Música gratis ‘al vent’

Ciclo Dijous al Veles
Sala Amstel Art
Veles e Vents
Marina Real Juan Carlos I
Muelle de la Aduana s/n. Valencia
Del 28 de julio al 1 de septiembre de 2016

Sin música el verano no existiría. Los que resisten la canícula en la ciudad tienen la posibilidad de disfrutarla todos los jueves de agosto de la mejor manera posible, a la orilla del mar y acariciados por la brisa. ¡Y gratis! Es el ciclo ‘Dijous al Veles’, una serie de conciertos organizados por la sala Amstel Art que, del 28 de julio al 1 de septiembre, ofrecerá música en vivo todos los jueves a partir de las 20 horas. El programa incluye actuaciones de intérpretes valencianos con estilos que abarcan del folk al jazz, canción de autor, pop incluidos toques de rock y psicodelia en una muestra de la riqueza creativa valenciana.

El Ser Humano en el ciclo 'Dijous al Veles'. Imagen cortesía de Veles e Vents.

El Ser Humano en el ciclo ‘Dijous al Veles’. Imagen cortesía de Veles e Vents.

El pasado jueves 28 de julio comenzó el ciclo con Naima Jazz Trío, formación fichada por el sello norteamericano Cuneiform Records, y una de las bandas más interesantes del panorama jazzístico europeo emergente. Enrique Ruiz (piano y sintetizadores), Luis Torregrosa (batería) y Rafa Ramos (contrabajo) son los componentes de este grupo electro-acústico, con toques dramáticos y románticos, fascinantes melodías y ritmos enroscados. Un sonido y personalidad propios que les ha hecho destacar con su cuarto disco, BYE, una colección de canciones originales y versiones de Jaga Jazzist y Elliott Smith.

El 4 de agosto será el turno de El Ser Humano, alter ego de Gonzalo Fuster, una de las sorpresas del pop nacional independiente, alabado por críticos de publicaciones como RockdeLuxe o Ruta 66.

Gilbertástico en el ciclo 'Dijous al Veles'. Imagen cortesía de Veles e Vents.

Gilbertástico en el ciclo ‘Dijous al Veles’. Imagen cortesía de Veles e Vents.

Gilbertástico  presentará el día 11 su último trabajo, 14-18, Capítulo Primero: Gavrilo. Un disco temático, dedicado a la Primera Guerra Mundial, que supone la primera entrega de una electrópera-rock que combina elementos digitales y fantásticos con instrumentos reales para contar la contienda desde un punto de vista surrealista, naif y con toques de humor.

Manolo Tarancón en el ciclo 'Dijous al Veles'. Imagen cortesía de Veles e Vents.

Manolo Tarancón en el ciclo ‘Dijous al Veles’. Imagen cortesía de Veles e Vents.

En el ecuador del ciclo, día 18, un referente en la escena local, Manolo Tarancón presentará en directo su último trabajo, Historias Mínimas, considerado por los críticos lo mejor de una trayectoria que arrancó en 2008 y que incluye cinco álbumes. El cantautor repasará los nuevos temas de un disco reposado, alegre y vital, en el que ha contado con la colaboración de Xoel López, Mikel Erentxun y Fabián.

Badlands.

Badlands en el ciclo ‘Dijous al Veles’. Imagen cortesía de Veles e Vents.

El 25 de agosto, el folk de la joven formación Badlands bajo influencias del country y bluegrass en un sonido árido y único presentarán su tercer EP, Howl. El ciclo concluirá el 1 de septiembre con los conciertos de Naga Parbat y Chico Benzol. Ambas bandas comparten algunos de sus miembros y un sonido que parte del folk norteamericano para ampliar sus horizontes hacia paisajes sonoros ambientales e introspectivos. Un contraste de luces y sombras que habla del paso del tiempo, las distancias y sueños esperanzados, a veces perdidos.

