y nuevos espacios de residencia.

Benicalap, de María Rodilla. Imagen cortesía de Espai Rambleta.

Benicalap, de María Rodilla. Imagen cortesía de Espai Rambleta.

Alcosa, de Pablus. Imagen cortesía de Espai Rambleta.

Alcosa, de Pablus. Imagen cortesía de Espai Rambleta.

Bel Carrasco

Mr. Pink y sus paraísos artificiales

Les Paradis Artificiels
Leonardo Gutiérrez Guerra, Kalo Vicent y Tactelgraphics
Galería Mr. Pink
C / Guillem de Castro, 110. Valencia
Inauguración: viernes 18 de septiembre, a las 20.00h
Hasta el 30 de octubre de 2015

Cada vez que irrumpe la sombra de Charles Baudelaire en una muestra que se apoya en el medio fotográfico, se produce una seductora paradoja si tenemos en cuenta que el poeta francés se refería en 1859 a tal formato como a un síntoma de la “estupidez de las masas”. Para el maestro de los simbolistas, la capacidad de la fotografía de mostrar el mundo de una manera realista y fiel no era bella. Cuando publicó El pintor de la vida moderna subrayó que el artista debía mirar todo lo que le rodea como si fuera un niño ebrio que ve todo por primera vez. Se trata de un “conflicto” para el que el Surrealismo ofrece una salida o justificación.

André Breton tenía claro que el error estaba en pensar que el modelo solo podía ser tomado del mundo exterior. En esta dirección, la fotografía jugó un papel crucial en la construcción de una estética surrealista toda vez que se presentaba como un instrumento para atrapar lo “maravilloso” (pensemos en Claude Cahun, Hans Bellmer, o Man Ray), para cuestionar las diferencias entre la realidad interna y externa, y dejar al desnudo una cualidad onírica que Baudelaire se empeñaba en negar en los comienzos de tal medio. Los surrealistas rompieron con el dominio de la realidad apoderándose de otras imágenes que van más allá, una estela seguida por generaciones posteriores en la que podemos encajar las modalidades “paradisíacas” que nos ofrecen los proyectos fotográficos que integran esta muestra.

Obra de Kalo Vicent en la exposición Les Paradis Artificiels. Imagen cortesia de la Galería Mr. Pink.

Obra de Kalo Vicent en la exposición Les Paradis Artificiels. Imagen cortesia de la Galería Mr. Pink.

En esta propuesta de lectura de Les Paradis Artificiels, dentro de la primera modalidad citada y de un posible subapartado dedicado a la memoria de  las experiencias sensoriales personales, Kalo Vicent (Valencia, 1965) lleva a cabo un terapéutico proyecto fotográfico con el que a través de unos espacios domésticos y unos personajes reales, resuelve algunos episodios de su biografía mientras nos desvela su personal temporada en los “paraísos artificiales”.

En Appartament 34 vivienda y estupefacientes se alían en escenas similares a las que sucedieron dentro de los muros de otros bloques de occidente en las décadas de los ochenta y noventa (análogas habitaciones y rellanos con biografías semejantes aparecen, por ejemplo, en las imágenes del desaparecido Hulme Crescent de Manchester). Se trata de instantáneas que  testifican, siguiendo a Artaud, que “los sueños o las ideas delirantes no son menos reales que lo que está ahí fuera”. La memoria del edificio y sus alrededores experimentados desde los estupefacientes se vuelve inédita, más bella, una belleza en este caso y en palabras del artista “metáfora del abismo, de la desorientación, del suicidio posible, del suicidio lento”.

Obra de Leo Gutiérrez en Les Paradis Artificiels. Imagen cortesía de la galería Mr. Pink.

Obra de Leo Gutiérrez en Les Paradis Artificiels. Imagen cortesía de la galería Mr. Pink.

