¡Madre mía! Padre no hay más que uno

Padre no hay más que uno, de Santiago Segura 
Cines Kinépolis Heron City
Avenida de Francisco Tomás Valiente, s/n. Paterna (Valencia)
Martes 23 de julio de 2019

‘Padre no hay más que uno’ se estrena el 1 de agosto en cines, pero algunos privilegiados pudieron visionarla el 23 de julio en los Cines Kinépolis de Paterna (Valencia) debido al pase que se realizó esa tarde, con la presencia de Santiago Segura como protagonista. 

Este filme es una creación propia, en cuatro ámbitos distintos (dirección, producción, guión e interpretación), aunque está basada en dos películas, por lo que se podría considerar un remake de dos remakes, valga la redundancia.

Fotograma de ‘Padre no hay más que uno’, de Santiago Segura.

Las películas a las que nos referimos son ‘Mi familia italiana’’, de la directora Cristina Comencini, con la participación de la actriz española Marisa Paredes (‘La vida es bella’, ‘La piel que habito’, ‘Todo sobre mi madre’), y ‘Mamá se fue de viaje’’, de Ariel Winograd, con Diego Peretti como protagonista (con quien justamente trabajó Segura en 2017 como actor, en la película ‘Casi leyendas’’, de Gabriel Nesci).

‘Padre no hay más que uno’ no tiene una trama argumental concreta, sino más bien anécdotas cotidianas, tal y como apuntó Santiago Segura, que se refirió a ello como “motivo por el que pienso que puede tener éxito’’. 

Fotograma de ‘Padre no hay más que uno’, de Santiago Segura.

El director, guionista y productor madrileño piensa que, aunque esta película sea para todas las edades, muestra situaciones y trata temas que afectan a la juventud actual. Baste un solo ejemplo: en una de las escenas de la película, su único hijo varón confiesa a su padre (Santiago Segura) que le gusta un chico de su clase, aclarándole, además, que es por ello por lo que a veces se pelean. Cuando parece que su padre le vaya a contestar de forma un tanto homófoba, la frase que escucha el espectador es: “Muy mal, hijo, muy mal, eso no, ¿eh? -pausa- No tienes que pegar a nadie’’.

Santiago Segura tiene clara su función: encontrar a alguien con quien pueda compartir y comprender su sentido del humor, un feedback de risas entre director – espectador. De hecho, sabe que mucha gente no ha sido partidaria del humor que hay en las películas de Torrente, pero, como él mismo dejó patente en la rueda de prensa, “hay una crítica social impresionante, al igual que en mi nueva película, como en las escenas donde meto con pinzas la comparación de dos hombres en la playa con Pajares y Esteso’’.

Fotograma de ‘Padre no hay más que uno’, de Santiago Segura.

En esta película, además, se ha podido contar con una actriz peruana, algo muy difícil, según expone el director y actor de Torrente: «No quería elegir a una actriz española y convertirla en peruana, sino que la mismísima Wendy Ramos protagonizase el papel de asistenta de la casa’’.

Esta nueva película de Santiago Segura es una comedia romántica actualizada que tiene que ver con temas muy candentes como el feminismo, la homosexualidad o la educación. Pero no solo eso, cualquier persona del rango de edad que se trate, se puede sentir identificada, porque al fin y al cabo te quieres a ti mismo cuando el entorno te machaca: “Los mensajes, con vaselina; el adoctrinamiento, fuera’’, subrayó Segura.

Fotograma de ‘Padre no hay más que uno’, de Santiago Segura.

“En esta película he querido juntar diversión, risa y entretenimiento y, además, hacerles un homenaje a esas madres que han trabajado sin nómina realizando un trabajo importantísimo y poco reconocido’’, declaró el director.

Santiago Segura acabó su rueda de prensa sosteniendo que le debe mucho como director a la ya extinta Ciudad de la Luz alicantina, y por tener como referencia indudable a Luis García Berlanga, rematándolo con este guiño: “Realmente le debo mucho, porque es en Valencia donde he disfrutado de la mejor horchata con fartones, concretamente en Alboraya’’.

Santiago Segura, tras la proyección de su película en los Cines Kinépolis de Valencia. Foto: Irene Valdés.

Irene Valdés

Los comentarios están cerrados.