Quienes descarguen su invitación en la web www.onetwotix.com/p/amstel-art-veles-e-vents contarán con una promoción 2×1 en su primera consumición. Los asistentes podrán aprovechar la oferta gastronómica del Veles e Vents en la microcervecería Malabar y el restaurante mediterráneo La Marítima.

Bel Carrasco

Especial 30 años de La Gran Esperanza Blanca

30 aniversario de La Gran Esperanza Blanca
Fecha: 23 de abril de 2016
Lugar: Loco Club de Valencia
c/Erudito Orellana nº 12

La Gran Esperanza Blanca  3

Cisco Fran, con su guitarra

Pues sí, se avecina uno de los acontecimientos que mayor trascendencia e importancia debería tener en el mundillo musical valenciano y, por qué no decirlo también, en el nacional si hubiese habido la suficiente justicia para reconocer a La Gran Esperanza Blanca como uno de los puntales de calidad más brillantes del pop-rock patrio.

La Gran Esperanza Blanca  2

Presente de LGEB: Cisco Fran, Spagnolo Ferocce, Chuso Al y Chiti Chitez.

Con unas siglas por las que también se les identifica, sobre todo en el entorno más incondicional, LGEB es la banda formada actualmente por los miembros originales Cisco Fran (voz, armónica y guitarra), Spagnolo Ferocce (guitarra), Chuso Al (batería) y Chiti Chitez (bajo), todo un auténtico referente de calidad en la música española y que tienen previsto conmemorar su 30 aniversario en el Loco Club de Valencia el próximo sábado 23 de abril del año en curso.

La Gran Esperanza Blanca  4

Cisco Fran, compositor, cantante, guitarra y armónica en LGEB

Para este histórico evento contarán con ilustres invitados de la escena musical valenciana tales como Manolo Bertrán y Chumi de Doctor Divago, Raúl Tamarit de Los Radiadores, Pepo Granero de Goodfellows, Micalet Landete de Senior i el Cor Brutal y Rafa Adrián y May Ibáñez de Badlands.

Recordamos un poco de historia para calentar motores ante el inminente gran evento.

El inicio de la trayectoria de La Gran Esperanza Blanca se remonta al año 1986 cuando dos de los componentes de la banda de culto valenciana Inhibidos Quizás (Cisco Fran y Fede Ferocce) cursaban el servicio militar en Palma de Mallorca y montaron el grupo para presentarse a un concurso de pop-rock que organizaba el Ayuntamiento de dicha localidad balear.

La Gran Esperanza Blanca 5

Imagen del pasado, los inicios de LGEB

Tras el mencionado periplo militar y el posterior retorno a Valencia completarían la banda con Chuso y Chiti, procedentes del grupo Al Séptimo Día. De octubre de 1987 en la sala Chocolate data la primera actuación de la banda entre composiciones propias y versiones de Curtis Mayfield y de Bob Dylan.

En 1988 montaron el colectivo N.O.S.E. y con el dinero recaudado grabaron el primer EP “Perdido en el océano” que vio la luz con Discos Medicinales en 1989. A él se sucederían también en formarto EP durante los siguientes años “La cadena de marfil” y “New York Blues» que derivarían en el pálido y blanquecino de portada primer álbum “Hay folk, hay blues y también hay rock ‘n’ roll”, de 1992.

1  Perdido en el océano

1989 – Perdido en el océano (Ep)

2. La cadena de marfil

1990 – La cadena de marfil (Ep)

3. New York blues

1991 – New York Blues (Ep)

4. Hay folk, blues y tambien rock&roll

1992 – Hay folk, hay blues y también hay rock ‘n’ roll (contraportada Lp)

Colaboraciones en compilados como «Clip» junto a grupos como Falsa Identidad, Flauters, etc., y versiones como la adaptación al castellano del “One too many mornings” de Bob Dylan en un tributo al genio de Minnesota darían lugar al primer CD digital con Seminola Records y Es-3 Records, el “Medicine show” que incluiría algunos temas del primer álbum y más de una decena de inéditos.

