La colección expuesta, Arte Sonoro en España

Arte Sonoro en España (1961-2016).
Museu Fundación Juan March de Palma.
Carrer de Sant Miquel, 11, 07002 Palma, Illes Balears.
Hasta el 21 de mayo de 2016.

El Museu Fundación Juan March de Palma albergará el día 10 de febrero, unas Conversaciones radiofónicas sobre el sonido en el arte entre José Iges y José Luis Maire, artistas sonoros y comisarios invitados y los artistas Mikel Arce, José Manuel Berenguer, Peter Bosch & Simone Simons, Xabier Erkizia, Ramón González-Arroyo, Concha Jerez y Javier Maderuelo. 

Arte Sonoro en España (1961-2016)”, es el título que acoge esta tercera edición de la serie La colección expuesta, que ya albergó en los años anteriores otras exposiciones como «Nuevas incorporaciones (2013-2014)» y «El museo en el museo (2014-2015)», un tipo de exposiciones cuyas obras ocupan los espacios del museo dedicados a exhibir habitualmente las obras de la colección, conviviendo así con ellas.

La entrada del así llamado «arte sonoro» en los museos supone la apertura de una novedad en espacios que se han mantenido más o menos inalterados, en términos visuales, hasta casi los años sesenta del siglo pasado. Y, al igual que en el caso de la musealización del videoarte, también el sonido y su exposición presentan verdaderos desafíos para los ámbitos tradicionales del arte, que han debido plantearse cómo «afinar», parafraseando el célebre » The Tuning of the World» de R. Murray Schafer, sus espacios de colección y exposición. Porque cuando aquello a exponer es el sonido como tal y no simplemente la instalación con sonido, la música interpretada o la música experimental, tanto la determinación y elección de las obras como el tratamiento de los espacios donde tienen lugar las prácticas sonoras deben fundamentarse en un concepto sonoro distinto al definido por la ciencia acústica o por la musicología.

 Instalación sonora, Mikel Arce 2004. Cortesía del artista.

Instalación sonora, Mikel Arce 2004. Cortesía del artista.

En las tres últimas décadas, el sonido presentado, usado, evocado o articulado en el medio artístico ha confluido en el aglutinante anglosajón «Sound Art» encontrando también su paralelo en lengua germánica «Klangkunst», pero con un significado algo distinto, y el así llamado «arte sonoro» ha ido consolidándose casi como una nueva categoría artística, gracias a exposiciones monográficas en museos y galerías, a la aparición de bibliografía especializada, el desarrollo de estudios específicos en el ámbito académico y la aparición de nuevas disciplinas relacionadas con el arte sonoro, como los llamados Sound Studies, la réplica sonora a los relativamente recientes Visual Studies.

En proporción, la atención que se le ha prestado al arte sonoro en España y en todo el mundo, tanto desde el punto de vista del coleccionismo como desde el expositivo, es aún escasa captando de forma manifiesta la plástica, el arte conceptual y el videoarte la atención de las instituciones, y por ende su favor. Por otro lado eventos como Los Encuentros de Pamplona de 1972, algunas exposiciones recientes o fenómenos como el pionero programa de radio Ars Sonora, dirigido hasta 2008 por José Iges o publicaciones como MASE, en sus ediciones de 2006 y 2014, o La mosca tras la oreja, de Llorenç Barber, atestiguan cierto interés por el sonido en el arte.

Los comentarios están cerrados.