La gestión cultural a debate en El Musical

Encontres 2017
Teatre El Musical
Plaza del Rosario. Valencia
Del 9 al 11 de junio de 2017

Las jornadas de Encontres 2017, que celebran su segunda edición este año, tendrán lugar los días 9, 10 y 11 de junio en Teatre El Musical. Presentan una programación compuesta de mesas de debate, ponencias y talleres participativos con destacados representantes del sector cultural de la ciudad de València y del resto del Estado.

Desde la PICUV (Federación de Iniciativas Culturales Urbanas de València) y con la colaboración de la Concejalía de Acción Cultural del Ayuntamiento de València y Teatre El Musical, se organizan estas jornadas bajo el lema ‘Cultura als barris per a fer ciutat’. El distrito de Poblats Marítims y en concreto el barrio de El Cabanyal es el entorno elegido para el encuentro, cuyas sedes principales serán el edificio de Teatre El Musical y la Plaça del Rosari.

Cartel de Encontres 2017.

Cartel de Encontres 2017.

Coincidiendo con el cierre de la temporada de los festivales miembros de PICUV, la Federación decide impulsar Encontres como un espacio de diálogo sobre la gestión cultural en la ciudad. El objetivo principal de las jornadas es abrir un lugar para la acción en torno a la cultura y el desarrollo artístico de la ciudad, así como establecer vínculos entre los diferentes actores culturales que, desde la ciudadanía, la creación, el asociacionismo y las instituciones, gestionan proyectos que contribuyen al desarrollo social en el entorno metropolitano.

El programa para los tres días se estructura principalmente alrededor de ponencias, mesas redondas y talleres participativos, a los que asistirán diferentes colectivos y personalidades del ámbito de la cultura de la ciudad de València y del resto de España. Con el propósito de dirigir la mirada hacia el estado de la cuestión de la gestión cultural urbana, se tratarán diferentes temáticas que atañen al sector, como son las políticas culturales, las vías de financiación y desarrollo de proyectos, las herramientas tecnológicas para la cultura comunitaria, la recuperación de espacios ciudadanos, y la estrategia de los nuevos ayuntamientos para el cambio.

Ponentes de la talla de Manuel Delgado, Jaron Rowan, Mireia Mora o Azucena Klett serán los encargados de abrir el diálogo y entablar conversación con diferentes participantes, gestores públicos, profesionales de la cultura, y colectivos del ámbito cultural, asociativo y empresarial. Cerca de 30 participantes estarán presentes en las mesas redondas con la intención de abordar muchos de los temas vitales para el futuro cercano del ecosistema cultural de la ciudad de València, como la baja inversión e incentivación por parte de las administraciones, la necesidad de un plan integral para la cultura, o el desarrollo de un modelo de política cultural más dinámico y con objetivos definidos.

Ximo Rojo y María Oliver durante la presentación de Encontres 2017. Imagen cortesía de Teatre El Musical.

Ximo Rojo, de PICUV, y María Oliver, concejala de Patrimonio y Juventud, durante la presentación de Encontres 2017. Imagen cortesía de Teatre El Musical.

Tendrán lugar también en el encuentro dos talleres participativos: el conducido por Ania González con una metodología de investigación-acción participativa dirigido a colectivos culturales, y el taller de luces y sombras que impartirá El Retrocolectivo para los más pequeños, y que tendrá como resultado el documental ‘Natzaret, playa robada’ mediante el uso del teatro de sombras y la técnica retroproyectada. El resto de la programación en su vertiente artística lo complementan los conciertos de Nacho Perea (viernes 9 de junio) y la noche de blues con Blue Eye Soul y High & Low (sábado 10 de junio), ambos programados en la Plaça del Rosari.

Federación PICUV

La PICUV, nacida en 2015 y constituida este año como Federación, está formada por 10 festivales ubicados en seis distritos del área metropolitana: Eixample, Extramurs, Poblats Martítims-Cabanyal, Russafa, Patraix y Benimaclet. Forman parte del proyecto iniciativas que dan visibilidad a una amalgama de disciplinas artísticas como las artes visuales y escénicas, diseño, poesía, música y diferentes intervenciones artísticas, que inundan los barrios de la ciudad congregando a más de 100.000 espectadores cada año. Estos festivales son: Russafa Escénica, Circuito Bucles, Distrito 008, Cabanyal Intim, Benimaclet conFusion, MUV! – Circuito Música Urbana, Vociferio, Factoria d’Arts Patraix, Russafart y Finestra Nou Circ.

