Martí Anson y la arquitectura anónima

ACTE 29: Martí Anson. Pabellón Catalán. Arquitecto Anónimo.
Nivel Zero. Fundación Suñol
Paseo de Gracia, 98. Barcelona
Inauguración: 24 de abril a las 19:30 h.
Hasta el 6 de septiembre de 2014

El Nivel Zero de la Fundación Suñol presenta el ACTE 29: Martí Anson. Pabellón catalán, Arquitecto anónimo, un proyecto que toma como punto de partida la casa de vacaciones que Joaquín Anson ideó y construyó para su familia en los años setenta. Su hijo Martín la ha reconstruido con el objetivo de reivindicar la arquitectura anónima, sirviéndose del icono de los pabellones nacionales de las exposiciones universales.

El Pabellón catalán se presentó por primera vez en el Palais de Tokyo de París del año 2013. A principios de los años 60, Joaquín Anson se dedicaba a la creación de muebles de madera de manera altruista en Mataró. Su objetivo era hacer muebles a un precio asequible, siguiendo una cierta tendencia de la época basada en la cooperación entre profesionales de diferentes disciplinas. Arquitectos, abogados, administradores, gestores y artesanos trabajaban conjuntamente en diversos proyectos, apostando por las prácticas comunitarias y rompiendo con el sistema jerárquico de la dictadura. Siguiendo el espíritu de la edificación barata, Joaquín Anson, que no era ni arquitecto ni constructor, se planteó la construcción de una casa de vacaciones para su familia. Después de comprar un solar en las afueras de un pueblo de La Garrotxa, inició la construcción pensando que era posible disponer de una casa a bajo costo utilizando el mínimo de materiales necesario. Por ello, diseñó una casa donde la construcción con ladrillos cubría todas las necesidades, tanto a nivel de estructura como de mobiliario, que se incorporaba a la obra de ladrillo. La economía del espacio era uno de los puntos esenciales de la edificación. Un edificio como un mueble.

El año 2013, con motivo de la presentación en el Palais de Tokyo de Paris, su hijo Martí Anson decide reconstruir la casa. Se trata de una estructura de madera desmontable, que se puede volver a montar en pocos días y sin la ayuda de profesionales. Así, la construcción de Anson rinde homenaje a los constructores anónimos que realizaban proyectos que se concretaban en edificios sencillos, funcionales y asequibles. Así, pone en valor los conocimientos y la experiencia del patrimonio local, como hacen los pabellones nacionales de las exposiciones universales e internacionales, que representan las ideas de un país a partir de la forma arquitectónica en que se concretan. Así pues, la casa familiar es también un «pabellón catalán» y adquiere así un cierto significado político, aquel que reivindica una manera de hacer anónima y cooperativa.

Martín Anson, "Pabellón Catalán. Arquitecto Anónimo". Imagen cortesía de la Fundación Suñol.

Martí Anson, «Pabellón Catalán. Arquitecto Anónimo». Imagen cortesía de la Fundación Suñol.

Programación de actividades en el pabellón:
Comisario: Frederic Montornés

24/04/2014, a las 19:30 h.
Durante la inauguración del ACTO 29: Martí Anson. Pabellón catalán. Arquitecto anónimo, concierto en directo de Marc Egea y Pol Ducable, que pondrán la banda sonora de la película Two weekends de Martí Anson.

08/05/2014, a las 19h.
Inauguración de la exposición de Rasmus Nilausen.

03/06/2014, a las 19h.
Acción a partir del concepto de copia y anonimato en la producción arquitectónica desde la domesticidad, a cargo de MAIO

19/06/2014, a las 19h.
Charla de Josep Muñoz i Pérez alrededor del mobiliario arquitectónico en los años 60.

03/07/2014, a las 19h.
Intervención con el espacio de Carme Torrent y Aimar Pérez Galí

Martí Anson. Después de licenciarse en Bellas Artes, ha sido arquitecto (Bon dia, Sala Montcada, Fundació La Caixa, 1999-2000 y L’Apartament, Galeria Toni Tàpies, 2002), futbolista (L’angoixa del porter al penal, Iconoscope, Montpellier 2001), director de cine (Walt & Travis, Wexner Center de Columbus, Ohio, EE.UU. 2003), constructor de barcos (Fitzcarraldo, Centre d’Art Santa Mònica, 2004-2005), ladrón de cuadros (Mataró/Montréal, Circa Gallerie de Montréal, 2006) y paleta, construyendo una réplica de un edificio en Estados Unidos con el objetivo de contribuir a la preservación del patrimonio local (Martí i la fàbrica de farina, Lucky 7, Biennal Site Santa Fe, New Mexico, EE.UU. 2008). También ha sido transportista, intentando transportar una fábrica de Mataró, su ciudad natal, a Lyon (Martí i la Fàbrica de xocolata, Rendez-vous 09. X Bienal de Lyon. Frac Villaurbane) y pintor de paredes, pintando las paredes de una galería con los colores de dos equipos de fútbol y sus resultados (El preu dels colors, Galeria Toni Tàpies, 2009-2010). También ha buscado fortuna montando una empresa de chóferes con la colaboración de Latitudes (Mataró Chauffeur Service, No soul for Sale, Tate Modern, London 2010) y trabajando para recuperar el mobiliario que hizo su padre en los años 60 en la ciudad de Mataró (Joaquimandson, Meessen de Clerq Gallery, Bruxelles 2011). A día de hoy, se dedica a la arquitectura recuperando una casa de vacaciones que diseñó su padre en los años 70 (Catalan Pavilion. Anonymous architect, Palais de Tokyo, Paris 2013)

Martín Anson, "Pabellón Catalán. Arquitecto Anónimo". Imagen cortesía de la Fundación Suñol.

Martí Anson, «Pabellón Catalán. Arquitecto Anónimo». Imagen cortesía de la Fundación Suñol.

Los comentarios están cerrados.