Limbo económico en tres actos

Art al Quadrat. Limbo económico en tres actos
Espaivisor
C/ Carrasquer, 2. Valencia
Hasta el 5 de septiembre de 2014

Limbo económico en tres actos refleja cómo dentro del sistema capitalista se produce una inversión fallida de excedentes, lo que genera un limbo económico, a partir de tres historias personales correspondientes a diferentes generaciones y periodos de la historia reciente española.

Art al Quadrat. Limbo económico. El ahorro 2. Imagen cortesía de las artistas.

Art al Quadrat. Limbo económico. El ahorro 2. Imagen cortesía de las artistas.

PRIMER ACTO: EL AHORRO
La obra expone 7.719,50 pesetas, en billetes acuñados entre 1925 y 1936, ahorradas por una familia española, que se guardaron como un tesoro dentro de un saco de tela. Este dinero quedó sin valor con la irrupción de la dictadura franquista y el nuevo cambio de moneda. El periodo coincide con el final de la Guerra Civil, en la que muchos ciudadanos guardaron sus billetes usados en la República por si en algún momento volvían a tener valor.

SEGUNDO ACTO: TRIPLE INVERSIÓN
Por otra parte, en el segundo acto se muestra una triple inversión en el seno de nuestra propia familia, que realizó tres colecciones de sellos idénticos entre los años 1987 y 1998 de Filatelia Española: una para cada hija. La inversión se realizó pensando en que el dinero, excedente de lo ganado en la empresa familiar, tendría mayor valor en un futuro; sin embargo, la devaluación de estos sellos por la moda de las colecciones atesoradas por familias de clase trabajadora venidas a más, como en el caso de la nuestra, hace que con el paso de los años la colección no cueste más que el precio que cada sello representa, e incluso menos para los coleccionistas.

TERCER ACTO: AUTOINVERSIÓN
En el tercer acto, se habla de nuestra propia inversión en el trabajo artístico que realizamos y en el que utilizamos nuestros recursos económicos para invertirlos en nuestra obra.  Se muestra un cambio en el sentido de la inversión y la rentabilidad, sin olvidar el origen de la inversión en educación que nos dieron nuestros padres y los ahorros familiares que nos permitieron empezar a hacer obra. Pese a la poca rentabilidad, nos movemos entre la motivación y el convencimiento personal de que nuestra autoinversión va más allá de un limbo: representa una forma de vida.

Art al Quadrat. Limbo económico. Triple inversión. Colección 1, 2 y 3 del año 1996. Imagen cortesía de las artistas.

Art al Quadrat. Limbo económico. Triple inversión. Colección 1, 2 y 3 del año 1996. Imagen cortesía de las artistas.

Art al Quadrat, 2002 (Gema y Mònica del Rey Jordà, 1982). Son licenciadas en Bellas Artes y tituladas en el Máster en Producción Artística por la UPV. Han recibido diferentes becas de creación e investigación como la beca Habitat de Castellón (Ayuntamiento de Castellón, EACC) 2013-14 (G), la Cátedra Arte y Enfermedad 2013, la beca FPU 2008-12 (M) y la participación el II Encuentro de artistas nuevos de la Ciudad de la Cultura de Santiago de Compostela 2012, entre otras. Exponen individualmente en la Galería Coll Blanc de Culla en 2012, Sala La Llotgeta en Valencia, 2014, y Casa Elizalde en Barcelona, 2014. Destaca la participación colectiva en las exposiciones Becas Hábitat. EACC, 2014 (G). Empatía. Diálogos con y desde la enfermedad. Centro Párraga. Murcia 2014 y Cool Stories III con itinerancias en Swiss Architecture Museum Basel‘11  y Lincoln Center, Parsons School of Design New York‘11, entre otros.

Art al Quadrat. Limbo económico. El ahorro 3. Imagen cortesía de las artistas.

Art al Quadrat. Limbo económico. El ahorro 3. Imagen cortesía de las artistas.

Los comentarios están cerrados.