Paco

El dibujante animalista

Paco Catalán
Premio Capital Animal
Centre del Carme
Hasta enero de 2018

Muchas personas empatizan con los sufrimientos que  padecen los animales, pero muy pocas consiguen transformar esos sentimientos en arte y trasmitirlos así a los demás. Paco Catalán es una de ellas. Este valenciano de Ayora, profesor Dibujo de Enseñanza Media jubilado, lleva toda su vida en esa tarea, y desde 2013 sus viñetas animalistas difundidas por las redes sociales lo acreditan como un ferviente defensor de los animales. Participó en Madrid Capital Animal y una selección de sus obras, 240 viñetas,  ocupa lugar de honor en la exposición València Capital Animal que se celebra en el Centro del Carmen hasta principios de enero de 2018. Su trayectoria ha sido reconocida con un premio que lleva ese nombre, Capital Animal.

Paco Catalán. Imagen cortesía del autor.

Paco Catalán. Imagen cortesía del autor.

¿Por qué empezó a publicar sus viñetas animalistas en las redes sociales?

Las dibujaba hace muchos años sólo para los amigos porque me sirven de desahogo de la rabia y la impotencia que sufro ante la crueldad con la que se trata a los animales. En un momento de enfado se me ocurrió difundir una por internet y me asombró la repercusión que tuvo.  Descubrí la enorme capacidad de las redes sociales para llegar a la gente y desde hace unos cuatro años no he dejado de colgar una viñeta a diario, hasta superar las 4.000. Esa insistencia ha hecho que tenga muchos seguidores en todo el mundo, algo increíble que me sorprende. Procuro que la mayoría sean sin texto, precisamente para que se entiendan en todas partes. Las que llevan texto se traducen hasta al bielorruso.

¿Ya ha completado un ciclo o queda mucho por hacer?

A pesar de que algo está cambiando y para bien, mi sentimiento es de frustración, porque hay que luchar en una batalla muy desigual. De todas formas soy optimista de cara al ser humano del futuro y a su relación con los animales. Mis dibujos son un grano de arena, un activismo personal que pienso continuar hasta el final. No puedo perder el tiempo, porque el sufrimiento de los animales es continuo. He de dibujar cosas que la sociedad  desconoce porque se ocultan o porque se ignoran. Hemos de poner voz a los animales e intentar paliar su sufrimiento.

¿Qué técnica utiliza en sus dibujos?

Son de un estilo clásico y figurativo porque quiero que se entiendan bien y lleguen a todos. Están coloreados con acuarela, que me encanta por su transparencia y su diafanidad. Son esquemáticos y el color suave tiene el objetivo de atenuar un poco la crudeza de los mensajes, además quiero llegar a los más pequeños que son el futuro y la esperanza. Me consta que son utilizados por profesores de institutos y colegios. El mensaje ha de ser claro y directo.

Paco Catalán. Imagen cortesía del autor

Obra de Paco Catalán. Imagen cortesía del autor

¿Qué ha significado para usted participar en Valencia Capital Animal y el premio que te han concedido?

Muchas personas lo merecen más que yo por ser verdaderos luchadores y activistas en favor de las criaturas inocentes, pero  me hace ilusión y lo agradezco de corazón. Le ofrecería gustoso mi premio a todas esas personas que cuidan con todo el amor del mundo a colonias de gatos sin ninguna ayuda y con la incomprensión de la sociedad, a los que rescatan perros, a los que se oponen con toda su alma a la tauromaquia. Siempre desde el respeto y la no violencia como lo hacen.

¿De todas las barbaridades que se hacen con los animales, cuáles son las que más le mortifican?

Lo que más me duele es ese mundo desconocido y sórdido de los animales usados en experimentación. Me destroza el alma todo lo que sea maltrato a seres con capacidad de sufrimiento. La caza, las granjas y mataderos industriales que nos rebajan como seres humanos, la tauromaquia…El mundo rural de mi infancia era muy cruel con los animales. He sufrido por ello lo indecible y llevo grabadas en la memoria espantosas imágenes que solo se me borrarán cuando muera.

¿Cómo se podría evitar o al menos paliar todo ese dolor?

Con el ejemplo y la educación a los más pequeños en el amor. Más compartir y menos competir. Si empezamos a ver el mundo de otra manera, lo cambiaremos. Los que podrían hacer leyes para paliar el sufrimiento animal están más pendientes de otras cosas que consideran más importantes. Hay una gran indiferencia y una gran insensibilidad con respecto a estos temas, por eso hemos de ser como la gota de agua que cae en la piedra día a día, hasta que vaya horadando una huella de compasión en los que pasan del tema.

Paco

Ora de Paco Catalán. Imagen cortesía del autor.

Bel Carrasco

Los comentarios están cerrados.