PICUV ha englobado a los principales festivales urbanos en València con el objetivo de crear sinergias y reivindicar el importante papel que juegan en la cultura de la ciudad y en su desarrollo social. Y al mismo tiempo sumarse a muchas otras iniciativas que suponen un modelo innovador, donde las actividades artísticas se realizan en espacios no convencionales y desde los barrios, conectando en torno al hecho cultural a movimientos ciudadanos, asociaciones culturales y vecinales, productoras independientes, colectivos de artistas y gestores culturales, que se han ido constituyendo como un claro referente cultural en nuestra ciudad, formando parte de un movimiento extendido en  muchas otras ciudades del mundo.

Representantes de la PiCUV y María Olivares (centro izda) en Teatre El Musical.

Representantes de PiCUV y María Oliver (centro izda) en Teatre El Musical. Imagen cortesía de El Musical.

 

¡¡¡Que vienen los marcianos!!!

La guerra dels mons 2.0, de L’Horta Teatre
Teatro Principal
C / Barcas, 15. Valencia
Hasta el 7 de febrero

El 30 de octubre de 1938, todavía bajo los efectos de la crisis económica, muchos habitantes de Nueva York y Nueva Jersey  creyeron por un rato que los marcianos invadían la tierra. Se trataba de una lectura dramatizada de La guerra de los mundos de H.G. Wells realizada con tal realismo por Orson Wells que desató el pánico traspasando la barrera que separa lo imaginario de lo real.

Escena de 'La guerra dels mons 2.0', de L'Horta Teatre. Imagen cortesía de la compañía.

Escena de ‘La guerra dels mons 2.0′, de L’Horta Teatre. Imagen cortesía de la compañía.

Han pasado 70 años desde aquel suceso que anunciaba el tremendo poder de los medios de comunicación hoy multiplicado por mil a través de internet y las redes sociales. La mítica emisión radiofónica de Wells puede considerarse como el primer fenómeno viral de la historia. Sobre ello reflexiona La Guerra dels mons 2.0 (La Guerra de los mundos 2.0) de la compañía L’Horta Teatre, que se representa en valenciano en el Teatro Principal hasta el 7 de febrero.

El espectáculo supone la culminación de las celebraciones de los 40 años de la compañía que nació en los setenta en la Huerta Sur como grupo amateur y luego se profesionalizó bajo la dirección conjunta de Alfred Picó y Carles Alberola.  “Un proyecto importante para celebrar nuestras cuatro décadas estaba por encima de nuestras posibilidades”, dice Picó. “Dentro del Plan de coproducciones de CulturArts hemos podido crear un gran espectáculo. Incluye tres músicos en directo, con una composición original de Andrés Valero, audiovisuales, y la posibilidad de estar por primera vez y durante nueve días en el Teatro Principal».

Escena de 'La guerra dels mons 2.0', de L'Horta Teatre. Imagen cortesía de la compañía.

Escena de ‘La guerra dels mons 2.0′, de L’Horta Teatre. Imagen cortesía de la compañía.

Arropados por la música de Valero sólo tres actores; Verónica Andrés, Álvaro Báguena y Jordi Ballester, crean una atmósfera de intriga que envuelve al público. “Existe un inquietante paralelismo entre los Estados Unidos de aquella época y la Europa de hoy”, dice el autor y director de la pieza Roberto García. “Dos sociedades que salen de una depresión económica,  sensibles al miedo. Antes de una gran guerra y ahora a amenazas terroristas, la crisis del ébola, convulsiones financieras, etcétera. Todo esto está presente en nuestro espectáculo, al igual que la figura de Orson Welles, que podría ser un cuatro personaje”.

