#MAKMALibros #MAKMAEntrevistas | Manel Loureiro
‘La Puerta’, de Manel Loureiro
Editorial Planeta, 2020

Manel Loureiro (Pontevedra, 1975) pertenece al club de escritores privilegiados que pueden vivir exclusivamente de la literatura. Abogado mercantil de profesión, empezó a escribir un blog de literatura fantástica, ‘Apocalipsis Z’, publicado por Plaza y Janés, y en 2013 tuvo un extraordinario golpe de suerte cuando su novela ‘El último pasajero’ cruzó el charco y llegó a vender 200.000 ejemplares en Estados Unidos –donde solo el 3% de los autores editados son extranjeros–. Ahora, tras ‘Fulgor’ y ‘Veinte’, abandona lo fantástico para pasar al thriller con ‘La Puerta‘, un homenaje al lado esotérico, brumoso y mistérico de su Galicia natal.

¿Por qué este cambio de registro?: «Pienso que no hay que permanecer mucho tiempo seguido en una zona de confort, porque las rutinas representan la muerte de la creatividad. Hay que romper límites y desafiar a los lectores si no se quiere desperdiciar talento. Además, me tropecé, literalmente, con la puerta a la que hace referencia el título».

Manel Loureiro
Manel Loureiro. Foto: Ricardo Pérez.

Se refiere a la mítica ‘Portalén’, llamada también ‘Porta do Alén’ o ‘del Más Allá’, una construcción megalítica escenario de los ritos funerarios celtas en el monte Seixo. La aparición de un par de cadáveres en ese lugar desconcierta a los investigadores y será Raquel Colina, una agente de la Guardia Civil de ascendencia valenciana, quien deberá investigar el caso. Colina acaba de trasladarse desde Madrid a ese rincón perdido de Galicia con el objetivo de salvar la vida de su hijo afectado por un cáncer muy agresivo. Como la medicina convencional no puede curarle, en un intento desesperado acude a una menciñeira local que promete la sanación de todo el que pasa por sus manos.

Loureiro enfrenta el mundo racional con el sobrenatural situando la acción en enclaves como Arufa, Fosco o Viascón sin olvidar la Santa Compaña. «En la Galicia rural subsisten todavía valles frondosos donde las tradiciones y leyendas están muy presentes. Impregnan la base cultural, como ocurre en todo el frente atlántico, desde Gales a Irlanda y Escocia. Me pareció interesante incorporar todo ese patrimonio a un thriller, pues aporta un trasfondo intenso e inquietante».

No le incomoda que comparen ‘La Puerta’ con la ‘Trilogía del Baztán’, en la que Dolores Redondo recurre a una fórmula similar, entrelazando la intriga criminal con las tradiciones telúricas de su pueblo. «Sería un honor que me compararan con Redondo», afirma.

Literatura
Cubierta de ‘La Puerta’, de Manel Loureiro. Editorial Planeta.

Tampoco le ofende que etiqueten su obra como literatura de aeropuerto. «Tengo la firme convicción de que la función de la literatura es entretener al lector. Todavía más en estos momentos, cuando la realidad se ha vuelto tan áspera y desasosegante que hace falta plantear otro tipo de evasión».

El escritor gallego es muy consciente de formar parte de ese club distinguido de autores que pueden dedicarse en exclusiva a escribir. «No seremos más que 100 o 150 en toda España, y es un club muy raro. Nadie sabe cómo se accede a él. Pero sí tengo claro que la fórmula del éxito está compuesta por un 70% de trabajo, un 20% de talento y un 10% de suerte. Si no se dan esos tres elementos es imposible llegar al lector». 

Extrovertido y locuaz, Loureiro rompe los esquemas del escritor ensimismado en su mundo y encerrado en una torre de marfil. «Creo que, en parte, me viene por haber ejercido la abogacía, en la que hay que saber aturdir al juez con tu verborrea», bromea. «Y supongo que también por carácter. Me gusta salir al exterior y encontrar formas creativas de romperme la crisma. Hay que rellenar el pozo de ideas para que no se acabe secando».

En su oficio combina el modelo ‘mapa’ con el ‘brújula’. «Me gusta tener un plan rudimentario, saber cómo empieza y acaba la historia pero a veces los personajes te llevan a un sitio no previsto y hay que dejarse llevar y aceptar los cambios».

‘Rebelión en la granja’ o ‘El señor de las moscas’ son dos títulos que marcaron su infancia y adolescencia, dejando profunda huella en su afán de contar historias. Es admirador de Stephen King, Koontz, Baker, Julio Verne, Javier Sierra y Gómez-Jurado, entre otros autores. Se jacta de escribir solo lo que le apetece y no piensa renunciar a ese placer.

Manel Loureiro, con su libro ‘La Puerta’. Foto: Ricardo Pérez.

Bel Carrasco

Bel Carrasco

Bel Carrasco

Colaboradora de MAKMA
Escritora, cronista de cultura y de lo que se tercie. Andarina pertinaz, devota del silencio, aquadicta y amante de los gatos.
Bel Carrasco