Las relaciones perceptivas del espacio visual

El doble de la mitad, de Rubén Ramos Balsa
El Museo de Arte Contemporáneo Gas Natural Fenosa (MAC)
Avenida de Arteixo, 171. A Coruña
Hasta el 30 de abril de 2017

El Museo de Arte Contemporáneo Gas Natural Fenosa (MAC) de A Coruña acoge la exposición ‘El doble de la mitad’ de Rubén Ramos Balsa (Santiago de Compostela, 1978). Este proyecto expositivo supone la primera presentación amplia de su trabajo en España y muestra cómo el propio avance de la tecnología y la búsqueda de nuevas formas de presentar las obras hacen que cada una de las piezas se encuentre en una constante evolución. Así, el artista cierra un tiempo de trabajo y presenta su primer proyecto de envergadura en una institución museística, además de ofrecer una visión retrospectiva de su trabajo desde sus inicios hasta la actualidad.

Quabit, de Rubén Ramos. Imagen cortesía del MAC.

Quabit, de Rubén Ramos. Imagen cortesía del MAC.

La muestra reúne un total de 60 obras, que constatan momentos irrepetibles y detenidos que pueden ser leídos como sencillos ejercicios de física o mecánica que cuestionan la percepción del espacio visual. Entre fotografías, vídeos, esculturas e instalaciones encontramos cinco grandes obras que el artista gallego ha modificado y adaptado específicamente para las salas del MAC, como La clase mar, Pies de plomo, On the Edge of Water o Soplar. La exposición, que estará abierta al público hasta el próximo 30 de abril de 2017, está comisariada por Juan de Nieves (A Coruña, 1964).

Rubén Ramos Balsa, formado en la Facultad de Bellas Artes de Pontevedra, vive y trabaja entre Galicia y Singapur. Tras su participación en el Pabellón de España en la Bienal de Venecia en el año 2007, su obra reclamó la atención internacional. A lo largo de su trayectoria, ha expuesto individualmente en la galería Fúcares de Madrid, Loop, 04 Barcelona, Galería Mario Sequeira de Portugal, Artificialimage Show de Berlín 2003, Kuopio Academy of Design and Crafts en Finlandia y ha participado en importantes exposiciones colectivas como la Bienal de Singapur, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, el MARCO de Vigo o el festival de fotografía PhotoEspaña.

Rubén Ramos en su exposición. Imagen cortesía del MAC.

Rubén Ramos en su exposición. Imagen cortesía del MAC.

El doble de la mitad

La organización y el diseño de la exhibición no se atiene a criterios formales ni cronológicos, sino que más bien responde al traslado de una forma de pensamiento que es, en definitiva, la que rige la manera en la que Ramos Balsa crea sus piezas, las interrelaciona y las modifica. Así, el conjunto de obras se concibe como un laboratorio abierto o un diagrama de espacios y vectores que circulan y se alimentan entre sí.

La naturaleza de cada obra, con independencia de su formato, se abre a una interpretación ampliada de manera que, por ejemplo, la fotografía puede remitir a una práctica performativa o la escultura a un ejercicio científico, y así sucesivamente. Este aspecto, relativiza y cuestiona el estatus cerrado de las piezas que por el contrario se definen más bien como estructuras abiertas o ensayos susceptibles a nuevas relaciones “familiares”.

El carácter retrospectivo de la exposición no se refiere tanto a la ubicación de una buena parte de la producción del artista (desde principios de los años 2000), sino a la puesta en escena de diferentes investigaciones que fluyen y se cruzan en un espacio dado, con el objetivo de tornar el espacio expositivo en un ámbito esencialmente experiencial.

Rubén Ramos.

Rubén Ramos. Imagen cortesía del MAC.

 

Los comentarios están cerrados.