Detraás de la puerta. Imagen cortesía de Centro José Guerrero.

Los comentarios están cerrados.