Feria del Libro

#MAKMALibros
56 edición de la Fira del Llibre de València
Jardines de Viveros
Carrer de Cavanilles 1, València
Del 14 al 24 de octubre de 2021

Hojas secas en vez de brotes verdes. Árboles desnudos en vez de ramas cuajadas de flores. Chaquetas y jerseys en vez de camisetas de manga corta. El cambio de fechas de la 56 edición de la Fira del Llibre, que pasa de las tradicionales semanas de abril a la segunda quincena de octubre entrado ya el otoño, marcará el desarrollo del evento.

Se espera que las tardes más cortas y frescas retraigan a los visitantes vespertinos, que suelen ser los más compradores y también se hará notar la falta de ese pletórico Día del Trabajo, agua de mayo para librerías y editoriales. «Pensamos en principio celebrarla las primeras semanas de octubre para tener dos días festivos, el 9 y el 12, pero debido a la campaña del libro de texto no fue posible», dice Juan Pedro Font de Mora, presidente del Gremio de Libreros desde julio de 2020.

Con 83 casetas en vez de las 105 de la edición de 2019 y un aforo todavía por determinar, los libreros son conscientes de que habrá menos beneficios. Pese a ello están muy ilusionados, afectados por una especie de virus benéfico y saludable mucho más contagioso que el de la covid. «Es muy importante hacer esta feria y hay muchas ganas de hacerla», afirma Font de Mora.

«Es un escaparate para las librerías, una plataforma para los libreros y una forma de hacer visibles muchos títulos eclipsados por los superventas. También es una fiesta para todos los ciudadanos que podrán participar en múltiples actividades. Este año vamos a potenciar las actuaciones musicales en directo por las tardes para que sirvan de reclamo. Habrá un programa de conciertos de autores e intérpretes valencianos». 

Durante los días feriados, las librerías obtienen un 15 % de sus ingresos anuales, de ahí la importancia del evento y el consiguiente tira y afloja mantenido con el Ayuntamiento para que la inevitable limitación de aforo no represente una debacle económica. En los certámenes anteriores a la pandemia se contabilizaban unos dos mil asistentes en días laborables y tres mil en los festivos. «Los libreros y lectores somos responsables y cumplimos las normas», arguye Font de Mora. «En Madrid la gente aguantó colas de dos horas y media para acceder al Retiro, pero esperamos que aquí el tránsito sea más fluido».

Afluencia de público en una de las ediciones de la Fira del Llibre de València, por cortesía de la organización.

El balance de los últimos meses deja un saldo agridulce. «El año de la covid fue bueno para las librerías de barrio y de los pueblos», explica Font de Mora. «Las restricciones en el ocio hicieron aumentar las ganas de lectura y las ventas en general, aunque no en librerías especializadas como la mía, Railowsky, a la que muchos clientes vienen desde fuera de Valencia. Lógicamente, tampoco hubo salidas a eventos librescos en otras localidades».

Según datos recientes, el primer semestre de 2021 se produjo un incremento del 17 % en la venta de libros. «Por desgracia no es un dato positivo ya que la mayoría corresponde a las plataformas online como Amazon. Habrá que esperar a fin de año para hacerse una idea global, aunque temo que la cifra bajará un poco al acabar las restricciones, toques de queda y demás».

El jueves 14 de octubre, la escritora Julia Navarro inaugurará esta edición que se prolongará hasta el día 24, en la que se recupera el contacto directo con el público, con presentaciones de libros y presencia de numerosos autores que firmarán sus obras. Navarro acaba de lanzar su última novela que encabeza la lista de best sellers, ‘De ninguna parte’, un relato de largo aliento sobre el desarraigo, el fanatismo y el choque cultural entre Oriente y Occidente.

Otra de las actividades son los Clubes de Lectura coordinados por Carmen Navarro. El primero, el sábado 16 a las 19:00, dedicado a ‘Noruega’, la novela revelación en valenciano de Rafa Lahuerta, un canto de amor a la ciudad del Turia; el segundo, el lunes 18 a las 18:00, sobre el último Premio Nadal, ‘Los lunes nos querrán’, de la escritora de origen marroquí Najat El Hachmi, relato de la búsqueda de la libertad de dos mujeres en un barrio que condiciona sus vidas y les impide alcanzar sus sueños.

La poeta y novelista Gioconda Belli estará en la 56 Fira del Llibre de València. Imagen cortesía de la organización.

Es la primera feria liderada por alguien que como librero veterano ha vivido intensamente y en primera línea las sucesivas edicones a lo largo de los últimos años. Juan Pedro Font de Mora puede considerarse una especie de último mohicano en su oficio. No solo por su largo recorrido –lleva ya 36 años al frente de Railowsky–, sino también porque su estilo personal representa un modelo único, tal vez en fase de extinción.

Un estilo presidido por el factor humano, pues las relaciones que entabla van más allá de las que existen entre un comerciante y sus clientes para convertirse en lazos de afecto y amistad. Complicidad y compañerismo en aficiones comunes, sobre todo en torno a la fotografía, pero también a la imagen, el diseño, y las bellas artes en general. La sala anexa a su librería en la calle Grabador Esteve es una cita obligada para los amantes de estas disciplinas, un espacio donde sólo se exhiben obras acreditadas con denominación de origen.

Font de Mora es paradigma de una forma poco común de resiliencia. Casi cuatro décadas al frente de Railowsky, foco y foro de animación artística y cultural, y dice bromeando que se lo plantea como una maratón y piensa aguantar hasta los 42 kilométricos años. Trayecto profesional de largo recorrido. Cuando llegue el día de su jubilación, dejará un gran vacío en la vida cultural de València, pero seguro que sabrá colmar su espacio privado con libros, buenos amigos y tal vez otros proyectos. De momento le ha tocado ejercer el papel de hierofante en este complicado año de transición para sus colegas y su profesión. Y al verlo en acción es indudable que disfruta el reto.

Cartel de la 56 Fira del Llibre de València.
Bel Carrasco

Bel Carrasco

Colaboradora de MAKMA
Escritora, cronista de cultura y de lo que se tercie. Andarina pertinaz, devota del silencio, aquadicta y amante de los gatos.
Bel Carrasco