Apnea es otra propuesta que podríamos situar en la segunda línea temática por lo que tiene de simulación de una realidad paralela. Leo Gutiérrez (La Habana, 1973) enlaza a través del título una enfermedad asociada al sueño y a la muerte (la interrupción temporal de la respiración mientras se está dormido), con un deporte subacuático. Se trata de una poética de la ensoñación, apoyada de nuevo en la fotografía, que tiene que ver con esa otra vía en la que se representa la realidad onírica o la alucinación y que sirve para delimitar otra versión del “paraíso artificial”.

Obra de Tactelgraphics en Les Paradise Artificiels. Imagen cortesía de galería Mr. Pink.

Obra de Tactelgraphics en Les Paradise Artificiels. Imagen cortesía de galería Mr. Pink.

Tactelgraphics son los autores de Paradise Waterfall, una tercera llamada al “paraíso” que podemos posicionar en esa otra realidad/irrealidad construida sin sustancias. Ismael Chappaz (Valencia, 1982) y Juanma Menero (Vila-real, 1982) han diseñado para esta ocasión una trilogía de entidades compuestas por imágenes de cascadas artificiales de los siglos XVIII y XIX, extraídas de internet y manipuladas mediante el dibujo para “devolver lo digital a lo analógico”, y por fotografías del parque de Benicalap, un “escenario idílico” para los que han vivido este espacio de la periferia valenciana. El resultado de esta apropiación es una inquietante suerte de folly reversible que funciona, citando a Foucault, como “heterotopía feliz” y como puente onírico entre el imaginario personal (en este lugar Menero fue atracado y Chappaz estuvo a punto de ser secuestrado) y el colectivo, y que nos sitúa en un ambiguo emplazamiento de naturaleza domesticada donde la decadencia es subrayada y poetizada al incluir imágenes semi-abstractas que ocultan lugares como el bosque de Vincennes, el parque Des Buttles Chaumont o el Palacio Real de Caserta.

Obra de Kalo. Imagen cortesía de Galería Mr. Pink.

Obra de Kalo Vicent. Imagen cortesía de Galería Mr. Pink.

Francisco Ramallo*

*Extracto de su texto de la exposición Les Paradis Artificiels

 

Juego de Damas en el taller de Manolo Martín

Concurso Visual Talent
Taller de Manolo Martín en Benicalap
Sexta y última prueba
Clausura: sábado 26 de julio en Las Naves, 19.30h

Entraron de buena mañana en el taller que el artista fallero Manolo Martín tiene en Benicalap. Y los finalistas del concurso Visual Talent se encontraron con unas pequeñas letras de corcho blanco como objeto de la sexta y última prueba que debían superar. ¿Eso era todo? La pregunta se reveló en sus sorprendidos rostros, hasta que Manolo Martín acabó con la sorpresa reconociendo que se trataba de una pequeña broma. Tan pequeña como los números de corcho, que dejó paso a las más grandes cabezas escultóricas que, ahora sí, debían utilizar como objeto de la prueba.

Uno de los jóvenes finalistas del concurso Visual Talent, en el taller de Manolo Martín. Fotografía: Mario Marco.

Uno de los jóvenes finalistas del concurso Visual Talent, en el taller de Manolo Martín. Fotografía: Mario Marco.

Bastaron unas mínimas instrucciones para que los diez estudiantes de bachillerato artístico se metieran de lleno a la faena. Rodeados de botes de pintura, frascos de spray, pinceles, telas, esparto y demás utensilios desperdigados por el taller de Manolo Martín, los futuros jóvenes talentos fueron interviniendo plásticamente aquellas grandes cabezas. Óscar Hilario, escultor del taller, explicó que se trataba de los prototipos usados para la realización de la Dama Ibérica de Manolo Valdés.

El artista Manolo Martín (derecha), dando instrucciones en su taller a los finalistas del concurso Visual Talent. Foto: Mario Marco.

El artista Manolo Martín (derecha), dando instrucciones en su taller a los finalistas del concurso Visual Talent. Foto: Mario Marco.

