Julia Llerena, al vacío

Pensamiento interestelar, de Julia Llerena
AJG Contemporary Art Gallery
Espacio Miracómolate
C / Murillo, 10. Sevilla
Inauguración: miércoles 10 de junio, a las 20.30h
Hasta el 25 de junio de 2015

A raíz de una necesidad personal de búsqueda y reflexión sobre la identidad, Julia Llerena (Sevilla, 1985) plantea diseccionar los conceptos espacio tiempo para plantear los enigmas que invaden al ser humano dentro de su entorno. A través de sus piezas, nos interroga sobre los límites del espacio y nuestras capacidades perceptivas, considerando el vacío una necesidad para el desarrollo de la existencia.

El trabajo de Julia combina la virtuosidad en la ejecución de sus obras con una gran profundidad de discurso, que elabora a raíz de estudios realizados sobre pequeños elementos que van apareciendo en su vida cotidiana o que sencillamente forman parte del ideario común sobre los que construye un mundo propio. Para este proyecto, Julia Llerena ha hallado en la inmensidad del universo el medio idóneo para desarrollar las ideas que definen su trabajo: ingravidez, sutileza, silencio, soledad y el orden que se establece dentro de un aparente caos original.

Dear Spaceman, obra de Julia Llerena en la exposición 'Pensamiento interestelar'. Imagen cortesía de AJG Gallery.

Dear Spaceman, obra de Julia Llerena en la exposición ‘Pensamiento interestelar’. Imagen cortesía de AJG Gallery.

El silencio y la soledad componen una parte de la vida. Sobre el hombre recaen historias y leyendas que dan lugar a hipótesis acerca de la realidad de todas ellas, como podemos ver en Dear Spaceman, donde Llerena despersonifica a un astronauta Neil Armstrong quemando su rostro negándole así la posibilidad de hallarse: su identidad se ha perdido en el espacio y en el tiempo, entre las dudas de su propia realidad.

Neil Armstrong pudo haber plasmado su huella en la Luna, o pudo no haberlo hecho, convirtiendo esta historia en una verdad relativa, en historia para la historia y no para la ciencia. Dear Spaceman se pierde en la oscuridad y en la incertidumbre, en la inmensidad del espacio donde la soledad se incrementa y el rumbo se vuelve impreciso y variable, recordándonos que todos llevamos algo de ese astronauta que deambula en la indeterminación de su propio destino.

Pensamiento interestelar es una pieza donde se hallan diversos elementos colocados sobre una mesa dispuestos de manera similar a los del universo. Durante un año, Julia realizó recorridos a pie a lo largo de 50 a 60 minutos, apropiándose de pequeños elementos que iban apareciendo en su camino, a priori insignificantes a la vista de cualquiera.

Detalle de 'Pensamiento interestelar', de Julia Llerena. Imagen cortesía de AJG Gallery.

Detalle de ‘Pensamiento interestelar’, de Julia Llerena. Imagen cortesía de AJG Gallery.

Estos fragmentos son colocados sobre una mesa con un aparente orden aleatorio, iluminados por un foco, sencillo, sutil y cuya apariencia final bien se semeja a un sistema solar, a una galaxia. En esta pieza condensa energía, espacio y materia, orquestadas de modo similar al universo gracias a un meticuloso trabajo de medición que sintetiza la naturaleza de lo eterno e ilimitado.

En el vídeo Tiny Explosions, Julia Llerena interviene con fuego las láminas del atlas, provocando una serie de explosiones en cadena. Con esta acción, la artista fragmenta el infinito y lo multiplica, encapsulando en esta obra la esencia del abismo. El formato tiene mucho que decir en este discurso: por un lado, las imágenes de galaxias y nebulosas pertenecían ya al pasado en el momento de la toma fotográfica, debido a la naturaleza de la luz y el tiempo que transcurre desde que es emitido del cuerpo hasta el sensor donde se crea la imagen. Este rasgo interesa especialmente a Llerena, por la similitud que guarda con su preocupación por la dificultad que supone para el ser humano vivir el presente.

Por otro lado, las ilustraciones son una reproducción del escenario interplanetario, su intervención y posterior grabación suponen otra duplicación mientras que la repetición en vídeo es una clara redundancia en la idea de lo infinito. El fuego se reproduce y los agujeros resultantes adquieren un símil con formas celestiales, cuerpos del universo que existen y permanecen como enigmas.

