Premio de dibujo DKV-MAKMA: últimos días

Premio de Dibujo DKV – MAKMA
Convocante: DKV Seguros y MAKMA revista de artes visuales y cultura contemporánea
Dotación: 3.000 euros
Plazo de admisión: del 1 de julio al 30 de septiembre de 2016

La tradición oral de cuentos y fábulas ha tenido a través de la historia un papel fundamental en la transmisión de conocimientos, siendo ejemplo en la relación humana forjada por el sentido del humor y gracejo particular de cada relato. La creatividad del narrador y el guión a seguir de la historia a contar es una muestra de inteligencia natural a la que el ser humano ha recurrido con el complemento del dibujo para comunicarse en clave didáctica, para facilitar la comprensión, o simplemente para superar o “comerse” lo literario. Con el objeto de canalizar esa creatividad, poniéndola al servicio de una buena causa, DKV Seguros y MAKMA, revista de artes visuales y cultura contemporánea, ponen en marcha la II convocatoria del Premio de Dibujo cuya temática gira en torno a la tradición oral de los cuentos, fábulas, la literatura popular, o cuentos contemporáneos para todas la edades.

Tomando como base el carácter iniciático de esos relatos, tanto para el niño como para el adulto que comparten la experiencia de la narración como vehículo de aprendizaje ante la vida, el premio pretende a su vez destacar el papel del dibujo contemporáneo como medio privilegiado para reflejar ese universo. Recuperar la práctica del dibujo en comunión con esa experiencia iniciática de cuentos populares o contemporáneos es el objetivo de la convocatoria de este Premio de Dibujo DKV – MAKMA.

Los participantes, nacidos a partir de 1976 y de nacionalidad española, deberán presentar una propuesta on line del proyecto expositivo realizada con cualquier tipo de técnica y presentada en cualquier tipo de soporte, siempre que su creación comprenda el empleo del dibujo en cualquiera de sus variantes. El proyecto deberá acreditar su capacidad para llevar a cabo una exposición monográfica en la galería del Tossal de Valencia.

El plazo de presentación de propuestas se abre el 1 de julio y concluye el 30 de septiembre de 2016. Una vez conocido el veredicto del jurado, el ganador tendrá un plazo de dos meses para la producción del proyecto expositivo: del 3 de octubre al 27 de noviembre de 2016. La exposición en la Galería del Tossal de Valencia se celebrará durante los meses de diciembre de 2016 y enero de 2017.

El jurado del premio está compuesto por: Alicia Ventura, comisaria de exposiciones y coordinadora del Proyecto Arteria DKV; Inmaculada Corcho, directora del Museo ABC de dibujo e ilustración; Óscar Alonso Molina, comisario y crítico de arte; Jaime Torres, director de ESAT; Antonio Alcaraz, director del departamento de Dibujo de la Facultad de BBAA San Carlos, de la UPV; Juan Bautista Peiró, asesor de la Colección DKV, y Vicente Chambó, director de El Caballero de la Blanca Luna y cofundador de MAKMA, autor, editor y comisario de exposiciones.

En el siguiente enlace:

Acceso a las Bases completas y el plano de la Sala donde se expondrá el proyecto ganador.

https://www.makma.net/wp-content/uploads/2016/07/BASES_PREMIO_DIBUJO_DKV-MAKMA_2016.pdf

Imagen de portada: Detalle de la mesa de trabajo de Estefanía Martín Sáez, ganadora de la edición del premio DKV MAKMA en 2015.

Premio de Dibujo DKV – MAKMA

Premio de Dibujo DKV – MAKMA
Convocante: DKV Seguros y MAKMA revista de artes visuales y cultura contemporánea
Dotación: 3.000 euros
Plazo de admisión: del 16 de julio al 30 de septiembre de 2015

El descanso veraniego es buen momento para dar rienda suelta a la imaginación, apresada a lo largo del año por la férrea disciplina laboral. Con el objeto de canalizar esa imaginación, poniéndola al servicio de una buena causa, DKV Seguros y MAKMA, revista de artes visuales y cultura contemporánea, ponen en marcha un Premio de Dibujo cuya temática gira en torno a la literatura popular y los cuentos de tradición oral.

