Joan Verdú, "Candy". Imagen cortesía de Mr. Pink.

De lo Mini a lo Maxi

Mini, Midi, Maxi
Joan Verdú

Galería Mr. Pink
C/ Guillem de Castro 110, Valencia
Inauguración miércoles 8 de mayo
Hasta el 30 de mayo de 2013

Joan Verdú, "Play". Imagen cortesía de Mr. Pink.

Joan Verdú, «Play». Imagen cortesía de Mr. Pink.

Joan Verdú juega con las imágenes y la escritura y las combina de forma ingeniosa, sin que nadie sepa a ciencia cierta su alcance. Tampoco es necesario. Cuando pinta un tríptico, aquí renombrado “Mini, Midi y Maxi”, –al modo de los largos de faldas y el Salut les copains de los años 60-, con la intención de quitarle esa morbosa pretenciosidad que se adhiere a las palabras muy lexicalizadas y las devora, lo que importa es el valor del tamaño no la triptitud. Hay, pues, una intención de ilusión resublimizadora, patente.

Juega también con el significante. Lo trastoca. Una imagen que sugiere que lo mejor que puede suceder es que todo parezca lo que es sin serlo y juegue a ser lo mismo. Eso mismo. Un juego reflexivo. Encuentro de palabras e imágenes que van y vienen de lo Mini a lo Maxi, sin entender que pinta lo Midi. Una relación que históricamente había establecido el tríptico, uniformizando el formato y estableciendo un orden reglado y secuencial que le daba sentido como narración hagiográfica: el tebeo. La ruptura tríptica de Verdú no es sólo formal. Dice que hay tres medidas disímiles y las tres, al organizarse en cualquier orden visual, intranquilizan, sin encontrar el sentido. El desafío del orden.

Joan Verdú, "Candy". Imagen cortesía de Mr. Pink.

Joan Verdú, «Candy». Imagen cortesía de Mr. Pink.

Los comentarios están cerrados.