Más artes escénicas y menos IVA

Presentación de la Academia de las Artes Escénicas de España
Sala Russafa
C / Dénia, 55. Valencia
Lunes 4 de mayo de 2015

“No es un problema del gobierno, es un problema nuestro. ¡Allá el gobierno!”. Y José Luis Alonso de Santos, encendido como un rayo por la mecha de las palabras, fue desgranando la importancia, tremenda importancia, de la prácticamente recién nacida Academia de las Artes Escénicas de España, que se presentó el lunes en Valencia de la mano de Sala Russafa. “Tenemos que hacernos respetar y recuperar el prestigio social”. ¿Cómo? Recuperando el buen correr del ciervo frente a la resignada tortuga, por utilizar su propia metáfora.

“Hablamos de la ambición de la excelencia, porque al igual que los médicos tienen que curar bien, nosotros tenemos que hacer buenas obras de arte con las que mover los cimientos del mundo”. Un mundo, continuó el presidente de la Academia, “que nos ha ido quitando las ambiciones y nos ha convertido en tortugas en lugar de ciervos”. Por eso insistió en la importancia de los profesionales del sector de las artes escénicas: “No somos un grupo marginal que nos quejamos de lo mal que está todo; somos una entidad de primerísimo orden que acaba de nacer para dignificar la profesión”.

Logotipo de la Academia de las Artes Escénicas de España. Imagen cortesía de la Academia.

Logotipo de la Academia de las Artes Escénicas de España. Imagen cortesía de la Academia.

Para ello, Alonso de Santos incidió en algo que es extensible al resto de colectivos agrupados en torno a una misma práctica cultural: “Tienen que ver que nos creemos el teatro, porque si no, es como el cura que no cree en Dios”. Y aunque el símil produjera entre el medio centenar de profesionales reunidos en la Sala Russafa un runrún de incredulidad, lo cierto es que el ciervo lo necesita para abandonar el lánguido paso de la tortuga.

En el editorial de la revista ‘Artescénicas’, cuyo primer número también se presentó en Valencia, Alonso de Santos explica que no es normal que, “entre la indiferencia y la resignación de los ciervos, las tortugas se vayan apropiando de todos los resortes para impedir ese ‘buen correr’, imprescindible para el positivo desarrollo de la humanidad, tal como la sueñan los ciervos”.  Pero lo peor, sigue diciendo el dramaturgo, es que “hasta los mismos ciervos empiecen a pensar que tal vez lo que ellos hacen no sea tan necesario, ya que la sociedad no lo estimula ni facilita, sino todo lo contrario”.

De ahí su hastío con el gobierno y el maldito IVA del 21%. “El IVA es una maldad, pero la cuestión fundamental estriba en ser nosotros grandes ante ese gobierno pequeño, siendo orgullosos como artistas”. De hecho, habló del nacimiento de la Academia como antídoto contra la peor de las enfermedades del ser humano: la resignación. Contra eso y contra la oscuridad que impone la maraña del bosque. “La sociedad es un bosque que nos está comiendo, porque hasta que algunos crearon un espacio abierto donde actuar, crear ritos y ceremonias, estábamos perdidos, y la Academia viene precisamente a hacer llanura en ese bosque”.

Imagen de los Premios Max de la web de la Academia de las Artes Escénicas de España.

Imagen anunciadora de los Premios Max en la web de la Academia de las Artes Escénicas de España.

Por eso era tan importante darle sentido a la institución, porque “el gran peligro es que exista para nada”. Encontrar el “para qué”, que uniera a tanto “disidente orgulloso de serlo”, fue capital a la hora de poner en marcha la Academia: “Tenemos la responsabilidad de hacer el mundo menos inmundo; no es idealismo, es dar sentido a lo que no lo tiene”. No fue fácil ponerse de acuerdo con el término de Academia y menos aún con el de España que sigue al de Artes Escénicas: “La palabra España viene precisamente a descentralizar la institución, porque así tienen cabida todos”. De hecho, el presidente animó a los valencianos a que presentes proyectos, actividades y que encabecen propuestas.

