‘Federico’, de Ilu Ros
Editorial Lumen, 2021

Algunas contadas personas irradian tanta luz en vida que siguen brillando después de muertas. Federico García Lorca es un claro ejemplo. El fulgor que su figura proyecta perdura y cada cierto tiempo nos deslumbra. En este inicio de década lo hace por obra y gracia de una mujer murciana, muleña por más señas, bautizada Resurrección, aunque desde niña la llaman Ilu.

Se trata de Ilu Ros, dibujante y narradora, que ha alcanzado un gran éxito con ‘Federico’, un libro gráfico editado por Lumen, que recrea el universo de García Lorca, fusionando voces y palabras pretéritas con sus expresivos y personalísimos dibujos. Ros se consagró el pasado año con ‘Cosas nuestras’ (Lumen), un diálogo con su abuela sobre referentes musicales, seleccionado para representar la sección española de la Bienal de Ilustración de Bratislava 2021.

En ‘Federico’ sus textos y personales dibujos plasman los testimonios de quienes conocieron a Federico García Lorca, desde su familia más cercana hasta la legión de amigos y amigas que lo frecuentaron en sus años granadinos, en las juergas líricas de la Residencia de Estudiantes o a lo largo de su intensa vida literaria. También la voz del poeta, la del dramaturgo, la del conferenciante, la del hijo, del hermano y del amante enamorado.

Ilustración del libro ‘Federico’, de Ilu Ros, por cortesía de la autora.

«El éxito del libro me ha sorprendido porque hoy existen muchos grandes ilustradores y es difícil destacar», reconoce Ros, que  durante más de un año se entregó en cuerpo y alma a este monumento gráfico al poeta granadino. «He sentido un gran peso al escribir sobre García Lorca del que tanto se ha dicho. Al final elegí el punto de vista de una admiradora incondicional, que es lo que soy. He intentado captar eso que tenía que nos sigue emocionando. He cedido la voz a sus hermanos, sus amigos, sus vecinas, las muchas personas que lo conocieron y me he dejado llevar por las palabras, escritas y pronunciadas, de todas esas personas, y por las del mismo Federico. Leerlas, escucharlas y hacerme un esbozo propio de quién era él, lo que significaba para los que lo rodeaban y lo que ha significado después para el mundo».

Todos los testimonios sobre García Lorca coinciden en describirlo como un ser humano brillante, excesivo, desbordante, centro de atención de todas las reuniones. Poseía una aura personal tan intensa que creaba en torno su propia atmósfera. ‘No hace frío ni calor: hace Federico’.

«Mientras trabajaba en este libro, pocos sabían en qué consistía el proyecto que tenía entre manos, y al nombrarle el título, Federico, preguntaban: ¿Qué Federico?. ¿Cómo que qué Federico? Federico solo hay uno. Así lo llamaban su nodriza La Colorina, su familia cercana y sus colegas y amigos. Él prefería que lo llamaran por su nombre propio que por los apellidos».

Ilustración de Ilu Ros, en el libro gráfico ‘Federico’, por cortesía de la autora.

Ros destaca la profunda comprensión que tenía Federico de la mujer rural de su tiempo, de las duras condiciones de sus vidas consagradas al trabajo y a la crianza de los hijos, que reflejó en algunas de sus obras. Entre los distintos momentos cruciales de su corta pero intensa existencia, destaca la temporada que pasó en la Residencia de Estudiantes, retroalimentando su talento con el de otros grandes artistas como Dalí o Buñuel. Confía en que alguna vez aparezca alguna grabación de su voz rota y rica en matices. «Es posible que ocurra, pues recitaba su obra en emisoras de radio de Argentina», comenta. «No es descabellado pensar que se recupere como ocurrió con la voz de Frida Khalo».

Embebida y embelesada por la figura de Federico, Ros se ha permitido soñar y «eso me ha llevado a fantasear sobre cómo fueron algunas cosas, a ficcionar un poco lo que he leído sobre él, a imaginar cómo caminaba de niño, a preguntarme qué veía en los caracoles, en las plantas, en las gentes que tanto le atraían. La noche que mataron a Federico García Lorca no había luna. Yo, que capitaneo este libro, me he permitido dibujársela, porque el colmo de aquella monstruosidad es que ni siquiera ella estuviera para acompañarlo».

Ilustración de Ilu Ros, en el libro gráfico ‘Federico’, por cortesía de la autora.

Ilu Ros nació en Mula (Murcia), en 1985. Licenciada en Bellas Artes y Comunicación Audiovisual por la Universidad de Granada, no contempló la posibilidad de dedicarse al dibujo y la ilustración hasta que se fue a vivir a Londres, en 2011. Allí encontró inspiración en lo cotidiano, las ciudades que visita, las personas que la rodean y las historias que le cuentan, los libros, las películas, los viajes en tren, la música que escucha…

Le gusta buscar en las pequeñas cosas algo nuevo (o no tan nuevo) que contar. Ha expuesto en la Galería Miscelanea de Barcelona y ha sido finalista del Poster Prize for Illustration, premio concedido por la Association of Illustrators y el London Transport Museum de Londres. En 2018, publicó su primer libro, ‘Hey Sky, I’m on my Way: A Book About Influential Women’ (Nueva York, Lit Riot Press).

Ilu Ros. Fotografía: Jairo Vargas.

Bel Carrasco

Artículos relacionados
CCCC MUSIC LAB
CCCC Music Lab. Incubadora de talento emergente musical

CCCC Music Lab, es un programa que se centra en la selección de 6 proyectos que dará inicio a una Leer

Raúl Bartleby
Raúl Bartleby: El escritor y sus fantasmas

Raúl Bartleby, tras la publicación de su primer libro 'Sacudido por la existencia', vuelve a la carga con 'El precio Leer

sagunt a escena
Sagunt a Escena: ‘Edipo’ y ‘Clitemnestra’, en los locos años 20

Sagunt a Escena, ahora con Inma Expósito como directora sustituyendo a Juan Vicente Martínez Luciano, inaugura su festival con ‘Los Leer

Michael Jackson
Michael Jackson revive en el ‘relevante’ Olympia

El Teatro Olympia, que será declarado Bien de Relevancia Local por el Ayuntamiento de València, cierra esta última semana de Leer