El Asimov de Llíria

Pascual Enguídanos
Ciencia ficción contemporánea
Homenaje del Ayuntamiento de Llíria

La mayoría de valencianos que en los años ochenta devoraban las series de Asimov y Herbert ignoraban que en Llíria nació quien puede considerarse uno de los padres de la ciencia ficción contemporánea  en España. Pascual Enguídanos (1923-2006) es también uno de los autores más prolíficos que jamás han existido, con un total de 368 títulos publicados, 129 historias de ciencia ficción y 149 del Oeste. Pese a esa gran producción su nombre ha pasado al olvido y muy pocos lo recordaban. Hasta ahora. Una década después de su muerte coincidiendo con las Fiestas de San Miguel, el Ayuntamiento de Llíria le ha dedicado un homenaje que reivindica su memoria mediante una exposición abierta en la Casa de Cultura hasta fin de mes y que en octubre será visitada por los escolares. El historiador Francesc Rozalén, la bibliotecaria Dolores López y la concejala de Cultura Carmen Feltrer han sido los principales impulsores de esta iniciativa.

Imagen de Pascual Enguídanos.

Imagen de Pascual Enguídanos.

Enguídanos comenzó a escribir a principios de los cincuenta espoleado por motivos económicos pero al mismo tiempo por una capacidad narrativa impresionante que se plasma en sus libros. Eran aquellas novelitas de quiosco que valían cinco pesetas y se renovaban cada 15 días. La única forma de entretenimiento de las clases populares que, en una España de color gris marengo bajo la sombra de la censura y la represión, proporcionaba sueños accesibles a todo color. Aunque menospreciado por la crítica y considerado un género menor, este tipo de literatura popular posee sus propios méritos. La rapidez es uno de ellos. Enguídanos escribía un par de novelas cada mes, a veces tres. Empezó con historias románticas que no le satisfacían y pronto pasó a los temas bélicos en la serie Comando, a la intriga policíaca y a las aventuras del Oeste para Bruguera que fueron traducidas al portugués y exportadas a Brasil.

Pero sin duda su creación más importante se incluye en la ciencia ficción, concretamente La Saga de los Aznar, una serie de 59 libros editada en dos etapas, 1953-1959 y 1974-1978, considerada la mejor serie de ese género en España, concebida antes de la explosión de autores norteamericanos que colonizaron el estilo y temática de los escritores europeos.

Imagen de una de las vitrinas de la exposición. Ayuntamiento de Llíria.

Imagen de una de las vitrinas de la exposición de Pascual Enguídanos. Ayuntamiento de Llíria.

“Enguídanos escribió una ciencia ficción no contaminada por las producciones literarias y cinematográficas norteamericanas que desde los años cincuenta y sesenta han dejado una influencia que no se puede soslayar”, dice el profesor García Bilbao. “Su obra fresca y original, permite que hoy se le considere como el primero de los autores contemporáneos de la ciencia ficción española”.

Firmó estos libros con pseudónimos, George H. White y Van S. Smith,  como hacían muchos otros escritores, pues en el desierto cultural que era España a mediados del pasado siglo los nombres foráneos atraían la atención de los lectores.

Enguídanos fue un autodidacta, ávido lector y comprometido con las actividades culturales de su ciudad natal. Colaboraba en una revista literaria, Estímulo, en Radio Juventud y con la Unión Musical. Amante del cine soñaba que sus libros del futuro espacial fueran llevados a la gran pantalla y en una ocasión hubo tratos con el cineasta Juan Piquer, pero no llegaron a nada.

Vitrina de la exposición de Pascual Enguídanos.

Vitrina de la exposición de Pascual Enguídanos.

A partir de los 40 años empezó a trabajar como funcionario en Obras Públicas y cada día hacia el trayecto Llíria -Valencia en el trenet de madera. Durante la travesía dejaba volar la imaginación y trenzaba sus historias. Juan Miguel Aguilera, escritor e  ilustrador, ha realizado un vídeo inspirado en estos viajes. Junto a Javier Redal, también consagrado a la ciencia ficción, lograron localizar a Enguídanos que había cambiado de residencia. En 1994, el Congreso de Fantasía y Ciencia Ficción celebrado en Burjassot le brindó el primer homenaje público.

Enguídanos dejó de escribir un año antes de su jubilación, en 1978, y su ingente obra no ha sido completamente ignorada. Los años siguientes recibió varios premios y desde 1999, cuando la editorial Silente reeditó su Saga, los seguidores de los Aznares del espacio organizan un congreso anual, Aznar.com e intercambian mensajes en foros de internet. Gracias a la iniciativa del Ayuntamiento de Llíria las nuevas generaciones conocerán de primera mano la vida y obra del prolífico escritor valenciano.

Detalle de una de las novelas de Pascual Enguídanos.

Detalle de una de las novelas de Pascual Enguídanos.

Bel Carrasco

Los comentarios están cerrados.