Hinterlandmark y El Pabellón

Hinterlandmark y El Pabellón
Addaya Centro de Arte Contemporáneo
C/ Alexandre Rosselló, 10. Alaró Mallorca
Inauguración: 26 de abril a las 20:00 h.
Hasta el 14 de junio de 2014

Hinterlandmark celebra los primeros diez años de trayectoria de Addaya Centro de Arte Contemporáneo. La exposición está comisariada por Alex Brahim a partir de la colección de Addaya, que incluye obras desarrolladas por los artistas durante sus residencias en el centro, obras realizadas por artistas residentes pero concebidas fuera de su estancia, así como obras de otros autores, adquiridas a lo largo de estos años.

Jorge Fuembuena, "Serie Holidays". Imagen cortesía del artista y Addaya Centro de Arte Contemporáneo.

Jorge Fuembuena, «Serie Holidays». Imagen cortesía del artista y Addaya Centro de Arte Contemporáneo.

Hinterlandmark surge de un juego de palabras donde se entrecruzan los vocablos ingleses hint (pista, indicio, alusión…) y landmark (hito, punto de referencia), con el alemán hinterland (tierra posterior), en una clara alusión a la situación y la trayectoria de Addaya: un lugar periférico, en un pueblo de cinco mil habitantes dentro de una isla, pero que reviste un particular valor y gran peso simbólico para los artistas, coleccionistas y público que se relacionan con su iniciativa. Un área de influencia que ha facilitado el paso de autores nacionales y extranjeros y que ha permitido a Addaya, en tanto que galería y centro de arte, abrirse a las ferias nacionales y a nuevas alianzas con distintos agentes y entidades.

Mariana Sarraute, "El milagro del pan y los peces". Imagen cortesía de la artista y Addaya Centro de Arte Contemporáneo.

Mariana Sarraute, «El milagro del pan y los peces». Imagen cortesía de la artista y Addaya Centro de Arte Contemporáneo.

Jennis Li Cheng Tien, "Counterforce". imagen cortesía de la artista y Addaya Centro de Arte Contemporáneo.

Jennis Li Cheng Tien, «Counterforce». imagen cortesía de la artista y Addaya Centro de Arte Contemporáneo.

Esta muestra expositiva recoge una selección representativa del espectro de trayectorias, temáticas y formatos artísticos que han acompañado una construcción siempre en proceso abierto. La muestra está dividida en dos bloques: no sólo ocupa las instalaciones de Addaya, sino también tiene sede en Casal Son Tugores.

Aurelio Ayela, "Kylie Minogue". Imagen cortesía del artista y Addaya Centro de Arte Contemporáneo.

Aurelio Ayela, «Kylie Minogue». Imagen cortesía del artista y Addaya Centro de Arte Contemporáneo.

No se trata de un inventario razonado, pero es una amplia muestra de las obras que a lo largo de esta década han ido añadiéndose a la colección. Entre ellas pinturas, fotografías, instalaciones, dibujos, esculturas y vídeos. Obras que nos narran la historia del centro, estableciendo marcos de relación entre las piezas, permitiendo conocer los patrones y variaciones, tanto temáticas como formales.

Gabriela Bettini. Imagen cortesía de la artista y Addaya Centro de Arte Contemporáneo.

Gabriela Bettini. Imagen cortesía de la artista y Addaya Centro de Arte Contemporáneo.

Vicky Méndiz. Imagen cortesía de la artista y Addaya Centro de Arte Contemporáneo.

Vicky Méndiz. Imagen cortesía de la artista y Addaya Centro de Arte Contemporáneo.

La primera parte de la muestra, bajo el título de Hinterlandmark, ocupa todas las salas de exposición de Addaya, trazando un recorrido por diversas visiones acerca de la relación entre espacio físico y presencia humana. De exteriores abiertos a entornos domésticos, de la ausencia del sujeto a la autorepresentación, de la documentación a la puesta en escena, del anonimato o la ubicuidad a referencias específicas del entorno y las personas de Alarò y Mallorca, Hinterlandmark enfatiza en la construcción de todo fenómeno abarcado por la representación –incluso la corporalidad o el paisaje, presuntamente naturales- como un artefacto cultural.

Xavi Muñoz, "Naufragio". Imagen cortesía del artista y Addaya Centro de Arte Contemporáneo.

Xavi Muñoz, «Naufragio». Imagen cortesía del artista y Addaya Centro de Arte Contemporáneo.

Por su parte (el) Pabellón, ubicado en el Casal Son Tugores, hace con su título un guiño a la amplitud del espacio que le acoge y a la idea misma de pabellón, recurrente en los magnos eventos artísticos de representación oficial. Allí se reúne una selección de piezas que, entre lo literal y lo alegórico, versan sobre instancias concretas entendidas de antemano como construcción social y cultural: el consumo, lo bélico, los medios, el deporte, lo popular, lo intelectual o las referencias propiamente meta-artísticas.

