La casa de Bernarda Alba
‘La casa de Bernarda Alba’, de Federico García Lorca
Dirigida por Antonio Valls
Con Ivana Burigotto, Antonia Ricart, Julia Coira, Ibai Salvador, Lola Cots, Ada Mar, Rubí Ramírez, Laura Luna, Elsa Moreno, Benja Cebrián, Loreto Crespo, Sandra Guasp y Antonio Valls
Compañía Totart TA3
Teatro Flumen
Gregori Gea 15, València
Jueves 21 de enero a las 20:00

El jueves 21 de enero, a las 20:00, tenemos una cita en el Teatro Flumen para ver ‘La casa de Bernarda Alba’, mítica obra de Federico García Lorca en manos de la compañía Totart TA3. Un retorno a los clásicos y, con ello, a la memoria. El encierro, los secretos, los gritos y el silencio irrumpen en el corazón de los espectadores, para trasladarlos de la monótona realidad a esta tormenta que se sucede dentro de cuatro paredes.

Totart, además de compañía, es una academia de artes escénicas y cine, fundada en 2003 y ubicada en el centro de València. Así, con la unión del formato más profesional y la formación actoral que ofrecen, proponen “crear en València un espacio multidisciplinar donde alumnos y alumnas formados puedan exponerse al público”, nos explica Antonio Valls, fundador y director.

La frescura de sus producciones se encuentra en la implicación y el compromiso de ese elenco que busca ocupar su lugar en los escenarios. No obstante, para algunos montajes, como es el caso de ‘La casa de Bernarda Alba’, el trabajo con alumnos y alumnas de la escuela se complementa con la participación de profesionales del teatro escogidos mediante casting.

La casa de Bernarda Alba
Un instante de ‘La casa de Bernarda Alba’. Fotografía cortesía de TA3.

En 2013 ya se aventuró a dirigir ‘La casa de Bernarda Alba’. “Me apetecía retomarlo con cambios dentro del propio montaje, con elenco profesional”. Además, considera que, aunque la cuestión feminista sea un tema candente en la actualidad, “hay que seguir insistiendo en su libertad y no en su encierro, como vemos en esta obra”.

Desde 1936, año en que fue escrita la obra, los avances sociales son, indiscutiblemente, notorios; pese a esto, que el texto lorquiano nos siga pareciendo de actualidad, que sigamos viendo reflejada la situación de muchas mujeres a día de hoy, nos demuestra que a la lucha feminista aún le queda mucho camino y nuestro deber es reivindicarla.

La intención de esta producción no es otra que “recrear lo que Lorca escribió”, desde la máxima fidelidad al texto y a su autoría. Sin embargo, encontramos algunas innovaciones en el montaje escénico. Entre ellas, la más destacable, la presencia de una bailaora que abre el primer y segundo acto: “sacude sus zapatos contra las tablas, recordándonos las balas, el ruido de la munición espoleando a todos los muertos víctimas de la guerra, pero siempre como si de un fantasma se tratara”. También la presencia del cajón flamenco, tocado por las mismas hijas de Bernarda, “nos adentra mucho más en la situación de un pueblo rural andaluz”.

La obra que se presenta en el Teatro Flumen ya tuvo su debido estreno en octubre de 2019 en la Sala Off, escenario al que volvieron en enero de 2020. Después, la pandemia pausó el buen camino que llevaba la producción. Ahora, más de un año después, forma parte del ciclo de compañías valencianas organizado por el Flumen.

La perspectiva de futuro de este montaje de Totart TA3 es poder rodarlo por los pueblos y teatros de la Comunidad Valenciana, así como de toda España. Van a luchar por conseguirlo, mas Antonio Valls afirma que es una tarea complicada: “Debería haber circuitos rotatorios para que las compañías puedan actuar en los teatros públicos y no solo en espacios alternativos”.

Alguna vez hemos escuchado que los clásicos son clásicos porque son atemporales. Esto nos recuerda que la historia es cíclica, que la locura del Quijote la seguimos sintiendo, como seguimos viviendo el encierro de las hijas de Bernarda Alba. Volver a los clásicos es retomar la memoria para aprender a lidiar con estas emociones históricas.

Ojalá llegue el momento en que una mujer sin libertad sea casi un ser mitológico del pasado. Pero no es el caso. Totart TA3 ha venido a emocionarnos y a hacernos pensar. Al grito de “¡Silencio!”, Bernarda nos deja con un nudo en la garganta.

Elsa Moreno

Artículos relacionados
Enric Banyuls
Enric Banyuls, la pintura silente como acto de resistencia

La Fundación Chirivella Soriano, en colaboración con el Consorci de Museus, muestra la obra de Enric Banyuls, elocuentemente reunida bajo Leer

Patrimonio industrial
El patrimonio industrial cobra voz en el IVAM

Lorenzo Sandoval y Tono Vizcaíno reúnen sonidos, imágenes, vídeos, música, piezas de arte y documentos para establecer una lectura abierta Leer

Desde la abstracción
Desde la abstracción: una revisión de la realidad desde el confinamiento

Cristina Alabau, Raquel Garín, Isabel Gutiérrez, Rodrigo Sancho y María Angélica Viso muestran en la galería Alba Cabrera de València Leer

Iria Márquez
Iria Márquez: «Los migrantes viven con el ‘cuerpo partido’»

La Sala Russafa de València acoge, hasta el 9 de mayo, 'Un lugar de partida', pieza teatral de autoficción en Leer