‘Málaga 451’: Literatura sonora en La Térmica

‘Málaga 451: la noche de los libros’
La Térmica
Av. de los Guindos 48, Málaga
Viernes 21 de abril de 2017

La literatura no solo hunde sus raíces en la palabra escrita, sino que su influencia se expande hasta el resto de las artes y, muy especialmente, en la música. Prueba de ello es el recorrido sonoro que cada año propone el festival literario que organiza La Térmica, el centro cultural de la Diputación de Málaga, y que el próximo 21 de abril celebra su tercera edición. ‘Málaga 451: la noche de los libros’ inspira su estructura en los festivales de música, y habrá un escenario al aire libre destinado a la relación entre la palabra impresa y la cantada. Allí, desde las 18:30 y hasta la madrugada, actuará una selección de la música actual que está vinculada con fuerza a la literatura.

El escritor norteamericano y miembro fundamental de la Generación Beat, William Burroughs, será objeto de la exposición ‘William Burroughs. Nova Convention’, comisariada por la editora Eva Prinz y por el músico Thurston Moore, conocido por su trayectoria en la mítica banda Sonic Youth, que además actuará en la propia sala de exposiciones a las 21:00 horas con un spoken word exclusivo para la ocasión. La muestra, expuesta por primera vez en España, es un evocador recorrido por la Nova Convention; un evento celebrado en el Entermedia Theater de Nueva York durante tres días de 1978 en torno el trabajo de Burroughs, incluyendo actuaciones de Laurie Anderson, Patti Smith, Philip Glass, Brion Gysin, Frank Zappa, John Cage, Timothy Leary y otros. En la exposición se pueden ver documentos, discos, pósters, objetos y memorabilia original y rara vez expuestos, y, sobre todo, las fotografías en blanco y negro tomadas por el fotógrafo James Hamilton.

Imagen del escritor norteamericano y miembro fundamental de la Generación Beat, William Burroughs,  que será objeto de la exposición 'William Burroughs. Nova Convention'. Fotografía cortesía de los organizadores.

Imagen del escritor norteamericano y miembro fundamental de la Generación Beat, William Burroughs, que será objeto de la exposición ‘William Burroughs. Nova Convention’. Fotografía de James Hamilton cortesía de los organizadores.

El músico David Bowie, recientemente desaparecido, será homenajeado a las 23.30 horas mediante un memorial que con el subtítulo ‘El rayo que no cesa’ han preparado la cantautora de rock Mercedes Ferrer junto al periodista Héctor Márquez; un homenaje al hombre de las mil caras a través de algunas de sus canciones, de textos y palabras que significaron su vida única y su obra poliédrica. Del mismo modo, al término de la noche, la dj madrileña Marta Fierro, conocida como Eme DJ, trazará un trayecto por la música producida o inspirada por Prince a partir de las 1.30 horas, otro artista que nos dejó hace justo un año, precisamente el 21 de abril de 2016. El tercer tributo musical de la noche correrá a cargo de la rapera malagueña Eskarnia, quien interpretará a las 0.30 horas y de forma íntegra y con banda en directo su excelente trabajo ‘Sola en la sala’, un disco inspirado en la poesía para adultos de la escritora Gloria Fuertes, de quien se cumple el centenario de su nacimiento.

En el mismo escenario y a las 21:00 horas, el exitoso músico y poeta Marwan, que ha arrasado con sus últimas giras, lanzamientos discográficos y libros de poemas, acudirá a La Térmica acompañado de su hermano, el también escritor Samir Abu – Tahoun, para ofrecer un recital de poemas y relatos salpicados con algunas interpretaciones musicales de sus textos. Por su parte, el escritor Miqui Otero mostrará un espectáculo único con la lectura musicada de su novela ‘Rayos’, editada por Blackie Books, y lo hará en Málaga 451 a las 22.30 horas junto a Guillermo Farré (guitarra), Esther Margarit (voz) y Angel Garau (batería), en una banda efímera creada especialmente para esta cita irrepetible. Este escenario dedicado a la música abrirá sus puertas al atardecer con un recital de jazz a cargo de la laureada cantante Eva Jiménez en un formato de cuatro músicos en el que también destaca Javier Galiana, pianista de cabecera de músicos como Manu Chao o Silvia Pérez Cruz.

La música también estará presente en el Escenario 451. Allí, a las 23:00 horas, nos haremos eco de uno de los grandes fenómenos literarios de los últimos años con el pianista británico James Rhodes, que en ‘Instrumental’ detalla un estremecedor relato biográfico que habla de abusos, música y supervivencia. Dialogará sobre la relación entre la música y la literatura, y sobre la cualidad salvadora de la cultura con la periodista musical y escritora Silvia Grijalba. Será el colofón de este gran escenario por el que a lo largo de la noche también desfilarán figuras como Michel Houellebecq, Fernando Aramburu o Nuccio Ordine.

