Amarguras de la ‘dolce vita’

‘Bonjour Tristesse’, de Otto Preminger
Filmoteca d’estiu
Jardines del Palau de la Música de Valencia
Martes 18 y jueves 20 de agosto de 2020

La Filmoteca d’estiu del Institut Valencià de Cultura proyecta los días 18 y 20 de agosto el filme ‘Bonjour Tristesse’ en versión original y con subtítulos en valenciano dentro del ciclo ‘Summer was sexy!’. Dirigida por Otto Preminger, en 1958 e interpretada por Jean Seberg, David Niven, Deborah Kerr y Mylène Demongeot, el filme se inspira en la novela homónima publicada por François Sagan, en 1954, cuando la escritora sólo tenía 18 años.

François Sagan, autora de ‘Bonjour Tristesse’, de Otto Preminger.

Rodada en color y blanco y negro en paradisíacos escenarios de la Costa Azul, la película gira en torno a la joven Cecília que recuerda los días felices del verano en compañía de su padre, un viudo atractivo y seductor, amante de las relaciones breves y sin consecuencias. Pasan los días entre chapuzones, fiestas y resacas. No necesitan a nadie más. Un día, la visita de Ann, una mujer inteligente, culta y serena, perturba aquel delicioso desorden. A la sombra de la pinada que rodea la casa un juego cruel se prepara. ¿Cómo alejar la amenaza que se cierne sobre la extraña pero armónica relación de Cecília con su padre? A partir del momento en que Ann intenta adueñarse de la situación, Cecilia librará con ella, con el perverso maquiavelismo de la adolescencia, una lucha implacable. Con ‘Bonjour tristesse’, una película injustamente olvidada durante mucho tiempo, Preminger inició una segunda etapa de su carrera que incluyó ‘Anatomía de unasesinato’ (1959), ‘Exodo’ (1960) o ‘Tempestad sobreWashington’ (1962).

Este filme es una suerte de eslabón entre el cine clásico y la modernidad cinematográfica, y Jean Seberg avanza en este filme la irrupción de un nuevo modelo de feminidad, más complejo, que prevalecerá en el cine moderno desde finales de los años cincuenta. Se trata de la ‘fille fatale’, una adolescente en el tránsito entre la infancia y la edad adulta, una situación vital que se traduce en la dualidad entre la apariencia inocente y gestos amenazadores y enigmáticos.

Fotograma de ‘Bonjour Tristesse’, de Otto Preminger.

La figura de Sagan y su vida también serían buena materia prima para una película.  Esbelta, con el pelo corto y un maquillaje discreto, cultivaba la ambigüedad de sus rasgos con un armario neutro cuyas prendas deportivas remitían a la Coco Chanel de los años veinte. Mientras Brigitte Bardot representaba el erotismo más obvio, Sagan aportó un aire intelectual al deseo, fue musa y amiga de diseñadores como Yves Saint Laurent y escribió cientos de páginas sobre la cultura, la moda, los viajes, el sexo. Encarna una actitud frívola e indiferente ante la vida marcada por la sensualidad y la indiferencia.

Demasiado independiente para el canon de su época se divorció de sus dos maridos. Del primero, el editor francés Guy Schoeller, veinte años mayor que ella, alegando incompatibilidad de horarios. Volvió a contraer matrimonio con el artista norteamericano Robert Westhoff con quien   tuvo un hijo, Denis, pero también se divorció. Conocida por sus aforismos culinarios acerca de la vida y el amor, dijo en cierta ocasión: “¿Matrimonio? Es como un espárrago preparado con vinagreta o salsa holandesa, un asunto de sabor pero sin importancia”.

Las proyecciones de la ‘Filmoteca d’estiu’ se celebran de lunes a domingo, salvo los miércoles, que no hay sesión. La proyección se inicia a las 22.30 horas y la taquilla se abre a las 21.00 horas. El precio de la entrada general es de 3,50 euros y 25 euros para el abono de diez sesiones.

Fotograma de ‘Bonjour Tristesse’, de Otto Preminger. Imagen cortesía de Filmoteca d’estiu.

Los comentarios están cerrados.