“Es la pieza real que se utilizó como molde para acertar con lo que Manolo [Valdés] quería”. Aquella gran Dama Ibérica de 18 metros de altura reposa en una de las rotondas de la Avenida de las Cortes Valencianas, mientras sus réplicas “a la antigua usanza, en cartón piedra con armazón de madera” (Hilario dixit), eran trabajadas por los jóvenes concursantes de Visual Talent. Las cámaras de TVE siguieron sus evoluciones, para recoger en directo algunas de sus impresiones. Carlos Romero, coordinador del evento organizado por la Escuela Superior de Arte y Tecnología (ESAT), cerró el turno de declaraciones: “Queremos traer el joven talento a Valencia”.

Uno de los jóvenes finalistas del concurso Visual Talent, entrevistado por TVE  en el taller de Manolo Martín.

Uno de los jóvenes finalistas del concurso Visual Talent, entrevistado por TVE en el taller de Manolo Martín.

Diez de esos talentos, tras una primera selección de 50, que salió a su vez de entre más de 1.000 participantes, fueron interviniendo en las réplicas de la Dama Ibérica para dar forma a sus respectivas propuestas. El modelo era el mismo, pero a partir de ahí su imaginación y talento les fue llevando por diversos derroteros. Algunos tendieron por la vía crítica, realizando una escultura que reflejaba el rostro amordazado del inmigrante. La mayoría se inclinó por un potente manejo del color, salpicado de ilustración.

Uno de los finalistas de Visual Talent, en el taller de Manolo Martín. Fotografía: Mario Marco.

Uno de los finalistas de Visual Talent, en el taller de Manolo Martín. Fotografía: Mario Marco.

Ya sea mediante bocetos dibujados en papel o simplemente observando las posibilidades que ofrecían al natural esas diez damas ibéricas, los diez finalistas de Visual Talent tuvieron hasta las seis de la tarde para concluir sus trabajos, que serán expuestos, junto al resto de piezas realizadas en pruebas anteriores, el sábado en Las Naves. Como acertó a decir Óscar Hilario, se trataba de “sangre fresca”, algo que el taller de Manolo Martín ha tenido “siempre muy presente, por su colaboración con diferentes artistas”. “Ésta es una colaboración más”, agregó.

Uno de los finalistas de Visual Talent interviniendo una de las esculturas en el taller de Manolo Martín. Foto: Mario Marco.

Uno de los finalistas de Visual Talent interviniendo una de las esculturas en el taller de Manolo Martín. Foto: Mario Marco.

Alejandro Macharowski, encargado de la comunicación de Visual Talent, subrayó el “enorme impacto” que estaba teniendo el concurso, tanto a nivel de medios como de propagación a través de las redes sociales. Alberto Adsuara, director de producción de Visual Talent, y Cristina Fenollar, encargada de la grabación de cuanto ha venido ocurriendo durante los siete días de convivencia artística, formaban parte del frenesí suscitado en torno a las diez damas del taller de Manolo Martín. Mañana sábado 26 de julio se sabrá qué tres de esos jóvenes talentos vendrán a Valencia para cursar estudios en ESAT valorados en 20.000€. Ninguno se irá, en cualquier caso, con las mentes vacías. Tamaña experiencia no se olvida.

Finalista de Visual Talent en el taller de Manolo Martín. Fotografía: Mario Marco.

Finalista de Visual Talent en el taller de Manolo Martín. Fotografía: Mario Marco.

Uno de los diez finalistas del concurso Visual Talent, en el taller del artista fallero Manolo Martín. Fotografía: Mario Marco.

Uno de los diez finalistas del concurso Visual Talent, en el taller del artista fallero Manolo Martín. Fotografía: Mario Marco.

Salva Torres

Cazafantasmas en el Círculo de Bellas Artes

Concurso Visual Talent de ESAT
Círculo de Bellas Artes de Valencia
C/ Cadirers, 5. Valencia
Jueves 24 de julio

No se trata de la amenaza que desde hace tiempo se cierne sobre el palacio de la calle Cadirers, todavía sede del Círculo de Bellas Artes, a pesar de los pesares económicos que viene padeciendo la centenaria institución. Hablamos de la leyenda del fantasma que dicen dejó cierto misterioso rastro en el interior del casón. Aprovechando los extraños ruidos que sus antiguos moradores juran haber oído, fruto de las apariciones del espectro, los organizadores del concurso Visual Talent convocaron allí a los diez finalistas para realizar una quinta prueba, tras las realizadas en Las Naves y el Mercado Central.

