Alfonso Legaz

#MAKMAAudiovisual
‘Pervertimento (la pregunta por el teatro)’, de Alfonso Legaz
Intérpretes: Esther Tomás, Lucho Lo, María Ortuño, Marina Suay, Rachele Battistelli, Teresa Pujol, Yarina Serban e Inma Ruiz (Escuela OFF)
37 Mostra de València – Cinema del Mediterrani
Cines Babel
24 de octubre de 2022

El artista Alfonso Legaz considera que parte de su trabajo multimedia de los últimos años “se centra en la crítica de la estética cinematográfica documental de procesos artísticos y la homogenización y deformación que supone, para el conocimiento de estos procesos, la mediación de estéticas documentales construidas con arreglo a las estéticas hegemónicas y éticas ausentes”.

Una crítica hacia la estética documental que se ve reflejada, como él considera, en su obra ‘20 espejos suceden’ (2020) y en la última, ‘Pervertimento (la pregunta por el teatro)’, presentada fuera de concurso en los Cines Babel, en el marco de la 37 edición de la Mostra de València – Cinema del Mediterrani; previamente, en la edición de 2018 de dicho festival, presentó el trabajo ‘Wunderblock’.

Mostra
Presentación en los Cines Babel de ‘Pervertimento (la pregunta por el teatro)’, de Alfonso Legaz, con el propio director y el elenco artístico, junto a Eduardo Guillot, director de la Mostra de València. Foto: Begoña Siles.

‘Pervertimento (la pregunta por el teatro)’ se inicia con una frase que concentra parte del planteamiento teórico de la cinematografía del artista: “Sobre nuestra piel se levanta el estado de las máquinas”.

Como explica el propio Legaz, “este trabajo ensaya el inicio de una supuesta documentación cinematográfica audiovisual de la actividad de parte de la cantera teatral valenciana, mediante el interrogante enunciado de forma explícita –en el título-, atendiendo la realidad digital en que vivimos inmersos, donde la experiencia corporal va siendo desplazada progresivamente a un segundo plano por su representación en un monitor”.

Así, teniendo en cuenta la reflexión del autor sobre su cinematografía y, lo más interesante, cómo se inscribe en su obra ‘Pervertimento (la pregunta por el teatro)’, no se puede encorsetar bajo los parámetros estéticos y narrativos del género documental. De tal modo, se puede considerar un ensayo audiovisual, ya que el contenido y la forma confluyen en el significado de esta palabra: ensayo.

El contenido, por una parte, documenta el ensayo de siete estudiantes de arte dramático y su profesora, en torno a la pieza teatral de José Sanchis Sinisterra, ‘Pervertimento y otros gestos para nada’ (1988) -de ahí título del audiovisual de Legaz- hasta su estreno.  

Así, la primera imagen que la cámara muestra, una vez que el título se ha desvanecido en un fundido a negro, es a los estudiantes ensayando. Por corte a negro, estos desaparecen, para dar paso a un plano fijo, a la altura de la rodilla, de una butaca teatral –en concreto, la 10 de la fila 1– que, a modo de representación metonímica de la sala de butacas, deja la presencia implícita de los espectadores.

Por otra parte, la forma expresa las ideas y la mirada singular de Alfonso Legaz acerca de la imagen documental y la omnipresencia de las pantallas digitales. Por ello, una vez que los actores de la obra han sido presentados, al igual que la sala de butacas, oímos la voz en over del narrador-autor, Alfonso Legaz, orientando el sentido tutor de ‘Pervertimento (la pregunta por el teatro)’.

Fotograma de ‘Pervertimento (la pregunta por el teatro)’, de Alfonso Legaz.

Una voz grave y clara que contrasta con el grano propio de las imágenes cátodicas donde se inscribe. Una voz del narrador-autor que se ha impresionado sobre un plano-secuencia estático de tres minutos de duración, con una textura e iluminación granulada. Traigamos a colación parte de esas palabras pronunciadas por la voz del narrador-autor.

“¿Cómo es el teatro hoy en el tiempo de la pantalla digital? ¿En la época de unas presencias eléctricas que simulan ser nuestras vidas?  ¿Quién estudia teatro hoy? Si miro el teatro veo siempre, junto a él, una pregunta vieja, algo que se parece mucho al deseo de volar. El teatro detiene la muerte, es la opción que la ciencia no logra”.

“Cuando me llamó Raquel para grabar un documental sobre la obra de teatro que iba a estrenar con sus compañeras, yo venía de Madrid de presentar la idea del problema del teatro y el consenso que admiten unas máquinas eléctricas que producen parte de nuestras vidas, que la muestran en pantallas digitales. ¿Cómo la muestran? ¿Cabe nuestra vida en una pantalla? ¿De dónde vienen las imágenes? Alguien dice: Vean ustedes, miren. Esto es teatro ¿Lo es?”.

Pervertimento
Fotograma de ‘Pervertimento (la pregunta por el teatro)’, de Alfonso Legaz.

En estas palabras, junto al plano-secuencia estático donde se registran, se ha trazado toda la esencia estética y teórica de la cinematografía de ‘Pervertimento (la pregunta por el teatro)’. Y ello es así, porque la estética de este plano-secuencia cincela la huella matérica de la luz, que hace posible la existencia de la imagen, y, por tanto, deja en evidencia que lo captado por la cámara no es la realidad, sino la representación de la realidad.

Alfonso Legaz, a través de este matérico plano-secuencia y el contenido de las palabras leídas por el narrador-autor, converge con la idea expuesta por el pintor René Magritte en el cuadro titulado ‘Esto no es una pipa’ (1929), en el sentido que lo representado nunca puede confundirse con su referente.

Para terminar, conviene asegurar que, efectivamente, el ensayo audiovisual ‘Pervertimento (la pregunta por el teatro)’ no es teatro, sino pura representación de un ensayo teatral.

Alfonso Legaz
Fotograma de ‘Pervertimento (la pregunta por el teatro)’, de Alfonso Legaz.