Tomando como base el carácter iniciático de esos relatos, tanto para el niño como para el adulto que comparten la experiencia de la narración como vehículo de aprendizaje ante la vida, el premio pretende a su vez destacar el papel del dibujo y la ilustración como medios privilegiados para reflejar ese universo. Recuperar la práctica del dibujo en comunión con esa experiencia iniciática de los cuentos populares es el objetivo de la convocatoria de este Premio de Dibujo DKV – MAKMA.

Los participantes, nacidos a partir de 1975 y de nacionalidad española, deberán presentar una propuesta de proyecto expositivo realizada con cualquier tipo de técnica y presentada en cualquier tipo de soporte, siempre que su creación comprenda el empleo del dibujo en cualquiera de sus variantes. El proyecto deberá acreditar su capacidad para llevar a cabo una exposición monográfica en el Centro del Carmen de Valencia.

El plazo de presentación de propuestas se abre el 16 de julio y concluye el 30 de septiembre de 2015. Una vez conocido el veredicto del jurado, el ganador tendrá un plazo de dos meses para la producción del proyecto expositivo: del 5 de octubre al 5 de diciembre de 2015. La exposición en la Sala de Contrafuertes del Centro del Carmen se realizará del 14 de diciembre de 2015 a enero de 2016.

El jurado del premio está compuesto por: Alicia Ventura, comisaria de exposiciones y coordinadora del Proyecto Arteria DKV; Vicente Chambó, cofundador de MAKMA, director de El Caballero de la Blanca Luna y comisario de exposiciones; Óscar Alonso Molina, comisario y crítico de arte; Inmaculada Corcho, directora del Museo ABC de dibujo e ilustración; Bea Espejo, El Cultura de El Mundo de Madrid; Ricard Huerta, director del Institut Creativitat i Innovacions Educatives de la Universitat de València, y Juan Bautista Peiró, asesor de la Colección DKV.

A continuación insertamos las Bases completas y el plano de la Sala donde se expondrá el proyecto ganador.

BASES_PREMIO_DIBUJO_DKV-MAKMA

Plano de la Sala Contrafuertes.

Plano de la Sala Contrafuertes.

 

Premio de Dibujo DKV MAKMA.

 

Petiteses, canciones por y para niños

Petiteses, de Rodamons Teatre
Presentación del DVD en el Auditori de Alboraia
C / Milagrosa, 17. Alboraia (Valencia)
Domingo 21 de diciembre, a las 11.00h

‘Petiteses’ es el primer DVD infantil en valenciano del mercado.  Un proyecto lúdico y didáctico  que contiene 10 vídeos musicales y un cuento. Desde un rap, hasta una nana, pasando por canciones populares, sin dejar de lado elementos tradicionales y la utilización de instrumentos antiguos o reciclados.

Un DVD hecho por y para niños. Cada pieza ha sido rodada gracias a la colaboración de menores de todas las edades, en diferentes municipios de la Comunidad Valenciana.  Tras 18 años haciendo disfrutar a los más pequeños sobre los escenarios, Rodamons Teatre  ha dado por fin el salto audiovisual de la mano de la productora valenciana Vorariu Comunicación, formada por trabajadores de la ya desaparecida RTVV, algunos de los cuales, como Lola Domingo, participaron en el famoso programa infantil ‘Babalá’.

Laura, Vicent y Teresa son Rodamons Teatre, autores del DVD infantil 'Petiteses'.

Laura, Vicent y Teresa son Rodamons Teatre, autores del DVD infantil ‘Petiteses’.

Una combinación de  profesionales artísticos que ha dado como resultado ‘Petiteses’, un DVD fresco, original, bonito y también necesario, ya que en la actualidad la oferta audiovisual en lengua valenciana es prácticamente inexistente. Las canciones y sus coreografías son una invitación a la participación y al movimiento, pero también a la reflexión sobre el entorno. Una mirada dulce en las canciones de cuna y un homenaje a los trabalenguas y las adivinanzas.

El domingo 21 de diciembre, a las 11 horas, la consagrada actriz Rosana Pastor presentará ’Petiteses’, el DVD, en el Auditori de Alboraia (C/ Milagrosa, 17) con entrada gratuita para todo el mundo. Un espectáculo con muchas sorpresas e invitados que nadie se puede perder.

Rodamons Teatre, o lo que viene a ser lo mismo, Laura, Teresa y Vicent, lleva casi 20 años  recuperando cuentos y canciones del imaginario popular valenciano, mediante la investigación y la creación de instrumentos musicales apropiados para divulgar ese ancestral legado. Mediante actuaciones en plazas, colegios y teatros, Rodamons ha transmitido a miles de niños esa pasión por las canciones tradicionales mezclando la diversión, el juego y la rica vertiente musical.

