DETALLE_IMPOSTURA_Marla_Jacarilla_Twin_Gallery

Marla Jacarilla reinterpreta la historia del arte

Anotaciones para una eiségesis, de Marla Jacarilla
Del 5 de febrero al 14 de marzo
Twin Gallery, Madrid

El 5 de febrero de 2015 la artista Marla Jacarilla inaugura en Twin Gallery su primera exposición individual en Madrid, Anotaciones para una eiségesis, una reinterpretación que expande, modifica y cuestiona incesantemente la historia del arte.

La muestra se podrá visitar hasta el 14 de marzo. “Apropiación, copia, reinterpretación, variación, versión o plagio son términos utilizados de modo recurrente al reflexionar sobre algunos aspectos de la historia del arte. Tanto las artes visuales como el cine, la literatura u otros tipos de expresión artística han partido a menudo de estos conceptos para materializar innumerables obras que han permitido al espectador asistir a una progresiva evolución conceptual de dichos términos.

En El fin y la persistencia, la muerte de los protagonistas de diversas novelas se contrapone a la persistencia de la literatura. La última frase de cada novela se conserva intacta y el resto de la misma es convertida en bloques de pasta de papel con las dimensiones exactas del libro utilizado.

En El fin y la persistencia, la muerte de los protagonistas de diversas novelas se contrapone a
la persistencia de la literatura. La última frase de cada novela se conserva intacta y el resto de la misma es convertida en bloques de pasta de papel con las dimensiones exactas del libro utilizado.

El arte contemporáneo plantea una reflexión constante acerca del significado e interpretación de los mismos dependiendo de la obra en cuestión, del contexto, del emisor, del mediador, del receptor y de las circunstancias concretas. Una cantidad indeterminada de interpretaciones que fluctúa constantemente y está sujeta de modo inevitable a las diversas variables.

La lectura subjetiva forma parte indefectible de la historia; no sólo de la historia del arte, sino de la historia en general. Dicha subjetividad depende en gran medida de las experiencias, conocimientos e influencias de cada autor, de cada intérprete, de cada espectador. Con cada una de dichas interpretaciones, generamos el remake de una obra. Una imparable sucesión de variaciones y reinterpretaciones con infinitos matices que las diferencian entre sí, a veces de manera casi imperceptible.

La gran impostura era un libro que hacía referencia a los acontecimientos sucedidos en el 11S y a la posibilidad de que los atentados hubiesen sido fomentados por los propios Estados Unidos, esta “pequeña impostura” a la que hace referencia el título habla de acontecimientos cotidianos, mínimos, banales, que generalmente nos pasan desapercibidos.

La gran impostura era un libro que hacía referencia a los acontecimientos sucedidos en el 11S y a la posibilidad de que los atentados hubiesen sido fomentados por los propios Estados Unidos, esta “pequeña impostura” a la que hace referencia el título habla de acontecimientos cotidianos, mínimos, banales, que generalmente nos pasan desapercibidos.

En 1965, la entrega en Francia del premio Renaudot generó una considerable polémica cuando su ganador, el escritor George Perec, admitió que párrafos enteros de su galardonada novela Las cosas, estaban extraídos de La educación sentimental, obra escrita un siglo antes por Gustave Flaubert. Paradójicamente, Perec acabó convirtiéndose en uno de los escritores más representativos y originales de la literatura francesa del siglo XX, y la literatura potencial –de la cual era representante– en una de las corrientes que mejor ejemplificaba las inagotables posibilidades del lenguaje escrito. Perec hizo esta confesión durante la entrega de premios: quería convertirse en Flaubert; dejar de ser él mismo para transformarse en otro.

Dicho acto, observado desde la distancia que ofrece el tiempo, se nos antoja un interesante y coherente posicionamiento frente a la imposibilidad de la originalidad “absoluta” y la inevitabilidad de la influencia. Una impostura que deja de ser una mentira mundana para pasar a convertirse en un hecho artístico per se. Las obras que conforman la serie Anotaciones para una eiségesis abren una brecha que aborda conceptos como apropiación, reinterpretación, modificación o plagio y propone una reflexión sobre los mismos.

ENTRE EL LIRISMO EPILÉPTICO Y LA RIGUROSA DISCIPLINA Fotografía enmarcada,

ENTRE EL LIRISMO EPILÉPTICO Y LA RIGUROSA DISCIPLINA
Fotografía enmarcada, 2014.

Partiendo de materiales ajenos preexistentes (artículos de periódico, gráficos, novelas etc), las obras seleccionadas muestran la inevitabilidad de una interpretación subjetiva –la eiségesis que da título a la muestra– realizada a partir de una reinterpretación constante. Una reinterpretación que expande, modifica y cuestiona incesantemente la historia del arte”, Marla Jacarilla

Los comentarios están cerrados.