Memoria del desarraigo

VIII FESTIVAL DE LA IMAGEN DE AMÁN.
‘MEMORIA DEL DESARRAIGO’
Rocío Villalonga.
Comisaria: Linda Al Khoury (Directora del Festival de la Imagen de Amán)
Instituto Cervantes de Amán
Hasta el 30 de mayo de 2019.

A partir de una acuciosa revisión de ciertos vídeos grabados en Super-8 por su padre, durante sus viajes por diversas ciudades, Montevideo, Nueva York, Londres, etc. en la década de los 60, lejos de la pretensión de convertir ese material en postales turísticas, Rocío Villalonga muestra una ciudad construida por acumulación. Se trata de imágenes comunes que deconstruye para conformar un discurso crítico a la sociedad urbana moderna. Dentro de estos discursos artísticos tenemos a Walter Benjamin que reliza una crítica urbana también apoyada en las vivencias directas de la ciudad. Para la artista, al igual que Benjamin, la fotografía es una representación reproductible capaz de ir más allá de la contemplación pasiva y ritual de las élites. La fotografía como un medio de masas cuyo papel indudablemente puede contribuir a la construcción de conciencia (Benjamin, 1936).

Vista de la instalación de ‘Memoria del desarraigo’ de Rocío Viollalonga. Imagen cortesía Instituto Cervantes de Amán.

En esta ocasión, Rocío Villalonga, en un constructo de un poema visual apocalíptico, muestra la heterogeneidad y dispersión de signos identitarios que se velan, empleando para ello la fragmentación y la imagen velada y superpuesta que configura el imaginario de una memoria de desgarro, silencios recuerdos y olvidos. Memoria del desarraigo es un grito de la artista para mostrar la desposesión del que se traslada en un desencuentro de raíz con su yo. Se trata de fragmentos velados, acumulaciones, deconstrucciones de ciudades y personajes desposeídos de su identidad que dan muestra de la soledad, la incomunicación y el aislamiento dentro de unas urbes activas y superpobladas.

‘Lost identity’, Rocío Villalonga, ‘Memoria del desarraigo’. Imagen cortesía Instituto Cervantes de Amán.

La muestra se construye a modo de instalación en la que la ciudad se presenta informe, amontonada. La artista recurre a aquellas películas analógicas rescatadas que proyecta y superpone para crear un vídeo en el que la presencia suya está presente en un audio de acumulaciones, su respiración, la manipulación de proyectores, voces y radio. A partir de ello reproduce los fotogramas que en forma de instalación se ordenan y superponen. Las películas registran espacios urbanos sin sentido explícito, aparentemente no formulados, como proceso de amontonar experiencias temporales, en un sentido visual particular, sin énfasis en nada único. Se trata de la misma mirada que como espectadores tenemos en la ciudad, tonde los objetos dispersos y sin orden aparente se acumulan en nuestra retina. Repetición de lo común, donde se explora las estructuras de poco sentido y el vacío urbano-humano dentro de la acumulación. Pero más allá de la ciudad como infraestructura, la autora nos quiere incidir en el aspecto humano-deshumanizado de ese hábitat. Para ello se centra en entablar relaciones con personas que habitan en su ciudad de procedencia y situación diversa. Todos ellos poseen un rasgo en común, el sueño emancipatorio truncado. Protagonistas del desarraigo, deconstruyen sus vidas para construirlas de nuevo en una nueva realidad diletante, en la que el yo y el otro se funden en un instinto de supervivencia. Es la necesidad de fusionarse en una nueva realidad la que desfigura su YO a través de la relación con el otro.  Rasgos en común que configuran retratos del que no pertenece a ningún lugar, identidades acumulativas, la suma de las opciones no elegidas, las prioridades sin definir, las contradicciones perpetuadas. Unas imágenes que la autora trabaja con mimo y respeto para luego deconstruirlas en una de las obras que aquí presenta con la fusión de fragmentos y en otra con rostros velados por la sobre impresión en tul de seda como metáfora del velo que la propia dinámica de la ciudad impone al que no pertenece a…

Vista parcial de ‘Memoria del desarraigo’ de Rocío Villalonga. Imagen cortesía Instituto Cervantes de Amán.

La acumulación como algo característico del espacio urbano resultante de una modernización fragmentaria e insensible, es la que configura esta serie artística Memoria del desarraigo que Rocío Villalonga presenta por primera vez en el Instituto Cervantes de Aman.

El proyecto, forma parte de las actividades del Festival de la Imagen de Amán organizadas por Darat Al-Tasweer en colaboración con numerosas instituciones, entre las que se cuenta el Instituto Cervantes de Amán, la Embajada de España y la Galería Nacional Jordana de Bellas Artes.

Antonio Lázaro
Director Instituto Cervantes de Amán

Los comentarios están cerrados.