John & Yoko: Suite 1742 por la paz

John Lennon & Yoko Ono: Suite 1742
Fotografías de Bruno Vagnini
La Térmica
Avda. de los Guindos, 48. Málaga
Inauguración: Viernes 23 de enero, a las 20.00h
Hasta el 23 de marzo, 2015

La Térmica presenta por vez primera en España ‘John Lennon & Yoko Ono: Suite 1742′, exposición que recoge las míticas fotografías que Bruno Vagnini realiza el 31 de mayo de 1969 que documentan el ‘Bed-In’ desarrollado en la habitación 1742 del Hotel Queen Elizabeth de Montreal por John Lennon y Yoko Ono por la paz.

Esta segunda happening-protesta llevada a cabo por la pareja contra la Guerra de Vietnam, se produce después de la primera, una semana antes en Amsterdam, justo tras su boda en Gibraltar. En la ‘Bed-In’ de siete días (del 26 de mayo al 2 de junio) de Montreal es en la que se graba y retransmite a todo el mundo la mítica canción pacifista ‘Give Peace A Chance’.

Fotografía de Bruno Vagnini en la exposición 'John Lennon & Yoko Ono: Suite 1742'. Imagen cortesía de La Térmica de Málaga.

Fotografía de Bruno Vagnini en la exposición ‘John Lennon & Yoko Ono: Suite 1742′. Imagen cortesía de La Térmica de Málaga.

Un joven italiano de 19 años, Bruno Vagnini, que estaba cursando Fotografía en la Academia de Bellas Artes de Montreal, es invitado por un conocido a encontrarse con John y Yoko. Estaba tan emocionado que hasta lleva su cámara Nikon comprada unos días antes con un sólo rollo de película en blanco y negro de 36, seguro de no lograr hacer ni una fotografía. En la espera, en la antesala al dormitorio, realiza algunas fotografías a la hija de Yoko, Kyoko, creyendo que dentro del dormitorio no va a poder realizar ninguna fotografía.

Después es acompañado a la Suite 1742: una suite enorme, pintada de blanco, con libros, folletos esparcidos por todos lados y eslóganes contra la guerra por las paredes. Al fondo, John y Yoko, en pijama, cómodamente sentados en la cama respondiendo a los periodistas. El dormitorio se transforma en un púlpito político y a los que critican esto como una payasada publicitaria, los seguidores del ex-Beatle les responden que se trata de una performance que cuestiona las definiciones de  identidad, privacidad y espacio. Vagnini logra hacerle 26 fotos a la pareja a pesar de su posición a contraluz, delante de la ventana. Una experiencia que este fotógrafo nunca ha olvidado. Una revisión emocionante de nuestra cultura contemporánea, de la paz y del amor.

Kyoko, hija de Yoko Ono, fotografiada por Bruno Vagnini, en 'John Lennon & Yoko Ono: Suite 1742'. Imagen cortesía de La Térmica.

Kyoko, hija de Yoko Ono, fotografiada por Bruno Vagnini, en ‘John Lennon & Yoko Ono: Suite 1742′. Imagen cortesía de La Térmica.

La exposición

Casi cinco décadas más tarde esta muestra de La Térmica, comisariada por Ono y Mario Martín Pareja, con la colaboración del profesor de Historia del Arte Rodrigo Gutiérrez Viñuales, saca a la luz esas 30 imágenes que ilustran uno de los momentos más significativos para la historia, la música y el arte del siglo XX. Pero la exposición no se queda en el mero hecho de mostrar estas imágenes realizadas por Vagnini.

Concebida como una gran instalación, ‘John Lennon & Yoko Ono: Suite 1742′ está formada por tres espacios claramente diferenciados. El primer espacio nos introduce en las creaciones conceptuales de John Lennon y Yoko Ono. Incluye, además de dos monitores con fragmentos de las películas y creaciones musicales experimentales de John & Yoko, varias vitrinas con objetos, libros y documentos.

Portada del disco 'The Wedding Album', incluida en la exposición 'John Lennon & Yoko Ono: Suite 1742'. Imagen cortesía de La Térmica.

Portada del disco ‘Wedding Album’, incluida en la exposición ‘John Lennon & Yoko Ono: Suite 1742′. Imagen cortesía de La Térmica.

Destacan los elementos que componen el disco conceptual realizado por ambos llamado ‘Wedding Album’, a finales de ese mismo año, 1969. El disco más atractivo desde el punto de vista objetual, y el más vinculado a la exposición, en tanto que incluye, no solo las fotografías de la boda en Gibraltar y el bed-in que antecedió al de Toronto en el Hotel Hilton de Amsterdam, sino también entrevistas y comentarios de esa experiencia, varias fotografías sueltas, un dossier de prensa, dibujos de Lennon, copia del certificado de matrimonio y hasta un trozo de la tarta de bodas en una bolsa de plástico con la palabra ‘bagism’.