‘Málaga 451: la noche de los libros’ está coordinado por el articulista y promotor cultural malagueño Txema Martín y se celebra el 21 de abril en La Térmica en horario de 18:30 hasta la madrugada, y todas sus actividades son gratuitas hasta completar aforo. Con esta tercera edición, el festival literario de referencia en la provincia de Málaga acomete su definitivo salto internacional sin perder de vista el territorio en el que se sitúa. En sólo dos convocatorias, este festival ya se ha colocado como referente en su género en toda España, como lo demuestran sus 8.000 visitantes hasta la fecha y un aumento de asistencia en la segunda edición con respecto a la primera de casi el 50 por ciento. ‘La noche de los libros’ mantiene su compromiso con el sector editorial malagueño mediante la colaboración con más de una decena de librerías de la provincia, así como numerosos editores y escritores malagueños invitados a este encuentro.

La Termica. Makma

 

Poetas a viva voz

Vociferio. Festival de Poesía Oral y Escénica de Valencia
Carme Teatre
C / Gregorio Gea, 6. Valencia
Del 8 al 12 de junio de 2016

Los poetas de antes se reunían en tertulias y cenáculos, rivalizaban en sarcasmo y mala leche, y soñaban con alcanzar la gloria. Algunos, los más optimistas, incluso con cambiar el mundo. Los poetas de ahora, al menos una significativa parte de ellos, salen a la calle, suben a los escenarios y, sin necesidad del papel impreso ni libros como intermediarios, proclaman a viva voz el poder vivificador de la palabra. Juglares y trovadores en una pieza, vates del pueblo, también un poco actores y actrices que representan sus propios textos  (sin música) otro tanto cuentaversos, vendedores de ungüentos milagrosos, de columnas de humo, de sonidos bellos. Amor y sexo, crítica social y cantos fúnebres. Temas para todos los gustos. Estilos, más de lo mismo. Estos poetas autónomos no rinden pleitesía a la crítica oficial, ni a los santones enrocados en sus torres de marfil.

Masilla y los Espías. Imagen cortesía de Vociferio.

Mansilla y los Espías. Imagen cortesía de Vociferio.

Los mejores de toda España, una veintena procedentes de distintas ciudades,  se dan cita estos días en Valencia en el Festival Vociferio —de vociferar—, que se celebra en Carme Teatre (Gregorio Gea, 6) hasta el domingo. Una iniciativa nacida en 2011 de la mano de Carme Teatre y la asociación cultural El Dorado, que regresa con nuevos bríos tras un año de parón por motivos técnicos, codirigida por Raúl Lago, de Carme Teatre y David Trashumante.

“Éste es el único festival existente dedicado a la poesía oral y escénica con la vocación de contestar a una poesía académica, institucionalizada y elitista, que se había escindido, en cierta medida, del público en general”, señalan los organizadores. “Puede entenderse como una forma distinta de hacer poesía, igual de lícita que la convencional, pero capaz de llegar, comunicar y emocionar en la actualidad a un mayor número de personas”.

En esta edición el festival  se hace eco de una de las corrientes más frescas y populares de la poesía nacional e internacional: el Spoken word (Palabra hablada), un movimiento que se originó a finales de los años cincuenta en los clubs y pubs donde se reunían músicos de jazz y poetas de la generación beat.

Dani Orviz. Imagen cortesía de Vociferio.

Dani Orviz. Imagen cortesía de Vociferio.

El momento cumbre del encuentro tendrá lugar el sábado 11 de junio, a las 20 horas, con  el VI Campeonato Nacional de Poetry Slam, un concurso de poetas en el que un jurado compuesto al azar por el público asistente determina el ganador a través de un sistema de puntuación. Su objetivo es dinamizar un recital colectivo en formato de concurso con sus propias reglas. “Se podría decir que es  un tipo de poesía; una poesía que busca la comunicación directa con el oyente. Pura frescura”, señalan los organizadores.

Este año se realizará un hermanamiento con el Festival Kerouac de Vigo con la presencia de su director Marcos de la Fuente.

Entre los poetas presuntamente implicados: Miriam Reyes, Mónica Caldeiro, Víctor López, DYSO, Le Fay, Rio Muten, Fernando Mansilla, Eladio Orta, María Eloy-García o Nuria Martínez Vernís, entre otros. También participan  voces  locales, como Encar Reig, Enrique Falcón, Mar Benegas o Hugo Mas, raperos como Mc Gibigí, grupos como Cafè de Fel o Versonautas, y proyectos nacientes de la escena valenciana como los ciclos de poesía Versonalidad o Intromissió Poética al Mercat. Habrá numerosos micros abiertos al ingenio e inventiva de los asistentes.

