Intramurs: 10 días, más de 300 artistas

Intramurs, Festival per l’art a València
Diferentes espacio del Centro Histórico de Valencia
Del 22 de octubre al 1 de noviembre de 2015

Intramurs, Festival per l´art a València, que ya celebra su segunda edición, es una propuesta pensada para la rehabilitación cultural del Centro Histórico de la ciudad a través del arte contemporáneo, urbano e interdisciplinar que tendrá lugar del 22 de octubre al 1 de noviembre.

Durante diez días las calles que se encuentran en el interior de la antigua zona amurallada se convertirán en el escenario de más de 300 iniciativas artísticas, gratuitas y para todos los públicos. Un festival urbano que promueve el acercamiento al mundo del arte y de la cultura, buscando nuevas fórmulas de uso del espacio público, promocionando el trabajo de los artistas participantes, reforzando el tejido social del barrio y buscando nuevas formas de expresión y difusión artística.

Salvia Ferrer, directora de Intramurs, en el centro, junto a miembros del equipo de organización, en la presentación del festival. Fotografía: Eva Máñez.

Salvia Ferrer, directora de Intramurs, en el centro, junto a miembros del equipo de organización, en la presentación del festival. Fotografía: Eva Máñez.

Holanda, país invitado

Este año y como novedad cuenta con la participación de Holanda como país invitado. En palabras de Salvia Ferrer, directora del festival, “pensamos en Holanda como paradigma de gestión e impulso del arte y del espacio público, es un país que nos inspira y un modelo del que podemos aprender muchísimo de cara a la puesta en marcha de iniciativas culturales como las que están surgiendo actualmente en la ciudad”.

En este sentido, Holanda está representada en Intramurs por artistas como los performers Judith Leysner y Raúl Marroquín, Saad Ali que realizará una intervención urbana en un mural, Monique Bastiaans o el crítico de arte e investigador Jean Bousmans. Además, se celebrará una mesa redonda en La Nau titulada ‘Holanda, un modelo de arte público’, moderada por Bastiaans y cuyos ponentes serán los artistas citados. La Embajada de Holanda también estará presente en el festival y ha colaborado muy estrechamente en la organización del festival.

Imagen del video realizado para la convocatoria de Intramurs 2015, realizado por Tano Giménez y Natxo Sanmartín.

Imagen del video realizado para la convocatoria de Intramurs 2015, realizado por Tano Giménez y Natxo Sanmartín.

Nuevas rutas, nuevos contenidos.

La organización de mesas redondas y conferencias es otra de las novedades de esta edición. Charlas que buscan la aproximación y reflexionan sobre el barrio, el arte o los nuevos usos del espacio público. ‘Educar con arte’ en el Instituto Francés, ‘Habitar el Centro’ en el Octubre Centre de Cultura Contemporánea, ‘La ley mordaza, rompiendo la democracia desde el BOE’ en Solar Corona o ‘Nuevos usos del espacio público’ en Fundació Bancaixa, son algunas de las charlas destacadas.

Otra de las áreas de Intramurs que sobresalen este año es la referente a las actividades infantiles. Mini-Intramurs coge impulso, reivindica su papel y es prácticamente un mini festival dentro del festival. Decenas de actividades infantiles y talleres que buscan acercar el arte a los más pequeños, facilitarles el acceso a la cultura y promover experiencias artísticas entre los niños y adolescentes.

Las intervenciones urbanas, el arte de acción y la performance también tendrán este año un papel destacado. Intramurs es un festival genuinamente urbano, una nueva forma de entender el arte, que reivindica la importancia del Street Art y del uso del espacio público como espacio expositivo. De esta forma, las calles, las plazas, los balcones o los solares recuperados se llenarán de programación variada y serán el escenario de gran parte de las acciones del festival. Artistas como Jaime Vallaure, el colectivo Trashformaciones, Boa Mistura, mmmm o Democracia, mostrarán sus propuestas más atrevidas, coloristas y arriesgadas.

Imagen del video realizado para el Intramurs 2015, obra de Tano Giménez y Natxo Sanmartín.

Imagen del video realizado para el Intramurs 2015, obra de Tano Giménez y Natxo Sanmartín.