5. Clip

1995 – Clip

6. Dylan revisitado

1996 – Bob Dylan revisitado

7. Medicine show

1998 – Medicine show (Cd)

Ya en el nuevo siglo XXI, concretamente en el 2002, ve la luz “Harry Dean” con Criminal Records y con ello el adiós de LGEB aunque a la postre esa despedida no resultaría definitiva. Después, en el 2006, aparecería un “Dylanita” con rarezas de la banda que se reeditaría con otra portada y más temas en el 2008.

8. Harry Dean

2002 – Harry Dean (Cd)

9. Dylanita - a0

2006 – Dylanita (recopilatorio)

9. Dylanita - a

2008 – Dylanita (reedición recopilatorio)

No fue hasta 2009 con la composición de “Nostalgia de Bell Ville”, un sentido homenaje al futbolista y “matador” Mario Alberto Kempes, cuando se comenzó a vislumbrar un retorno en toda regla de la banda valenciana que se corroboró con la publicación del EP compartido con Los Radiadores en el 2012, y que llevó por título “La balada de Diarte y Kempes” a cargo de Flor y Nata Records.

10. Kempes

Nostalgia de Bell Ville – Por siempre, Mario Kempes ‘Matador’

11. La Balada de Diarte y Kempes

2012 – La balada de Diarte y Kempes (Ep)

La publicación en el 2013 de “Derrota” supuso el definitivo retorno a la actualidad de LGEB, al que se sumaría un single «Cisco Fran canta a Harry Dean» y el “Tren fantasma” en el 2015, y con ellos la grata sensación de que por fin comenzaban a ser reconocidos fuera del circuito local valenciano.

12. Derrota

2013 – Derrota (Cd)

13. Cisco Fran canta a Harry Dean

2014 – Cisco Fran canta a Harry Dean (single)

14. Tren fantasma

2015 – Tren fantasma (Cd)

La cita en el Loco Club es una cita con la historia. Todo aficionado a la música popular en Valencia y alrededores debería hacer lo posible para estar en una conmemoración de esta índole. Se dice pronto pero son 30 años de LGEB y todo indica que por suerte les queda cuerda para rato.

JJ Mestre

Cuatro amigos, 10.000 Km y un sueño

Proyecto USA, de Miguel Herrero
Cinestesia

“Cuanto más viajas más aprecias lo que tienes y valoras más tu pueblo y tu hogar”. Es la principal enseñanza que obtuvo el cineasta alicantino Miguel Herrero tras un viaje épico de 10.000 kilómetros de Nueva York a Los Ángeles, que realizó el pasado agosto con tres amigos de su pueblo, Sax. Su objetivo, realizar una road movie, “existencialista y contemplativa a la vez rodada en menos de un mes, a contrarreloj”, dice Herrero, por lugares míticos  como las cataratas del Niágara, Yellowstone, el Monument Valley, El Valle de la Muerte, el Gran Cañón, Las Vegas o Hollywood.  El filme es también un reality de las  relaciones y reacciones de los viajeros ante los retos de la travesía. Proyecto USA es el título de un documental de hora y cuarto de duración sobre 30 horas grabadas, que refleja los enormes contrastes de un inmenso país.

Mapa del viaje de Proyecto USA, de Miguel Herrero. Cortesía del autor.

Mapa del viaje de Proyecto USA, de Miguel Herrero. Cortesía del autor.

Christian Simón, Sergio Pérez, Diego Martínez y Miguel Herrero se liaron la manta a la cabeza, carretera y manta, para realizar un doble sueño compartido. “Por un lado el viaje en sí y por otro el rodaje de la película”, dice Herrero. “Es una idea que todo el mundo alienta. Coger a tus amigos, un coche y perderte por Estados Unidos.  Es un anhelo. Todavía seguimos siendo amigos aunque en ese mes de viaje y rodaje saltaron chispas. Estar 24 horas juntos todos los días en espacios reducidos y en ocasiones el coche se convertía en una olla a presión”.

