El glamour punzante de Nadia Lee Cohen

Nadia Lee Cohen. Not a Retrospective
La Térmica
Avenida de los Guindos, 48. Málaga
Inauguración: viernes 22 de febrero, a las 20.00h
Del 22 de febrero al 12 de mayo de 2019

La Térmica y Contemporánea presentan la primera gran exposición individual que hasta la fecha se ha realizado de la fotógrafa Nadia Lee Cohen, aclamada por el público y la crítica internacional desde que con solo 22 años fuera incluida en el Premio de fotografía Taylor Wessing y expusiera su obra en la National Portrait Gallery de Londres.

Nadia Lee Cohen. Imagen cortesía de La Térmica.

Nadia Lee Cohen. Imagen cortesía de La Térmica.

Nadia Lee Cohen (Reino Unido, 1990) es una fotógrafa, cineasta y artista de autorretrato inglesa que reside en Los Angeles (EEUU). Es esta la ciudad que más le inspira desde su primer viaje a Estados Unidos en 2014, y consecuencia de su fascinación por la sociedad americana y el suburbio, y la conformista vida en esas zonas residenciales. Ambientes que transmiten la idea de la perfección y, por ello, idóneos para hacer una punción directa y transgredirla. Nadia cuenta historias que suceden tanto en el interior de esas casas en las que los protagonistas femeninos combaten ese sofocante conformismo con el escapismo sexual, como en los exteriores, donde los rótulos y luminosos de las grandes marcas de consumo que dominan las escenas junto a guiños al mundo pop alimentan las referencias culturales de la narración.

Pippa, de Nadia Lee Cohen. Imagen cortesía de La Térmica.

Pippa, de Nadia Lee Cohen. Imagen cortesía de La Térmica.

A primera vista, las fotografías son llamativas, glamurosas y llenas de colores saturados, pero en una inspección más cercana se detecta un elemento melancólico. Es precisamente esta yuxtaposición la que le interesa a Nadia y nos da la clave de gran parte de su trabajo. Aunque se expresa sin tabúes, ella prefiere un enfoque más sutil en lugar de crear imágenes que tengan como objetivo sorprender al espectador. De esa manera, anima a la audiencia a absorber y contemplar la narrativa detrás de la imagen que aparece ante sus ojos.

Sus fotografías enturbian los límites entre la fantasía y la realidad, lo animado y lo inanimado, desafiando la lógica con un toque de ironía y humor. Nada es lo que parece. Nadia se esfuerza en construir contenidos reconocibles para el espectador a los que añade algo que interfiere dicha familiaridad sugiriendo que hay algo fuera de lugar. De este modo, modifica la atmósfera para que esta sea un poco más sombría y rara, y pone a prueba la sensación de seguridad del espectador.

Not a Retrospectiva, de Nadia Lee Cohen. Imagen cortesía de La Térmica.

Not a Retrospectiva, de Nadia Lee Cohen. Imagen cortesía de La Térmica.

En dichas situaciones ficticias, y en el centro de todo, se hallan las mujeres, su sujeto favorito. En cada una de las imágenes sus modelos trascienden el papel de actrices y encarnan los caracteres del personaje asignado. Nadia prefiere fotografiar gente real a modelos profesionales: Rotundas, sensuales y surreales, lejos de la belleza convencional.

El elemento de la moda en su obra es también difícil de pasar por alto, tanto por su experiencia en el diseño, como por su educación en el London College of Fashion, aunque ella admite estar más atraída por el cine (Alfred Hitchcock, John Waters, Stanley Kubrick y los hermanos Cohen) y la fotografía cinematográfica (Willian Eggleston, Philip DiCorcia, Cindy Sherman, Larry Sultan…). La exposición incluye alrededor de medio centenar de fotografías de todas las series realizadas hasta la fecha y cuatro trabajos audiovisuales.

Sarah and Friends, de Nadia Lee Cohen. Imagen cortesía de La Térmica.

Sarah and Friends, de Nadia Lee Cohen. Imagen cortesía de La Térmica.