“Y aquí estamos”, concluye José Luis Alonso de Santos en el editorial de ‘Artescénicas’, “metidos en esa eterna batalla entre crear o destruir, entre estimular posibilidades más enriquecedoras y creativas del ser humano, o dejar que crezcan solo las malas hierbas del egoísmo, la necedad pueril y el adanismo primitivo, fuera de los mejores canales del arte y la cultura que el esfuerzo de los mejores del pasado nos han legado”. La presentación acabó con la polémica, sin duda germen creativo de la propia Academia, entre teoría y práctica, y entre pathos y logos. Pero esa es ya otra historia…

Más información:
http://academiadelasartesescenicas.es

Profesionales del sector en la presentación de la Academia de las Artes Escénicas de España en la Sala Russafa de Valencia.

Profesionales del sector en la presentación de la Academia de las Artes Escénicas de España en la Sala Russafa de Valencia.

Salva Torres

 

Contra la reducción del Grado en Bellas Artes

Conferencia de Decanos de las Facultades de Bellas Artes
Celebrada en Bilbao, el 6 de marzo, 2015

La semana pasada tuvo lugar en Bilbao una reunión de la Conferencia de Decanos de las Facultades de Bellas Artes en la que se decidió un posicionamiento de todas las Facultades frente al Decreto 3+2 (Real Decreto 43/2015, de 2 de febrero) al respecto de los títulos de Grado en Bellas Artes, Diseño y Conservación y Restauración de Bienes Culturales. En dicha reunión, se manifestó que dichos estudios de Grado deberán mantenerse en los 240 créditos ECTS actuales, si se quería garantizar unos mínimos de calidad en la formación.

El comunicado emitido tras la reunión del 6 de marzo señala exactamente que «ante la publicación del Real Decreto 43/2015, de 2 de febrero, y en relación a la posibilidad de reducir la duración de los actuales títulos de Grado en Bellas Artes, en Diseño y en Conservación y Restauración de Bienes Culturales, la Conferencia acuerda de forma unánime la solicitud de mantener esos 240 créditos ECTS».

Vista general del campus de la Universitat Politècnica de València.

Vista general del campus de la Universitat Politècnica de València.

Tal y como se manifiesta, «dichos estudios de Grado deberán mantenerse en los 240 créditos ECTS actuales, teniendo en cuenta que, dado su carácter experimental y teórico-práctico, unido a la amplitud y heterogeneidad de sus materias fundamentales, no se podría garantizar la calidad de la formación con un desarrollo temporal más reducido».

Participaron en la reunión representantes de las Facultades de Bellas Artes de: Altea (Universidad Miguel Hernández), Barcelona (Universidad de Barcelona), País Vasco (UPV-EHU), Cuenca (UCLM), Granada (UDR), Madrid (Universidad Complutense), Salamanca (USAL), Sevilla (US), Málaga (UMA), Murcia (UM), La Laguna (ULl), Pontevedra (UVigo), Valencia (Universitat Politècnica de València-UPV) y Teruel (UniZar).

Detalle de la fachada de la Universitat Politècnica de València.

Detalle de la fachada de la Universitat Politècnica de València.

 

Esculturas para llevar

Artefactus Espai d’Art
C/ Mestre Ángel Palencia, 6. Xàbia (Alicante)
Hasta el 28 de marzo de 2015

10 Verónica Adler -MAKMA

“Es la Arquitectura una ciencia que debe ir acompañada de otros muchos conocimientos y estudios, merced a los cuales juzga de las obras de todas las artes que con ella se relacionan. Esta ciencia se adquiere por la práctica y por la teoría.

La  práctica es una continua y repetida aplicación del uso en la ejecución de proyectos propuestos, realizada con las manos sobre la materia, correspondiente a lo que se desea formar. La teoría, en cambio, es la que puede explicar y demostrar, de acuerdo con las leyes de la proporción y del razonamiento, la perfección de las obras ejecutadas.

Por tanto, los arquitectos que sin teoría, y sólo con la práctica, se han dedicado a la construcción, no han podido conseguir labrarse crédito alguno con sus obras, como tampoco lograron otra cosa que una sombra, no la realidad, los que se apoyaron sólo en la teoría.»[1]

2 Verónica Adler -MAKMA

Quizás sea la necesidad de transmitir la esencia de la arquitectura a través de mis piezas lo que ha hecho de ellas una arquitectura que nace de las manos, es como si proyectar fuera dibujar en el aire. La arquitectura como una medio de expresión que busca las formas, los volúmenes, la simplificación, las proporciones.