Marina Segarra, izquierda, dando instrucciones a los jóvenes finalistas de Visual Talent en el Círculo de Bellas Artes de Valencia. Fotografía: Mario Marco.

Marina Segarra, izquierda, dando instrucciones a los jóvenes finalistas de Visual Talent en el Círculo de Bellas Artes de Valencia. Fotografía: Mario Marco.

Guiados por Marina Segarra, profesora de Comunicación Audiovisual de la Universidad Politécnica de Valencia, los diez estudiantes de bachillerato artístico, que compiten por los tres premios del concurso, pasaron el día tramando una ficción o película documental en torno a la idea de aquel supuesto fantasma. Antonio Soto, profesor de Narrativa de Videojuegos de la Escuela Superior de Arte y Tecnología (ESAT), se encargó de armar un guión base para que los estudiantes lo desarrollaran. Se trataba de probar sus habilidades a la hora de montar una pieza audiovisual de tres minutos como máximo, bajo la supervisión de Segarra.

La modelo Alicia Rincón caracterizada como fantasma en la prueba del concurso Visual Talent en el Círculo de Bellas Artes de Valencia. Fotografía: Mario Marco.

La modelo Alicia Rincón caracterizada como fantasma en la prueba del concurso Visual Talent en el Círculo de Bellas Artes de Valencia. Fotografía: Mario Marco.

La modelo Alicia Rincón, que ya participó en una primera prueba en Las Naves, se metió en la piel espectral del fantasma, ofreciendo sus servicios a los diez finalistas durante la realización del ejercicio. Una participación improvisada, dado que los participantes en la prueba desconocían su existencia, siguiendo la lógica imaginaria de la leyenda del palacio de Cadirers. Subiendo y bajando por las escaleras del Círculo de Bellas Artes, y haciendo acopio de imaginación y destreza técnica, los jóvenes talentos fueron realizando la pieza audiovisual divididos en dos grupos. El resultado será mostrado en Las Naves durante el acto de clausura y entrega de premios que tendrá lugar el sábado 26.

Los jóvenes finalistas del concurso Visual Talent, durante la prueba en el Círculo de Bellas Artes de Valencia. Fotografía: Mario Marco.

Los jóvenes finalistas del concurso Visual Talent, durante la prueba en el Círculo de Bellas Artes de Valencia. Fotografía: Mario Marco.

La sexta y última prueba se celebrará mañana viernes en el taller del artista fallero Manolo Martín en Benicalap. La prueba posiblemente más espectacular, en la que se combinarán las disciplinas de pintura, escultura y diseño, en aras de probar el talento 360º que reza en los objetivos de Visual Talent. La actriz Cristina Fenollar sigue dirigiendo el reality show, pero serio, de unos jóvenes que cumplirán una semana en Valencia cuando el sábado den por concluida su particular ginkana artística. En el Círculo de Bellas Artes ejercieron de cazafantasmas. La leyenda continúa.

Los finalistas de Visual Talent, con Marina Segarra (derecha), en el Círculo de Bellas Artes de Valencia. Foto: Mario Marco.

Los finalistas de Visual Talent, con Marina Segarra (derecha), en el Círculo de Bellas Artes de Valencia. Foto: Mario Marco.

Jóvenes del concurso Visual Talent, durante la prueba en el Círculo de Bellas Artes de Valencia. Fotografía: Mario Marco.

Jóvenes del concurso Visual Talent, durante la prueba en el Círculo de Bellas Artes de Valencia. Fotografía: Mario Marco.

Uno de los jóvenes finalistas del concurso Visual Talent, durante la prueba en el Círculo de Bellas Artes de Valencia. Fotografía: Mario Marco.

Uno de los jóvenes finalistas del concurso Visual Talent, durante la prueba en el Círculo de Bellas Artes de Valencia. Fotografía: Mario Marco.