Cloud Galaxy es un claro ejemplo de la caducidad del conocimiento, testigo de ciencias obsoletas que en el pasado fueron referente de avance científico. El hecho artístico se impone sobre esta ciencia dotándola de alma, convirtiéndolas en emblemas del triunfo de la subjetividad sobre el carácter caduco de la ciencia. Sobre el atlas, la intervención de Llerena traspasa la realidad de la imagen y crea una nueva lectura; a través de la hendidura comprobamos cómo nuestra mirada se desconcierta al hallar un extraño elemento que nos impide adivinar la profundidad real de la cavidad, produciendo un interesante juego visual donde la artista nos invita a cuestionarnos la veracidad del conocimiento empírico del mismo modo que el viejo atlas es una demostración del conocimiento empírico, ya obsoleto.

Traducir a la escala humana el carácter descomunal del universo es, cuanto menos, un reto. No se trata sólo del universo sino de un universo subjetivado, interpretado y humanizado, porque el arte tiene entre otras la función de aportar respuestas cuando la ciencia es incapaz de satisfacer las necesidades del conocimiento. Y es que sólo el pensamiento es capaz de sobrepasar los límites de lo conocido. En este caso, un pensamiento interestelar.

María Arregui Montero*

* Texto por cortesía de AJG Gallery

La dualidad de las piezas de María García-Ibáñez

Festival Miradas de Mujeres: Tierras Continuas de María García-Ibáñez
AJG Contemporany Art Gallery
Pasaje Francisco Molina, 17. Sevilla
Inauguración: 6 de marzo a las 20:30 h.
Hasta el 11 de abril de 2014

María García Ibáñez pensó en Pangea, una híper célula geológica, una especie de danza lenta y remota del suelo que pisamos; nuestro pánico es extremo al pensar en su violento lenguaje. Nos rebasa. Esta danza ha formado el mundo solo a través de su sangre incandescente y extrema, sin más imagen que el constante proceso: millones de años formando y borrando del mapa líquido de la vida los paisajes que nunca vimos, los que vemos y los que ya no veremos. (Del texto Geología Autorreferencial, Plinio Villagrán)

La exposición Tierras continuas está compuesta por una serie de dibujos recortados en tela, collages con textil y papel, impresiones digitales y esculturas en barro. Un trabajo elaborado en base a la idea de la tierra primigenia Pangea, cuyo paulatino proceso de fragmentación, revela la evolución permanente y la irrefrenable metamorfosis de estas Tierras Continuas. Tomando como referencia la concepción morfológica de los elementos del paisaje natural desde la percepción humana, la artista, desarrolla en su trabajo unas analogías entre la geología física y la personal, construyendo metáforas en cada una de sus piezas.

Las piezas que crea la artista son fácilmente reconocibles por el espectador, identificándolas como elementos de la naturaleza, a pesar de su artificialidad. Lo que su apariencia externa nos muestra se convierte en una ilusión. Como indica María Arregui “el espectador, por tanto, la juzga en tanto que conoce algunos de sus aspectos, sin ser conscientes de que ignora tantos otros”.

Stone Mountain (Tierras Continuas) de la artista María García Ibáñez. Imagen cortesía de la AJG Gallery.

María García Ibáñez. Stone Mountain (Tierras Continuas). Imagen cortesía de la AJG Gallery.

La artista María García-Ibáñez, vive y trabaja entre México y Madrid. Es licenciada en Bellas Artes, además estudió el máster en Tecnologías digitales interactivas. Una artista que ha trabajado tanto en exposiciones individuales como colectivas, desde España, México, hasta Hong Kong.

Tierras Continuas de la artista María García Ibáñez. Imagen cortesía de la AJG Gallery.

María García Ibáñez. Tierras Continuas. Imagen cortesía de la AJG Gallery.

Piedras (Tierras Continuas, cerámica y tinta china) de la artista María García Ibáñez. Imagen cortesía de la AJG Gallery.

María García Ibáñez. Piedras (Tierras Continuas, cerámica y tinta china). Imagen cortesía de la AJG Gallery.

Arte Santander: suma y sigue

Arte Santander. Feria Internacional de Arte Contemporáneo
Palacio de Exposiciones
Avenida del Racing s/n. Santander
Del 30 de julio al 3 de agosto

Cristina de Middel, de La New Gallery, en Arte Santander.

Cristina de Middel, de La New Gallery, en Arte Santander.