Recuerdo durante mi formación la necesidad de resolver los proyectos intentando conseguir que cumplieran las tres cualidades conocidas como las virtudes de Vitruvio: firmitas, utilitas, venustas. Que funcionara pero al mismo tiempo que fuera resistente, que sea resistente y además bello. Este intento de cumplir lo aprendido me ha llevado a crear una arquitectura que está pensada para ser llevada, son objetos que se adaptan, se transforman en la piel, se convierten en parte fundamental, hasta alcanzar el carácter de lo escultórico.

5 Verónica Adler -MAKMA

¿Pero qué hay de la necesidad de que la pieza “resista”?, pues bien esta primera condición ha provocado que mi formación en el conocimiento de las estructuras se traslade a este nuevo campo, ahora no se trata de calcular un edificio, se trata del estudio y del análisis de la pieza, la cinemática aplicada,  teniendo en cuenta su evolución en el tiempo bajo la acción de las fuerzas. El interés por aplicar el movimiento, no basta con que sea estática, necesito que varíe y es en esta búsqueda del equilibrio donde se generan las formas.

Introduciendo conceptos y elementos estructurales como las rótulas la pieza va modificando su posición, para que no sea un único objeto, sean dos, tres o más….  El movimiento y con él la versatilidad, la capacidad de adaptarse con sencillez a diversas funciones, adquiriendo el carácter de lo inconstante.

1 Verónica Adler -MAKMA

Siempre he tenido una fascinación especial por las máquinas, o mejor dicho por su interior, el sistema mecánico que permite su funcionamiento, sus engranajes, ruedas, cadenas, resortes… en definitiva el sentido de la obra mecánica. Es por ello que las piezas han evolucionado buscando esta semejanza, convirtiéndose en artificios mecánicos o artefactos, pero no en sentido peyorativo, sino según el origen etimológico de la palabra, “arte factus” la obra mecánica hecha con arte.  Esta relación condiciona los materiales con los que la obra se realiza, ya no se trata de manejar la plata, el oro… en los que pensamos directamente cuando hablamos de joyería. Se busca la experimentación con otros materiales, el latón, el cobre, caucho, neopreno… usados a escala industrial y raramente aplicados en este ámbito.

Sin embargo no sólo es el interior de la máquina lo fascinante, sino también su exterior, “la carcasa” el armazón exterior que sirve de soporte y protección de la pieza. El contenido queda expuesto o incluido en un elemento al que también se le confiere dicha versatilidad, no quedándose exclusivamente en la función de proteger sino que además debe permitir exponer la pieza. El diseño de la máquina como un todo, no sólo su interior (la pieza) sino también su exterior (la carcasa).

3 Verónica Adler -MAKMA

El resultado es un objeto que no se puede clasificar dentro de joyería, ni dentro de la escultura, ni en la arquitectura, es el resultado de los vínculos existentes entre las diversas materias, una reflexión sobre el arte, donde se interrelaciona la mecánica, la escultura, la joyería y la arquitectura.

Verónica Adlert

9 Verónica Adler -MAKMA

Verónica Adlert es Doctor Arquitecto por la U.P.V. y profesor asociado en el Departamento de Mecánica de los Medios Continuos y Teoría de las Estructuras de la misma Universidad desde julio de 2014. También es miembro del Equipo Coordinador de la Titulación “Especialista Universitario en Rehabilitación de Edificación” en el Centro de Formación de Posgrado de la U.P.V. Ha colaborado en el Departamento de Mecánica de los Medios Continuos y Teoría de las Estructuras en diversos trabajos profesionales de cálculo estructural desde el año 2000, mucho antes de acabar sus estudios en la Escuela de Arquitectura con una calificación en su Proyecto Final de Carrera de Matrícula de Honor en el año 2006. Además de todo esto ha realizado el Máster Oficial en Conservación del Patrimonio Arquitectónico, especialidad Técnicas de Intervención, dentro del programa de doctorado en Arquitectura, Edificación, Urbanística y Paisaje de la U.P.V. en 2009 con una calificación de Matrícula de Honor.



[1] Marco Lucio Vitruvio Polión ”Los Diez Libros de la Arquitectura” Libro Primero, Capítulo I, p.5, Ed Iberia, S.A., 2000.