El trabajo de los actores “añaden un plus emocional a un espectáculo ya de por sí sugerente y estimulante”, añade García. El equipo artístico, íntegramente valenciano, lo completa: Luis Crespo, responsable de la escenografía, Ximo Rojo, de la iluminación, Pascual Peris, el vestuario y Assad Kassab de la imagen gráfica.

L’Horta Teatre traslada ese primer ‘fenómeno viral’ que fue la emisión radiofónica de Wells a la época actual. Con una trama adictiva y una intriga creciente sumerge al espectador en un juego de espejos, como los que le gustaban a Orson Welles. Un espectáculo hipnótico de plena actualidad que habla de la confusión que genera no saber qué es verdad y qué es mentira, y del  miedo como la más efectiva arma de manipulación masiva.

Escena de 'La guerra dels mons 2.0', de L'Horta Teatre. Imagen cortesía de la compañía.

Escena de ‘La guerra dels mons 2.0′, de L’Horta Teatre. Imagen cortesía de la compañía.

Bel Carrasco

Russafa Escènica concluye con récord de público

Balance de Russafa Escènica
IV Edición del Festival de Otoño de Artes Escénicas
Diversos espacios del barrio de Russafa. Valencia
Del 19 al 28 de septiembre, 2014

Ni la lluvia ha podido minar el ánimo de los 10.361 espectadores que se han acercado al barrio de Ruzafa durante los diez días que ha durado el que ya se ha consolidado como festival de otoño de las artes escénicas. En total han sido un millar más el número de pases repartidos en esta edición respecto a la anterior.

Imagen de uno de los espectáculos de Russafa Escènica extraída del video realizado por Miguel Serrano como resumen de la cuarta edición del festival de otoño de artes escénicas.

Imagen de uno de los espectáculos de Russafa Escènica extraída del video realizado por Miguel Serrano como resumen de la cuarta edición del festival de otoño de artes escénicas.

Unos números que se podían prever teniendo en cuenta el incremento en la oferta de propuestas que Russafa Escénica albergaba en esta cuarta edición bajo el lema de “Lo prohibido”, con 30 estrenos absolutos repartidos en 23 Viveros, que en total han atraído a casi 7000 espectadores; 6 Bosques por los que han pasado alrededor de 3000 personas y el Invernadero, un taller de creación teatral puesto en marcha por alumnos de último curso de artes escénicas bajo la dirección de Gabi Ochoa que ha acercado a la Sala Ruzafa a medio millar de personas.

'Motel Damm', de Pilar Suay y Lucía Aibar, será uno de los 'Bosques' de Russafa Escènica. Imagen cortesía de la organización.

‘Motel Damm’, de Pilar Suay y Lucía Aibar, fue uno de los ‘Bosques’ de Russafa Escènica. Imagen cortesía de la organización.

Las actividades paralelas propias del festival: visitas guiadas, diálogos entre música y pintura, representaciones en balcones, jornadas escénicas y charlas han conseguido colgar el cartel de completo en muchas ocasiones durante la semana y media que dura un festival que comenzó hace cuatro años con apenas siete propuestas y alrededor de 3000 espectadores.

Jerónimo Cornelles, director artístico del festival, destaca la colaboración e implicación de todo el barrio, además de agradecer especialmente “la labor de la asociación vecinal Plataforma per Russafa, la participación de un nuevo sponsor que se suma este año a los que ya estaban, cerveza Turia, y el trabajo de la Junta municipal del barrio por facilitarnos los permisos para organizar conciertos en el marco del festival, algo histórico”.

Imagen de uno de los espectáculos de Russafa Escènica, extraída del video realizado por Miguel Serrano como resumen de la cuarta edición del festival de otoño de artes escénicas.

Imagen de uno de los espectáculos de Russafa Escènica, extraída del video realizado por Miguel Serrano como resumen de la cuarta edición del festival de otoño de artes escénicas.

Una consigna de todo el equipo es que Russafa Escènica es el festival de las personas, y ello lo demuestran cada una de las 300 que participaron este año para sacar adelante el festival, entre actores y actrices, profesionales de otras disciplinas artísticas, voluntarios y organizadores.

