Martínez Guerricabeitia: coleccionista y mecenas

Jesús Martínez Guerricabeitia: coleccionista y mecenas, de José Martín
Universidad de Valencia / Conselleria de Cultura
Presentación: Martes 17 de diciembre, a las 19h en el Aula Magna de La Nau
Calle Universidad, 2. Valencia

La Universitat de València presenta el próximo día 17 de diciembre, a las 19 horas, en el Aula Magna de La Nau, la biografía del empresario, coleccionista y mecenas Jesús Martínez Guerricabeitia, una obra de más de cuatrocientas páginas, coordinada por el profesor José Martín, que ha contado en su edición con la participación de la Conselleria de Cultura.

La biografía de Martínez Guerricabeitia, editada por la Universitat de València (dentro de la colección Paranimf) y la Conselleria de Educación, Cultura y Deporte, a través de la Biblioteca Valenciana, refleja la personalidad poliédrica del empresario valenciano que donó a sendas instituciones su colección pictórica y una extensísima biblioteca, respectivamente.

Jesús Martínez Guerricabeitia

Jesús Martínez Guerricabeitia

Jesús Amor Martínez Guerricabeitia nació en la localidad valenciana de Villar del Arzobispo en 1922. Empresario, coleccionista y mecenas, recibió una primera educación de su padre, minero anarcosindicalista culto que le transmitió la curiosidad intelectual que le acompañó a lo largo de toda la vida. “A Jesús le marcó mucho su infancia y juventud. Su infancia porque su padre, con una personalidad cautivadora, interesante, culta a pesar de las limitaciones de la época y el estatus social, en respuesta a la tradición anarquista, se formó a sí mismo, era un lector constante y todo aquello se lo transmitió a sus hijos, tanto a Jesús como a su hermano José, fundador de la mítica editorial Ruedo Ibérico”, explica José Martín. Según apunta el biógrafo, Jesús fue muy buen estudiante, pero el estallido de la Guerra Civil española y la dura represión posterior truncaron sus expectativas académicas. “La prisión fue para él la universidad que no tuvo. Durante el presidio, en su juventud, coincidió con otros intelectuales, también encarcelados por el franquismo, como el rector Peset, que le influyeron de alguna manera. Él admiraba a las gentes que sabían, que conocían, que tenían cultura, y no perdió la oportunidad de acercarse a ellas”, afirma.

Estas influencias fortalecieron la personalidad de Jesús Martínez Guerricabeitia. “Es una persona de características admirables por la sorprendente recuperación del golpe que supuso para él y para su familia el final de la guerra, por su capacidad de reinvertarse después de salir de la prisión, las ganas de superarse y de luchar por una vida mejor”, lo describe Martín.

Por estas razones, José Martín ha querido dejar patente en esta biografía una historia “de interés estrictamente humano”, como dice él, de una persona “que ha sabido luchar con tenacidad y optimismo para sobreponerse a las dificultades hasta mejorar su estatus y poder volver a España, donde hizo realidad su amor por los libros, con la construcción de una amplia biblioteca, y por el arte, con una exquisita colección de pintura de temática social”.

Así, la intensidad del momento lleva a Jesús Martínez Guerricabeitia a improvisar, a tomar decisiones que le harán recorrer el mundo. Durante la posguerra española se abrió camino, en primer lugar, en el comercio de pieles, hasta que en 1951 emigró a Colombia. “Jesús, a diferencia de su hermano José que tuvo que huir a Francia por su compromiso político, trató de conocer otras culturas y ser independiente en contextos distintos al suyo, de forma que viajó voluntariamente a América, donde hizo una estancia que acabó de construir su personalidad”, añade el profesor.

Allá, al otro lado del océano Atlántico, se dedicó al comercio internacional. En 1965 volvió a Valencia y se estableció en el negocio de la exportación de calzado alicantino a los Estados Unidos. Este es el momento en que empezó a desarrollar su inclinación coleccionista, reuniendo, por un lado, una extensa biblioteca especializada en pensamiento político y, por otro, una importante colección de pintura de temática social.

La generosidad de Jesús Martínez Guerricabeitia y su convencimiento de que la cultura tiene que ser accesible para todo el mundo hizo que se desprendiera de su legado, entregándolo a las instituciones públicas valencianas para ponerlo a disposición de las jóvenes generaciones, del conocimiento y de la enseñanza.

En 1989, la familia fundó el Patronat Martínez Guerricabeitia dentro de la Fundació General de la Universitat de València, con el fin de fomentar y difundir las artes plásticas contemporáneas e incrementar el patrimonio artístico de la institución académica, una tarea que hace posible la Bienal Martínez Guerricabeitia y que en 2014 llegará a su duodécima edición. En 1999, tuvo lugar la donación de la colección de arte Martínez Guerricabeitia a la Universitat de València, la más importante del género en España gestionada por una universidad pública, en definitiva, un valioso patrimonio artístico de contenido político y social. En el documento de donación, la familia especificó su voluntad de poner estos fondos al alcance de la comunidad universitaria, en primer lugar, y por extensión, hacerlo accesible a toda la ciudadanía. De hecho, La Nau, el edificio histórico de la Universitat, cuenta con la Sala Martínez Guerricabeitia, un espacio específico dedicado a esta labor.

La donación constó de 129 obras únicas, entre pinturas, obras en papel y fotografías, realizadas por sesenta autores diferentes y 274 ejemplares de obra gráfica de otros 140 artistas. Esta colección narra la historia del arte contemporáneo de la segunda mitad del siglo XX, paralela a las preocupaciones de los artistas más comprometidos, reflejando así la represión social e ideológica de la época.

La segunda donación se produjo cuatro años después. En 2003, se desprendió de la biblioteca familiar, formada por 23.000 volúmenes, que donó a la Biblioteca Valenciana, de la Conselleria de Educación, Cultura y Deporte. Bibliófilo y coleccionista, reservó 2.000 ejemplares de poesía para su disfrute personal, si bien en 2009, al morir Carmen García, esposa del empresario, el hijo de ambos los depositó también en la Biblioteca Valenciana junto al archivo personal de sus padres.

Jesús Martínez Guerricabeitia en 2005, con una de las obras de sus bienales

Jesús Martínez Guerricabeitia en 2005, con una de las obras de sus bienales

‘Jesús Martínez Guerricabeitia: coleccionista y mecenas’
Este es el título de la obra coordinada por el profesor José Martín Martínez, autor del relato biográfico que ha querido centrar en la figura humana y familiar del empresario. Con más de cuatrocientas páginas, el libro ha contado con la colaboración de Jesús Huguet, Facundo Tomás, Juan Manuel Bonet y Vicente Navarro de Luján, quienes en sus textos hacen referencia a su legado artístico y bibliográfico.

Portada del libro

Portada del libro

La obra también recoge los discursos del acto académico de entrega de la Medalla de la Universitat de València que la institución académica le concedió, en reconocimiento de su mecenazgo, en 1977. Otros son los de la Asociación Valenciana de Críticos de Arte (1998), el Consell Valencià de Cultura (2008), el Ayuntamiento de Valencia (2010) y el diario Levante-EMV (2013). Ahora, la biografía ‘Jesús Martínez Guerricabeitia: coleccionista y mecenas’ se configura como un reconocimiento definitivo que rescata la figura de un valenciano generoso, que ejerció un papel fundamental dentro del antifranquismo valenciano, mecenas ya en aquel momento del Partido Comunista, para no olvidar su actividad, su compromiso social, político y cultural, y recordar por siempre jamás más su nombre y todo aquello que hizo con la fortaleza de un luchador y la inventiva de un emprendedor nato. 

.