Klauke y Zevallos, cuerpo a cuerpo

Cuerpo / Subversión / Fotografía
Jürgen Klauke y Sergio Zevallos
Espaivisor
C / Carrasquer, 2. Valencia
Hasta el 22 de mayo, 2015

Espaivisor presenta la primera exposición donde se muestran juntos los trabajos de Jürgen Klauke (Alemania, 1943) y Sergio Zevallos (Perú, 1962), planteando así una particular revisión del trabajo sobre el cuerpo a partir del diálogo entre ambos artistas, los cuales provienen de generaciones y lugares diferentes y se apoyan en el medio fotográfico como soporte final.

El cuerpo es uno de los elementos protagonista a lo largo de toda la Historia del Arte, convirtiéndose así en uno de los pilares en los que se ha basado la producción artística desde sus comienzos, desde la escultura de la antigüedad clásica hasta el cuerpo posthumano. Podemos, incluso, realizar una lectura de la Historia del Arte simplemente a partir del hilo narrativo corporal, sólo a partir del cuerpo y de sus representaciones y presentaciones, así como de sus diferentes concepciones y usos.

Imagen de la exposición Cuerpo/Subversión/Fotografía de Jürgen Klauke y Sergio Zevallos. Cortesía de Espaivisor.

Imagen de la exposición Cuerpo/Subversión/Fotografía de Jürgen Klauke y Sergio Zevallos. Cortesía de Espaivisor.

Klauke y Zevallos desarrollan un trabajo con unos límites porosos, y aunque la fotografía es la protagonista y es el medio a partir del cual ambos construyen imágenes para lograr una deconstrucción de las identidades y estructuras, en su trabajo hay una fuerte presencia de lo performativo. Las piezas seleccionadas para esta exposición nos muestran dos posicionamientos, que aunque a primera vista presentan muchas similitudes visuales, nos revelan dos cuerpos. Dos cuerpos que se acercan y se alejan, que poseen puntos de unión y fricción.

Imagen de la exposición Cuerpo/Subversión/Fotografía de Jürgen Klauke y Sergio Zevallos. Cortesía de Espaivisor.

Imagen de la exposición Cuerpo/Subversión/Fotografía de Jürgen Klauke y Sergio Zevallos. Cortesía de Espaivisor.

Ambos artistas buscan una subversión a través de la mirada, esa mirada que durante toda la Historia del Arte ha observado cuerpos, especialmente femeninos, desde la perspectiva patriarcal, donde la mujer es objeto para ser mirado. En estos trabajos la mirada se encuentra con un cuerpo extraño que no encaja dentro de los códigos establecidos. Ambos crean cuerpos extraños, con prótesis, posturas transgresoras o utilizando iconografías fuera de su ámbito, elementos no normativos que escapan a esas reglas construidas e impuestas y que conforman nuevas subjetividades.

Jürgen Klauke desarrolla su trabajo desde 1968 en la ciudad de Colonia, un lugar no precario, con una fuerte y sólida construcción de la escena artística a partir de las instituciones, y otros agentes que conforman el movimiento artístico de la ciudad. A principios de los años 70 el artista empieza a trabajar en unas de sus series más relevantes, Transformer, a la cual pertenecen todas las piezas presentes en esta exposición. Una de las intenciones de Klauke era realizar una crítica contra la concepción artística de la sociedad burguesa de la postguerra, pero también contra esa sociedad entendida de una forma más general, contra sus ideas y conceptos más conservadores, buscando la provocación en un contexto cerrado e inflexible.

Imagen de la exposición Cuerpo/Subversión/Fotografía de Jürgen Klauke y Sergio Zevallos. Cortesía de Espaivisor.

Imagen de la exposición Cuerpo/Subversión/Fotografía de Jürgen Klauke y Sergio Zevallos. Cortesía de Espaivisor.

Al mismo tiempo, el recurso de la construcción de imágenes sin una narración clásica  es también utilizado por Sergio Zevallos en Suburbios. Incluso podríamos definir esta estrategia con un término cinematográfico, podríamos hablar de una ausencia de raccord en las diferentes imágenes que componen las series. Zevallos nos plantea un recorrido por diversos escenarios de Lima, un desplazamiento que él mismo identifica como una deambulación. Este paseo sin rumbo o dirección establecida se convierte en fotografías que muestran momentos aislados, momentos congelados del recorrido por los diferentes escenarios de los suburbios.