Conviene recordar, a los que todavía no hayan caído en la cuenta, que Arte Santander, la Feria Internacional de Arte Contemporáneo recién finalizada, ha cumplido 22 lustrosos años. Sólo ARCO, el gran referente madrileño y foco del arte contemporáneo en España, la supera en antigüedad. Sólo por eso, en tiempos de galopante crisis como los actuales y tiempos, en todo caso, siempre aciagos para la cultura en nuestro país, merece Arte Santander un lugar destacado. Así lo han reconocido las 42 galerías participantes en su última edición, entre ellas las valencianas Cànem, Espai Tactel, PazYComedias y Set Espai d’Art.

Obra de Xavi Dèu, de Espai Tactel, presente en Arte Santander

Obra de Xavi Dèu, de Espai Tactel, presente en Arte Santander

El Palacio de Exposiciones, ubicado en el Sardinero, contribuye a realzar una feria que acoge 42 stands en su amplio recinto. Juan González de Riancho, director de Arte Santander, lo tiene claro: “Es una feria que permite ser visitada sin agobios de espacio”. Lo cual favorece una mejor comunicación de las propuestas artísticas y que público en general y coleccionistas puedan acceder a ellas con la pausa que se merecen las galerías y los artistas representados. Si a ello le añadimos el sorprendente, por inusual, apoyo de las instituciones públicas, en este caso del Gobierno de Cantabria y del Ayuntamiento de Santander, obtendremos la brillante radiografía de una feria que no sólo capea el temporal de la crisis, sino que sale reforzada año tras año.

Obra de Zoe T. Vizcaino, de PazYComedias, presente en Arte Santander

Obra de Zoe T. Vizcaino, de PazYComedias, presente en Arte Santander

Buena culpa de todo ello lo tiene igualmente el rumbo que desde hace tres años ha tomado Arte Santander, a lomos de Solo Projects. Cada galería se presenta en la feria con la propuesta de un solo artista, cuya decidida apuesta convierte Arte Santander en lo que Juan González de Riancho llama “un observatorio de jóvenes promesas y en lugar de captación de nuevos talentos”. Entre ellos, Manel Margalef (Cánem), Xavi Dèu (Espai Tactel), Zoé t. Vizcaíno (PazYComedias), Ibán Ramón (Set Espai d’Art), Emilio Pemjean (Siboney), Rodrigo Oliveira (Nuble), Enrique Marty (Espacio Marzana), Andreas Von Gehr (AJG Gallery), o Cristina de Middel (La New Gallery), todos ellos expuestos durante los cinco días que duró la feria, entre el 30 de julio y el 3 de agosto.

Obra de Ibán Ramón, de Set Espai d'Art, presente en Arte Santander

Obra de Ibán Ramón, de Set Espai d’Art, presente en Arte Santander

El comité de selección, integrado por Elena Vozmediano, Oscar Alonso y José Luis de la Fuente, apostó principalmente por los proyectos fotográficos de una amplia mayoría de las galerías seleccionadas. También había propuestas plásticas e instalaciones, pero en menor medida. También buena parte del trasfondo tendía a privilegiar los contenidos de crítica social, más o menos velados, más o menos explícitos, así como la recuperación de la memoria. El paisaje urbano y la naturaleza estaban muy presentes en las fotografías, revelando el abandono, vacío  o alienación de nuestro entorno.

Andreas Von Gehr, de AJG Gallery, en Arte Santander.

Andreas Von Gehr, de AJG Gallery, en Arte Santander.

Arte Santander buscó la coincidencia con el curso de coleccionismo que esos mismos días de feria se celebró en la UIMP del Palacio de la Magdalena, con el fin de establecer conexiones entre galerías, artistas y coleccionistas, algo que ya se viene produciendo en otras ediciones al margen de la presentación paralela de este año. La notable afluencia de público también ayudó a consolidar una feria internacional de arte contemporáneo que suma y sigue. Cantabria, Comunidad Valenciana, Asturias, Madrid, Barcelona, Sevilla, Málaga, Salamanca, Badajoz, Valladolid, Portugal, Alemania y Bélgica aportaron galerías a una feria que ya piensa en su 23 edición, gracias al apoyo de las instituciones públicas. Como dijo algún galerista valenciano, “¡qué envidia!”. Los representantes institucionales, entre ellos el presidente de Cantabria, Ignacio Diego, y el alcalde de Santander, Iñigo de la Serna, apuestan por ella. Este último, de hecho, se pasó por las galerías, más allá del día inaugural, para interesarse personalmente por cada uno de los proyectos. Una muestra del por qué Arte Santander sigue en alza, a pesar de la crisis.

Fotografía de Cristina de Middel. La New Gallery. Arte Santander

Fotografía de Cristina de Middel. La New Gallery. Arte Santander

 

Salva Torres