Portada del proyecto de Rodamons Teatre Petiteses.

Portada del DVD Petiteses, de Rodamons Teatre. 

 

Charpa, la vía del arte chino en Valencia

‘Uno’, de He Zhihong y Guillaume Olive
Galería Charpa
C / Tapinería, 11. Valencia
Hasta finales de noviembre

Bi Ying, Casey Tang y, ahora, He Zhihong acompañada de Guillaume Olive, por citar las últimas incorporaciones. De manera que la galería Charpa sigue apostando por los artistas chinos, abriendo su espacio y ofreciendo sus paredes para que declamen sus sorprendentes propuestas, alejadas del tradicional colgado de obras. Que declamen, sí, porque los trabajos expuestos se ofrecen al espectador a modo de frases sueltas que adquieren sentido mediante la contemplación pausada del conjunto. Es la sutileza oriental por la que Charpa apuesta en tiempos de discursos gruesos.

Una de las obras de He Zhihong en la exposición de la Galería Charpa en Valencia.

Una de las obras de He Zhihong en la exposición de la Galería Charpa en Valencia.

Y lo hace en esta ocasión con la obra de He Zhihong, cuyas ilustraciones acompañan suavemente los poemas de la dinastía Tang, reinante hace más de diez siglos en China. Guillaume Olive se suma al esfuerzo por recuperar aquella poesía, entregando ambos un trabajo conjunto repleto de naturalezas desbordantes, paisajes románticos y personajes salidos de tradicionales cuentos infantiles. Por ellos desfilan figuras, animales, monstruos y lugares característicos del mundo rural donde se tejen tramas novelescas que sirven de fondo a la inmemorial existencia.

Obra de He Zhihong en la exposición de la Galería Charpa en Valencia.

Obra de He Zhihong en la exposición de la Galería Charpa en Valencia.

Gracias a las labores de intérprete realizadas por Salvador Albiñana, ex director del Col.legi Major Rector Peset, que ejerció de improvisado guía, supimos que el padre de Zhihong era calígrafo y que, por tanto, ella “mamó desde pequeña” esa pasión por las letras. Pasión que aparece reflejada en esa cadencia formal con la que He Zhihong va penetrando en los paisajes y escenarios de aquellos cuentos chinos. Algunos de los cuales, obra de ambos artistas, se hallan en forma de libro expuestos para que puedan ser hojeados.

Obras de He Zhihong en la exposición de la Galería Charpa de Valencia.

Obras de He Zhihong en la exposición de la Galería Charpa de Valencia.

Una parte de la muestra aparece bajo el dominio de la sutil naturaleza, en la que el ser humano resulta minúsculo en comparación con el gran paisaje que lo desborda. Zhihong lo exhibe a modo de gran mural que se extiende más allá del frágil marco que lo contiene, para rebasarlo e invadir el espacio de la pared. La naturaleza así desplegada termina por diluir los límites espaciales, en clara alusión a esa otra naturaleza interior de quien se ve invadido por tan fantástico paisaje.

La otra parte expositiva se halla protagonizada por ilustraciones saturadas de color de esos cuentos de tradición oral, en un montaje lineal que se ve quebrado por alguna ilustración fuera de lugar. De manera que el propio montaje se convierte en narración, puntuando ciertas imágenes al margen del conjunto, sobre todo aquellos que tienen que ver con la presencia de monstruos. Tinta china a color sobre papel de arroz y de seda.

Obras de He Zhihong en la exposición de la Galería Charpa de Valencia.

Obras de He Zhihong en la exposición de la Galería Charpa de Valencia.

Pero hay algo más, sin duda obvio, una vez descubierta la pasión de Zhihong por la caligrafía paterna. Se trata de ese poema caligrafiado en la pared de entrada de la galería, dedicado al campesino, traducido así: “Escardando los brotes de cereales, a mediodía, en pleno sol, las gotas de sudor resbalan a lo largo de los tallos y penetran en la tierra. Quién se acuerda que la comida de cada plato, es el producto de tanto trabajo?”