Entre el estar y el ser de Ingrid Wildi

Entre el estar y el ser, de Ingrid Wildi Merino
Aural Galería
C / Labradores, 17. Alicante
Inauguración: sábado 21 de febrero, a las 20.00h
Hasta el 4 de julio de 2015

‘Entre el estar y el ser’ es un proyecto concebido por la artista chilena, radicada en Suiza, Ingrid Wildi Merino, siendo su primera muestra individual en España que tendrá lugar en la Galería Aural. Esta exposición reúne dos instalaciones de índole político-social. La primera instalación consiste en una reflexión sobre la identidad regional de los pobladores del norte de Chile, lugar con el que la artista posee un lazo familiar. En la muestra se refleja la auto-representación del sujeto del norte chileno sobre su idiosincrasia y cómo ésta finalmente funciona en relación al sistema neoliberal mundial. La obra evidencia cómo el paisaje del norte de Chile es el resultado de una historia económica y política, conectada a intereses mundiales, que datan de la época de la revolución industrial europea.

Cartel anunciador de la exposición de Ingrid Wildi Merino en Galería Aural.

Cartel anunciador de la exposición de Ingrid Wildi Merino en Galería Aural.

En este trabajo la artista da cuenta de su concepto de Arquitectura de las Transferencias, tanto teórico como estético. Dentro del concepto de Arquitectura de las Transferencias se exponen las relaciones geoeconómicas y geopolíticas entre los países del Sur y el Norte del mundo, donde se produce el usufructo por parte de los sistemas neoliberales, instalados en buena parte del mundo a través de golpes de Estado y/o políticas de infiltración colonial.

Este sistema de transferencias económicas y simbólicas se ha emplazado en los lugares apetecidos para la extracción de todo tipo de materias. Tal intervención es realizada por los poderes hegemónicos de la globalización bajo nombres como “ayuda al desarrollo económico y cultural” o “construcción de progreso”. Bajo su concepto de “Arquitectura de transferencias”, de Ingrid Wildi Merino, se exponen las narraciones de los pobladores, donde percibimos la genealogía de los procesos económicos y sociales para la extracción de materias como el cobre en el norte de Chile, que luego es enviado a los países desarrollados.

Obra de Ingrid Wildi Merino perteneciente a su serie Arquitectura de las Transferencias, para la exposición 'Entre el estar y el ser'. Cortesía de Galería Aural.

Obra de Ingrid Wildi Merino perteneciente a su serie Arquitectura de las Transferencias, para la exposición ‘Entre el estar y el ser’. Cortesía de Galería Aural.

Al mismo tiempo, estas narraciones describen la llegada desde Suecia de materia tóxica con alto contenido de plomo y arsénico, para ser depositada en la misma región. Este tipo de transferencias en el mundo, sucede gracias a los intereses de la globalización, que repite las mismas estrategias coloniales que siempre ha ocupado. Así el sistema neoliberal promueve lo que llama “progreso”, a cambio de la “muerte a la vida”. La segunda instalación consiste en una coreografía para siete voces. Para construir esta coreografía Ingrid Wildi Merino le pidió a los participantes del Grupo Decolonial de Berlín que eligieran algunas frases del libro de Santiago Castro-Gómez “La hybris del punto cero: ciencia, raza e ilustración en la Nueva Granada (1750-1816)”.

La compilación de estas frases se realiza desde la reflexión del libro de Santiago Castro-Gómez, donde se analiza críticamente la arrogancia de la Ilustración europea en la Nueva Granada. Se trata pues de un discurso crítico que busca desnudar la realidad colonizadora tanto material como simbólica. La obra busca reconocer que también hay una explotación y extracción simbólica por parte del discurso globalizador. Esta relación se lleva a cabo transfiriendo un pensar concebido para la exterminación de las epistemes locales, apropiándose de geografías culturales y económicas con el fin de alimentar a las epistemes eurocéntricas hegemónicas. Este trabajo se define a través de una visión historiográfica crítica desde la perspectiva del Sur sobre las referencias epistemológicas locales.

Este conjunto de voces del Sur, disonantes respecto a la aspiración del discurso neoliberal, reúnen tanto los relatos locales de los habitantes del norte de Chile como los relatos teóricos decoloniales que desnudan los sistemas globalizadores, en un total de 99 retratos de personalidades que, tanto en la historia como en la actualidad, juegan un papel importante para los discursos descolonizadores.

Obra de Ingrid Wildi Merino. Imagen cortesía de Aural Galería.

Obra de Ingrid Wildi Merino. Imagen cortesía de Aural Galería.