Eduardo Infante, "Aterrizaje entre nenúfares". Imagen cortesía del artista y Addaya Centro de Arte Contemporáneo.

Eduardo Infante, «Aterrizaje entre nenúfares». Imagen cortesía del artista y Addaya Centro de Arte Contemporáneo.

Participan en Hinterlandmark:

Aggetelek / Alba Navas / Alberto García Alix / Arantxa Boyero / Aurelio Ayela / Toni Crabb / Dionísio González / Eduardo Infante / Fernando Bayona / Florencia Rojas / Gabriela Bettini / Gisela Ràfols / Hugo Alonso / Miguel Ángel Molina / Vicky Méndiz / Bettina Bachem /Juan Carlos Martinez / Jennis Li Cheng Tien / Santiago Ydáñez / Sergio Belinchón / Ting Ting Cheng / Jorge Fuembuena / Llorenç Ugas Dubreuil / Sito Mújica / Manuel Antonio Domínguez / Paco y Manolo / Rita Rodríguez / Yin Xiuzhen / Nauzet Mayor / Xavi Muñoz / Rocío Verdejo

Sergio Berlinchón, Serie "Venus in grotto". Imagen cortesía del artista y Addaya Centro de Arte Contemporáneo.

Sergio Berlinchón, Serie «Venus in grotto». Imagen cortesía del artista y Addaya Centro de Arte Contemporáneo.

Participan en El Pabellón:
Andrés Senra / Radamés “Juni” Figueroa /Juan Pablo Meneses / Toni Crabb / Carlos Pazos / David Crespo / Javier Chozas / Jorge García / Mariana Sarraute / Santiago Morilla / Ting Ting Cheng / Yaiza Nicolás / Fermín Díez de Ulzurrun / Paz Alcoverro

Santiago Morilla, "Fin". Imagen cortesía del artista y Addaya Centro de Arte Contemporáneo.

Santiago Morilla, «Fin». Imagen cortesía del artista y Addaya Centro de Arte Contemporáneo.

Arantxa Boyero, "Buganvilia". Imagen cortesía de la artista y Addaya Centro de Arte Contemporáneo.

Arantxa Boyero, «Buganvilia». Imagen cortesía de la artista y Addaya Centro de Arte Contemporáneo.

Paco y Manolo: Guest List

Guest List de Paco y Manolo
Galería Espai Tactel
C/ Denia, 25 B. Valencia
Hasta el 26 de abril de 2014

“En junio de 2006 se editó por primera vez Kink. 64 páginas llenas de fotografías de amigos que habían recopilado a lo largo de los años, casi todas en blanco y negro. Unos meses después, cuando estaban a punto de editar el segundo número de la revista, conocieron a Bruce Labruce. Llevaban un ejemplar del primer Kink para él. Nada mas dárselo les dijo que quería que publicasen algunas fotos suyas. Ese mismo día fueron al Festival de Cine Erótico de Barcelona, donde Bruce Labruce tenía una exposición. Allí conocieron a Luis Garcia Berlanga y a Rocco Sifreddi. Unas horas más tarde, Juan Redón les invitó a todos a cenar. Quedaron que les enviarían las fotos. Cuando salió el tercer Kink, con su trabajo publicado, otros artistas empezaron a enviarles material. Recuerdan la emoción de recibir los mails de Slava Mogutin, de la fundación de Bob Mizer, de Thomas Dozol, de Gary Lee Boas…”

Slava Mogutin. Imagen cortesía de Espai Tactel.

Slava Mogutin. Imagen cortesía de Espai Tactel.

En la muestra expositiva Guest List se recopilan trabajos en Polaroid de algunos de los fotógrafos partícipes en Kink, reunidos en Cuaderno un nuevo proyecto de Kink. Un proyecto que contará con la colaboración de artistas que utilizan la fotografía, la pintura, escultura, entre ellos hay ilustradores y escritores. Artistas como Benjamin Fredrickson, Brandon Herman, Daniel Trese, Dean Sameshima, Itai Doron, Josh McNey, Paco y Manolo, Richard Sawdon-Smith, Ryan Pfluger, Slava Mogutin y Sito Mújica.

Portada de "Cuaderno". Imagen cortesía de Espai Tactel.

Portada de «Cuaderno». Imagen cortesía de Espai Tactel.

Dean Sameshima. Imagen cortesía de Espai Tactel.

Dean Sameshima. Imagen cortesía de Espai Tactel.

Itai Doron. Imagen cortesía de Espai Tactel.

Itai Doron. Imagen cortesía de Espai Tactel.

Richard Sawdon-Smith. Imagen cortesía de Espai Tactel.

Richard Sawdon-Smith. Imagen cortesía de Espai Tactel.

