Maneras de observar, en Luis Adelantado

Modalidades de lo visible. Irma Álvarez-Laviada

Un Dos One Two. Camila Oliveira Fairclough

Anganxada. BOILER ROOM. Clarence Guéna

Galería Luis Adelantado, Valencia
Hasta el 18 de febrero de 2017

La galería Luis Adelantado se complace en invitarnos a visitar las primeras exposiciones en la galería valenciana de tres artistas: la asturiana Irma Álvarez-Laviada, la carioca Camila Oliveira Fairclough y el parisino Clarence Guéna. Desde fuera, desde la calle, pudiera parecer que la galería se encuentra en cambio de exposición, ya que lo primero que vemos es una caja de madera abierta, bastante grande y parecida a las empleadas en transporte de obras de arte. El polietileno nos da una pista de que quizás en ella se almacene algo frágil. Nos giramos, y vemos un cartón milimetrado cuidadosamente enmarcado. Y si alzamos la vista, más cartón ondulado. La atmósfera evoca un estadio previo a la propia exposición, como al momento de embalaje de las obras antes del traslado.

En realidad, estos y otros trabajos de la serie Modalidades de lo visible de Irma Álvarez-Laviada evocan la cotidianeidad del artista, de su práctica en su taller y sus materiales, “un cuestionamiento del vacío a través de los modos de hacer” partiendo de la relación entre pintura y escultura. La artista hace visibles los componentes para interrogarnos sobre los estados de percepción de sus piezas. Por ejemplo, en S.T. VI 2016, la caja deja de ser caja al ser desdoblada, y pasa a ser un cartón recortado de una cierta forma. Luego, el marco contribuye a que no sólo sea eso y, en cambio, pueda considerarse otra representación posible de una caja – como también lo podría ser “caja. Del lat. capsa. 1. f. Recipiente que, cubierto con una tapa suelta o unida… etc.” – adecuada al entorno en el que se ubica.

Irma Álvarez-Laviada. S.T. VI (Modalidades de lo visible), 2016 Caja de cartón, madera y metacrilato. 658 x 57,6 cm

Irma Álvarez-Laviada. S.T. VI (Modalidades de lo visible), 2016
Caja de cartón, madera y metacrilato. 658 x 57,6 cm

Camila Oliveira “está tranquila, bastante tranquila”. En torno a una docena de acrílicos sobre lienzo nos interpelan. Los colores son agradables “mira los colores que te rodean” y el tamaño considerable. Los rótulos en inglés versan sobre el cuerpo y el movimiento: “El sol brilla suavemente sobre ti”; “Estoy completamente relajada, mi espalda esta plana”; “Dejar de lado todas las tensiones”; “Estás relajada, te sientes bien” o simplemente “Relax”.
Como en precedentes muy anteriores de finales de los años 60, como Art & Language, y posteriores vinculaciones entre el arte conceptual y las palabras, éstas son aquí imágenes con autonomía propia. Las palabras, tan tan familiares en nuestro día a día, tienen que ser percibidas – y volvemos a los Modos de ver – como objetos que nos hablan, al igual que el propio lenguaje, del mundo.

Camila Oliveira Fairclough. I am Relaxed, 2016 Acrílico sobre lienzo. 81 x 65 cm

Camila Oliveira Fairclough. I am Relaxed, 2016
Acrílico sobre lienzo. 81 x 65 cm

Esta vez en BOILER ROOM encontramos a Clarence Guéna. Es su primera individual aquí, aunque no la primera vez que expone en Luis Adelantado. Anteriormente, en 2014, formó parte de la XVI Call, siendo el segundo artista de la convocatoria de ese año en acudir a BOILER ROOM (y esperemos que no sea el último). Hay elementos que se enlazan en la obra de Guéna, y que no son demasiado amigos en un principio: el escariado en resina, los tapices, el punto de cruz o la pintura. Pero más difícil todavía podría ser la tarea de aunar lo ornamental con “la crudeza del gesto”, y sin embargo lo consigue en su obra.

Recomendables propuestas, incluso si se hace todo este recorrido al revés. Una vez un crítico de arte me sugirió que la mejor manera de ver la galería era subir en ascensor hasta el último piso y bajar andando.

Ismael Teira

Clarence Guéna. Anganxada, 2016 Vista general

Clarence Guéna. Anganxada, 2016
Vista general

Los comentarios están cerrados.