Las fotografías alteradas de Paco Pomet

Un breve fulgor, de Paco Pomet
Galería My Name’s Lolita Art
C / Almadén,12. Madrid
Del 26 de enero, 2017, a marzo

En esta exposición, que se presenta en la galería My Name’s Lolita Art, Paco Pomet toma como punto de partida fotografías documentales de principios del siglo XX, sirviéndose de ellas para la realización de nuevas imágenes surgidas de su pincel y del subconsciente.

La fotografía escogida por el artista, durante su proceso creativo, sufre alteraciones e incluso algunas partes pueden ser cambiadas, ignoradas o sustituidas por elementos externos, ajenos o extraños al sentido “documental” del original. La obra resultante adopta un significado completamente nuevo e inesperado, que puede ser surreal, paradójico, humorístico, absurdo, misterioso, esperpéntico o incluso lírico. Es en gran medida tarea del espectador decidir qué es lo que acontece en las obras expuestas y clarificar el propósito de las escenas presentadas.

Obra de Paco Pomet. Imagen cortesía de My Name's Lolita Art.

Obra de Paco Pomet. Imagen cortesía de My Name’s Lolita Art.

Según el autor, “la sensación de extrañeza que a veces experimento cuando observo muchas de las escenas descritas en fotografías vintage se amplifica enormemente cuando añado cambios a la imagen original. Estos cambios pueden ser estructurales, tonales, compositivos o pueden consistir sencillamente en la sustitución, eliminación o adición de algún elemento, a veces muy pequeño, que desarma completamente la imagen originaria de la que parto para construir mis obras”.

Pomet trataría de desestabilizar y alterar el orden de los elementos que configuran la estructura de la escena, por lo que la imagen resultante nos provoca un nuevo orden visual. En definitiva, estaríamos hablando de la recreación de una nueva realidad (irreal) fruto del proceso creativo del artista.

Obra de Paco Pomet. Imagen cortesía de My Name's Lolita Art.

Babel, obra de Paco Pomet. Imagen cortesía de My Name’s Lolita Art.

Paco Pomet utiliza distintos procedimientos para construir sus utópicas iconografías. Sus métodos y recursos, así como la técnica empleada, varían en el contexto de la obra, dependiendo, en gran medida, de lo que sugieran las imágenes fotográficas originales.

Podríamos afirmar que hay en casi todas las obras reunidas en esta muestra un hilo conductor que las unifica y que, de alguna manera, las ilumina. Pequeños resplandores, brillos y colores extraños y fantasmales inundan casi la totalidad de las obras de esta exposición, y que nos alumbran desde sus pequeños y misteriosos mundos.

Asalto, obra de Paco Pomet. Imagen cortesía de My Name's Lolita Art.

Asalto, obra de Paco Pomet. Imagen cortesía de My Name’s Lolita Art.

Los comentarios están cerrados.