Paco y Manolo (Francisco Moyano, 1967 y Manuel Rodríguez, 1968) son los comisarios de esta exposición, ambos nacieron, viven y trabajan en Barcelona. Son licenciados en imagen por la Facultad de Bellas Artes de Barcelona. Sus primeras fotografías se centraron principalmente en el retrato. Muestra de ello son sus trabajos para diferentes revistas y periódicos como aB, La Luna de El Mundo, Neo2, Rock de Lux, Marie Claire, Metal, Tentaciones… En el año 2004 presentan “Common People” en Iguapop Gallery, una serie de desnudos de gente anónima. A partir de ese momento, y progresivamente, dejan de lado su trabajo para publicaciones y se centran en proyectos más personales, como “Memento Mori” o “Forgotten Dreams”. Desde entonces su trabajo tiene el desnudo como base, y gira sobre temas como el paso del tiempo, la pérdida o las relaciones del hombre con su entorno. Desde el año 2006 crean Kink Ediciones, una editorial dónde publican Kink, la revista dedicada al desnudo masculino que, además de en nuestro país, se distribuye en lugares como Alemania, Francia, Inglaterra, Australia o EEUU.

Interior de Kink. Imagen cortesía de Espai Tactel.

Interior de Kink. Imagen cortesía de Espai Tactel.

Interior de Kink. Imagen cortesía de Espai Tactel.

Interior de Kink. Imagen cortesía de Espai Tactel.

Interior de Kink. Imagen cortesía de Espai Tactel.

Interior de Kink. Imagen cortesía de Espai Tactel.

Imagen portada de Kink #20. Cortesía de Espai Tactel.

Imagen portada de Kink #20. Cortesía de Espai Tactel.

Ilustración desde los márgenes

Pansy & Lowbrow

Espai Tactel
C/ Denia 25-B, Valencia
Inauguración: viernes 8 de noviembre
Hasta el 4 de enero de 2014

“Lo comparable a la pintura y la escultura del Renacimiento o el Barroco, no es el arte de nuestras galerías, sino las imágenes de los cómics, de los carteles, del cine o la televisión”.(1)
J. A. Ramírez

Con el actual boom de la ilustración, cada vez resulta más habitual encontrar en las galerías de arte exposiciones que se acerquen a esta disciplina y sin embargo pocas veces se nos brinda la oportunidad de reflexionar acerca de su formato, su intención y sus referentes. Cabe recordar que hoy en día la ilustración ha conseguido quitarse de encima el estigma de la subsidiariedad con respecto al texto a la que parecía estar condenada y se ha superado esa visión displicente que la relegaba a un segundo plano o le otorgaba una función meramente decorativa. La ilustración es considerada hoy como una manifestación artística con entidad propia y extraño sería que alguien dudara de su capacidad para expresar una idea –propia o por encargo- a través de los múltiples recursos que ofrece la gráfica.

We can be heroes, 29’7 × 42 cm, 2013. Imagen cortesía de Espai Tactel.

Mario González, «We can be heroes». 29’7 × 42 cm, 2013. Imagen cortesía de Espai Tactel.

La muestra Pansy&Lowbrow en la galería Espai Tactel de Valencia, presenta una serie de obras que siguiendo esa idea, se defienden por sí mismas sin necesidad de un texto que las acompañe y que no decoran una idea exógena sino que son la expresión de la idea misma. Obras radicalmente distintas entre sí pero con unas características comunes muy representativas de nuestra época: 1) la puesta en valor de la cultura de popular –a menudo denostada como un sucedáneo de rango inferior y que sin embargo alberga los referentes más cercanos a sus coetáneos-, 2) la apropiación, descontextualización y reinterpretación de los iconos que esa cultura genera –imágenes que se fraguan en y se nutren de las revistas, el cómic o la publicidad- y 3) que están pensadas –sin ambages y sin complejos- para ser reproducidas en serie y distribuidas en masa.

David Sánchez, "Original / Fake". 50 x 70 cm, Print de alta calidad sobre papel Fine Art de 300 gr, 7 copias numeradas.

David Sánchez, «Original / Fake». 50 x 70 cm, Print de alta calidad sobre papel Fine Art de 300 gr, 7 copias numeradas.

