Del futuro al pasado

Fahrenheit 451
Escritores en plena canícula (V)
Marisa Alemany y Jose Antonio Vidal Castaño
Lunes 24 de agosto de 2020

El mayor privilegio de los escritores es poder elegir el tema sobre el que van a escribir. Entre la infinidad de materias a tratar, unos optan por aventurarse en un hipotético futuro como hizo Ray Bradbury, mientras otros se sumergen en el pasado para recrearlo y fabular sobre hechos pretéritos mezclando la realidad histórica con su imaginación.

En esta quinta entrega tenemos representantes de ambos ‘bandos’. Marisa Alemany, autora de una novela fantástica en clave humanística/feminista y José Antonio Vidal Castaño, cuyo mayor éxito hasta la fecha es un completo estudio sobre los maquis, a los que ha convertido en personajes de ficción en diversos relatos. Ambos aprovechan el verano para seguir maquinando historias lo más cerca posible del agua.

Marisa Alemany. Imagen cortesía de la autora.

Marisa Alemany pasa el verano en un pueblo cuyo nombre prefiere mantener en secreto por motivos obvios. “Es un pueblecito de casas colgantes cara a un valle profundo, digno de elfos y hadas.  Por él pasa un rio con puentes y pozas heladas. Nos visitan amigos y familiares que de longanizas, chuletas y verdura fresca, se llenan las barbas.  Somos felices pues charlamos sin tele y dormimos sin horas”.

Aprovecha la paz bucólica para trabajar en una novela de intriga histórica con un toque de realismo mágico ambientada en la época victoriana que espera terminar este verano. “La protagonista es Ada Lovelace precursora de la algoritmia informática, única hija legítima de Lord Byron. Desde niña estuvo destinada a dejar huella, y lo hizo. No se ha escrito hasta la fecha ninguna obra de ficción sobre este personaje tan fascinante”.

Su última novela, ‘Diosa de tierra y metal’ (El Transbordador)  es un relato fantástico feminista que narra la historia de una mujer poderosa capaz de comunicarse con los elementales y dominar un planeta. “Se trata de una aventura sobre la búsqueda de la identidad de una adolescente que adolece un trastorno de percepción que le permite ver más de lo que parece. Un futuro especulativo sobre la espiritualidad y la capacidad de los seres humanos para trascender la normalidad”.

Portada del libro ‘Diosa de tierra y metal’, de Marisa Alemany.

Entre sus últimas lecturas que se atreve a recomendar: ‘Los Solteros’ de Muriel Spark, “una novelista de principios del siglo XX con un bisturí por pluma, imprescindible para conocer el Londres de la época con toques de misterio y humor”. También  ‘Matsumae’ (Vinatea), recopilatorio de fábulas sobre distintas facetas de la vida. “Habla del amor, la amistad, la economía, las posibilidades de un mundo con valores, tremendamente sabio, escrito por Pascual Olmos. Debería ser manual de cabecera de los políticos y personas influyentes”.

Por último, ‘La ridícula idea de volver a verte’ de Rosa Montero. “Lo releí confirmando la autenticidad de la autora cuando lo escribió y la grandeza de la mujer de ciencia que fue Madame Curie, especialmente en su faceta humana y emocional. Puesto que estoy escribiendo una novela sobre otra mujer de ciencia, quise interiorizar la sinceridad de Rosa Montero hacia su protagonista con el mismo respeto con el que yo he escrito mi nueva novela hacia la mía”, concluye Alemany.

José Antonio Vidal Castaño. Imagen cortesía del autor.

José Antonio Vidal Castaño pasa el verano en su casa de Benimàmet, a la sombra del campanario de la iglesia, con el alivio de una piscina. “Sólo salgo lo imprescindible, y no sólo por la COVID-19”, afirma. “Es mi forma de protestar al monótono ruido de la ‘nueva normalidad’, contra el rebaño y las manadas de adoradores de la publicidad, el turismo y las falsas tecnologías; contra los adoradores del progreso. No hace falta decir que echo de menos hablar, conversar, discutir, y el contacto físico directo”.   

Dedica el autoconfinamiento estival a varios proyectos de manera que, “uno me permite descansar del otro”. Combina un ensayo, una novela interrumpida, unos poemas y una colección de pequeños relatos al hilo del coronavirus. “Los relatos los ha escrito un tal Juan Afligido y me los ha enviado, clandestinamente, por valija diplomática secreta”, bromea. “Incluye la receta china sobre las 666 maneras de servir unas sabrosas rodajas de pangolín crudo con vinagre de Módena, ajos picados y pimientos del piquillo. Debe cocinarse todo con mascarilla homologada por el centro de salud más próximo”.   

Portada de ‘La España del maquis’, de José Antonio Vidal Castaño.

Su último libro publicado es la segunda edición de ‘La España del maquis, 1936-1965’ (Punto de Vista). “Debe leerse, entre otras cosas, para ver cómo los molinos de la historia muelen despacio y muy fino triturando el progreso  para meternos de lleno en la vida que es, como es. En un ensayo sobre muchas cosas que acontecieron y que, con nuevas formas y personajes, nos siguen incordiando”.

En el suplemento ‘Posdata’ (‘Diario Levante’) publica casi cada semana reseñas sobre libros recomendables, también en su blog, Pensar históricamente, hoy y en las redes sociales. Sin orden de preferencia cita:  ‘Unmundo feliz’ de Aldous Huxley; ‘Los fuegos de otoño’de Irene Némirovsky, ‘A corazón abierto’ de Elvira Lindo y ‘Elorden del día’ de Eric Vuillard; la autobiografía de Woody Allen, ‘A propósito de nada’, la biografía que escribió David Foenkinós sobre Lennon, y el poderoso ensayo de Alvarez Junco, ‘La invención de España’. Y para quienes quieran protestar por como esta el percal, ‘La insurrecciónque viene’ por el Comité invisible (varios autores).

Bel Carrasco

Los comentarios están cerrados.