Todavía se desconocen los datos de la próxima edición de Russafa Escènica, la que sería la quinta, pero como afirma Cornelles, la clave para seguir trabajando es recordar que “los proyectos pueden ser más o menos viables y más o menos exitosos, pero segurísimo que como ser humano te darán una felicidad que ninguna otra cosa similar pueda aportarte”.

Escena de 'Peón blanco a E2', de Pablo Tomás, que se representó en Espacio 40 dentro de Russafa Escènica. Imagen cortesía del autor.

Escena de ‘Peón blanco a E2′, de Pablo Tomás, que se representó en Espacio 40 dentro de Russafa Escènica. Imagen cortesía del autor.

Video resumen del Russafa Escènica 2014 realizado por Miguel Serrano de EscaparateVisual:

 

 

Pomo – Final Russafa Escènica 2014 from Miguel Serrano Gil on Vimeo.

Russafa Escènica: “Esta ola es imparable”

Russafa Escènica: IV Edición del Festival de Otoño de las Artes Escénicas
Diversos espacios del barrio de Russafa. Valencia
Del 19 al 28 de septiembre, 2014

De izquierda a derecha, Ana Sanahuja, Jerónimo Cornelles, María Poquet y Ximo Rojo, durante la presentación de Russafa Escènica. Imagen cortesía de los organizadores.

De izquierda a derecha, Ana Sanahuja, Jerónimo Cornelles, María Poquet y Ximo Rojo, durante la presentación de Russafa Escènica. Imagen cortesía de los organizadores.

La cuarta edición de Russafa Escènica fue presentada bajo el lema ‘Lo prohibido’. Nada que ver con la transparencia y elocuente actividad artística de un festival que crece a ojos vista. “Esta ola es imparable”, exclamó Jerónimo Cornelles, director artístico de un evento en auténtica pleamar. De aquellos 1.903 espectadores y siete compañías con los que arrancó ‘La germinación del arte’ de la primera edición, se ha pasado a los 9.435 y 25 compañías de ‘La felicidad’ del pasado año. Felicidad extensible a la edición que arranca este viernes, a tenor de los más de 10.000 espectadores previstos.

El eco de Antígona, de Taninna y Miquel Carbonell,  se podrá ver en el Taller de Nacho Murillo dentro del festival Russafa Escènica. Imagen cortesía de los organizadores.

El eco de Antígona, de Taninna y Miquel Carbonell, se podrá ver en el Taller de Nacho Murillo dentro del festival Russafa Escènica. Imagen cortesía de los organizadores.

“Salvo que la gota fría que anuncian produzca un diluvio universal, las expectativas de Russafa Escènica son buenas”. Y Jerónimo Cornelles apuntó otro dato: “Los más de 9.000 espectadores del año pasado son una barbaridad, teniendo en cuenta que Sagunt a Escena tiene 14.000”. ¿Qué ocurriría si se duplica esa cifra? “Nos veríamos en un aprieto, porque no tenemos equipo suficiente para atender tanta demanda”. De forma que mientras Russafa Escènica crece imparable, el presupuesto apenas es “un poquito mejor” que en la edición anterior.

'Inocuo', de Jessica Martín Koloniar, es uno de los 'viveros' de Russafa Escènica. Imagen cortesía de la organización.

‘Inocuo’, de Jessica Martín Koloniar, es uno de los ‘viveros’ de Russafa Escènica. Imagen cortesía de la organización.

Pero como a Jerónimo Cornelles y su equipo, entre ellos María Poquet, Ximo Rojo y Ana Sanahuja, no les gusta quejarse, siguen a lo suyo, que es ofrecer los contenidos de un festival que cuenta con 30 estrenos absolutos de otras tantas compañías y 612 representaciones, durante los ocho días que dura el evento. Todo ello bajo el lema ‘Lo prohibido’, al que se acogen las diferentes propuestas textuales de los Viveros, para espectáculos de 25 minutos, de los Bosques, para obras de 60 minutos, y del Invernadero, que es la producción propia del festival, en esta ocasión dirigida por Gabi Ochoa.

'El Voler', de Pau Martínez, se podrá ver en Loft Valencia dentro de Russafa Escènica. Imagen cortesía de la organización.