Los patrocinadores del evento poéticos son: El INAEM,  Generalitat Valenciana,  Facultat de Filología, Traducció i Comunicacció y el Aula de Poesía de la Universitat de València, Arroces Dacsa y Amargord Ediciones.

Cartel del Festival Vociferio. Imagen cortesía de la organización.

Cartel del Festival Vociferio. Imagen cortesía de la organización.

Bel Carrasco

Vociferio: la poesía toma la palabra

Festival de Poesía Vociferio
Carme Teatre, Innsa Hotel, Mercado Mosen Sorell y Colegio Mayor Rector Peset, de Valencia
Del 8 al 12 de junio de 2016

A Vociferio le van que ni pintados los versos de Bécquer: «¿Qué es poesía? ¿Y tú me lo preguntas? Poesía…eres tú». Que trasladados al siglo XXI vendrían a multiplicarse en los innumerables ‘tús’ de la gente de Kerouac, “loca por vivir, loca por hablar, loca por salvarse…la gente que nunca bosteza ni habla de lugares comunes, sino que arde”. En medio de esa combustión de palabras, se presenta la quinta edición del Festival de Poesía de Valencia Vociferio, este año del 8 al 12 de junio haciéndose eco del Spoken Word, la corriente más fresca y popular de la lírica nacional e internacional.

Como señalan David Trashumante y Raúl Lago, impulsores del evento, “aparte de reivindicar el ‘Spoken Word’, muy maltratado por la Academia que lo considera baja cultura, cuando no lo es, se trata de juntar propuestas locales, tanto en castellano como en valenciano, con otras del ámbito nacional e internacional, con el fin de recuperar la palabra y la poesía”. Poesía que vendría a ser lo que Celaya entendió como un arma cargada de futuro. Trashumante y Lago así lo creen. De ahí su apuesta decidida por una “poesía entremezclada con otras disciplinas como la música, las artes escénicas o el libro objeto”.

Le Fay en Vociferio. Imagen cortesía de la organización.

Le Fay en Vociferio. Imagen cortesía de la organización.

Piensan que después de la caída de muchos festivales en los 90, se está viviendo un “repunte” de los mismos. “La palabra empieza a tener cada vez más presencia entre los jóvenes”. Y sitúan ese auge en coincidencia con el movimiento 15M y las políticas abrasivas del capitalismo más feroz. “Eso de la poesía encerrada en los libros, pues no, la poesía puede vivir fuera del papel”, subrayan. Las actividades que integran Vociferio son muestra de ese espíritu libertario de la poesía emparentada con la canción protesta o esos encuentros poéticos a pie de calle y en aquellos pubs de los 50 a ritmo de jazz.

Vociferio se anuncia como poesía viva contemporánea, joven, espectacular, interactiva, fresca, prestigiosa, multidisciplinar, bella, elegante y popular. Trashumante y Lago justifican algunos de esos conceptos. “Es contemporánea porque queremos estar atentos a lo que se está haciendo, de lo que se está investigando ahora”. Su hermanamiento con el Festival Internacional Kerouac Vigo de poesía y performance va en esa dirección.

“Es joven porque entre el público de la poesía se está produciendo un rejuvenecimiento”. Prueba de ello es el VI Campeonato Nacional de Slam Poetry que este año se celebra en Valencia de la mano de Vociferio, y en el que un jurado compuesto al azar por el público decide el ganador del concurso de poetas que tendrá lugar el 11 de junio en Carme Teatre, de quien precisamente parte la iniciativa del festival en su conjunto. Este recital colectivo a micrófono abierto con participación del público dibuja el perfil, junto al Spoken Word, de esa poesía viva en todo momento aludida por Trashumante y Lago.

Y es espectacular con matices. “Algunos lo dicen en términos despectivos, como teatralización que viene a tapar la baja calidad poética, y eso es mentira”, exclama Trashumante. “Es espectacular en cuanto a la experiencia emocional que promueve esta poesía y que estimula a la participación activa”, sostiene Lago. Y concluyen ambos: “Es una amplificación de la palabra”. Amplificación cuya causa hay que buscarla en la definición misma de poeta que ofrece Trashumante: “Es un ser en el que cuerpo y voz casan y te seduce”.

Los recitales tendrán lugar en Carme Teatre, Innsa Hotel, el Mercado Mosen Sorell y el Colegio Mayor Rector Peset, donde hay programados Showcase, Palabreadoras, que reúne a una serie de mujeres poetas (“por casualidad y atendiendo al talento de la propuesta más allá de lo paritario”), vermús poéticos a cargo del propio Trashumante y los mencionados Spoken Word (“100%”) y Slam Poetry. Un festival de poesía “muy directa”, destacan sus impulsores, y en la que los jóvenes “han encontrado mediante la palabra un modo de contar historias”.

Mansilla y los espías. Imagen cortesía de Vociferio.

Mansilla y los espías. Imagen cortesía de Vociferio.

Salva Torres