Poesía

La poesía es otro de los ejes de Intramurs. Poesía en estado puro de la mano de Dionisio Cañas, Perú Saizprez, David Benedicte o Colectivo Cataclistics, entre otros. La ruta de escaparates toma relevancia también este año tras el éxito de la pasada edición. En esta ocasión 45 escaparates serán intervenidos por artistas, diseñadores, escaparatistas y arquitectos. La cerveza Alhambra Especial apoya esta ruta y posibilitará la entrega de tres premios a los mejores escaparates.

La música en directo es uno de los puntos fuertes de este año, aumentando notablemente las actuaciones y conciertos. De esta forma, el domingo 25 está prevista la tarde de rock en el solar del antiguo Teatro Princesa, con la actuación de Julio Galcerá, Bardo Delux, Kamadeva o Los Mocetones. Este año además se cuenta con el apoyo de los alumnos de la Berklee y la colaboración de Redbull.

Imagen del video realizado para Intramurs 2015, obra de Tano Giménez y Natxo Sanmartín.

Imagen del video realizado para Intramurs 2015, obra de Tano Giménez y Natxo Sanmartín.

De la misma forma que la música, la moda pide su turno en Intramurs. Con el apoyo de Francis Montesinos, que abrirá su Atelier para que pueda visitarse, el happening de Isabel Messeguer en el Solar del IVAM y desfiles previstos en la Plaza de la Virgen. Y precisamente en esta plaza es donde se realizará una de las piezas más especiales del festival, aún por desvelar.

Además, se podrán disfrutar de piezas de danza, teatro, exposiciones colectivas, arte sonoro, vídeo arte, joyería, feria de autoedición, rutas guiadas, gastronomía, acciones callejeras, cortometrajes, inauguraciones, catas… En definitiva, Intramurs propone un barrio tomado durante diez días por el arte y la cultura, un barrio lleno de vida, atractivo para vecinos, turistas, artistas, comerciantes, hosteleros. Un barrio que, como bien muestra la imagen del festival este año, vuelva a estar en el centro de la diana.

Patrocinadores y colaboradores de Intramurs

Este año la cerveza Alhambra Especial es el patrocinador oficial de Intramurs. Un compromiso con la cultura valenciana y la ciudad, con el arte en todas sus expresiones. Caixa Popular también ha querido participar y apoyar este año en su interés por promover iniciativas culturales,enriquecedoras, vertebradoras y dinamizadoras de la sociedad valenciana. Fundació Bancaixa, un año más, vuelve a apostar por Intramurs, colaborando estrechamente con los artistas y acogiendo programación del festival. También Ideo, encargado de decorar el Espacio Ideo, y la Cámara de Comercio, que apoya también la sección de escaparates en su afán promover la actividad comercial, mediante la actividad artística.

Banderas colocadas en la calle Caballeros como parte del festival Intramurs. Fotografía: Eva Máñez.

Banderas colocadas en la calle Caballeros como parte del festival Intramurs 2015. Fotografía: Eva Máñez.

Cines de ayer a hoy

El libro de los cines de Valencia (1896-2014), de Miguel Tejedor
Carena Editors
Ilustración de la portada del libro: Paco Roca
Presentación: martes 26 de noviembre en El Corte Inglés de Avda de Francia
C / Pintor Maella, 37. Valencia

La fascinación que ejerce el cine no ha disminuido ni un ápice desde que el invento de los hermanos Lumière deslumbrara al mundo. De los ‘peliculeros’ ambulantes y los cines de doble sesión a los mini cines y el home cinema, la gran pantalla ha sido testigo y eco  de la evolución de la sociedad.

A partir de 1896 a la actualidad Miguel Tejedor, productor y realizador de programas de cine y televisión,  emprende un nostálgico paseo por las salas de cine de Valencia en un libro ilustrado que se presenta el martes, 26 de noviembre, en El Corte Inglés de la Avenida de Francia: El libro de los cines de Valencia (1896-2014) editado por Carena, ilustrado con más de 700 imágenes.

Portada de 'El libro de los cines de Valencia', de Miguel Tejedor.

