Juanjo Braulio.

“Planteo el eterno dilema entre justicia y venganza”

Sucios y malvados, de Juanjo Braulio
Ediciones B

La maldad y la depravación han existido en todo tiempo y lugar, pero la globalización y la red profunda generan unas sinergias antes inexistentes que potencian su acción. Geometrías fatídicas que conectan, por ejemplo, a las mafias del este y los proxenetas nigerianos, con un abogado corrupto y un notario pederasta de una ciudad mediterránea. De momento hablamos de ficción, porque esta siniestra alianza es parte de la trama que ha maquinado Juanjo Braulio en su última novela, ‘Sucios y malvados’ (Ediciones B) en la que, bajo la envoltura de un trepidante thriller, plantea un dilema ético: ¿Los fallos de la justicia legitiman la venganza cuando las víctimas sufren atrozmente?

El periodista y escritor recorre todos los niveles sociales registrando los fuertes contrastes y matices de la tóxica realidad que nos rodea. Desde las zonas más degradadas del Cabanyal a los despachos y salones burgueses. Prostitutas explotadas, policías, amas de casa, un psicópata genio de la informática, una jueza con doble vida…Una rica galería de personajes en los que domina el género femenino en torno a un genio de la música profundamente traumatizado.

Portada de 'Sucios y malvados'.

Portada de ‘Sucios y malvados’.

“El primero fue Dani, un músico de increíble talento pero con la mente completamente rota a causa de un trauma que padeció de niño”, dice Braulio. “Un ser extraordinario que percibe el mundo a través de tonalidades musicales, canciones y melodías. Dani me sirvió de motor narrativo para armar una novela que pretende hablar sobre la eterna pregunta de cuándo es justa la Justicia y cuándo la única compensación equitativa para quien ha sufrido un delito de especial gravedad es la primitiva, fría y cruel venganza”.

En torno a Dani se arma una conjura secreta que tiene que ver con la violencia machista y la prostitución, los ejes que encuadran la historia. “La violencia de género supone la principal causa de homicidios criminales en España como demuestra que, desde 1999 hasta 2014, fueron asesinadas 980 mujeres, más muertes que todas las que provocó ETA”,  señala Braulio. “Cada año se registran 140.000 denuncias y si a eso le sumamos los datos de la prostitución, el panorama es desolador. Las cifras de la prostitución también me causan una profunda impresión. Mueve 3.700 millones de euros al año, lo que supone el 0,35 por ciento del Producto Interior Bruto. Como los números grandes terminan por no significar nada, si esta cantidad se compara con la venta de entradas de cine, el asunto es todavía peor. Los españoles nos gastamos el año pasado 3.700 millones en ir de putas y 592 millones en ir al cine. Según un estudio de Médicos del Mundo, solo en Valencia y su área metropolitana 1.658 mujeres se prostituyen repartidas entre 62 clubes, 127 pisos y 9 casas de masajes”.

Juanjo Braulio. Imagen cortesía del autor.

Juanjo Braulio. Imagen cortesía del autor.

Braulio escribió esta novela en menos de un año pero esa rapidez, asociada a su pasado de periodista, no excluye la rigurosa documentación relacionada también con su anterior oficio. Desde la estiba portuaria a los métodos policiales y jurídicos o la brujería africana se ha empapado de todo lo que cuenta y describe. De todas estas facetas la que más le ha motivado es la música. “Era asombroso ver cómo tonalidades, canciones y piezas clásicas encajaban en determinados aspectos de la historia como si estuvieran esperándome. Aunque soy músico aficionado, no era capaz de extraer a una partitura todos los misterios que es capaz de encerrar un pentagrama. Por eso, necesité la ayuda de grandísimos músicos como el compositor Pedro J. Viso, los guitarristas Maelo da Costa y Josué Mora, y el líder de Seguridad Social, José Manuel Casañ, que me prestó, con la generosidad que le caracteriza, su versión de Acuarela de Toquinho sin saber lo que mi sanguinaria imaginación iba a hacer con ella”.

La anterior novela de Braulio, ‘El silencio del pantano’ se llevará próximamente a la gran pantalla. “Carlos de Pando está ultimando el guión y creo que va bastante adelantado”, comenta. “Será Marc Vigil, director de la serie El Ministerio del Tiempo, quien dirigirá la cinta y no puedo dejar de agradecer el impulso del productor, Francisco Ramos. Por lo que yo sé, la cosa va por muy buen camino”, concluye Braulio.

Juanjo Braulio.

Juanjo Braulio. Imagen cortesía del autor.

Bel Carrasco

Los comentarios están cerrados.