‘La Puerta’ o la difuminación entre verdad y mentira

‘La Puerta’, de Ana Ramón Rubio
Música: Don Joaquin
España. Julio 2020
WebSerie Instagram Story

La directora Ana Ramón Rubio (Valencia, 1985) nos atrajo con las webseries ‘Sin vida propia’ (2013-15) y ‘Todos queríamos matar al presidente’ (2017) y, además, con el documental ‘Almost Ghosts’ (2018) -piezas, todas ellas, premiadas en festivales nacionales e internacionales-. Y en este verano tan anómalo,  debido a la pandemia por el Covid 19, nos ha vuelto a seducir con ‘La Puerta’: una  webserie pensada para mostrarse en la red social  Instagram Story en tiempo real durante cinco  días -del 8 al 13  de julio-, que, en estos momentos, se puede seguir en el perfil de la directora https://www.instagram.com/anaramonrubio/

Cuando se ve una obra audiovisual de alguien al que reconoces su capaciad e innovación creativa, como sucede con Ana Ramón Rubio, la mirada se va a aquellos aspectos narrativos y estéticos en los cuales la directora ha colocado de nuevo todo su potencial expresivo. En ‘La Puerta’, la renovada cualidad narrativa y estética de Ramón Rubio se manifiesta en la  perfecta adaptación de las imágenes y la trama de esta historia de ciencia-ficción al medio de expresión utilizado como es Instagram Story.

Ana Ramón Rubio en una captura de la webserie ‘La Puerta’. Imagen cortesía de la autora.

“Llevo mucho rato pensando en si contar esto o no para Instagram”, con estas palabras de la protagonista (que es la propia directora), en un primer plano a la cámara del móvil, se inicia la serie ‘La Puerta’. Palabras e imágenes que dejan en evidencia la propuesta clara y fascinante de la directora por la actualidad reflexiva a la que convoca a los seguidores: la exposición narcisista de contarlo todo en las redes sociales, hasta romper los límites entre realidad y ficción.

“A veces nos olvidamos de vivir las cosas y estamos demasiado obsesionados con contar lo que estamos haciendo en cada momento, y eso es precisamente lo que hace la protagonista, estar toda la serie más pendiente de contarlo, que de vivirlo”, comenta Ramón Rubio.

Imagen de la webserie ‘La Puerta’, de Ana Ramón Rubio, por cortesía de la autora.

Esa necesidad de contar, de mostrarlo todo a través de las redes sociales, como le ocurre a la protagonista de ‘La Puerta’, lleva a los espectadores a cuestionar los límites entre la realidad y la ficción, y la diferencia entre la verdadero y lo falso. Una incertidumbre a la que estuvieron sometidos los 10.000 seguidores  de la instagranserie: ¿es verdad o mentira? ¿es ficción o realidad?, se preguntaron durante los cinco días de proyección.

La estructura narrativa y los elementos expresivos propios de las redes sociales de ‘La Puerta’ vacían de contenido la problemática de la verdad o la mentira, de la realidad o la ficción. El modo de representación de esta webserie excede al juego de simular la realidad, de suplantarla hasta llegar a la hiperrealidad de la que habla el filósofo Jean Baudrillard en su libro ‘Cultura y simulacro’.

Imagen de la webserie ‘La Puerta’, de Ana Ramón Rubio, por cortesía de la autora.

El debate sobre los límites entre realidad o ficción, verdad o falsedad, sugerido en los años setenta del siglo XX por los estructuralistas, está caduco ante los nuevos formatos de expresión generados por las tecnologías digitales.

En la narración de ‘La Puerta’, realidad y ficción se fusionan, al igual que el espacio y el tiempo de la historia se funde en dos universos paralelos. De este modo, los límites no sólo desaparecen, sino que se vacían de contenido y, por tanto, de sentido. Y ahí radica el interés de esta última pieza audiovisual de la directora Ana Ramón Rubio.

La mirada curiosa e innovadora de la directora, para indagar en los nuevos medios y formatos de expresión y formas narrativas, hacen que ‘La Puerta’ sea un relato propio del siglo XXI.

Ana Ramón Rubio en una imagen de la webserie ‘La Puerta’. Imagen cortesía de la autora.

Begoña Siles

Los comentarios están cerrados.