Marc Brandenburg, el pop de las calles

Kunsthaus Stade
Wasser West 7. Stade
Hasta el 13 de septiembre de 2015

El artista berlinés, Marc Brandenburg, es un dibujante virtuoso y desde los principios de su trayectoria en los años 90 se interesa por el espacio urbano. Su obra se centra en las fronteras entre «High“ and «Low“, entre el hedonismo y las cosas banales, entre temas extrovertidos y el acto concentrado de dibujar. El «Kunsthaus Stade“ presenta nuevas obras del artista, por ejemplo el kiosko, que hizo Brandenburg en 2014 por el aniversario del club de bacalao «Berghein“.

Marc Brandenburg. Kiosk, Berghain, 2014. Cortesia del artista.

Marc Brandenburg. Kiosk, Berghain, 2014. Cortesia del artista.

Las huellas de una explosión de una botella de ketchup en un local berlinés es lo que usa Marc Brandenburg de un plamazo como escenario de un autoretrato. En aquello se representa como herido, como  Grand Guignol – una figura que ama lo grotesco dentro del ámbito trivial. Con su autoretrato Brandenburg crea una metáfora convincente de su obra completa, cuya objetivo es enfocar lo cotidiano y lo banal dentro de un contexto artistico.

Marc Brandenburg. La Pausa, 2014. Fotografía: Marc Brandenburg / Anna Ballestrem. Cortesia del artista.

Marc Brandenburg. La Pausa, 2014. Fotografía: Marc Brandenburg / Anna Ballestrem. Cortesia del artista.

El artista, nacido en Berlín en 1965, ha vivido en los EE.UU. y en Alemania y pertenece a los representantes destacados de la generacion artistica, que desentierran y interpretan de nuevo el Pop Art de los años 1960 y 1970. Su manera de conseguir esto hoy en día parece inusual y casi anacróncio: Brandenburg tarda meses en dibujar sus motivos con lápiz sobre papel. Los motivos, que son modelos de conducta rituales o objetos grotescos, encuentra en situaciones del espacio público o privado.

Marc Brandenburg. s.t., lápiz sobre papel,  2015. Cortesia del artista.

Marc Brandenburg. s.t., lápiz sobre papel, 2015. Cortesia del artista.

Aquella serie que Marc Brandenburg expone en «Kunsthaus Stade“ se desarrolló desde 2014 y dirige la mirada hacia los objetos que se encuentran en las calles del espacio urbano: un paraguas bastante demolido, un balón de baloncesto que ya no lleva aire, una bolsa arrugada del supermercado «Aldi“, que muestra el estampado de Günther Fruhtrunk, un tendedor con sólo 3 dientes o el detalle de un saco de dormir, en lo que se ve la silueta de una persona.

Un catálogo que incluye una entrevista del propio artista y un texto de Luisa Pauline Fink acompaña la exposición, así como un programa de marco de diferentes actividades.
Especialmente para la exposición Brandenburg publica una serie firmada de su ‘Tattoo-Edition’.

Marc Brandenburg. Retrato, 2014. Fotografía: Henry Kleine. Cortesia del artista.

Marc Brandenburg. Retrato, 2014. Fotografía: Henry Kleine. Cortesia del artista.

Los comentarios están cerrados.