Fotograma de '(Sin título) Máscara Humana', de Pierre Huyghe. Museo Guggenheim Bilbao.

Lo bello y lo triste de Máscara Humana

(Sin título) Máscara Humana, de Pierre Huyghe
(Untitled) Human Mask: Película en color, con sonido estéreo, 19 min.
Museo Guggenheim
Abandoibarra Etorbidea, 2. Bilbao
Hasta el 16 de junio de 2017

‘(Sin título) Máscara Humana’, la obra cinematográfica del creador interdisciplinar Pierre Huyghe, toma como referencia un breve video doméstico de youtube titulado ‘Fuku-chan monkey in wig mask, works restaurant!’ En él se muestra cómo un macaco disfrazado con una máscara blanca, semejante a las del teatro Noh, con peluca y con un vestido de niña, sirve las mesas para deleite y regocijo de los clientes del restaurante Kayabuky al norte de Tokyo. El restaurante, una tradicional casa de sake, emplea a dos monos, Yat-chan y Fuku-chan, como camareros, en concreto el macaco del vídeo es Fuku-chan. (https://www.youtube.com/watch?v=JzZz9geEBjo)

Pierre Huyghe, como ha declarado en varias entrevistas, quedó fascinado, tras ver el video, por el espíritu, la rareza y la ambigüedad de cómo los humanos y los animales se relacionaban. Gran parte de la obra de Huyghe está atravesada por una perspectiva biológica, antropológica y entomológica. De tal modo que sus representaciones artísticas, desde las instalaciones hasta sus exposiciones, se conforman como biotopos donde observar la estructura, el funcionamiento, la distribución y la relaciones entre los seres vivos que los habitan.

Fotograma de '(Sin título) Máscara Humana', de Pierre Huyghe. Museo Guggenheim Bilbao.

Fotograma de ‘(Sin título) Máscara Humana’, de Pierre Huyghe. Museo Guggenheim Bilbao.

En estos espacios, humanos, animales, plantas, etc… se presentan, se desplazan, como imágenes oníricas, a veces siniestras, con máscaras que aluden a la metamorfosis y al antropomorfismo. Sólo traer a colación algunas de sus obras, como son las películas: ‘Streamside day follies’ (2003) y ‘The host and the cloud’ (2010), donde humanos y animales están caracterizados por máscaras, y ‘A way in untitled’ (2012), donde una de las esculturas del jardín (Untitled. Liegender Frauenakt) es un cuerpo de mujer desnudo con una cabeza cubierta de avispas y hormigas, y un galgo, llamado Human, que deambula con una pata pintada de rosa. Un galgo que, al igual que en el video, deambuló, como si fuese un visitante más, por el Centro Pompidou en la  retrospectiva dedicada al artista en el  2013.

La fuerza de la obra de Pierre Huyghe, como sugiere Jean Baudrillard, surge de “haber comprendido …(que) las imágenes se han convertido en máscaras de una forma de ventrílocuo universal”. La máscara, como imagen o como reflejo del “otro” -animal o humano, real o ficticio-, es el artificio a través del cual este artista francés lleva cuestionando y reflexionando acerca de las ceremonias y rituales sociales, la repetición y la alienación de los modos de trabajo, los ciclos de la naturaleza, la complejidad de la inteligencia y comunicación no humana, tal y como declaran con unanimidad los críticos y comisarios de sus exposiciones.

Fotograma de '(Sin título) Máscara Humana', de Pierre Huyghe. Museo Guggenheim Bilbao.

Fotograma de ‘(Sin título) Máscara Humana’, de Pierre Huyghe. Museo Guggenheim Bilbao.

Esencia poética

‘(Sin título) Máscara humana’ no sólo tiene como referente de inspiración el video casero de youtube ‘Fuku-chan monkey in wig mask, works restaurant!’, tal y como ya hemos apuntado, sino que además establece relaciones intertextuales con él. La obra de Huyghe alude de manera explícita e implícita a elementos narrativos del texto de youtube: las acciones mostradas, el protagonista y su caracterización -el macaco Fuku-chan-, así como el espacio donde se ubica. Ahora bien, la película de Huyghe se eleva, a modo de asunción, por encima de esas reminiscencias narrativas.

La película ‘(Sin título) Máscara humana’ exhala una esencia poética que la hace digna de estar en la sala de un museo. Una esencia poética que proviene “no de la cosa presentada, sino de su representación”, tal y como el crítico cinematográfico André Bazin se preguntaba en su libro ‘¿Qué es el cine?’ Una representación que surge de la plástica de la imagen y de la metáfora creada por el  montaje.

‘Fuku-chan monkey in wig mask, works restaurant!’, el video de youtube, sólo presenta un suceso de la realidad, mientras que  ‘(Sin título) Máscara humana’ representa ese suceso ante la pantalla con vuelo estético. Un vuelo estético dibujado con el trazo, por una parte, de una cámara que se desliza sigilosamente tras los pasos abruptos y torpes del protagonista, Fuku-chan, y que se va deteniendo para no interferir en sus constantes y repetitivos movimientos, a la distancia prudente que cualquier biólogo mantendría ante la especie observada; por otra, de una iluminación acuosa y verdosa, con tonos claroscuros, que simula el escenario de un sucio acuario; y, por último, de un montaje visual y auditivo que evoca soledad, incertidumbre, melancolía,  miedo, desolación.

‘Lo bello y lo triste’, título de la novela del  escritor japonés y Premio Nobel de literatura Yasunari Kawabata, concentra de manera poética la esencia de la película de Pierre Huyghe. La belleza de las imágenes provoca un sentimiento siniestro al desvanecerse los límites entre lo humano y lo animal, entre lo real y lo ficticio, entre lo animado y lo inanimado. Todo se fusiona. La máscara, de teatro Noh, borra la animalidad de Fuku-chan. El espacio desolado del interior y el exterior del restaurante, a causa del terremoto de Fukushima, desvanece los límites de lo animado, de la realidad, para con-fundirse con lo inanimado, de la ficción.

'(Sin título) Máscara Humana', de Pierre Huyghe. Museo Guggenheim Bilbao.

‘(Sin título) Máscara Humana’, de Pierre Huyghe. Museo Guggenheim Bilbao.

Un sentimiento siniestro que, obviamente, connota cierta  melancolía.  Una tristeza que, al igual que la obra de Kawabata, perturba al hacer visible que la máscara humana no cubre la angustia de la vida. Un sentimiento que la obra de Pierre Huyghe concentra en el primer plano de los ojos de Fuku-chan que se atisban tras la máscara. La última imagen bella y triste de ‘(Sin título) Máscara Humana’.

Fotograma de '(Sin título) Máscara Humana', de Pierre Huyghe. Museo Guggenheim Bilbao.

Fotograma de ‘(Sin título) Máscara Humana’, de Pierre Huyghe. Museo Guggenheim Bilbao.

Begoña Siles

Los comentarios están cerrados.