Historias de soledad a los Goya

Graffiti, de Lluís Quilez, y ‘Oa’, de Jaime Maestro
Cortometrajes preseleccionados a los Premios Goya
Presentados en la Filmoteca de Valencia
Martes 29 de noviembre de 2016

“Yo he visto similitudes entre ambos cortos”, señaló Carlos Escutia, productor de ‘Oa’, la película de animación dirigida por Jaime Maestro, presentada en La Filmoteca de Valencia junto a ‘Graffiti’, de Lluís Quilez. Y las había. “A nivel narrativo”, precisó Escutia. Se trata de dos películas preseleccionadas a los Goya en los apartados de animación y de ciencia ficción, respectivamente, que muestran universos apocalípticos. En el caso de ‘Graffiti’, abiertamente apocalíptico, más atenuado en el de ‘Oa’, pero igualmente escorado hacia la desolación del mundo.

Casualidad o no, lo cierto es que la tendencia a mostrar la vida de nuestra especie amenazada por fuerzas extrañas constituye un rasgo temático a tener en cuenta. Que es lo que hacen Maestro y Quilez, centrando su atención en historias de soledad que buscan un hueco en los próximos Premios Goya de la Academia del Cine Español. Para ello, ya han superado una primera criba, que les otorga el honor de estar entre las 15 películas de ficción y las 10 de animación preseleccionadas, de entre más de 500 trabajos presentados.

Fotograma de 'Graffiti', de Lluís Quilez, preseleccionado a los Premios Goya.

Fotograma de ‘Graffiti’, de Lluís Quilez, preseleccionado a los Premios Goya.

‘Graffiti’, cuyo productor Cristian Guijarro reveló un coste cercano a los 100.000 euros, parte de los cuales corresponde a las ayudas a la producción de CulturArts, se rodó en Pripyat, la ciudad fantasma cercana a Chernobyl. “Estaba enamorado de ese lugar”, explicó Quilez, que pudo desplazar un pequeño equipo hasta allí una vez superados los problemas de radicación que impedían su ocupación. “Quería mostrar cierto universo pos apocalíptico para contar una historia de amor entre dos personajes, pero que sólo apareciera uno”.

Edgar (Oriol Pla) deambula entre pabellones industriales vacíos y nevados “siete años después del incidente”, así arranca la película. Un incidente que le ha dejado solo en medio de la nada, hasta que cierta misteriosa mujer se comunica con él por medio de graffitis. “Me apetecía contar una historia de amor contemporánea, a base de esos mensajes cortos tan propios de las redes sociales en busca de pareja”, apuntó Quilez, quien abundó en la idea de “soledad” e “imaginación” para explicar ese amor en medio de un universo apocalíptico. Algunos interiores fueron rodados en localizaciones de Alzira y Sagunto, de ahí la importancia del equipo artístico a la hora de ligar todas las escenas.

Fotograma de 'Oa', de Jaime Maestro, preseleccionado a los Premios Goya.

Fotograma de ‘Oa’, de Jaime Maestro, preseleccionado a los Premios Goya.

‘Oa’, aunque muestra igualmente un paisaje desolado y frío, se va escorando hacia otro lugar. “Más allá de la desolación, habla de los sacrificios para lograr lo que uno desea”, señaló Maestro. Realizado “sin ánimo de lucro” por alumnos de la escuela Primer Frame y, en este sentido, de coste cero, se presenta a los Goya con la intención de seguir abriéndose camino. “Si el cine español es el patito feo del cine, el cortometraje lo es más todavía y el de animación es el patito feo del patito feo”, exclamó Maestro.

Ambientada en Mongolia (“hubo que hacer un importante trabajo de investigación”), la historia de ‘Oa’ es “un viaje iniciático hacia la madurez”, subrayó su director, quien alabó el “esfuerzo casi titánico” de los alumnos por sacar adelante su propuesta. Una estrella fugaz servirá de guía a los dos aislados protagonistas de la trama. “Es el momento memorable a partir del cual se desarrolla el resto de la historia”, comentó Maestro.

José Luis Moreno, director adjunto del IVAC, resaltó que otras 15 producciones valencianas compiten por alcanzar las nominaciones a los Goya, cuyos académicos votarán en las próximas semanas los finalmente candidatos a los premios. El Institut Valencià de Cultura ha enviado a todos los académicos los trabajos valencianos, facilitando así su visionado. Es lo que corresponde a una institución pública que busca un retorno a su inversión. “Hacemos lo que podemos”, concluyó Guijarro, en relación con su camino a los Goya, haciéndose eco del sentir general.

Fotograma de 'Graffiti', de Lluís Quilez.

Fotograma de ‘Graffiti’, de Lluís Quilez.

Salva Torres

Los comentarios están cerrados.