Durante las semanas de viaje los aventureros pasaron por situaciones límites y conflictivas.  “En Yosemite estuvimos a punto de contraer un hantavirus, un virus mortal. Pasamos por algún que otro hospital y Sergio sufrió una especie de infección de causa desconocida que le impedía mover un brazo. En el Gran Cañón encontramos una cartera con miles de dólares que devolvimos a su dueño”, relata Herrero.

Imagen de Proyecto USA, de Miguel Herrero. Cortesía del autor.

Imagen de Proyecto USA, de Miguel Herrero. Cortesía del autor.

Las altas temperaturas, sobre todo en el Valle de la Muerte en pleno agosto, más de 50ºC, hicieron que se convirtieran en gelatina varios cables de la cámara. La propia película peligró durante el viaje, pues las altas temperaturas dejaron inutilizado también un disco duro. “Estuve gran parte del viaje con tan sólo una copia de la película. Durante el viaje cuando teníamos internet íbamos realizando un blog (www.proyectousa.com) algunas de las entradas son escenas del propio filme. Buena parte de la producción se fue realizando en plena carretera dentro de un coche”.

Un año después la película empieza a circular. Se va a iniciar la distribución por festivales nacionales  e internacionales. Más adelante ya se realizará un estreno simultáneo en salas, con especial atención a los autocines, DVD y online.

La banda sonora de Proyecto USA incluye música de Pretenders, The Animals, José González,  Arizona Baby, y la canción original The land of red man de Patricia Brotons (La Belle). El narrador es Luis Bajo, doblador en el cine de  los actores Charlie Sheen, Michael Keaton o Mel Gibson.

Miguel Herrero, director de Proyecto USA. Cortesía del autor.

Miguel Herrero, director de Proyecto USA. Cortesía del autor.

Con un ajustado presupuesto de 18.000 euros, la producción es de Cinestesia, productora de cine y editorial independiente creada, en 2015, por el  polifacético sajenio (de Sax) Miguel Herrero. Antes de este documental trabajó en varios proyectos, como la película Operasiones Espesiales de Paco Soto. Es fundador y director del Festival Internacional de Cine de Sax (FICS), que este año celebra su 9ª edición.

Como complemento del documental, en algunas presentaciones, Miguel Herrero lleva a cabo: Proyecto USA: exposición fotográfica. Una muestra que recoge la ruta en 30 panorámicas: Nueva York, las Cataratas del Niágara, Washington DC., Chicago, las Grandes Llanuras, Badlands, Yellowstone, Grand Teton, el Monument Valley, el Gran Cañón, etcétera.

Por otra parte, Herrero acaba de presentar Hiperficción, un ensayo multidisciplinar sobre literatura, cine, videojuegos, artes plásticas y escénicas, al estilo de los libros de Elige tu propia aventura. Cuenta con cinco  itinerarios de lectura y más de 40 contenidos adicionales.  Este ensayo pretende mostrar la evolución del hipertexto y la hiperficción en la literatura, en el cine y en los videojuegos, en relación con otras artes y disciplinas, a partir de los autores y las obras más destacadas.  Se comercializará en septiembre y ya se puede pedir ya través de www.cinestesia.es.

Al mismo tiempo trabaja en un libro y largometraje con el título provisional, Corazón Coraza inspirado en  varios casos reales y actuales de violencia de género. “Especialmente en uno que he conocido personalmente”, señala. “El libro y la película estarán tratados desde un punto de vista psicológico y de ayuda. Las obras serían especiales en cuanto a su estructura y tratamiento. Habría varias formas de lectura y de visionado”, concluye Miguel Herrero.

Imagen de Proyecto USA, de Miguel Herrero. Cortesía del autor.

Imagen de Proyecto USA, de Miguel Herrero. Cortesía del autor.

Bel Carrasco