En definitiva, dos cuerpos diferentes, Jürgen Klauke y Sergio Zevallos, que muestran “otros” cuerpos, cuerpos travestidos que proponen una desobediencia ante unas estructuras fijas e impuestas, desarrollando “otra” performatividad de carácter crítico y resistente.

Imágenes de la exposición de Jürgen Klauke y Sergio Zevallos. Cortesía de Espaivisor.

Imágenes de la exposición Cuerpo/Subversión/Fotografía de Jürgen Klauke y Sergio Zevallos. Cortesía de Espaivisor.

Sandra Moros

La Gran Guerra en Cinema Jove

Ciclo ‘Gran guerra, grandes miradas’
Festival Internacional de Cine de Valencia – Cinema Jove
Del 20 al 27 de junio

En el centenario de la I Guerra Mundial, el Festival Internacional de Cine de Valencia – Cinema Jove, organizado por CulturArts, propone una selección de películas que recoge las diferentes perspectivas del conflicto por parte de algunos cineastas europeos imprescindibles. La selección, que presenta filmes de diversas nacionalidades, aporta el valor de la mirada con respecto a la Gran Guerra y, por extensión, hacia otros conflictos armados anteriores y posteriores con los que comparte patrones muy similares. Cualquiera de estas películas permite al espectador hacer abstracción.

Fotograma de 'Feliz Navidad', de Christian Carion. Imagen cortesía de Cinema Jove.

Fotograma de ‘Feliz Navidad’, de Christian Carion. Imagen cortesía de Cinema Jove.

El ciclo ‘Gran guerra, grandes miradas’ incluye títulos indispensables de Renoir y Monicelli, por ejemplo, junto a otros de gran importancia pero de muy difícil acceso. Cinema Jove programa una retrospectiva sobre la I Guerra Mundial compuesta por siete largometrajes que van desde 1930 hasta 2005. Rafael Maluenda, director del Festival, reflexiona: “En un momento en que cobra relevancia el debate sobre la construcción europea, el Festival propone siete miradas sobre el acontecimiento que marca su origen a través de cineastas que contribuyen a conformar el imaginario colectivo europeo. En las películas seleccionadas predomina la preocupación humanista, clave para asentar los pilares de la Europa de hoy.”

La película alemana Westfront (Cuatro de Infantería), dirigida por Georg Wilhelm Pabst y basada en una novela de Hernst Johannsen, se rodaba apenas diez años después de que terminara la I Guerra Mundial y narra las diferentes maneras de experimentar los horrores del conflicto por parte de cuatro soldados alemanes durante sus últimos meses de contienda.

Fotograma de 'Westfront', de G.W. Pabst. Imagen cortesía de Cinema Jove.

Fotograma de ‘Westfront’, de G.W. Pabst. Imagen cortesía de Cinema Jove.

La película más actual de las seleccionadas se estrenaba en 2005, casi 90 años después del final de la guerra: Joyeux Noël (Feliz Navidad). Basada en un hecho real y protagonizada por actores como Diane Kruger o Daniel Brühl, narra un acontecimiento que en la Nochebuena de 1914 cambiaría la vida de un pastor escocés, un lugarteniente francés, un tenor alemán y una soprano danesa. Esta última película es, además, una coproducción entre muchos países que participaron en la Gran Guerra.

Las películas que integran este ciclo conmemorativo son las siguientes: Cuatro de infantería (Alemania, 1930), de Georg Wilhelm Pabst; Suburbios (Rusia, 1933), de Boris Barnet; La gran ilusión (Francia, 1937), de Jean Renoir; Florian (Polonia, 1938), de Leonard Buczkowski; La gran guerra (Francia, Italia, 1959), de Mario Monicelli; Capitán Conan (Francia, 1996), de Bertrand Tavernier, y Feliz Navidad (Alemania, Bélgica, Francia, Noruega, Reino Unido, Rumanía, 2005), de Christian Carion.

Fotograma de 'La gran guerra', de Mario Monicelli. Imagen cortesía de Cinema Jove.

Fotograma de ‘La gran guerra’, de Mario Monicelli. Imagen cortesía de Cinema Jove.