Rodajes

Platós de rodaje
Film Office
Comunidad Valenciana

El sueño que alentó Luis García Berlanga de crear en la Comunidad Valenciana un modelo alternativo al mítico Hollywood no cuajó. Por ineficacia, corrupción, y otros factores en los que no vamos a entrar, la Ciudad de la Luz de Alicante cayó en la ruina y permanece en un limbo de ilegalidad. Sin embargo, al cineasta valenciano más famoso del mundo le gustaría saber que su tierra se ha convertido, por otras vías, en una constelación de luces donde proliferan los platós.

Una tónica que refleja la tendencia nacional, pues durante los últimos cinco años los rodajes se han triplicado en España, siendo reclamo turístico y fuente de importantes ingresos, ya que más del 30 % del presupuesto de un rodaje internacional recae en los lugares donde se graba. Sevilla, Cádiz, Canarias y algunas localidades como Chinchón son las que más atraen a los peliculeros.

Fotograma de la serie ‘Juego de tronos’.

Los valencianos empezamos a acostumbrarnos a reconocer paisajes familiares en la gran pantlla. Con su espléndida playa e inconfundible contorno, Peñíscola fue con ‘El Cid’ pionera en rodajes y revalidó el título con ‘Juego de Tronos’. Los perfiles futuristas de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, junto al Cabanyal, Ciutat Vella, la Albufera y Benidorm, son lugares adorados por las cámaras. Pero no los únicos.

Las Diputaciones de las tres provincias valencianas promueven sus respectivos territorios como platós de rodaje a través de una red de oficinas específicas (film office) que facilitan las gestiones de permisos y demás burocracias. Turisme Comunitat Valenciana cuenta con la colaboración de la asociación Productors Audiovisuals Valencians (PAV), cuya experiencia profesional y conocimiento de las necesidades y estrategias de producción, permite atraer nuevos rodajes. ¿Qué ventajas y alicientes encuentran los profesionales del audiovisual en València?

“En primer lugar, una serie de factores tanto climáticos como de riqueza y variedad paisajística, pero también una cadena de oficinas repartidas por todo el territorio que actúan como facilitadores de los cineastas siendo intermediarios entre ellos y la Administración”, dice Giovanna Ribes, directora cinematográfica y presidenta de PAV. 

‘El juego de las llaves’, serie creada por Marisa Quiroga.

“Es muy importante para el productor saber que cuenta con todo lo que puede necesitar para el buen fin de su producción, desde profesionales con experiencia a empresas de servicios audiovisuales. Por otra parte, el Institut Valencià de Cultura (IVC) tiene previstas las ayudas a rodajes en la Comunidad Valenciana, aunque este año todavía no se ha publicado la convocatoria, y también existe la posibilidad de las desgravaciones fiscales a producciones extranjeras”.

Este marco favorable se podría mejorar, señala Ribes, “legislando específicamente los rodajes con el desarrollo de unas ordenes municipales específicas, tal y como ocurre en otros lugares de España”. Se trataría de dar “una seguridad jurídica al productor procedente del exterior que tiene que confiar en el trabajo de los funcionarios sin base legal alguna que refrende que se obtendrán los permisos de rodaje y demás requerimientos en los cortos tiempos que otros municipios se obligan por ley municipal a cumplir”.

Fotograma de ‘Toscana’, de Pau Durá.

Fomentar los rodajes de productoras foráneas tiene un efecto positivo para las de cap y casal. “Además de ser una vía más de negocio, abren el abanico de clientes, a la vez que, de cara a futuro, las relaciones empresariales pueden llevar a futuras colaboraciones entre empresas en forma de coproducciones u otras sinergias”, concluye Ribes.

La web valenciaregionfilm.com reúne la oferta de localizaciones de la Comunitat y la ubicación de las distintas film offices existentes, un total de 25, la mayoría en municipios costeros como Peñíscola, Benidorm Dénia o Altea. Los fabricantes de sueños encuentran un cúmulo de elementos propicios para ambientar sus guiones. Más de 300 días de sol al año, 500 kilómetros de costa, fuertes contrastes entre espacios históricos y futuristas, gran riqueza de patrimonio artístico, parques naturales y buenas comunicaciones con el exterior. 

Fotograma de ‘Vasil’, ópera prima de Avelina Prat.

La Comunidad Valenciana han sido recientemente  escenario de títulos como: ‘Hollyblood’, comedia romántica de vampiros dirigida por Jesús Font;  ‘Vasil’, ópera prima de Avelina Prat, con Alexandra Jiménez, Karra Elejalde, Susi Sánchez e Iván Barnev;  ‘Toscana’, una comedia de Pau Durá protagonizada por Malena Alterio y Francesc Orella; y ‘El juego de las llaves’, protagonizada por Miren Ibarguren, María Castro, Eva Ugarte, Tamar Novas y Fernando Guallar.

Caracter singular tiene el documental ‘Afusellats’ (‘Fusilados’) dirigido por el valenciano Manuel Rossell y el brasileño Lucas Moro, y producido por Vídeo Al Cuadrado sobre las víctimas de  la represión franquista. Basado en un relato de Maruja Badía, hija de Leoncio Badía, el enterrador obligado a llenar las fosas comunes del cementerio de Paterna, incluye recreaciones de escenas sucedidas en la época de los hechos y la lucha de los familiares para exhumar los cuerpos de los suyos.

Rafael Maluenda ultima el largometraje documental sobre Luis García Berlanga.

El largometraje sobre Berlanga dirigido por su amigo y colaborador, Rafael Maluenda, es otro importante proyecto en marcha. En clave de comedia contará la trayectoria profesional y personal del cineasta a través de testimonios, imágenes de archivo, fotografías y postproducción. Se rueda en Madrid, Nueva York y las tres provincias valencianas.

Entre septiembre y octubre se inician los rodajes de siete nuevos filmes:  ‘Deja en paz a los muertos’, ‘Pobre diablo’, ‘Nosotros no nos mataremos con pistolas’, ‘Hermana marina’, ‘La Casa’, ‘Moduleros’, y ‘Olvido’.

Rodaje de la serie ‘El embarcadero’.

Bel Carrasco

Bel Carrasco

Colaboradora de MAKMA
Escritora, cronista de cultura y de lo que se tercie. Andarina pertinaz, devota del silencio, aquadicta y amante de los gatos.
Bel Carrasco

Últimos artículos de Bel Carrasco