Para recordarnos esa relación con la naturaleza, ya no imaginaria sino directamente asociada a la más intrínseca supervivencia humana, He Zhihong y Guillaume Olive suman fuerzas en la recuperación de una tradición oral que hurga en cierta memoria ancestral. Charpa la acoge en su galería para ofrecer testimonio, vía oriental, de los cuentos que nos constituyen. Cuentos a seguir teniendo muy en cuenta.

Una de las obras de He Zhihong en la exposición de la galería Charpa.

Una de las obras de He Zhihong en la exposición de la galería Charpa.

Salva Torres

El Brujo en el teatro Olympia

El evangelio de San Juan, de Rafael Alvarez “El Brujo”
Teatro Oympia
C/ San Vicente, 44. Valencia.
Hasta el 17 de Noviembre.

El Evangelio de San Juan” es el título del espectáculo que cierra una trilogía compuesta junto con “San Francisco, juglar de Dios” y “Los misterios del Quijote”. Los tres espectáculos se basan sobre antiguas técnicas de transmisión y narración oral. El humor es una nota dominante en ellos. Versan sobre temas que han dejado una fuerte huella sobre la memoria y la imaginación colectiva.

Se nutren por igual de la ‘tradición de la palabra’, por decirlo así, insisten de forma especial en la fuerza viva de la palabra hablada frente a la tradición de la palabra escrita y su ascendente en el teatro. Así mismo, la confrontación (y a veces la interconexión o incluso la síntesis) de estas dos tradiciones y el reflejo de sus contenidos en la imaginación popular, (en la forma de cuentos, leyendas y otros temas objeto del arte de los antiguos juglares) es también un factor común a ellos. El estudio de la obra de Dario Fo, teórica y práctica –especialmente la puesta en escena de “San Francisco, juglar de Dios”- ha ejercido una influencia decisiva y muy visible en el desarrollo de estos trabajos y en su visión conjunta como trilogía.

“El Evangelio de San Juan” la cierra y la completa con un tema fascinante, que hunde sus raíces en las más antiguas tradiciones orales del Mediterráneo. Este espectáculo se inscribe en el ámbito propio de la juglaría, con el humor, la vitalidad y el ritmo propios de la comedia, pero al mismo tiempo, como en “San Francisco, juglar de Dios”, con una fuerte carga poética, en este caso ineludible, por el lenguaje propio del texto y la ternura y simbolismo de alguna de sus situaciones.

Al margen del interés de grandes cineastas por la figura concreta de Jesús (Zefirelli, Passolini, etc) desde Leonardo a Chaplin, Kierkegaard, Bach o Einstein, a lo largo de la historia, el Evangelio de San Juan ha conmovido a centenares de filósofos, poetas, artistas, músicos y hasta científicos.

Newton le dedicó los últimos años de su vejez. Llegó a aprender griego clásico y arameo. Después de estudiar el fenómeno de la luz durante toda su vida, probablemente, antes de morir, quiso penetrar siquiera un poco en la raíz de su misterio. Salvando naturalmente las enormes distancias, este proyecto se inscribe como una modesta aportación, desde el mundo de la escena, un pequeño granito de arena en esa corriente del arte que a través del trabajo de los hombres y mujeres de todos los tiempos, evoca, contempla o celebra este enorme regalo de la vida en el Hombre: el don del misterio.

Veo “El Evangelio de San Juan” como una extrovertida ceremonia popular con la frescura y espontaneidad que le confiere al teatro la risa y la sensualidad del contacto inmediato con el público, pero con cierto aire de exaltación mística, o histérica, si se quiere. (En cierto sentido como una modalidad o derivación lírica de los motivos del famoso ‘misterio bufo’ de Darío Fo). Un relato, a veces sencillo y silencioso,pero también en un ambiente de fiesta, compartido y vivido como una ceremonia mágica.

Rafael Álvarez, el brujo, en una de sus actuaciones. Fotografía por cortesía del teatro Olympia

Rafael Álvarez, el brujo, en una de sus actuaciones. Fotografía por cortesía del teatro Olympia.