Acompañan esta documentación las fotografías de John y Yoko y de la Plastic Ono Band, de Andrew MacLear, y elementos de la trayectoria conceptual de Yoko Ono anterior a su encuentro con John Lennon a finales de 1966 en la Indica Gallery de Londres; de Lennon (músico, poeta, dibujante, más tarde artista conceptual), en las artes plásticas, y de ambos como grupo artístico conceptual.

El fotógrafo Bruno Vagnini. Imagen cortesía de La Térmica.

El fotógrafo Bruno Vagnini, delante de algunas de sus imágenes. Cortesía de La Térmica.

En el segundo espacio que sigue se incluyen el texto introductorio de Yoko Ono en el que habla 44 años después sobre ese happening, junto a la serie de instantáneas de Bruno Vagnini tomadas en la Suite 1742 del Hotel Queen Elizabeth en Montreal.

Finalmente, el tercer y último espacio es el que muestra una blanquísima e inmaculada cama de matrimonio sobre la que se proyecta el vídeo ‘Give Peace a Chance’ y el documental ‘Bed Peace’ grabado en aquellos días. Encabezan dicho lecho una instalación repetitiva con los carteles creados con la leyenda en blanco y negro ‘War Is Over!’.

John Lennon y Yoko Ono en la 'bed-in' de Montreal de 1969. Fotografía de Mario Vagnini, cortesía de La Térmica.

John Lennon y Yoko Ono en la ‘bed-in’ de Montreal de 1969. Fotografía de Mario Vagnini, cortesía de La Térmica.

Bernhard Lehmann. Pan y agua

Bernhard Lehmann. Wasser und Brot – Pan y Agua
Galería Cànem
C/ Antonio Maura, 6, Castellón
Hasta el 22 de octubre de 2013

Cuando no queda mas que el Pan y el Agua (el minimo vital) se avecinan malos tiempos. Y es sobre esta pareja de elementos que proyecta el autor su vision, invitándonos a participar en el juego de la vida. Pan y Agua: principio o final.

Durante el SXX se han llevado a cabo, en el campo de la escultura, grandes cambios conceptuales. Y estos, formales, materiales y conceptualeas, desplazan los anteriores planteamientos, generando una nueva expresion, para una sociedad cambiante en un mundo nuevo.

La experimentación tridimensional,desarrollada por el autor, le conduce a un concepto nuevo de espacio : activo, abierto y organico; espacio virtual que facilita el despliegue de las formas, y que la dinamica visual ocupa y completa; consiguiendo de esta manera una nueva forma de ”corporeidad”. En esta escultura “construida”, de carácter conceptual, subyace un compromiso social, político y cultural. Los materiales con los que trabaja nos hacen releer la cotidianidad.

Bernhard Lehmann. Imagen cortesía Galería Cànem

Bernhard Lehmann. Imagen cortesía Galería Cànem

Bernhard Lehmann (1944, Bad Sudebode, Alemania), adscrito a los “Nuevos Comportamientos Artisticos” ligados al arte conceptual, se ha concretado en el desmembramiento de los materiales, utilizacion de los elementos residuales y los vestigios recuperados; que ensamblados, formalmente metamorfoseados, caminan hacia una via descontextulizadora: por una parte el significado intrinseco del objeto en si mismo y, por la otra, la carga simbolica que adquieren tan desconcertantes y perturbadores montages. Estos objetos pobres, vestigios de la civilizacion actual, son los restos urbanos, caducos y temporales, que transmutandolos crean una nueva relación de similitudes y significados.

Todas sus propuestas, inconformistas, ironicas y criticas, nos invitan a la reflexion, la participacion activa y el compromiso; siendo el resultado de la reflexion del mismo autor sobre la intencion de la mirada y los aspectos visuales que se esconden detrás de la imagen.

Estos objetos acentúan la decrepitud humana y la desolación; tras ellos esta la poetica de la vida que cambia lo humilde en sublime y la sencillez en trascendencia. Nuestras vivencias, memorias, reivindicaciones… quedan reflejadas gracias a las posibilidades metaforicas de los elementos en juego, recuperando el objeto para una nueva lectura poetica.

La aproximación irónica a unos paraisos artificiales, un mundo, que libre de su envoltura, se nos aparece con toda su miseria… es la profunda reflexiónn que nos propone el autor.

Bernhard Lehmann. Imagen cortesía Galería Cànem

Bernhard Lehmann. Imagen cortesía Galería Cànem