‘El Voler’, de Pau Martínez, se podrá ver en Loft Valencia dentro de Russafa Escènica. Imagen cortesía de la organización.

Russafa Escènica es un festival único en su género. No hay otro como él dentro y fuera de la Comunidad Valenciana. Así lo explicó Ximo Rojo: “No sólo se trabaja lo escénico, sino que se anima con las propuestas de los artistas plásticos”. El teatro y el arte dándose la mano. Por eso sorprende que, al igual que ocurre con el festival de mediometrajes La Cabina (también único a nivel estatal), las instituciones no valoren el diamante en bruto que posee la ciudad de Valencia.

'La vuelta a la tortilla', de Sergio Caballero, se representará en Arquitécnica. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

‘La vuelta a la tortilla’, de Sergio Caballero, se representará en Arquitécnica. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

“Todo depende de la sensibilidad individual, que al político de turno le interese, pero no de que exista una política cultural consensuada entre todos”. Precisado lo cual, Jerónimo Cornelles volvió a lo suyo. Por ejemplo: que este año se han presentado 100 propuestas, que algunas compañías podrán actuar después en el Teatro Rialto gracias al acuerdo alcanzado con CulturArts, que por primera vez habrá dos casales falleros entre los espacios escénicos y que también por primera vez intervienen voluntarios en diversos aspectos de la organización.

'La soledad del corredor del fondo', de Gabriel y David Fariza se representará en Taller la 13/14. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

‘La soledad del corredor del fondo’, de Gabriel y David Fariza se representará en Taller la 13/14. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

Ana Sanahuja subrayó un aspecto sin duda importante: “Movemos mucha economía en el barrio, porque el año pasado cerca de 10.000 espectadores se acercaron a los diferentes espectáculos, lo que significa que luego consumen en locales de Russafa”. Y señaló algo que tenía mucho que ver con ‘Lo prohibido’ de la actual edición: “”Habrá música en la calle, porque tenemos el consentimiento legal para hacerlo, lo cual se convierte en un acto simbólico puesto que los músicos callejeros tienen prohibido tocar en la calle de muchas ciudades”.

También habrá, además de esa ‘música prohibida’, lo que se denomina ‘Balconitis’, mezcla de música-cabaret y arquitectura urbana, visitas guiadas por el barrio, mesas redondas y jornadas formativas. Intentando reinventarse cada año, tal y como señaló Jerónimo Cornelles, esa “ola imparable” en que se ha convertido Russafa Escènica es “una bofetada de realidad de que otras formas de hacer son posibles”.

'Motel Damm', de Pilar Suay y Lucía Aibar, será uno de los 'Bosques' de Russafa Escènica. Imagen cortesía de la organización.

‘Motel Damm’, de Pilar Suay y Lucía Aibar, será uno de los ‘Bosques’ de Russafa Escènica. Imagen cortesía de la organización.

Salva Torres

Russafa Escènica calienta motores

Russafa Escènica
Diversos espacios del barrio de Russafa. Valencia
Presentación a medios: martes 16 de septiembre
Del 19 al 28 de septiembre, 2014

Un festival de diez días de duración, 30 estrenos absolutos, 612 representaciones y 21.138 pases disponibles. Estas son las cifras con las que se presenta la cuarta edición de Russafa Escènica a la que han titulado “Lo prohibido” y que vuelve a afincarse un año más en el valenciano barrio de Ruzafa del 19 al 28 de septiembre.

Imagen del video de promoción de Russafa Escènica realizado por Escaparate Visual.

Imagen del video de promoción de Russafa Escènica realizado por Escaparate Visual.

Una edición que se prevé de récord impulsada por los buenos resultados del pasado año, que consiguió congregar a 10.000 personas.

Una imagen del video de promoción de Russafa Escènica realizado por Escaparate Visual.

Una imagen del video de promoción de Russafa Escènica realizado por Escaparate Visual.

Russafa Escènica dará a conocer en rueda de prensa los detalles de su programación, tanto de los tradicionales “Viveros” y “Bosques” como la de su “Invernadero”, el taller de arte dramático para estudiantes de Interpretación.

Imagen del video de promoción del festival Russafa Escènica realizado por Escaparate Visual.