Portada de ‘El libro de los cines de Valencia’, de Miguel Tejedor.

‘Apolo’ Pionero

«El 10 de septiembre de 1896, el teatro Apolo en calle Juan de Austria, ofreció por primera vez la sorprendente novedad técnica que estaba haciendo furor en todas las grandes ciudades de Europa», dice Tejedor. «Pocos días después, otros teatros de la capital, como el Princesa, Ruzafa, Olympia y Gran Teatro ofrecieron también breves filmes, con audaces temas nunca vistos por un público que sucumbió fascinado ante la mejor forma conocida de esparcimiento».

Más adelante aparecieron  otros locales concebidos específicamente para el llamado séptimo arte. El cine Moderno en la desaparecida calle de Rojas Clemente, el Romea en San Vicente esquina con Mesón de Teruel o el cine Lírico, antes teatro Trianon, en el actual paseo de Ruzafa.

Imagen del Cine Rialto, de la Colección de A. Castellote.

Imagen del Cine Rialto, de la Colección de A. Castellote.

60 salas en los sesenta

La ciudad de Valencia llegó a contar con 60 salas en los años sesenta y setenta, momento cumbre de los cines de doble sesión. «En esos años proliferaron nuevas salas en la periferia que ofrecían programaciones de dos o tres películas,  aderezadas con varias tiras de dibujos animados, precedidos del inevitable No-Do», recuerda Tejedor.

A la hora de cartografiar los cines valencianos hay que distinguir entre los de estreno y los de reestreno. Entre los primeros, de mayor confort y medios técnicos, destinados a las clases acomodadas, el autor destaca el Capitol de los años treinta, diseñado por Rieta Sister y en los ochenta, el Serrano del arquitecto Gutiérrez Soto, «que disponía de una magnifica visión en todo su aforo».

Entre los numerosos cines de sesión continua, algunos de los más recordados son: Savoy, Triunfo, Español, Tyris, San Vicente, Goya, D’Or, Metropol, Monumental Cinema, Jerusalén, Xerea, etcétera. «Cada valenciano tiene su particular lista de cines preferidos por muy variados y  diferentes motivos», comenta.

Cine Serrano, Desfilis 1107, Martí Serrano, en 'El libro de los cines de Valencia (1896-2014), de Miguel Tejedor.

Cine Serrano, Desfilis 1107, Martí Serrano, en ‘El libro de los cines de Valencia (1896-2014), de Miguel Tejedor.

Mini Cines

Los cambios sociales y económicos de finales de los setenta llevaron al cierre de las salas céntricas. «Los ciudadanos tuvieron en esos años ciertos incrementos de rentas del trabajo y buscaron diferentes modos de ocio», señala Tejedor. «Influyeron múltiples factores, como el uso habitual del coche para hacer excursiones al campo o practicar deporte al aire libre, la segunda residencia y la televisión en color, situada en el altar mayor de todos los hogares».

La proliferación de los vídeo-clubs acabó de dar la puntilla t ante la crisis de taquilla los  propietarios de las salas decidieron dedicarlas a negocios más rentables: edificación de vivienda, bingos o garajes. «En estas circunstancias el cine para sobrevivir tendió a asociar sus adecuadas mini-salas a los grandes complejos comerciales, repletos de variadas formas de consumo del ocio».

¿Y el futuro?

¿Los vertiginosos avances tecnológicos supondrán un nuevo y mayor peligro para la gran pantalla? «Mientras los productores presenten o fabriquen sus películas pensando en un primer y universal estreno en sala de cine, éstas seguirán existiendo», responde Tejedor. «Hay que tener en cuenta que el éxito o el fracaso de la futura y larga explotación de su producto en otros distintos formatos y sistemas, depende del inicial resultado durante las sesiones de estreno ante un público sentado en sus butacas,  envueltos en esa particular y cómplice penumbra que sólo proporcionan las salas de cine», concluye Tejedor.

Detalle de la portada de 'El libro de los cines de Valencia (1896-2014)', de Miguel Tejedor.

Detalle de la portada de ‘El libro de los cines de Valencia (1896-2014)’, de Miguel Tejedor.

Bel Carrasco