Vicente Chambó, Premio Nacional del Libro 2012

Fábulas y cuentos del Viejo Tíbet, de Vicente Chambó

Ilustraciones de Carlos Domingo

Premio Nacional 2012 al Libro Mejor Editado

Fábulas y cuentos del Viejo Tíbet, de Vicente Chambó. Ilustraciones Carlos Domingo

Fábulas y cuentos del Viejo Tíbet, de Vicente Chambó. Ilustraciones Carlos Domingo

Vicente Chambó, Premio Nacional al Libro Mejor Editado en 2012, dentro de la categoría Bibliofilia, cuida hasta el último detalle cada uno de los proyectos editoriales en los que se embarca a lomos de su propia editorial: El Caballero de la Blanca Luna. Para él, un libro es un tesoro que hay que cuidar como se cuidan los hijos, a base de tiempo, dedicación y un mimo a la altura de su paciente espera. El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ha valorado todas esas cualidades, y muchas otras, para concederle un premio que logra por segunda vez en apenas cinco años, tras sus Fábulas Literarias de Iriarte en 2008.

En esta ocasión, el Premio Nacional lo ha obtenido por Fábulas y cuentos del Viejo Tíbet, con ilustraciones de Carlos Domingo y editado por El Caballero de la Blanca Luna, fundada y dirigida por el propio Chambó. Dos ediciones venales de 464 páginas, en las que el editor, comisario de exposiciones, miembro de la Asociación Valenciana de Críticos de Arte (AVCA), escultor y fotógrafo, recoge el imaginario tibetano en forma de leyendas que él ha ido recopilando con la calma del amanuense que impregna en cierto modo el espíritu del libro.

Fábulas y cuentos del Viejo Tíbet, de Vicente Chambó

Fábulas y cuentos del Viejo Tíbet, de Vicente Chambó. Ilustraciones de Carlos Domingo

Incluso se permite la licencia poética de escribir el prólogo de las Fábulas y cuentos del Viejo Tíbet, adoptando la personalidad de una mujer, para narrar en primera persona la historia de sus protagonistas. Una historia que transcurre en el Tíbet de principios del siglo XX, hasta la huida del Dalai Lama en 1959. Las ilustraciones de Carlos Domingo ayudan a recrear la desbordante imaginación recogida en esas leyendas de tradición oral. Vicente Chambó contribuye, de esta manera, no sólo a la divulgación de un tesoro literario que puede llegar a perderse, sino a la concepción del libro mismo como tesoro.

Para lograrlo, Chambó no duda en emplear todas las técnicas y herramientas que mejor convienen a la transmisión de semejante obra literaria: desde la tipografía móvil a la serigrafía, pasando por el offset, el gofrado, el perforado a mano o el troquelado. El resultado no puede ser más brillante: dos ediciones venales, una de 100 ejemplares numerados en el interior de cajas especiales de madera, con ocho serigrafías originales numeradas y firmadas, más siete sellos de fantasía, junto a una segunda edición de 225 ejemplares sin numerar. Y no contento con ello, Chambó riza el rizo de la edición utilizando una imprenta fabricada en Alemania del Este, antes de la caída del muro de Berlín.

Fábulas y cuentos del Viejo Tíbet, con su caja de manera, de Vicente Chambó

Fábulas y cuentos del Viejo Tíbet, con su caja de manera, de Vicente Chambó

Los proyectos editoriales de Vicente Chambó son así: primero, una buena historia que contar, que transmitir, que hacer perdurable; luego, unas técnicas y herramientas que permitan poner en entredicho la obsolescencia de las máquinas en la trituradora de la sociedad del consumo, y, como consecuencia de todo ello, el libro no ya como simple producto sino tesoro en sí mismo. Un total de 29 narraciones, entre las 9 fábulas, los 11 cuentos tradicionales, y los 9 cuentos maravillosos, que destila ese espíritu laborioso, divulgativo y entrañable que atesora Chambó, y al que Carlos Domingo da lustre con su brillante obra en sanguina. Sus imágenes, algunas queriendo superar las dimensiones del propio libro, dejan huella indeleble en ese mismo espíritu de transmisión de ciertos valores cercanos a la preservación del entorno social y cultural que la nerviosidad moderna pone en serio peligro.

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ha tenido, visto lo visto, sobradas razones para otorgar el Premio Nacional al Libro Mejor Editado en 2012, en su apartado Bibliofilia, a estas Fábulas y cuentos del Viejo Tíbet, que El Caballero de la Blanca Luna ha gestado en compañía de Carlos Domingo. Fábulas y cuentos que, teniendo por origen las leyendas tibetanas, poseen el carácter universal de los grandes tesoros.

Fábulas y cuentos del Viejo Tíbet, de Vicente Chambó. Ilustraciones de Carlos Domingo

Fábulas y cuentos del Viejo Tíbet, de Vicente Chambó. Ilustraciones de Carlos Domingo

Salva Torres