Imagen del video de promoción del festival Russafa Escènica realizado por Escaparate Visual.

Y como viene siendo habitual se presentarán las actividades paralelas de esta edición, que  incluyen visitas guiadas, jornadas formativas, mesas redondas, interacción entre música, pintura y arquitectura y reflexiones acerca de la cultura prohibida.

Leyenda de la cuarta edición de Russafa Escènica capturada del video de promoción del festival realizado por Escaparate Visual.

Leyenda de la cuarta edición de Russafa Escènica capturada del video de promoción del festival realizado por Escaparate Visual.

Enlace del video promocional de Russafa Escènica 2014 ‘Lo Prohibido’:

La arquitectura a escena en Valencia

Hat Gallery

Hat Talks: Arquitectura escénica

Valencia  

C / Denia, 37 Bajo

Inauguración: jueves 21 de febrero, a las 20.00 horas

Hasta 19 de abril

Hat Talks es punto de encuentro entre diferentes disciplinas artísticas a través de charlas-debate en las que se trata la relación de unas artes con otras, expresiones con conexiones no siempre evidentes que desde Hat Gallery queremos entrelazar. Todo ello en un ambiente distendido y abierto a todo tipo de público.

El primer ciclo de Hat Talks, Arquitectura escénica, consta de tres sesiones que entrelazan arquitectura y artes escénicas: Arquitectura y Música / Arquitectura y Teatro / Arquitectura y Danza, bajo la mirada de tres ponentes que, respectivamente, han investigado y trabajado dicha relación.

TALK I. Arquitectura y Música, referencias cruzadas. Ponente: José Luis Baró. Jueves 21 febrero. 20h. Inauguración del ciclo

TALK II. Entre las sombras de lo efímero. Ponente: Ximo Rojo.  Jueves 21 marzo. 20h

TALK III. Espacios que no vi. Ponente: Ignacio Grávalos. Viernes 19 abril. 20h

Arquitectura y Música, referencias cruzadas

A pesar de que la Arquitectura y la Música son disciplinas artísticas que se desenvuelven en dominios distintos, no es difícil descubrir entre ellas diversos lazos de parentesco. Ciertamente, la Arquitectura trabaja para producir o intervenir en edificios –trata con materia–, mientras que la segunda, no genera cosas sino sucesos, actuaciones. Como también es incuestionable que la condición tangible de la Arquitectura requiere de un entorno «espacio» para existir, al igual que la inmaterialidad de los sonidos depende inexorablemente de la dimensión «tiempo». Algunos autores han destacado precisamente el carácter estático de la arquitectura frente al dinamismo evanescente del sonido: La arquitectura es el arte del silencio petrificado, decía Juhanni Pallasmaa;  para Goethe, la arquitectura es una música congelada.

Pero esa primera consideración admite inmediatamente otras lecturas. Le Corbusier, por ejemplo, introducía la dimensión temporal en sus edificios con la promenade architecturale y afirmaba que la música, como la arquitectura, también es tiempo y espacio. El arquitecto americano Louis Sullivan consideraba la Música como la pariente más cercana a la Arquitectura, mientras que Peter Zumthor destacaba la común esterilidad del proyecto y de la partitura si no se llevan a la realidad –construida o interpretada–.

Estas y otras conexiones recíprocas entre Arquitectura y Música son tratadas con carácter genérico en la primera parte de la intervención. A continuación se analiza un caso concreto, el de la obra de dos grandes genios germanos de la primera mitad del siglo XX: el arquitecto Mies van der Rohe y el compositor Anton Webern. Pese a no haberse nunca conocido, se aprecian en sus creaciones curiosas coincidencias que difícilmente podrían resultar azarosas. Como asegura Xenakis en su doble perfil de compositor y arquitecto, hay un puente entre la arquitectura y la música basado en nuestras estructuras mentales, que son las mismas tanto en la una como en la otra.

El ponente José Luis Baró es arquitecto y profesor de Teoría de la Arquitectura en la ETSAV desde el año 2007. Está interesado en el paralelismo histórico entre la Arquitectura y la Música, tema que aborda en el trabajo de tesis en torno a las figuras de Mies y Webern.