Dividida en dos categorías, el concepto pansy hace referencia al grupo de pop punk Pansy Division, cuyas canciones tratan temas relacionados con la homosexualidad masculina y que a su vez toma su nombre de la flor del pensamiento para designar en argot y sin connotaciones peyorativas, algo así como “marica”. Bajo este concepto se encuadran las obras de Ricardo Fumanal, Mario González y Sito Mújica, que emplean el dibujo de factura realista y las tonalidades pastel para componer escenas amables que han sido publicadas en revistas y eventos de todo tipo: desde las naturalezas muertas y los animales casi oníricos de Fumanal hasta el enaltecimiento elegíaco de la figura masculina de González y Mújica, con efebos y maniquís posando a la manera de las revistas de moda que interactúan con la naturaleza que los rodea. Por otro lado, el término lowbrow podría traducirse –en oposición al highbrow: “lo refinado” o “de la alta cultura”- como algo “de mal gusto”(2) y recoge las más diversas influencias de los iconos de la cultura popular para revisarlos con un humor sarcástico, socarrón, violento y en ocasiones pornográfico. En este grupo, las obras de Agustín Esteso, José Punzón y David Sánchez, reflejan con cierto humor y una violencia latente, su filiación con el diseño gráfico y el cómic a la hora de crear las ilustraciones con las que copan portadas de libros, revistas, discos, camisetas y campañas publicitarias de toda clase: desde los ácidos e impactantes mensajes de Esteso plagados de referencias al diseño y la publicidad, a los dibujos surrealizantes en grafito de Punzón –anteriormente conocido como 3501- pasando por los inquietantes y sugerentes personajes de cómic de Sánchez.

"Ese moflete parte cuellos", José Punzón. Grafito, 2012-2013.

«Ese moflete parte cuellos», José Punzón. Grafito, 2012-2013.

Pansy&Lowbrow no sólo es una buena noticia para los amantes de la ilustración sino que a su vez constituye una declaración de principios por parte de una galería valiente, decidida y desacomplejada que trata de subvertir ese denunciado desapego del arte con el público de su tiempo dando cabida a una manifestación cultural que se desarrolla fundamentalmente al margen de la academia y las instituciones públicas. Una exposición que siembra la duda acerca de las jerarquías, los convencionalismos culturales y el turbio asunto de la alta y la baja cultura.

Sito Mújica, "Blake". 27,4 x 21,4 cm, Acuarela sobre papel, 2013.

Sito Mújica, «Blake». 27,4 x 21,4 cm, Acuarela sobre papel, 2013.

 

Notas:
(1) Ramírez, Juan Antonio; Medios de masas e Historia del arte; Ed. Cátedra, Madrid, 1976.(2) El concepto lowbrow, más que un movimiento concreto, define a una corriente muy ecléctica que tiene su origen en la California de los años 60 y que recibe la influencia de diferentes manifestaciones de la cultura popular tales como los hot rods, el surf, el cómic underground, los dibujos animados, la pornografía, la televisión o el cine de terror de serie B. A menudo –sobre todo en pintura- es utilizado indistintamente el término “surrealismo pop”.Manuel Garrido Barberá

 

Espai Tactel toma La Rambleta

Espai Rambleta
Galería Espai Tactel
Valencia
Hasta el 10 de marzo

Espai Tactel to Rambleta Two Years mean nothing

Espai Tactel to Rambleta Carlos Saez, Hell’O Monsters, Chuso Ordi, Martín López Lam

Dos años no son nada. parece una canción pero, incluso suena a amenaza. A amenaza de las buenas. La galería Espai Tactel tomará hasta el 10 de marzo Espai Rambleta para exponer qué han estado haciendo en estos primeros
meses de vida. La muestra, compuesta por nueve de los artistas que actualmente forman parte de la galería, está dirigida por Juanma Menero e Ismael Chappaz, responsables de Espai Tactel, y que han tenido sus respectivas exposiciones individuales a lo largo de estos dos años de existencia de la galería.

Carles Rodrigo y Martín López Lam

Carles Rodrigo y Martín López Lam

Desde los «garabatos» de Agustín Esteso, los cadáveres exquisitos vía net-art de Carlos Sáez, las máscaras tribales hechas con rotuladores de David Gómez Maestre, las instantáneas intimistas y delicadas de Carles Rodrigo, los dibujos macarras de Martín López Lam, los seres imaginarios «Borgianos y Bosquianos» de los Hell´O Monsters, los dibujos vectoriales y las composiciones estenopéicas de Chuso Ordi, hasta las fotos y los dibujos de Paco y Manolo & Sito Mújica. Nueve formas de entender el arte y la vanguardia filtradas por un denominador común: Espai Tactel.

Los también responsables de Tactelgraphics hacen de directores de arte, diseñadores y fotógrafos a la vez porque, «¿de eso trata ser multidisciplinar, no?» Es su forma de vida. Cuando inauguraron no sabían que forma tomaría, pero Espai Tactel es un proyecto que ha ido mutando hasta convertirse en lo que parece que es ahora mismo: una galería de arte contemporáneo, con sus artistas emergentes y consagrados, que va a ferias de arte y que ofrece una programación lo más sólida y coherente posible.

Espai Tactel to Rambleta Two Years mean nothing

Espai Tactel to Rambleta Paco y Manolo & Sito Mújica, David Gómez, Agustín Esteso y Carles Rodrigo.